La Rioja

img
Categoría: Para adoptar
Educar y aprender es cosa de dos

En el tema de la educación, no se puede cargar la responsabilidad únicamente en el perro. No se le puede pedir que haga algo que no le hayamos enseñado previamente y se haya fijado de forma coherente. Sería como tratar de echarle la culpa cuando algo no nos sale bien, simplemente porque estaba al lado. Tan importante es desear tener perro como evaluar nuestra capacidad para hacernos cargo de todo lo que implica: Además de alimentación y cuidados veterinarios, todo lo relativo a vivir en sociedad como enseñarle a pasear, a comportarse de manera adecuada en espacios públicos…, a saber estar, en definitiva.

 

Elegir el compañero más adecuado a nuestro estilo de vida resulta fundamental y hemos hablado en anteriores artículos sobre ello. Sin entrar al tema y, simplemente, por poner un ejemplo, no conviene elegir un perro muy activo, si somos más de sofá y manta. Sería una relación condenada al fracaso casi desde el principio.
Aprender las pautas más básicas como pasear sin tensión, llamarlo de forma efectiva y ciertas habilidades básicas, puede ser un trabajo relativamente fácil si tienes mucho empeño o te pones pronto en manos de un buen educador profesional, que te ayude a conocer a tu animal y su naturaleza, sus necesidades y, sobre todo, a ser consciente de tu propio lenguaje corporal frente a tu perro.

 

Procura facilitar las cosas y ayudar a que el perro acierte. Él aprenderá antes y ambos disfrutaréis de la experiencia.

 

CHELU es un guapo podenco de solo año y medio, de  tamaño mediano (50 cm hasta la cruz) . Es súper sociable, pacífico y bonachón. Solo quiere jugar y agradar y se lleva estupendamente con gatos.
No pierde la esperanza de salir de encontrar a una familia para dar y recibir todo el amor del mundo.

 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

11193315_10200340956644651_6401515667054569471_n

Ver Post >
A tu perro le encanta revolcarse y no siempre es en hierba

No es infrecuente observar a un perro revolcarse en el suelo, sobre la hierba o sobre restos orgánicos como heces o materia en descomposición. Esta última situación, bastante desagradable para los propietarios, podría tener como objetivo impregnarse de un olor agradable para ellos aunque no así para las personas. El ejemplo más claro sucede cuando bañamos a nuestro perro que, inmediatamente busca lugares donde restregarse en un intento de deshacerse del olor a champú o colonia y recuperar cierto “aroma familiar”

 

Sin embargo, esta conducta en otros casos, está más asociada a una conducta de marcaje, en un intento de depositar su propio olor en un lugar determinado.

 

Por supuesto, hay otras y variadas razones para que nuestro perro se revuelque como las que suceden durante los momentos de juego con nosotros u otros perros. Sin embargo, si la conducta de rodar se repite frecuentemente o es compulsiva, es recomendable revisar al animal en busca de heridas y/o parásitos que puedan provocar picores y consultar, en su caso, al veterinario para descartar y/o tratar posibles problemas de piel.

 

Coque tiene cinco meses y es un cachorro de tamaño peque divertido y sociable con personas, perros y gatos. A él también le gusta jugar y revolcarse en hierba. Te animas a darle un hogar?

 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

1743563_10200287358984743_4953566689110963094_n

Ver Post >
Aprendiendo hábitos higiénicos desde pequeños

A partir de la tercera semana de vida, los cachorros tienden a alejarse del nido para eliminar, tendiendo a dirigirse cada vez hacia un área más restringida. Un cachorro no puede controlar los esfínteres por completo, hasta los siete meses (algunos más). Es inútil reñirle cuando orine o defeque en un lugar inapropiado pues su cuerpo aún no ha aprendido cómo hacerlo correctamente. El control de la conducta de eliminación se va desarrollando como consecuencia de la maduración del sistema nervioso, el aumento de la capacidad de control de los esfínteres, la regulación de la alimentación y la participación del control voluntario que permite un aprendizaje correcto de los hábitos higiénicos.

