Qué hacer cuando le llamo y no acude

Una de las consultas que más se repite es cómo enseñar al perro a acudir a la llamada y qué hacer en caso de que no nos obedezca a la primera. Para lo primero, debemos empezar a practicar en entornos tranquilos (por ejemplo en casa) donde las distracciones sean mínimas. Si empezamos trabajando la llamada en el parque donde hay muchos estímulos, es más que probable que nuestro perro encuentre interesante todo menos a nosotros.

Elige una palabra (ven o aquí me suelen gustar mucho) y úsala siempre que le llames. La forma correcta es “Lolo aquí”. Informa siempre a tu perro de lo que esperas de él. En caso contrario, lo despistarás y no querrá participar del juego.

La llamada ha de ser alegre pues buscamos la curiosidad natural del animal y, si nos mostramos felices, el perro estará deseando venir a ver qué ocurre. Llámalo una vez y espera. Nos solemos impacientar en cuanto no acude inmediatamente. Cuenta hasta 10 antes de volver a llamarlo. En estos casos, es bueno acompañarse del lenguaje gestual pues los perros son mucho más visuales que nosotros. No pasa nada por agacharnos o movernos, animando al perro, cuando estamos empezando, para hacer aún más atractiva la actividad.

Durante el paseo, llámalo muchas veces y prémialo cada vez que acuda. Cógele del collar de vez en cuando y vuelve a liberarlo inmediatamente para que siga jugando. Si solo lo llamamos cuando nos volvemos a casa, enseguida aprenderá que nuestra llamada significa fin de la diversión y cada vez remoloneará más ante nuestras demandas. Si cada vez que regresa a nuestro lado, dejamos que pase de largo sin que exista contacto físico, será difícil agarrarlo en caso necesario pues habrá aprendido a zafarse y lo considerará un juego más.

Cuando salimos a la calle las primeras veces con nuestro perro, os recomendaría no soltarlo hasta estar seguros de su respuesta. Existen unas correas estupendas de 10 y 20 metros para practicar la llamada que proporcionan distancia al perro y seguridad al propietario.

Si cuando estamos practicando en un lugar donde el animal puede ir suelto sin peligro, el perro se despista ante cualquier estímulo y hace caso omiso a nuestras llamadas, no nos enfademos con él ni con la situación, pues nuestro tono de voz le resultará agresivo y el perro aún tardará más en volver a nuestro lado. Lo mejor es movernos en dirección contraria a donde está nuestro perro para provocar la respuesta natural de seguirnos. Si lo perseguimos nosotros, estaremos jugando al “corre que te pillo”, un juego que le encanta a nuestro perro pero que, a nosotros, no nos interesa en absoluto en esos momentos.

Aunque tarde en volver, siempre que regresa a nuestro lado debemos recompensarlo. Si lo hace pronto, podemos premiar con una chuche o un juguete. Si se retrasa más, una caricia o una palabra amable bastarán. Y sobre todo, nunca enfadarnos o regañarlo por volver tarde porque, en ese caso, estaremos preparando el camino para que la próxima vez aún demore más la vuelta. Cuando nos alteramos, el perro viene de forma lenta, olisqueando, agachado y mirando hacia otro lado. Quiere calmarnos y debemos saber interpretar su leguaje. Si hacemos caso omiso a sus señales, provocaremos que se rompa la comunicación y además nos enfadaremos más sin razón.

Practica mucho, relájate y disfruta con seguridad de la relación con tu perro. Un ratito todos los días, es la clave de éxito.

Me pasan aviso de esta perrita recogida cerca del rio Ebro, cerca de la rotonda del tanatorio de Logroño (La Rioja). Es jovencita y parece cuidada. La persona que la ha encontrado, una vecina de la zona, solo puede tenerla por unos pocos días. Si la reconoces avisa al mail de contacto, por favor. Si no la reconoces pero quieres ayudar, difunde y comparte para que llegue a toda la gente posible.

colaboracionanimal@gmail.com

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.