La Rioja
img
Fecha: noviembre, 2015
Diferencias gustativas en perros y gatos
Rosa Roldán 30-11-2015 | 5:17 | 0

¿Te has preguntado alguna vez porqué lo perros no suelen hacer asco a casi nada mientras que los gatos, se empeñan en olisquear y estudiar concienzudamente cualquier alimento nuevo?

 

Si vives con perro y gato, seguro que te has dado cuenta que, si dejas caer un trozo de comida al suelo, lo más probable es el que el perro se lo coma rápidamente sin pararse siquiera a olerlo. Si, por el contrario, el que está cerca en ese momento es el gato, seguramente se acercará, olisqueará el bocadito y, o bien permanecerá indiferente, o bien se lo llevará para disfrutarlo a solas en otro lugar.

 

Según un nuevo estudio hecho por genetistas del Monell Chemical Senses Center en Filadelfia, este comportamiento tan quisquiloso, está vinculado al sentido del gusto que es lo que les permite a los animales diferenciar entre alimentos nutritivos y otros dañinos para su salud, concretamente, al detectar el sabor amargo.

 

Según este estudio, los receptores para detectar el sabor amargo, permiten a los gatos identificar potenciales toxinas en los animales que pueden llegar a cazar (ranas, sapos u otras presas con compuestos tóxicos en el cuerpo o en la piel).

 

Aunque los perros, y otros mamíferos como los osos polares o los hurones, también disponen de estos receptores para percibir el sabor amargo, muchas veces resultan menos eficaces puesto que, de acuerdo a investigaciones previas, los de los gatos se demuestran particularmente sensibles a los compuestos amargos.

 

También es posible que sean más sensibles a las sustancias químicas que los perros y que puedan detectar un mayor número de compuestos amargos.

 

http://www.monell.org/research

 

IMG_4908

Ver Post >
Razones por las que tu perro se vuelve loco de alegría cuando llegas a casa
Rosa Roldán 26-11-2015 | 9:14 | 0

Para los humanos puede resultar difícil de entender por qué se alegra tanto su perro cuando llega a casa pero, realmente, es que tienen muchas cosas que celebrar. Ya no están solos, empieza la diversión, el paseo, la atención y, en muchos casos, llegamos llenos de olores y aromas que despiertan la curiosidad de nuestros compañeros peludos.

 

Aunque a priori choque con nuestra forma de ver las cosas, no debemos perder de vista que el ritual de saludo, es esencial para los perros y forma parte de su forma de ser y de obtener información del entorno. Los estudios de Gregory Berns, catedrático de la Emory University School of Medicine de Atlanta, avalan esta afirmación.

 

Los perros tienen vestigios genéticos de sus ancestros lejanos, los lobos. Cuando salían a cazar, al volver a la ‘guarida’ los cachorros recibían a sus padres lamiendo sus hocicos. Esta conducta, además de ser un saludo, estimula a los padres a regurgitar alimento para sus crías, conducta que se mantiene en la actualidad entre progenitores y sus camadas. Los cachorros buscan atención y alimento de sus padres lamiendo sus hocicos.

 

¿Qué significa entonces cuando nuestros perros nos lamen el rostro? No necesariamente buscan comida pues ya tienen la necesidad cubierta. En realidad se trata de un saludo, un gesto de familia, un recibimiento y una demanda de atención pues llevan esperándonos un buen rato para empezar la diversión. Aunque nosotros no regurgitemos comida para ellos y no respondamos con alimento cuando nuestros perros “nos dan besos”, para ellos el saludo, es parte de un ritual y una muestra de afecto.

 

Cuando saltan, tratan de lamer la cara al estilo de los cachorros con sus padres. Aunque en esencia es una forma de saludo, además, buscan “estudiarte” y olerte para saber dónde has estado y qué has hecho. Tienen curiosidad. Si has estado con otros perros o has comido algo, por ejemplo, es más que probable que se empleen en la tarea con más intensidad.