 

Debemos tener en cuenta que lo cachorros tienen necesidad de orinar cada 2-4 horas, mientras que los adultos pueden aguantar 8-12 horas sin orinar.

 

Podemos ayudar a nuestro cachorro a crear un hábito higiénico adecuado a través de rutinas claras. Si el perrito conoce los horarios de sueño, juego, comida…, su ciclo vital está sujeto a cierta regulación que “obliga” al organismo, a eliminar lo que sobra. De este modo podemos empezar a crear pautas.

 

Normalmente, los cachorros sienten necesidad de eliminar, al poco de despertar, de comer o de realizar ejercicio físico y juego. Así podemos “preparar” la situación, para tener al pequeño, justo donde nos interesa, cuando siente la necesidad y poder premiar el acierto, convirtiéndolo en una rutina más.

 

Si además, sabemos identificar su lenguaje corporal y verbal (gimen, andan en círculos encogidos…etc) tenemos la oportunidad de animarle a ir al sitio adecuado y premiarle por ello.

 

Gara tiene año y medio y es una perrita pequeña, lmuy cariñosa y divertida. Una auténtica alegría de animal y se lleva estupendamente con personas, perros y con gatos.

 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

10532470_10200340976845156_3845996219017624806_n

 

11055724_10200340976645151_5021298855696842949_n

Ver Post >
Perros, fruta y Alonso buscando hogar

Muchos nos comentáis que a vuestro perro le encanta comer fruta y es así puesto que los perros poseen receptores gustativos sensibles al furanol, que es un compuesto presente en la fruta.
Se cree que estos receptores podrían ser responsables de este gusto por la fruta fresca.

 

No obstante, si vas a complementar la dieta de tu perro con fruta, consulta siempre a tu veterinario, sobre todo en los casos de animales con sensibilidades digestivas y, sobre todo, evita ofrecer al animal las frutas enteras (sin pelar) si antes no las has lavado y aquellas con hueso interno, como el melocotón o el albaricoque, que pueden producir obstrucciones que suponen una urgencia veterinaria que requiere atención inmediata, al no poder digerir la semilla y quedarse atascada en el tracto digestivo.

 

Alonso es un perro joven de menos de dos años, lleno de alegría y energía que busca un hogar. Sociable, divertido y cariñoso no deja ocasión para regalar una sonrisa a todo aquel que se acerca a jugar con él.

 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

10710931_10200340990685502_1439924312016207073_n 11128346_10200340989765479_8430682289708800134_n 11182044_10200340989325468_6959273734773605456_n

Ver Post >
Saca jugo al tiempo libre con tu perro

Es viernes y tenemos todo un fin de semana por delante para compartir tiempo de calidad con nuestro perro…. Disfrutar del tiempo libre con tu perro, no sólo consiste en pasear con él. Hay muchas y variadas formas de compartir momentos especiales entre los dos y estrechar vuestro vínculo de forma divertida y educativa.

 

Nuestro perro adora aprender cosas nuevas y hay muchas opciones adaptadas para todos los gustos. Si somos capaces de proponerle retos adecuados a su capacidad, estaremos estimulando su inteligencia y, la experiencia demuestra que un perro mental y físicamente ágil, tiene menos probabilidades de desarrollar conductas inadecuadas.

 

En este enlace encontrarás un montón de propuestas divertidas para disfrutar del tiempo libre con tu perro.

 

http://perrygatos.es/art%C3%ADculos/colaboraciones-con-publicaciones/saca-partido-al-tiempo-libre/

 

No olvides que aprender a parar y saber relajarse, es una parte importante del juego canino…. Permite que haga breves descansos entre actividades y que disfrute de forma pausada del aire libre y del entorno con el resto de perros. Feliz fin de semana……

 

Helen tiene apenas dos años y es de tamaño medio a pequeño. Vivaracha y sociable está deseando conocer el calor de un hogar. Salvada de la perrera, ha demostrado que está preparada para vivir en familia.

