La Rioja

img
Cuando el gato se convierte en el mejor amigo
img
Rosa Roldán | 05-02-2013 | 12:27

Aunque haya gente que se sorprenda, un gato se puede convertir en el mejor amigo del perro y del hombre. Hace unos días, leía esta noticia que habla sobre un gato que hace las veces de lazarillo de un perro ciego:

http://www.schnauzi.com/gato-callejero-se-convierte-en-guia-de-perro-ciego/

Los gatos son extremadamente sensibles y, aunque llevan mucho menos tiempo que el perro, conviviendo en sociedad con el hombre, y eso se nota, cada vez hay más gatos que buscan el contacto, las caricias y el afecto de una familia. Ya no son los seres independientes y traicioneros que nos vendían las leyendas, que tan mala fama les ha dado y tantas desgracias les ha propiciado.

Como compañeros de piso, no son nada exigentes. No necesitan salir a pasear y con unas mínimas pautas son felices, incluso en pisos pequeños convenientemente adaptados.

No hay mejor momento al terminar el día que tumbarme un rato en el sofá a leer o ver la tele y disfrutar de la compañía de mis gatos. Vienen a ronronearme, lamerme o a abrazarse a mi cuello. A darme cariño y a dejarse querer, todo a partes iguales.

Kundo es uno de esos gatos de colonia que ha vivido toda su corta vida en libertad. Muchos pensaréis que estaba en el paraíso pero, un gato tan sociable como él en la calle, es carne de cañón de las malas intenciones.

Todo el afán de Kundo es agradar, frotarse contra tu ropa para que sepas que está ahí, mendigar una caricia y dejarse querer. Ha sobrevivido a su suerte los seis meses y poco que tiene y ya no se podía mirar a otro lado. Demasiados peligros para un gato que se va detrás de todo el mundo.

Ahora está en acogida y buscamos un hogar definitivo para él. Busca compañía y afecto que es precisamente lo que ofrece.

Si quieres conocerlo, pregunta en Info@perrygatos.es