La Rioja

img
Categoría: Consejos
Ejercicio físico y mental para tu cachorro

En la educación del cachorro tan importante es el ejercicio físico como el mental. Además de salir a pasear, es importante ir introduciendo pequeñas habilidades. Muchas las conocen de manera innata como sentarse o dar la pata y es relativamente fácil ponerlas bajo una señal verbal o visual que el perro reconozca.

Además, es recomendable aprender a relajar al animalito, enseñarle a esperar de forma tranquila a la siguiente actividad y no anticipar conductas a cambio de premios o caricias. Así evitaremos juegos inadecuados y mordisqueos compulsivos por excitación.

http://www.perrygatos.es/perros/escuela-de-cachorros/

Muchos objetos de casa, se pueden convertir en juguetes interactivos para nuestros perros. Solo necesitas un poco de imaginación. En este post encontrarás estupendas ideas para pasar divertidos ratos con tu cachorro.

http://www.perrygatos.es/art%C3%ADculos/notas-de-inter%C3%A9s-sobre-perros/juegos-de-perros/

Zoe tiene tres meses y necesita un hogar. Está en acogida mientras llega su hogar definitivo y convive con niños con los que se lleva estupendamente

Contacto: Bea 637315922 o Marian 654 48 75 62

Ver Post >
Menos palabras con tu perro y Asia buscando hogar

En la relación con nuestro perro, abusamos de las palabras demasiadas veces, cuando en realidad, el lenguaje hablado suele ser de escasa utilidad para el animal. Cuantas veces te has sorprendido repitiendo aquello de “Toby sienta, sienta, sienta…. que te he dicho que sientes…” Así conseguimos como mucho que el perro aprenda que, sentarse, implica que repitamos la señal cinco veces.

Si estamos iniciando un nuevo ejercicio, es preciso establecer una vía de comunicación entre nosotros, de forma que el perro reciba el mensaje de forma clara e inequívoca y el lenguaje corporal es mucho más claro para él. El vídeo que ilustra esta nota explica claramente cómo ve el mundo nuestro perro y, lo que es mejor, como nos ve a nosotros. Ya lo hemos usado anteriormente pero es un trabajo de gran calidad que merece la pena recuperar.

En definitiva, lo que viene a decir es que podemos moldear la conducta del animal mediante actos o señales y no con tantas palabras. Los perros son mucho más visuales que nosotros y un simple gesto es para ellos mucho más comprensible.

https://www.youtube.com/watch?v=D2-jNjwLWxI&hd=1

Asia aún tiene mucho camino por delante. Rescatada de la perrera, empieza a conocer el mundo y a confiar en las personas. En las fotos, Asia conociendo a los felinos Félix y Kety también en adopción…

Si quieres ayudar apadrinando o adoptando a cualquiera de ellos, escribe a dan.asociacion@gmail.com

Ver Post >
El peligro del calor y una galga en adopción

Uno de los peligros más graves a los que se encuentran expuestos nuestros animales durante la época estival es el denominado golpe de calor.

 

Los perros no pueden regular su temperatura mediante el sudor pues carecen de glándulas sudoríparas extendidas por el cuerpo como en el caso de los humanos. Ellos sólo pueden regular su temperatura mediante los jadeos y el sudor que eliminan por las almohadillas de sus patas. En los días de mucho calor o en los traslados en coche, esta regulación puede no ser suficiente y se presenta el temido golpe de calor, que puede resultar mortal, pues acaba con las reservas de azúcar y sales del cuerpo del perro. La temperatura corporal sube hasta producir un fallo en el centro de la termorregulación del cerebro y a partir de aquí es imposible controlar la temperatura que sigue subiendo, entrando rápidamente en coma y muriendo. El “golpe de calor” puede acabar con nuestro perro en pocos minutos!

http://perrygatos.es/artículos/colaboraciones-con-publicaciones/golpe-de-calor/

Gilda, la preciosa galga protagonista de hoy, fue encontrada abandonada en medio de la carretera. Ahora esta a salvo, pero necesita urgentemente acogida o adopcion.

