Evolución de las pruebas de paternidad

prueba de paternidad

La necesidad de poder definir de forma fidedigna nuestros vínculos familiares ha sido y es un tema de gran importancia en las distintas sociedades. Antes de que existiesen las técnicas que usamos hoy en día, la clave para determinar si una persona era hija biológica o no.
Al inicio del siglo XX, diversos avances científicos posibilitaron que se produjesen avances notables en las pruebas de paternidad.

Origenes

En 1900, el biólogo austríaco Karl Landsteiner describió el sistema de grupos sanguíneos ABO (antígenos tipo A o B). Posteriormente, unos quince años después, el naturista Gregor Mendel  propuso un patrón mediante el cual se especificaba la forma en que esos antígenos se heredan.
Alemania en 1924  fue el primer país que comenzó a utilizar los tests de paternidad mediante grupos sanguíneos. Pero no fue hasta 1937 cuando la American Medical Association aceptó este tipo de estudios.
No obstante, este tipo de tests no proporcionaban resultados realmente muy claros. La aparición del sistema RH y resto de grupos sanguíneos tampoco ofreció avances importantes en cuanto a esto. Lo mismo sucedió con el sistema HLA (Human Leukocyte Antigen).

Uso de ADN

No sería hasta 1985 cuando se describió por primera vez el uso del análisis de ADN mediante la técnica RFLP (restriction fragment length polymorphisms) para los tests de paternidad. Que se ha considerado de utilidad hasta la mitad de la década anterior, cuando se hizo estándar el uso de la hipervariabilidad natural de ciertas regiones “silenciosas” del ADN conocidas como STR (short tandem repeats).
Con este método se pueden obtener resultados superiores al 99.99% en los test de paternidad. Hoy en día continua vigente.

 

Análisis de agua para piscinas

análisis agua piscina

¿En qué consiste este análisis?

Para un adecuado mantenimiento de su piscina es importante realizar de forma periódica un análisis de su agua.

Un análisis de este tipo tiene en cuenta parámetros como:

-Alcalinidad total. Mide la cantidad de material alcalino que posee el agua (carbonatos, bicarbonatos, hidróxidos).

-Temperatura

-PH. Un valor recomendable de pH está entre 7,2 y 7,6. Son los ácidos los que nos permiten bajar el PH del agua, el carbonato de sodio y algunos otros parecidos permiten subir el PH. 
El valor del PH del agua puede modificarse dependiendo del nivel de alcalinidad que posea el agua. Si su nivel alcalino es alto, la velocidad de respuesta del agua frente a la alteración del PH será lento,  si el valor alcalino es bajo ocurrirá lo contrario.

-Dureza de calcio. Mide la cantidad de calcio y magnesio que tiene el agua en forma de sales. Una alta dureza generará depósitos que se adhieren a las paredes de la piscina, ello generará un agua más turbia. Idealmente la concentración de calcio y magnesio  debe estar entre ntre 15 y 25 ºF. La dureza del agua de la piscina se puede reducir  mediante un proceso llamado de descalcificación.

Todo este tipo de mediciones y análisis es oportuno y recomendable hacerlas por personal experto de laboratorios de análisis clínicos y en virtud de los resultados definir las tareas a realizar para obtener unos niveles adecuados en el agua de su piscina.

 

El Test Septina9

cáncer de colon

Un análisis para detectar con antelación el cáncer de colon en sangre

Hoy el cáncer de colon es la segunda causa de muerte en España, con alrededor de 25 mil nuevos casos al año. Este tipo de cáncer afecta por igual a hombres y mujeres.
Este análisis clínico que diversos laboratorios de análisis clínicos están realizando actualmente en España está demostrando un gran eficacia para detectar el cáncer de colon en sus estados iniciales, como es bien sabido en lo que respecta al cáncer, la detección precoz es determinante. Se estima que si el cáncer se detecta en su fase inicial la posibilidad de curación asciende alrededor del 90%. Por ello resulta imprescindible la estimulación y el fomentar que la población de mayor riesgo (hombres y mujeres mayores de 50) participe en programas preventivos donde se les realicen los análisis necesarios.

¿En qué consiste?

Este análisis clínico se realiza en sangre y se sustenta en detectar de forma metilada el gen Septina 9. El (mSEPT9) es un marcador tumoral genético que se encuentra en alrededor del 90% de los tumores de colon, desde donde pasa a la sangre en forma de ADN libre.
La presencia de mSEPT9 en el plasma arroja la posibilidad de que exista una neoformación relacionada con cáncer de colon.

