La Rioja

img
Fecha: septiembre, 2012
Animales estresados
Rosa Roldán 27-09-2012 | 7:18 | 0

Ayer durante la entrevista de Cadena Ser, me preguntaban sobre mi trabajo y, si realmente había tantos problemas de convivencia entre animales y humanos como para justificar la necesidad de los educadores y terapeutas. A los que me escuchasteis y me conocéis, creo que no os sorprendería la respuesta. Las personas somos capaces de pasar nuestro estrés a nuestros compañeros de cuatro patas. Parece mentira, porque ellos no madrugan para ir a trabajar, ni corren porque no llegan a una cita… pero, perciben nuestro estrés y también lo sufren, a su manera, con diversas consecuencias.

El estrés (del inglés stress, ‘tensión’) es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada.

El estrés es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia, a pesar de lo cual hoy en día se confunde con una patología. Esta confusión se debe a que este mecanismo de defensa puede acabar, bajo determinadas circunstancias frecuentes en ciertos modos de vida, desencadenando problemas graves de salud.

Sin estrés no podríamos vivir. No tendríamos la necesidad de cumplir compromisos, llegar a la hora, hacer la compra para tener comida en casa ….. Los mecanismos psicofisiológicos de la respuesta del estrés juegan un  rol primordial en el proceso de adaptación y supervivencia.

Existen dos tipos de estrés: el estrés agudo y el estrés crónico. El estrés agudo es una respuesta necesaria y sana de afrontar un estímulo, en la que de manera puntual se activan una serie de mecanismos por parte del sistema nervioso y endocrino. Esto puede incluso en ocasiones salvar la vida del animal, por ejemplo un animal que es perseguido por un depredador, y necesita correr como nunca antes había corrido. El incremento de ansiedad, cortisol, adrenalina y otras hormonas generadas durante una situación de estrés es esencialmente protectora  y de mantener el equilibrio homeostático.

Las situaciones de estrés agudo requieren del consumo de gran energía por parte del animal, y tras dichas situaciones debe haber un periodo de calma adecuado para que el animal se recupere.

El problema viene cuando el animal sin llegar a recuperarse de la primera situación de estrés, se enfrenta a una segunda, y sin haberse recuperado de esta segunda a una tercera…el estrés se convierte en crónico. El animal vive en un estado casi permanente de alerta, y tiene una producción de cortisol y adrenalina superior a los valores normales lo que produce efectos secundarios que repercuten en la salud del animal.

Cuando la secreción de cortisol es muy alta, el cuerpo se prepara para hacer frente al estrés. A medida que el estrés continúa, la serotonina, la noradrenalina (NA) y la dopamina se van agotando. Al agotarse la NA, se agota la función endorfina (que alivia el dolor).

 

Si la NA se inhibe, el cuerpo bloquea el gato de energía y se desconecta. Si la NA continua descendiendo, el cuerpo se bloquea totalmente.

El estrés afecta o altera a:

  • Capacidad de concentración. Crecen las emociones.
  • Aprendizaje. Se aprende menos.
  • Emociones. Casi siempre las exagera.
  • COMUNICACIÓN.
  • Experiencias
  • Aprendizaje

Cuando hay estrés, todo lo que el cerebro inventa en función de los aprendizajes anteriores, se convierte en amenaza.

Normalmente en estos casos el umbral de agresividad y miedo disminuyen, por lo que estas reacciones se desencadenarán con mas facilidad frente a estímulos cada vez menores. Los animales se vuelven mas reactivos con todo lo que ocurre a su alrededor y se sobreexcitan en situaciones que antes no les alteraban.

El coste energético para mantener este estado de emergencia es tan alto que es necesario utilizar recursos destinados a otras funciones orgánicas, como son el crecimiento y el correcto funcionamiento del sistema inmunológico. El pelo esta deslucido, el animal adelgaza y se ve desmejorado. La capacidad de aprendizaje y la memoria están reducidas, en contrapunto a la respuesta al dolor y los periodos de vigilia, que son cada vez mayores.

Existen numerosos motivos que generan estrés, como son: Ejercicio físico excesivo o inadecuado, hambre, miedo, dolor, angustia, hacinamiento en perreras, encierros prolongados, baja estimulación psicológica, manipulaciones inadecuadas, inmovilización.