 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

11139390_10200325137129173_1336826483744034606_n

Ver Post >
Razones por las que tu gato te despierta

No conozco gatos perfectos, lo mismo que no conozco perros perfectos y mucho menos personas perfectas. Así como los animales, suelen conformarse con lo que hay, no juzgan y no tratan de cambiar nuestra forma de ser, las personas pecamos de exigentes respecto a nuestros compañeros peludos y, suele ocurrir que estamos más atentos a los pequeños detalles, que al elegante conjunto que, al fin y al cabo, es nuestro gato. En ocasiones puede costarnos entender su naturaleza y, cuando salvamos un obstáculo, ya tenemos la mirada fija en el siguiente aspecto que no termina de convencernos.

 

Nos llegan a molestar conductas tan naturales en él como maullar, corretear a primera y última hora de la noche, o buscar refugio en los lugares más recónditos de la casa. En el fondo, son gatos y, son así aunque tengo buenas noticias para todos los que estáis leyendo esto: Casi todo se puede cambiar para llegar a cierto punto de acuerdo entre persona y gato que mejore la convivencia entre ambos. Aunque nunca lleguemos a ser perfectos.

 

En esencia, mis gatos si son perfectos para mí, si no fuera por el trabajo (anterior, presente y futuro) que supone que Miko no me despierte por las mañanas, que Rubito no sea mi sombra en el lavabo cuando estoy cepillándome los dientes o que Pumuky no mendigue comida cuando estamos cocinando.

 

Porque, aunque en esencia, nos pintan a los gatos como seres solitarios, independientes y desapegados, la experiencia nos demuestra que nada más lejos de la realidad. Territoriales sí, pero poco o nada de todo lo demás. Los gatos de casa nos buscan, nos esperan y nos hacen partícipes de todo lo que les interesa y ocurre a su alrededor.

 

Soy de las que piensan que una década cambiará radicalmente la forma de educar a los gatos ya que son muy inteligentes y hábiles y, al igual, que otras especies, son capaces de aprender un montón de cosas. Seguro que todos los que me leéis reconoceréis que vuestro gato es capaz de identificar el sonido de una de sus latas al abrirse aunque esté al otro lado de la casa y venir corriendo para no perderse detalle. No deja de ser una forma de aprendizaje por asociación y ejemplos hay muchos y a diario. Solo hay que ponerse a pensar.

 

Volviendo al tema que nos ocupa, uno de los “defectos” que más suele fastidiar de la naturaleza felina es su afán por madrugar y ejercer de despertador con pelo. Te da con la patita, se sube encima de ti, maúlla desesperadamente como si no hubiera comida… todo un abanico de posibilidades al servicio felino de llamar tu atención ¿Os suena? Si os habéis parado a pensar, hay mil razones de que tu gato decida dedicarte esos primeros minutos del día solo a ti.

 

Estas son algunas.

 

Te ha cogido el horario..

 

Tan fácil como que tu gato tiene un reloj interno que “anticipa” a tu despertador. Lo malo es que los fines de semana sigue funcionando a la misma hora que entre semana con el consiguiente disgusto por nuestra parte.

 

Demasiada luz

 

Los gatos ven mucho mejor que nosotros en la oscuridad. Si tu gato se despierta de noche, es conveniente revisar las persianas y si queda alguna fuente de luz directa que pueda molestarlo (farola exterior, luz interior…).

 

Evitando el exceso de luz, ayudaremos al animalito a entender que es hora de descansar.

 

Se encuentra mal…

 

Al igual que nos sucede a nosotros, a muchos gatos les cuesta dormir cuando están enfermos. Debemos poner especial atención cuando nuestro gato comienza a no dormir por las noches, en especial si ha llegado a la vejez. Enfermedades como la artritis o el hipotiroidismo pueden causar insomnio. Ante la menor sospecha de que el animalito lo está pasando mal, es preciso contactar con el veterinario para ayudarle a sentirse mejor.