Este test tiene diversas ventajas sobre todo a nivel de fiabilidad y comodidad para el paciente. La extracción sanguínea que se le realiza es mínima y habitualmente tendrá los resultados en una semana. Solo si estos resultados mostrasen indicadores desfavorables se procedería a realizar una colonoscopia, prueba molesta e invasiva que este test permite evitar. Sus resultados son notablemente más eficaces que los que da el cribado de fecales.
Las técnicas de cribado de heces preventivo actuales, a pesar de ser efectivas, son complejas de implementar de manera global La colonoscopia es la prueba más efectiva, pero es muy invasiva. Por otra parte, la sangre oculta en heces, además de requerir unas condiciones estrictas de
Por ello, la existencia de este test a partir de una sencilla muestra de sangre analizada en un laboratorio de análisis clínicos evitará la intervención o una toma de muestra aparatosa e incómoda para el paciente. De esta forma se puede avanzar a integrar este test de forma regular y así asegurar que cumpla su función preventiva a la hora de determinar de forma precoz la existencia o aparición del cáncer de colon.

Dudas frecuentes sobre el test de paternidad

Es indudable que dentro de las pruebas y análisis que lleva a cabo un laboratorio de análisis clínicos el test de paternidad es uno de los que se solicitan con bastante frecuencia. A pesar de ser una prueba simple conlleva una gran decisión por parte de la persona y mal que mal supone adentrarse en un mundo complejo como es el de la genética. Por ello es interesante comentar algunas aspectos o dudas habituales que existen respecto a este test.
El primer punto es sin duda la fiabilidad del test de paternidad. Hoy en día el test de paternidad ofrece prácticamente un 100% de certeza respecto a la existencia de un vínculo biológico entre padre y supuesta hija o hijo.
Otro punto importante es saber quienes deben participar en este test. Para que el test de paternidad pueda ser realizado por un laboratorio de análisis clínicos es necesario que participen el presunto niño o niña, la madre y lógicamente el padre. Si por cualquier circunstancia la madre no estuviese presente, el test también se podrá hacer pero serán necesarios análisis clínicos adicionales.
Muchas personas que quieren hacerse esta prueba tienen dudas respecto a si existe alguna edad a partir de la cual puede hacerse. La respuesta es no. Un laboratorio de análisis clínicos puede realizar esta prueba en cualquier momento ya que ésta se basa en ADN por lo que incluso puede hacerse con un bebé. El método más popular es el hisopeado bucal, un sistema extremadamente simple e indoloro lo que permite realizarlo incluso con recién nacidos.
Un laboratorio puede hacer el test de paternidad incluso si el padre ha muerto o está ausente. En este caso el análisis se haría con material genético extraído de un familiar directo del padre como por ejemplo hermanos  o su propio padre.
Otro punto interesante es la durabilidad de las muestras de material genético extraído. Si un laboratorio posee las condiciones de almacenamiento adecuado, estas muestras de ADN pueden ser almacenadas a lo largo de varios años.
En muchas películas se ve cómo se hacen estudios genéticos a partir de un cabello. Mucha gente se pregunta si es posible que una laboratorio realice la prueba de paternidad usando simplemente un pelo, la respuesta es sí. Pero es importante mencionar que en este caso es importante que el estudio se haga con un cabello recién extraído y con su raíz. La raíz es necesaria para obtener resultados fiables. Los laboratorios de análisis clínicos poseen técnicas muy avanzadas en el análisis de ADN pero siempre es conveniente que las muestras sean buenas y estén  en óptimas condiciones, ello es lo que permitirá que los resultados sean certeros.

Análisis clínicos. El Test de Alcat

El Test de Alcat es una prueba que determina a qué alimentos es sensible la persona y en su caso evalúa la conveniencia de regularlos.

Esta prueba se hace como complemento a otros estudios, no tiene un carácter único ya que no puede hacerse sobre todos los alimentos. .
El Test de Alcat puede resultar de gran utilidad para detectar posibles alimentos nocivos en personas que ya puedan tener una propensión alérgica a ellos.
Existen diferentes grados de intolerancia que se modifican por cambios en los hábitos alimenticios, niveles de estres, problemas
médicos, situación nutricional, nivel hormonal, cambios de estación y otros factores que afectan el sistema inmunológico de
cada organismo. El resultado de su test está dividido en cuatro áreas agrupadas por colores.

Rojo:
Intolerancia severa y deberán ser evitados por completo por un mínimo de 3 a 6 meses.

Naranja:
Estos alimentos indican una fuerte intolerancia y deberán ser evitados estrictamente por un mínimo de 3 meses.

Azul:

Esta se subdivide en cuatro grupos.

1
Determinado a partir de si ha habido Cándida Albeans. De ser así, se eliminarán todos los alimentos que la potencien.

2
Determinado a partir de si hay alergia al glutén. De ser así, se eliminarán todos los alimentos que sean nocivos.

3
Determinado a partir de si hay alergia hay intolerancia a la caseína. De ser así, se eliminarán todos los alimentos que puedan contener esta sustancia.