Para solucionar un problema de estrés crónico es fundamental seguir unas pautas de reducción del estrés acompañados de una buena alimentación. En estos casos, es fundamental contar con la ayuda de un profesional que realice la correspondiente terapia. Estas intervenciones suelen llevar un tiempo pero con la colaboración imprescindible del propietario y una dosis de paciencia se obtendrán excelentes resultados.

Ver Post >
Como enseñar a los niños a relacionarse correctamente con los perros
Rosa Roldán 26-09-2012 | 7:51 | 0

El perro es, y ha sido para muchos niños, un compañero fiel, siempre dispuesto a compartir los momentos de alegría y de tristeza, a escuchar atentamente (como no hablan, no interrumpen y no juzgan, pero entienden y prestan atención favoreciendo la confianza del pequeño).

Los perros bien educados se dejan acariciar y abrazar por sus pequeños humanos,  les secan las lágrimas con su lengua cuando algo va mal, los reconfortan….  Este amor a temprana edad, bien correspondido y canalizado, es para toda la vida y hace que, nuestros niños al crecer, sean adultos respetuosos,  responsables y con mejores sentimientos.

Nuestra misión como adultos, es velar para que  la relación entre el perro y los niños esté marcada por el  respeto entre ambos. Como siempre, la clave no está en las prohibiciones, sino en la supervisión (tres veces supervisión como dice Jaime Vidal “Santi”) y la educación. Por eso, debemos enseñar a los niños cómo acercarse, saludar e interactuar de manera segura con el perro.

Aquí van algunas recomendaciones para los peques de la casa:

  • Camina de manera calmada y relajada en el momento de acercarte al perro. En otras palabras, los niños NO deben acercarse corriendo hasta el perro, ya que podrían asustarlo.
  • Saluda a la persona que camina con el perro y pregúntale si puedes acariciarlo. Ella te dirá si al perro le gusta o no.
  • Cuando te  hayan dado permiso para saludar al perro, asegúrate de no inclinarte mucho sobre él. Mantén tu cuerpo de lado y  acarícialo de manera suave y amable. Ten cuidado de no incomodarlo con abrazos fuertes, besos  o caricias bruscas.
  • Respeta siempre el espacio del perro y no lo invadas. Debes evitar aproximarte a saludar a un perro que está dentro de un coche o que lleva un juguete, un hueso o está comiendo. Puede interpretarlo de forma errónea como una agresión.
  • No mires fijamente al perro a los ojos, ya que podría sentirse amenazado por ello. Míralo  desde el lateral y enseguida observarás, si está alegre de verte y quiere interactuar contigo. Si ves que está asustado o agresivo… por favor NO te acerques y sigue tu camino.

Ten presente que algunos perros, por muy simpáticos que parezcan,  no se sienten cómodos con niños a su alrededor, por lo que debes aprender a leer las señales de incomodidad que el perro muestra a través de su lenguaje corporal y que la mayoría de las veces por ser tan “sutiles” pasan inadvertidas o son interpretadas erróneamente.

Estas son algunas:

  • Bostezar, sin tener hambre o sueño, cuando los niños están cerca  significa que no está cómodo con la situación.
  • Girar la cara o, incluso el cuerpo, cuando lo van a abrazar, indica que el perro no quiere nada con ese niño y está pidiendo salir de esa situación.
  • Lamerse los labios, cuando los niños lo abrazan o tocan, significa que le producen ansiedad o estrés. No lo interpretes como si el perro estuviera relamiéndose de gusto.
  • Aguantar la respiración, es decir, cerrar la boca es un indicativo de que no está conforme con la situación y podría  molestarse.
  • Retirarse, por no decir huir del niño e irse a un sitio seguro, es una señal inequívoca de que no quiere interactuar con los niños.

El amor y el respeto por los perros es algo que los padres pueden inculcar en sus hijos de forma divertida y amable. Recuerda que los perros son seres vivos con su propia personalidad, gustos y tolerancias y que está en mano de todos que la relación entre ellos y nuestros niños sean lo más favorables y enriquecedoras. Con respeto, ganamos todos.

Ver Post >
Superación, amor y amistad
Rosa Roldán 25-09-2012 | 6:51 | 0

¿Habéis oído hablar de Oskar, el gatito ciego cuyos vídeos circulan ampliamente en Internet? Su historia es tan interesante y encantadora que no me he podido resistir a reproducirla.

