La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

gatos

Perrygatos os desea felices fiestas
Rosa Roldán 24-12-2014 | 6:34 | 0

Ver Post >
Una Navidad también para los animales
Rosa Roldán 23-12-2014 | 7:29 | 0

Llegan las fiestas navideñas y muchos hogares se engalanan para las celebraciones familiares que están a punto de llegar. En algunas casas con animales (la mía sin ir más lejos), hace tiempo que renunciamos a los adornos navideños ya que, suponían un excelente parque de atracciones para los gatos, con el consiguiente destrozo de todo lo nuevo y, sobre todo, del peligro. Me rendí y ganaron ellos. Pero no todo está perdido y, con unos sencillos consejos, todos podemos disfrutar de la fiesta.

 

Vistiendo la casa de navidad….

 

Si vives con peludos y eres de los que no renuncian al placer de vestir de fiesta tu hogar, hay una serie de precauciones a tener en cuenta en estas fechas:

  • Los árboles navideños son una invitación a saltar, trepar o jugar con ellos. Elige aquellos con una buena base estable que evite este tipo de accidentes.
  • Evita las bolas de plástico o cristal ya que, si consiguen tirarlas, al romperse se convierten en peligrosos objetos cortantes. Escoge a cambio las de fieltro o cuerda, menos peligrosas.
  • Las cintas y espumillones brillantes de plástico, pueden producirles asfixia u obstrucciones estomacales e intestinales en caso de ingerirlas. Extrema las precauciones o evítalas si ves que tus peludos se sienten irremediablemente atraídos a intentar jugar con ellas..
  • Las figuritas de los belenes han de estar alejadas del alcance de niños pequeños y animales pues hay algunas de tamaño lo suficientemente pequeño como para ser tragadas y que nos puedan dar disgustos.
  • Los cables y guirnaldas de luces pueden producir asfixia si se enreda con ellos.
  • Evita que juegue, roa o muerda las luces encendidas puesto que podría sufrir una descarga eléctrica y/o clavarse los cristales de las pequeñas bombillas.
  • Siempre que salgas de casa, deja al animal en un lugar seguro, alejado de los peligros y desenchufa las luces para evitar que las muerdan en tu ausencia y te encuentres un disgusto a tu vuelta.
  • Las típicas plantas navideñas como el muérdago, el acebo o la flor de Pascua (Poinsettia) son tóxicas para ellos. Colócalas en lugares donde no puedan acceder los animales.

 

Dulces y chocolates…

 

El chocolate contiene un componente que resulta peligroso para los perros, llamado teobromina. Mientras que los humanos la metabolizamos fácilmente, ellos lo hacen mucho más lentamente, lo que permite que se acumule en su organismo hasta alcanzar niveles tóxicos e incluso mortales.

 

Se trata de un alcaloide perteneciente a la misma familia que la cafeína y incoloro e inoloro, con un sabor ligeramente amargo. Se encuentra presente en el árbol del cacao, y sus semillas, y por consiguiente en los productos del cacao y sus derivados.

 

Un perro grande puede ingerir mucho más chocolate que un perro pequeño, sin que presente síntomas de intoxicación aunque bastan poco más de 100 mg de teobromina por kilo de peso vivo, para causar efectos tan graves que llegan a comprometer seriamente la vida del animal.

 

Conviene recordar que los diferentes tipos de chocolate tienen distintos niveles de teobromina. El cacao amargo, el chocolate para cocinar y el chocolate negro contienen los niveles más altos, mientras que el chocolate con leche y el chocolate blanco tienen los más bajos. Para hacernos una idea, el chocolate negro contiene aproximadamente 1,5% de teobromina, unas diez veces más que el chocolate con leche común.

 

Si tu perro consume una pequeña cantidad de chocolate, probablemente solo sufra de molestias estomacales. Puede vomitar o tener diarrea.

 

Sin embargo, cantidades mayores, tendrán efectos más graves. En cualquier caso, ante el menor síntoma de los anteriores, lo mejor es no correr riesgos y trasladar al animal inmediatamente al veterinario ya que se trata de una urgencia y la rapidez es vital en estos casos.

 

Y qué pasa con los petardos y los fuegos artificiales

 

Aunque a nosotros nos gusten las fiestas, nuestros compañeros de cuatro patas pueden no ser tan amigos de esta celebración. Con los petardos y los fuegos artificiales, son muchos los perros y gatos que se estresan, y presentan síntomas de ansiedad extrema.

 

Seguramente más de uno habrá visto perros aterrorizados ante algo que no controlan. Entran en auténtico estado de pánico, no ven aunque lleven los ojos desorbitados y caminan pegados a las paredes y al suelo, tirando de la correa en un intento desesperado de volver a casa cuanto antes.