4
Este grupo se incluiye los alimentos que debe evitar por la semenjanza en sus enlaces químicos con alimentos existentes en la
lista de reactivos positivos. Por ejemplo, alérgico a la leche, deberá evitar el queso.

 

Verde:

Alimentos que no presentan intolerancia y se aconseja consumir de forma rotativa.

 

Análisis clínicos para determinar el sexo del bebé (Detesex)

Entre las pruebas más habituales que podemos encontrar en los laboratorios de análisis clínicos está la consistente en determinar el sexo del bebé.

Este un tipo de análisis común, cuándo debe hacerse y en qué consiste, son aspectos importantes a conocer.

Hasta hace no mucho un método habitual para determinar el sexo del feto era la biopsia de vellosidades coriales (CVS), realizada en el primer trimestre. A pesar de considerarse eficaz entrañaba algunos riesgos. Otro de los métodos ampliamente conocidos es la ecografía pero este estudio solo es válido a partir del segundo trimestre de embarazo.

Hoy por hoy el análisis clínico basado en la detección de DNA fetal libre de células en la sangre, abre la posibilidad de dar un diagnóstico eficaz.

Este análisis se realiza en la octava semana de gestación, momento en el cual el porcentaje de ADN fetal circulando por la sangre materna es de aproximadamente un 6%. El análisis permitirá la determinación del sexo del bebé y también la identificación de su grupo sanguíneo.

El proceso de determinación del sexo del bebé consiste en la extracción de una muestra de sangre a la madre una vez que ha cumplido la octava o incluso novena semana de gestación. El protocolo es igual al que se realiza en un análisis de sangre convencional. A través de un ensayo de carácter molecular, el laboratorio de análisis clínico pertinente realiza la identificación de los genes identificadores de un varón, en caso de ser hallados, lógicamente se concluirá que el sexo del bebé es masculino, de no ser así, por descarte el análisis revela que el sexo del bebé es femenino.

Es importante insistir en que esta prueba arrojará resultados fiables solo a partir de la octava o incluso novena semana de embarazo. En caso de duda sobre por parte de la madre será conveniente que primero se haga una ecografía a fin de determinar exactamente cuanto es su tiempo de gestación.

Este análisis puede hacerse a cualquier mujer embarazada que decida conocer el sexo de su bebé con prontitud, por circunstancias puntuales o porque existan antecedentes familiares de enfermedades de transmisión sexual u otras como la hemofilia.

La prueba se conoce habitualmente como Detesex y su coste medio en España puede oscilar entre los 80 a 130 euros. Se comenta que su margen de fiabilidad es del 98%. Ya es cuestión de los padres valorar la conveniencia de realizar este análisis, quizá como comentamos, sea de utilidad en caso de riesgo de enfermedades hereditarias. No obstante, cualquier tipo de pruebas de esta índole es importante comentarlas previamente con su médico a fin de obtener una opinión profesional que mida la pertinencia de realizar o no la prueba.

 

 

 

El test de Alcat

Hoy en día debido a la gran cantidad de trastornos gastronintestinales y afecciones dermatológicas, originados según los profesionales, en gran parte por nuestro estilo de vida, los laboratorios de análisis clínicos han ampliado su espectro analítico y han entrado en el mundo de la nutrición. Prueba de ello es el cada vez más popular Test de Alcat o test de intolerancia alimentaria. Este test se basa en la detección de la intolerancia que pueda tener el sujeto ante determinados elementos.

No obstante, es inetersante diferenciar entre intolerancia y alergia en relación con los alimentos. La alergia provoca una reacción muy rápida una vez ingerido el alimento. Por su parte la intolerancia, genera una acción retardada que se traduce en diarreas o trastornos digestivos diversos.

El Test de Alcat se basa en el análisis clínico de la destrucción celular sanguinea producida en el paciente cuando consume ciertos alimentos.

Este es un test altamente demandado en personas con problemas de obesidad. La base es la detección de los alimentos que el organismo tolera o asimila mal para posteriormente construir una dieta que los suprima. Su abstención debe ser complementada de un proceso de regeneración de la pared intestinal.
Eso se realiza mediante asimbióticos, regeneradores y cicatrizantes algunos muy conocidos como el Aloe Vera, que además de sus propiedades nutricionales tiene un alto poder cicatrizante. También es fundamental restablecer el equilibrio del organismo a través de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Es muy importante valorar la intolerancia a un alimento dentro de la historia clínica del paciente.

Una vez que el tratamiento regenerador y restablecedor da frutos se puede progresivamente permitir el consumo de alimentos excluidos de la dieta y analizar cómo responde el organismo.

La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.