 

Si queremos liberar de estrés a nuestros perros, debemos responder a sus saludos (de forma apropiada a cada caso para no fomentar malos hábitos). Esto choca frontalmente con todo lo que hasta ahora habíamos leído en los casos de ansiedades que recomendaban “ignorar” al perro, cosa que puede resultar cruel e injusta a los ojos del perro. Todo en la vida, ha de hacerse con moderación y en su justa medida.

 

En ningún caso existe una necesidad especial de permitir al perro que nos chupe la cara si no nos gusta –aunque, según algunos científicos, es bueno para nuestra salud–. Sin embargo puede resultar recomendable enseñar al perro a discriminar para evitar disgustos con visitas que se sientan poco inclinadas a los besos perrunos.

 

Con paciencia y entrenamiento, podemos enseñar a nuestros perros a saludarnos de otra forma (evitado además que se suba a nosotros). Lo importante es que entendamos que para los perros el ritual de saludo es muy importante. Y no podemos obviarlo.

 

Buzz es un perro genial. Tiene unos tres años y fue rescatado de la perrera. Está recuperado y ahora busca hogar. Cariñoso y muy sociable, se lleva bien con todo el mundo, perros y gatos incluidos. Le encanta saludar y estar en todas las salsas.

 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com .

 

Foto cortesía de Huellitas Fotografía

 

12189858_10206695306594439_5369768489156890042_n

Ver Post >
Caminando a la manera de los perros
Rosa Roldán 25-11-2015 | 10:00 | 0

Los perros no suelen ir de frente hacia otros perros o personas. De hecho, si les dejamos elegir, si van sueltos o con una correa larga, tomarán una distancia prudente para “estudiar” al nuevo desde lejos y, mejor aún, lateralmente para hacerse una idea de las intenciones. En este vídeo podemos ver el efecto anímico que tiene en el animal los acercamientos “correctos” e “incorrectos” según el criterio perruno.

 

¿Qué sucede con la frecuencia cardíaca perros cuando un paseo extraño en una curva hacia el perro?

 

Pulse Project

Ver Post >
Qué regalar a tu gato
Rosa Roldán 23-11-2015 | 8:44 | 0

Muchas veces, los regalos que más agradecen nuestros felinos de casa, son los más sencillos, baratos y fáciles de conseguir. En invierno, una simple manta sobre el radiador se convierte en una estupenda cama para ellos y una caja de cartón con un cojín o mantita en el interior en un acogedor refugio, sobre todo, si también está cerca del calor puesto que, no debemos perder de vista que, por su origen desértico, los gatos toleran mucho mejor que nosotros el calor y agradecen estar cerca de él.

Dalton y Vozka son dos de los peques tutelados por Defensa Animal del Norte. Como todos los gatos adoran, las cajas, las mantas y el calorcito además de la compañía. Se llevan bien con otros gatos y con perros.

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

IMG_7344

Ver Post >
Aprendiendo sobre señales de comunicación
Rosa Roldán 17-11-2015 | 8:53 | 0

Algo más sobre comunicación canina: Normalmente, cuando hay algo que estresa o incomoda a tu perro, puedes observar, entre otros posibles comportamientos, que se lame los labios y/o la nariz.

Este video (que aunque en inglés se entiende muy bien), analiza dos formas distintas de lamerse los labios. En la primera forma hay stress o incomodidad en el perro, y en la segunda, mucho menos expresiva y ágil, en la que incluso el perro enrolla un poco la lengua, hay satisfacción y confort.

Todo esto nos obliga a mirar cada situación en su contexto a fin de poder interpretar de forma adecuada qué nos quiere decir nuestro perro y actuar en consecuencia. De esta manera nos evitaremos disgustos y avanzaremos en la sintonía, confianza y compenetración necesarias en la convivencia diaria.

Tras una situación de estrés es muy probable que el perro la de por finalizada sacudiendo todo el cuerpo como si se quitara agua. Es una buena manera de poner punto final, “desprenderse del mal rollo” y pasar a otra actividad.

El video es este:

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=kMirei9-n18

 

11907169_903080229761819_6664728879672245411_n

Ver Post >