Si puedes acoger o adoptar a Gilda, escribenos a dan.asociacion@gmail.com  o si eres de Madrid y para adopciones Internacionales a dan.asociacion.madrid@gmail.com

Ver Post >
Cuidados del gato en acogida y unos peques buscando hogar

Son muchos los gatitos recogidos en las últimas semanas así que hoy, os dejo unos cuantos consejos sobre cómo actuar:

  • Lo primero, fuera nervios. Es importante estar tranquilos, relajados, y comprobar que el animal también lo está.

  • Los gatos oyen increíblemente bien. No hace falta gritarles, aunque preparen alguna trastada.

  • Dejar que siempre sea el gato el que inicie el contacto. Tendemos a poner las manos rápidamente sin conocer al animal y eso es una descortesía por nuestra parte. Debemos permitirle que nos huela y se frote contra nuestra mano en señal de aceptación. Si no lo hace, nunca forzar el contacto.

  • Respetar sus horarios de sueño. No despertar a los gatos cuando duermen.

  • Jugar de forma adecuada y nunca con las manos.

  • Nunca pegar a un gato de acogida.

Preparando la casa al modo felino:

Una vez en casa, es necesario proveerle una zona segura (libre de peligros) donde debe permanecer cuando no esté supervisado, sobre todo al principio, que incluya:

  • Zona de descanso. Para ello le proporcionaremos una cama, con techo preferentemente. A veces, nuestro gatito nos sorprenderá, dejando de lado la estupenda camita de lujo que le hemos comprado, e inclinándose por nuestra cama, nuestro sofá o la estantería más alta a la que pueda llegar. Que no nos extrañe. Muchas veces, su transportín o una simple caja de cartón con una toalla pueden ser camas estupendas.

  • Zona de alimentación. Un bebedero y un comedero, preferiblemente de acero inoxidable y, por supuesto, alejados de la bandeja sanitaria.

  • Zona de eliminación. Para ello elegiremos una bandeja sanitaria de bordes bajos (alejada del comedero y el bebedero). Debe ser lo suficientemente amplia como para que el gatito, cuando crezca, quepa entero y pueda moverse dentro con facilidad. Son muchos los gatos que rechazan la bandeja por ser demasiado pequeña o incomoda.

  • Zona de juego que, enriqueceremos, con juguetes apropiados y, muy importante, un rascador estable donde pueda afilarse las uñas, estirarse y escalar. El rascador debe ser firme y estable. No suelen servir aquellos que se cuelgan de las puertas, puesto que, si se mueve o se desestabiliza durante su uso, el gatito jamás volverá a usarlo.

Se puede favorecer la aceptación de la bandeja tomando las siguientes medidas:

  • La bandeja debe ser, preferiblemente, descubierta, de bordes bajos y de tamaño suficiente para favorecer la entrada y salida del gatito.

  • Los desechos deben ser limpiados diariamente y toda la arena debe ser reemplazada al menos 1 vez por semana.

  • La bandeja sanitaria, siempre debe estar alejada del comedero y del bebedero, en lugares tranquilos y de fácil acceso para el gato.

  • Debe haber suficiente cantidad de bandejas para el número de gatos.

Los gatos están “programados” para usar la bandeja. Cualquier uso inadecuado, debe ser tenido en cuenta, pues puede deberse a diversos motivos que deben ser revisados cuanto antes.

Por último y no menos importante, es necesario visitar al veterinario cuanto antes para descartar enfermedades y programar el calendario de desparasitaciones y vacunaciones, de forma que garanticemos la salud de nuestro gatito.

Los peques que ponen cara al post están en adopción. Fueron recogidos hace algunas semanas y están en acogida a la espera de hogares definitivos. Son limpitos y educados y han sido bien socializados por lo que son compis perfectos para casa.

Contacto: cherasy@hotmail.com

Ver Post >
Sentando las bases para una buena convivencia felina

Para cualquier propietario la máxima preocupación es que, su gato tenga todo lo necesario para ser feliz, aun sabiendo que el entorno doméstico puede resultar, en ocasiones, poco estimulante para él.