 

Demasiadas horas solo y aburrido en casa…..

 

Si tu gato pasa mucho tiempo solo durante el día, es muy probable que aproveche para dormir y estar preparado y con las pilas cargadas para tu regreso poniéndotelo difícil a la hora de descansar. Más aún si es gato único.

 

En estos casos, es importante buscar nuevas formas de estimularlo durante la jornada y, sobre todo, cuando tú no estás como instalar un rascador cerca de una ventana para ver el exterior, juguetes interactivos para hacer más atractiva la comida, de forma que lo mantengamos activo a lo largo de la jornada.

 

No olvidemos que nuestro gato busca nuestra compañía cuando llegamos a casa por lo que, interactuar con nosotros. es muy importante y necesario para él.

 

Antes de acostarte, dedícale unos minutos para crear una rutina que le ayude a conciliar el sueño. Puedes entretenerlo con plumero mientras ves la televisión. Cuanta más energía gaste antes de ir a dormir, menos probable es que te despierte en la noche.

 

Tu gato te ha domesticado.

 

¿Eres de los que se despierta ante cualquier ruido que hace tu gato? Si es así, ¿Desde cuándo? Quizá, cuando el animalito era pequeño, estabas tan pendiente a cualquier movimiento, que tu gato ha aprendido la manera de llamar tu atención. Si cada vez que te despertaba, se ganaba un cariño o una golosina, nuestro pequeño felino ha conseguido domesticarte a ti.

 

Para darle la vuelta a la situación, necesitaras de tiempo y mucha fuerza de voluntad. Cada vez que tu gato te despierte, deberás hacer caso omiso a sus demandas hasta que capte el mensaje. Puedes salir a comprobar que todo está bien pero nada de tranquilizarlo o atender sus demandas.

 

 

Tu gato vive obsesionado con la comida.

 

Si eres de los que se despiertan y aún, medio dormido, lo primero que haces es poner comida a tu gato, estás fomentando su necesidad de comer. Estás anticipando las expectativas y tu gato “aprende” que logrando despertar al humano, los comederos se llenan antes.

 

Puedes cambiar la percepción de tu gato, realizando cualquier cosa diferente antes de poner comida a tu gato de forma que no asocie el inicio de la jornada con la necesidad de comer.

 

Otros consejos para gatos madrugadores….

 

Repartir la comida en varios puntos de la casa puede ayudar pues fomenta la conducta exploratoria felina.

 

Durante el día, crea rutinas y evita hacer caso a sus demandas de comida o mimos.  En estos casos, conviene marcar tiempos de atención y mimos para que vaya perdiendo el interés por llamarte cada vez que siente la necesidad. Planifica esos tiempos en función de tus horarios y crea rutinas de mimos y caricias.

 

Además del juego, podemos probar a introducir ejercicios básicos de obediencia (para gatos). Son esencialmente iguales que para los perros pero vienen muy bien y dotan de autonomía y control al animalito. En internet podéis encontrar ideas y tutoriales para “entrenar” a vuestro gato.

 

Por la noche, conviene dejar de prestarle atención como un par de horas antes de irnos a la cama. Si viene él contigo, le dejas pero no le busques ni lo llames.

 

Adicionalmente, para gatos glotones o “preocupados” por la comida, podemos dejar parte de la ración de la noche repartida por varios sitios de la casa donde se mueva (rascador, algún rincón, dentro de una caja de cartón (pocos granitos en cada sitio pero varios sitios).

 

La clave está en cambiar la asociación llamo=me hacen caso. Estudiando las razones de nuestro gato, lograremos entenderlo y aprenderemos a ayudarlo.

 

Oscar y Merlín son dos divertidos hermanos buscando un hogar. Se han vuelto inseparables y lo ideal sería una adopción conjunta pues se llevan extraordinariamente bien y se apoyan el uno al otro. Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

11080960_10205203653624047_6331035704782773193_n

Ver Post >