 

Se vuelve especialmente importante extremar las medidas de precaución si vivimos con un animal miedoso. En estos casos, evita sacarlo de paseo a las horas más comprometidas y, cuando salgas, asegúrate que lleva el collar bien puesto y agarra bien la correa para evitar que el perro salga corriendo y se escape en caso de pánico.

 

Si eso ocurriera, la única forma de poder recuperar al animal perdido es, si lleva un microchip identificativo implantado.

 

Generalmente el perro que siente un miedo irracional ante los fuegos artificiales y los petardos, suele reaccionar de dos formas diferentes en función de la situación en la que se encuentre:

  • Intenta esconderse para evitar el problema
  • Sale huyendo para escapar de la situación que lo aterroriza.

 

El perro que sale huyendo es el que corre más peligro, puesto que su estado de pánico, provoca que no oiga nada, no vea nada y sufra más riesgo de ser atropellado o de perderse y no saber volver a casa.

 

En la mayoría de los casos, el propio animal dentro de casa, elige un refugio seguro para pasar el “mal rato” de los petardos o los fuegos. Él solito se va al fondo de la casa (normalmente un baño o aseo), donde todos los ruidos se amortiguan y se queda allí tranquilo hasta que todo vuelve a la normalidad. En casos extremos, si podemos anticiparlo, el veterinario puede aconsejarnos sobre el uso de difusores o collares de feromonas que ayudan a calmarse a nuestro perro.

 

Si el perro, al asustarse, se esconde en otra habitación o debajo de una silla, sofá, etc. no lo fuerces a salir de su refugio. Ese lugar hace que se sienta más tranquilo y lo ayuda a controlar el miedo. Si mantenemos la calma, al cabo de un rato es más que probable que nuestro perro salga de su escondite una vez superada la situación, es decir, cuando se sienta a salvo.

 

Ahora es momento de prevenir pero, una vez pasadas las fiestas, es más que recomendable ponernos manos a la obra para ayudar a nuestro perro a superar sus propios miedos y afrontarlos de otra forma más tranquila.

 

Con unas mínimas precauciones, todos, animales y humanos, disfrutaremos mucho más de las fiestas.

 

Colaboración con la Revista Pelo Pico Pata Nª 99 (Diciembre 2013)

Ver Post >
A las gentes grandes…
Rosa Roldán 28-11-2014 | 9:58 | 0

Hace casi 3 años que encontré a Athai en la web de la protectora Esperanza Felina. Me quedé enamorada de un gatito de mirada azul, grandote y con un halo de dulzura que no puedo explicar. Athai tiene una historia dura en las espaldas que ya hemos olvidado. Pero lo que le hace especial no es que esté desungulado de sus cuatro patas con dolores crónicos sino lo gigante de su corazón y el amor que desprende en nuestro hogar.

Su adopción fue un proceso muy emocionante y siempre de la mano de las compañeras de Esperanza Felina. Jamás olvidaré el día que llegó a casa. Venía muy asustado en el transportín pero cuando abrieron la tapa, una pantera blanca PRECIOSA dio un salto y buscó refugio debajo del sofá. Era la cosa más bonita que había visto en mi vida. Y me emocioné.

La adaptación de Athai a casa fue muy buena. Es un gatito de casi 6 años muy sociable y mimoso.  Su carácter es tranquilo y la desungulación de sus cuatro patitas sumado a su tamaño, hace que sea un gato más bien sedentario. Sin embargo, empezamos a notar que su ansiedad por comer se estaba volviendo una constante  y su peso lo reflejaba.  Athai ya pesaba 9kg700.

Cuando vemos en Internet fotos de gatitos gorditos solemos reírnos como primera reacción; pero en nuestro caso ver a Athai así nos preocupaba profundamente. ¿Y si le generaba alguna enfermedad? ¿Y si algo no estábamos haciendo bien? Así que decidimos asumir nuestra responsabilidad en su cuidado y nos pusimos en contacto con Rosa Roldán hace algo más de 6 meses. ¿Por qué no cambiar el sentimiento de culpa por el de “ponerse manos a la obra”? Y ese día, empezó a cambiar nuestra vida.

Efectivamente teníamos que cambiar nuestras rutinas con Athai y empezar a generar muchas nuevas. El primer consejo ayudó a paliar el ansia del enano. Reconvertimos su ansiedad en instinto de caza. ¡Fuera comederos! Casi como si de un juego se tratase escondemos a diario sus raciones de pienso por toda la casa y él tiene que ir a la caza. La rutina de juegos también se instauró de forma diaria. Si es que Athai es un cazador nato y ¡a él lo que le gustan son las cañas! A veces nos cuesta encontrar el juguete que les active y no tenemos paciencia.  Y ya no os digo nada de ambientar la casa para suscitar su movimiento. Hace poco, y bajo consejos de Rosa, hemos empezado a transformarla. ¡Viva las cajas de cartón! Pasa horas escondiéndose y saliendo a correr como loco…

¿Cuál es resultado?  Seis meses después de asumir nuestra responsabilidad su peso ha bajado a 8kg100. Su grasa se ha reducido, ha desarrollado musculatura,  salta, corre, juega, se acicala mucho mejor porque ha ganado en flexibilidad y es un gato mucho más saludable y feliz. Y nosotros también.