Para que nuestro pequeño pueda desplegar todas sus habilidades, debemos poner de nuestra parte, para dotar nuestro hogar de todo lo necesario para que el gato practique conductas habituales en el medio natural como son la exploración y la búsqueda de alimento y que resultan absolutamente necesarias para su bienestar psicológico.

Es importante aumentar su espacio, hasta hacerlo tridimensional. Para ello podemos colocar rampas, estantes, plataformas, rascadores, escaleras… Hay opciones para todos los bolsillos y aunque pensamos que ya tienen bastante espacio, renovarlo de vez en cuando es bueno, ya que fomentará la curiosidad natural por los sitios nuevos.

Suelen gustarles los lugares altos para vigilar todo y refugiarse, si lo necesitan, ya que les proporciona sensación de seguridad mientras cotillean lo que pasa a su alrededor.

Si optamos por instalar un rascador, éste debe ser firme y estable, puesto que, si se mueve o se desestabiliza durante su uso, jamás volverá a usarlo.

Si además lo instalamos cerca de las ventanas, tendremos a un gato de lo más informado de todo lo que ocurre en el barrio.

Cosas normales en ellos pero molestas para nosotros.

Un gato siempre es un gato y debemos ser conscientes que, hay determinadas conductas que, aun siendo totalmente normales para él, pueden ser molestas para nosotros, pero que jamás deben ser castigadas, aunque sí se pueden tomar medidas para prevenirlas o reducirlas.

Mi gato me muerde ¿Por qué lo hace?

 Esta es una de las consultas más repetidas en el caso de los gatos pero, lo cierto es que no hay una sola respuesta y deberemos tomarnos nuestro tiempo para encontrar la más adecuada a cada situación. Cuando un gato muerde, puede ser por muchos motivos pero no debemos perder de vista que por naturaleza, es un animal cazador y como tal, uno de sus juegos preferidos es el del acecho y la caza. Debemos conocer la forma de fomentar este juego, desde la llegada del animal a casa, de una forma agradable para nuestro amiguito, pero segura para nosotros.

 

 Cuando el juego se convierte en agresión

Cuando llega un gatito a casa, nunca debemos acostumbrarle a jugar con nuestras manos pues, por gracioso que nos parezca al principio cuando los dientecitos de leche apenas son agujitas, se convierte en un juego peligroso cuando el animalito crece. Para el gato adulto sigue siendo un juego que, además, no entiende que nos enfademos por algo que nosotros mismos hemos consentido.

Aunque cada gato tiene sus propios gustos, en general a la mayoría les gustan aquellos juguetes que simulan pequeñas presas, fácilmente transportables y ligeros, como por ejemplo, ratones o pelotas blanditas que pueden atrapar con la boca y las garras.

También suele gustarles que hagan ruido cuando se los toca, aunque hay algunos que rehúyen este tipo de juguetes. Todo es cuestión de probar.

 

Caricias que matan

 Si estás acariciando a tu gato mientras lees o ves la televisión y, de repente se cuelga de la mano con uñas y dientes, lo mejor es quedarse inmóvil puesto que, al menor movimiento, se podría desencadenar un ataque de verdad. En poco tiempo, el gato pierde interés y se aleja.

Al estar inmersos en otra actividad, nos hemos perdido todos los avisos del gato (A todos nos pueden gustar las caricias pero el exceso, cansa). La clave suele estar en la cola puesto que si empieza a moverla de un lado a otro, es el momento ideal de parar la sesión. Cada animal tiene su propio nivel de tolerancia y, es nuestra responsabilidad conocerlo y respetarlo.

El vientre de los gatos es una zona hipersensible. Es raro que un gato soporte durante largo rato las caricias en esa zona, probablemente porque es la región más vulnerable del cuerpo felino. No debemos olvidar que un gato que se tumba sobre el costado, tiene todo el arsenal felino (boca y garras) dispuesto para defenderse en caso de que lo considere necesario. En gatos que no conocemos, nunca deberíamos rascarle la barriga aunque nos la ofrezca.

