La mejor medicina

Seguro que si tienes un peludo, la situación que hoy cuento, te es familiar. Has tenido un día malo o lleno de emociones que hacen que llegues a casa sensible y con pocas ganas de hacer nada. Has tenido una pérdida de alguien querido y solo quieres llorar, o simplemente, te encuentras mal. Te sientas en el sofá y, antes de que te des cuenta, ya tienes a tu peludo (y aquí los perros y los gatos se comportan parecido) intentado consolarte, dándote la pata, colocándose encima para darte calor, acercando el hocico, lamiendo tus manos o tu cara o simplemente estando contigo. Ellos no saben qué ocurre, tan solo que ocurre algo y que necesitas de su compañía y afecto.

Y entonces, surge la magia. ¡Cómo no acariciar y hablar cariñosamente a un perro o a un gato que se te acerca cuando estás triste! Es un bálsamo increíble y que además, funciona.

Nuestro querido Logan, es de esos perros que consuelan con solo mirarle a los ojos. Tiene en torno a un año de edad y es un podenco de tamaño mediano que no crecerá más. Si quieres conocer a Logan, pregunta en Info@perrygatos.es

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.