Athai es un gato grande y hace grande nuestra vida. Le queremos tal y como es, desde el respeto, la responsabilidad y la implicación en sus cuidados. Él nos da mucho más de lo que le damos a él. Un compañero fiel para siempre.

Con este artículo queremos dar las gracias en primer lugar a Esperanza Felina que nos puso este ángel en nuestras vidas. Jamás pensé que pudiera querer tanto a un animal y que un animal me quisiera tanto. Y por supuesto a Rosa Roldán. Su trabajo, su implicación, su ayuda en todos estos meses con todos los momentos que hemos vivido. Eres maravillosa. Sin duda ya formas parte de nuestras vidas.

A las gentes grandes… Gracias. 

Soraia Chacón

Gracias a ti Soraia por tan hermoso regalo!!!

 

Ver Post >
Peluches para gatos activos
Rosa Roldán 20-11-2014 | 8:38 | 0

Una buena pista para gatos activos y muy juguetones a los que, incluso a sus hermanos gatunos, les resulta difícil seguir el ritmo o para “hijos únicos” que buscan atención constante y persiguen nuestras manos, consiste en proporcionarles un “hermano” artificial de juegos que pueda llevarse de aquí para allá.

Los peluches de un tamaño adecuado al animalito pueden servirnos y, para introducir a nuestro pequeño felino en el juego, nada mejor que simular que es una marioneta y tentarlo con el juguete. Así estaremos evitando exponer las manos como parte del juego y conseguiremos que la atención de nuestro gato se centre en lo que nos interesa.

Ver Post >
Sensibilidad Felina
Rosa Roldán 04-11-2014 | 7:45 | 0

Todos los que vivimos con gatos, hemos apreciado en más de una ocasión, lo atentos que están a todo, incluso a nuestro estado de ánimo. Los gatos son seres extremadamente sensibles, a pesar de la fama de desapegados que tienen. Auténticos detectores de energía, pueden “notar” la tensión en el ambiente por ejemplo, cuando volvemos malhumorados a casa o hemos discutido por algo o con alguien, y aún nos dura el enfado.

Los rechazamos e incluso nos molesta, cualquier intento de acercamiento por su parte así que, como también son muy listos, desaparecen de la vista durante un buen rato, para reaparecer justo cuando nos hace falta su consuelo.

 Cuando se enfadan…

A veces, nuestro gato parece estar enfadado con el mundo que ve a través de la ventana pero realmente no suele ser así. Los gatos son unos cotillas fantásticos y, son felices estando al tanto de todo lo que sucede alrededor aunque, a veces, les cause algún que otro disgusto pues, igual que anticipan nuestra llegada a casa, también son capaces de percibir la presencia de perros o gatos nuevos en el vecindario y, en algunos casos, su visión a través de los cristales puede ser origen de malestar. No es raro el caso de un gato que de repente, sin causa aparente, se enfada y lanza algún bufido o manotazo, contra otro gato de casa, tras haber estado un rato aposentado en la ventana. Si ha visto algún animal vecino a través del cristal y no le ha gustado lo que ha visto, la tensión del momento se acumula y se redirige contra el primer ser vivo que pasa a su lado. No quiere decir que siempre sea así pero, si ocurre, estemos atentos pues tiene explicación y también solución para evitar que vuelva a repetirse.

Los cambios de decoración que hacemos cada cierto tiempo en nuestras casas, tampoco los aceptan demasiado bien y no son pocos los gatos que manifiestan signos de estrés ante nuevos muebles o cambios en el ambiente donde se mueve.

Cuando llegan nuevos animales o personas a casa, necesitan un tiempo de ajuste o adaptación donde su territorio es aún más importante de lo que ya es habitualmente pues necesita un lugar donde sentirse seguro y a salvo. Los cambios adicionales en estas circunstancias (muebles, decoración…) están más que contraindicados pues aumentamos el nerviosismo que ya existe, comprometiendo las presentaciones.

Los castigos también son fuente de estrés. A un gato nunca se le puede educar como si fuera un perro. Te lo tienes que ganar y nunca debería asociarte con algo malo. Por ejemplo, si quieres que tu gato no se suba a la encimera para evitar que se queme cuando estás cocinando o, simplemente porque te molesta, no tiene sentido andar detrás de él regañándolo cada vez que lo veas arriba. Tampoco sirve el chorrito de agua que causa más disgustos que beneficios ya que además, el gato aprovechará cuando tú no estés para inspeccionar la encimera ya que no habrá aprendido nada más allá de evitarte. En este caso, una sencilla solución es poner cinta adhesiva de doble cara en los bordes de la encimera (recordad que los gatos estudian bien el terreno antes de aventurarse y saltan justo al borde de la superficie). La sensación pegajosa les resulta desagradable y descubrirán por sí solos que no tiene sentido subirse.