Mick Sydlowski, su propietario, cuenta que fue una auténtica casualidad que él y su esposa conocieran a Oskar. Ambos miembros de la pareja son unos apasionados de los instrumentos de música antiguos, y ninguno pudo resistir la tentación, cuando Mick leyó un anuncio en Craigslist, ofreciendo un arpa antigua fabricada por la Compañía Oscar Schmidt.

Al llegar Mick y su esposa a la granja donde vendían el arpa, el dueño de la propiedad, les mostró un pequeño gatito marrón, el ultimo de su camada. Desde su nacimiento, el pequeño estaba completamente ciego.

El matrimonio Sydlowski se enamoró de esa pequeña bola de pelo, casi inmediatamente, pero no estaban seguros si seria conveniente llevarlo a su casa dado que, no querían molestar a su gato Klaus, que, anteriormente, ya había mostrado su descontento con un gatito que la pareja intento adoptar.

En honor el arpa, el pequeño gato fue llamado “Oskar”. Inicialmente Klaus no mostro ningún interés en convertirse el “hermano mayor” de Oskar, pero tras algunas semanas Klaus, un gato recogido de la calle con sus oídos dañados, comenzó a aceptarlo.

En la actualidad son como hermanos inseparables y, continuamente, están juntos. Klaus asumió un rol protector sobre su hermano más pequeño, evitando posibles accidentes.

Mick pensó que debido a la ceguera, Oskar podría meterse en problemas, no encontrar su caja de arena, o hacerse daño al chocar contra las cosas. Sin embargo, los otros sentidos Oskar se han desarrollado con agudeza, tal vez, compensando la falta de visión .

Oskar no posee ninguna dificultad para correr dentro de la casa, persiguiendo a Klaus, o para entretenerse con sus juguetes, principalmente las pelotas con cascabeles dentro, tal como lo demuestra el siguiente vídeo.

http://www.youtube.com/watch?v=lNpeTCEPrRk&feature=player_embedded

Si ellos son capaces de vivir de acuerdo a sus limitaciones y hacerlo de una forma plena y completa, aún tenemos mucho que aprender de ellos.

Ver Post >
Bienvenidos perros educados
Rosa Roldán 24-09-2012 | 2:16 | 0

Perrygatos inicia una colaboración con Sr.Perro a la búsqueda de aquellos establecimientos riojanos que permiten la entrada de perros educados. Sabemos que sois muchos y algunos hasta tenéis estupendos detalles con los amigos de cuatro patas. Por eso, queremos daros a conocer y que todo el mundo pueda disfrutar de vuestro buen servicio.

De momento se han sumando a la iniciativa unos cuantos comercios y ya tenemos varias peticiones más. En todos los que vayamos visitando, se dejará la identificación de “establecimiento amable” por Sr. Perro

http://www.srperro.com/

Si tienes un comercio amable con los perros educados, escríbenos a Info@perrygatos para que podamos visitarlo, tomar unas cuantas fotos y vuestros datos para que todo el mundo os conozca.

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.4149417406873.2152941.1026963093&type=1

En las fotos Floristerías Feliñarán y Zapatería Tiffanys de Logroño

 

Ver Post >
Segundas oportunidades
Rosa Roldán 20-09-2012 | 7:11 | 0

Hoy os presento a Alba. La conocí cuando llegó, recién sacada de la perrera, donde la habían llevado para sacrificar y, gracias al empeño de una gran persona, fue rescatada en el último momento. Tenía el hueso de la cadera salido. Según el veterinario, debía llevar al menos tres meses en esa situación. Ella cojeaba pero nunca se quejó. Se había acostumbrado a sufrir. Después de varias operaciones, se le ha tenido cortar el hueso del fémur. Se esta recuperando rápidamente, y ahora, necesita un hogar definitivo.

Es de tamaño mediano-pequeño, y se le calculan unos seis añitos. Al principio, se notaba que había vivido siempre en un espacio reducido, una jaula, pues le costaba enfrentarse un poco al mundo, para ella, un desconocido. Ahora disfruta con todo. Es muy mimosa y obediente. Solo quiere agradar.

Contacto para adoptar a Alba: rlsneme@gmail.com.

Si no puedes adoptar o acoger, por favor, difunde

Ver Post >