Si es tu gato y compruebas que, mientras lo acaricias, se relaja y estira las patas mientras ronronea, puedes seguir un poco más pero sin pasarte en la presión sobre los laterales y el vientre.

Si, de repente, deja de ronronear, se encorva, dilata las pupilas o agacha las orejas, es mejor que dejes la sesión de caricias para otra ocasión pues, si no paras inmediatamente, seguramente tu gato te lo hará saber de una forma desagradable.

Cazando la comida….

 Nuestro gato doméstico realiza varias pequeñas comidas repartidas a lo largo del día (entre 18 y 20 tomas diarias, es decir, el equivalente a unas 15 presas pequeñas). En la naturaleza, debería “emplearse” a fondo en cazar la comida pero en casa, lo tienen mucho más fácil.

Como resultado, hay gatos que desarrollan cierta ansiedad por la comida e incluso pueden padecer de obesidad.

En el mercado podemos encontrar un montón de juegos que estimulan la inteligencia y el movimiento de nuestro gato: Circuitos, tententiesos, bolas que se pueden rellenar con comida y precisan del movimiento para extraer el pienso… De esta manera, estimulamos la conducta de caza y exploración del animalito mientras se gana la comida.

 

 Resumiendo…

El gato ha querido compartir su vida con nosotros en nuestra casa pero, para que sea feliz debemos conocer y respetar su naturaleza y poner los medios necesarios para que ambos podamos disfrutar más de la relación.

Colaboración con la Revista Especies Nº 177 (Julio-Agosto 2014)

En Agosto, tenemos preparado un taller diferente para comentar ideas, hablar de gatos y practicar en la zona felina de Guardería Lola y Zar en Cañas.

http://www.perrygatos.es/gatos/taller-enriquecimiento-ambiental/

Ver Post >
Memoria felina y Auri buscando hogar

Simplificando la definición, la memoria es la capacidad para recordar. En los gatos, esta capacidad está bastante desarrollada, pudiendo evocar ciertos sucesos del pasado. A pesar de la gran importancia que tiene para la supervivencia de los seres vivos y de los numerosos estudios iniciados en este campo, su funcionamiento exacto en los felinos, todavía se desconoce.

Además de aprender y memorizar una gran cantidad de datos, los gatos son capaces de almacenar de forma especial, la información  que es útil para ellos y para su propio bienestar y comodidad. Así, aunque se le repitan normas como no afilar uñas en el mobiliario, ni traer a casa sus trofeos de cacería, normalmente obviará estas reglas de su memoria, o simplemente no las utilizará.

Curiosamente, tienen muy buena memoria para las cosas “importantes” del día a día pues recuerdan perfectamente sus comidas favoritas, donde está su cuenco de agua, dónde y cómo encontrar su arenero, el aspecto, sonido y tacto de sus juguetes preferidos, y dónde los han dejado para poderlos rescatar en el momento adecuado, que suele ser siempre de noche.

De forma especial, graban la ubicación de los rincones más soleados, calentitos y agradables de la casa, para echar una siestecita y/o descansar.

Los gatos también recuerdan a las personas y animales que han conocido a lo largo de su vida, quién le trató bien y quién no, y los registran para siempre en su memoria.

La memoria es selectiva, pero podemos ayudar a nuestro gato a recordar y respetar ciertas normas de convivencia, adaptando la casa para él y creando un territorio y un entorno confortable y seguro.

Esta cosita es Auri, a la que tuve el gustazo de conocer cuando llegó a casa de Anuska Lacosta. Es divertida e imparable como buena tricolor y muy cariñosa y sociable. Come solita, se entretiene con sus juguetes aunque le encanta la compañía y los mimos y sabe usar la arena perfectamente.

Ah, y está buscando un hogar definitivo. Si la quieres conocer, contacta con su casa de acogida.

rosamrol@gmail.com   

Ver Post >