En estas situaciones de estrés, de tensión o de malestar mantenidas, es más que probable que tu pequeño felino se la ingenie para avisarte de que algo no va bien aunque no todas son igualmente buenas pero sí válidas para la naturaleza del gato. En algunos casos donde el propietario se siente abatido o triste, muchos gatos se dedican a “consolar” a su humano, mediante la cercanía. Se apoyan mutuamente

En otros casos, pueden darse dos circunstancias diferenciadas: Bien estará más distante y poco receptivo a caricias llegando incluso a rechazarlas de manera evidente o bien empezará a dejar claras señales e determinadas zonas de la casa a través de marcaje con uñas, con orina o, incluso con heces.

Al menor signo de estrés en nuestro gato, lo primero es hacer un repaso “mental” de los posibles cambios que hemos realizado en rutinas o ambiente. También es bueno evaluar nuestro estado de ánimo.

Al hilo de esto, recuerdo el caso de un gatito que dejaba marcas de orina por diferentes zonas de la casa. Descartado cualquier problema físico con su veterinario de referencia y en una visita al domicilio, los propietarios reconocieron que eran dados a redecorar frecuentemente la casa, introduciendo nuevos elementos y que los episodios se recrudecían especialmente en estos casos.

Se les recomendó parar un tiempo los cambios o, al menos, hacerlos de manera gradual, con el fin de respetar el ambiente donde se movía el animal (recordemos el espacio seguro de gato y la necesidad de disponer de caminos de olor que le proporcionen tranquilidad). El problema se resolvió sin más contratiempos.

Mimos en exceso….

A casi todos los gatos de casa les encanta ser acariciados pero, ojo, que el exceso de caricias puede ser molesto y te lo hará saber a la manera felina. Si estás acariciando repetidamente a tu gato mientras lees o ves la televisión y, de repente se cuelga de la mano con uñas y dientes, quédate quieto puesto que, al menor movimiento, desencadenarías un ataque de verdad. En ocasiones lanzar algo lejos de nosotros, redirige la atención del gato pero, normalmente, al quedarnos quietos, en poco tiempo, el gato pierde interés y se aleja.

Lo que nos hemos perdido antes del intento de ataque, son todas las señales que el gato nos ha lanzado a través de su lenguaje corporal (A todos nos pueden gustar las caricias pero el exceso, cansa). La próxima vez, fíjate: La clave suele estar en la cola puesto que si empieza a moverla de un lado a otro, es el momento ideal de parar la sesión de caricias. Cada animal tiene su propio nivel de tolerancia y, es nuestra responsabilidad como propietarios, conocerlo y respetarlo.

Disfrutando de los rituales

Cada gato tiene sus propios rituales con respecto a sí mismo, al resto de animales del hogar y también a nosotros.

 

Los gatos son capaces de compartir recursos aunque respetan el turno de cada uno. Es decir, son capaces de usar la misma cama pero es más que probable que uno la use todas las mañanas y otro todas las tardes y, aunque nunca estén juntos, es una forma de convivencia en armonía.

Sobre mimos, ¿Quién no disfruta de los momentos que le regala su gato, cuando vienen a descansar a nuestro lado, a pedirnos mimos o simplemente a estar cerca?

Bufy por ejemplo siempre pide mimos desde el cabecero del sofá y busca frotar su carita con mi cabeza. Es una forma de marcarme y yo se la respeto pues le da seguridad.

Gordita es todo amor. Si voy al sofá, se viene a pedir caricias. Si vienen visitas sale a saludar a todo el mundo. Mantiene una relación cordial con todos pero mucho más estrecha conmigo. Todas las mañanas pide salir un rato al descansillo del portal como una rutina reservada solamente a nosotras dos. No hacemos nada especial. Se viene a mi lado y se deja acariciar. Es nuestro momento de intimidad, alejadas del resto de la casa.

Conocer la naturaleza del gato, ayuda a entenderlo y a ayudarlo en caso necesario. Conocer las rutinas de cada uno, ayuda a disfrutar más de tu relación con él y estrecha el vínculo que os une.

Ya tenemos todo preparado para este fin de semana!!!! Si te gustan los gatos y te interesa saber más sobre ellos para entenderlos y disfrutar de la relación, esta es tu oportunidad. Aún quedan plazas!!!

http://perrygatos.es/gatos/curso-completo-de-comportamiento-y-comunicaci%C3%B3n-felina/

Ver Post >