La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

gatos

Razones por las que tu gato te despierta
Rosa Roldán 21-04-2015 | 7:27 | 0

No conozco gatos perfectos, lo mismo que no conozco perros perfectos y mucho menos personas perfectas. Así como los animales, suelen conformarse con lo que hay, no juzgan y no tratan de cambiar nuestra forma de ser, las personas pecamos de exigentes respecto a nuestros compañeros peludos y, suele ocurrir que estamos más atentos a los pequeños detalles, que al elegante conjunto que, al fin y al cabo, es nuestro gato. En ocasiones puede costarnos entender su naturaleza y, cuando salvamos un obstáculo, ya tenemos la mirada fija en el siguiente aspecto que no termina de convencernos.

 

Nos llegan a molestar conductas tan naturales en él como maullar, corretear a primera y última hora de la noche, o buscar refugio en los lugares más recónditos de la casa. En el fondo, son gatos y, son así aunque tengo buenas noticias para todos los que estáis leyendo esto: Casi todo se puede cambiar para llegar a cierto punto de acuerdo entre persona y gato que mejore la convivencia entre ambos. Aunque nunca lleguemos a ser perfectos.

 

En esencia, mis gatos si son perfectos para mí, si no fuera por el trabajo (anterior, presente y futuro) que supone que Miko no me despierte por las mañanas, que Rubito no sea mi sombra en el lavabo cuando estoy cepillándome los dientes o que Pumuky no mendigue comida cuando estamos cocinando.

 

Porque, aunque en esencia, nos pintan a los gatos como seres solitarios, independientes y desapegados, la experiencia nos demuestra que nada más lejos de la realidad. Territoriales sí, pero poco o nada de todo lo demás. Los gatos de casa nos buscan, nos esperan y nos hacen partícipes de todo lo que les interesa y ocurre a su alrededor.

 

Soy de las que piensan que una década cambiará radicalmente la forma de educar a los gatos ya que son muy inteligentes y hábiles y, al igual, que otras especies, son capaces de aprender un montón de cosas. Seguro que todos los que me leéis reconoceréis que vuestro gato es capaz de identificar el sonido de una de sus latas al abrirse aunque esté al otro lado de la casa y venir corriendo para no perderse detalle. No deja de ser una forma de aprendizaje por asociación y ejemplos hay muchos y a diario. Solo hay que ponerse a pensar.

 

Volviendo al tema que nos ocupa, uno de los “defectos” que más suele fastidiar de la naturaleza felina es su afán por madrugar y ejercer de despertador con pelo. Te da con la patita, se sube encima de ti, maúlla desesperadamente como si no hubiera comida… todo un abanico de posibilidades al servicio felino de llamar tu atención ¿Os suena? Si os habéis parado a pensar, hay mil razones de que tu gato decida dedicarte esos primeros minutos del día solo a ti.

 

Estas son algunas.

 

Te ha cogido el horario..

 

Tan fácil como que tu gato tiene un reloj interno que “anticipa” a tu despertador. Lo malo es que los fines de semana sigue funcionando a la misma hora que entre semana con el consiguiente disgusto por nuestra parte.

 

Demasiada luz

 

Los gatos ven mucho mejor que nosotros en la oscuridad. Si tu gato se despierta de noche, es conveniente revisar las persianas y si queda alguna fuente de luz directa que pueda molestarlo (farola exterior, luz interior…).

 

Evitando el exceso de luz, ayudaremos al animalito a entender que es hora de descansar.

 

Se encuentra mal…

 

Al igual que nos sucede a nosotros, a muchos gatos les cuesta dormir cuando están enfermos. Debemos poner especial atención cuando nuestro gato comienza a no dormir por las noches, en especial si ha llegado a la vejez. Enfermedades como la artritis o el hipotiroidismo pueden causar insomnio. Ante la menor sospecha de que el animalito lo está pasando mal, es preciso contactar con el veterinario para ayudarle a sentirse mejor.

 

Demasiadas horas solo y aburrido en casa…..

 

Si tu gato pasa mucho tiempo solo durante el día, es muy probable que aproveche para dormir y estar preparado y con las pilas cargadas para tu regreso poniéndotelo difícil a la hora de descansar. Más aún si es gato único.

 

En estos casos, es importante buscar nuevas formas de estimularlo durante la jornada y, sobre todo, cuando tú no estás como instalar un rascador cerca de una ventana para ver el exterior, juguetes interactivos para hacer más atractiva la comida, de forma que lo mantengamos activo a lo largo de la jornada.

 

No olvidemos que nuestro gato busca nuestra compañía cuando llegamos a casa por lo que, interactuar con nosotros. es muy importante y necesario para él.

 

Antes de acostarte, dedícale unos minutos para crear una rutina que le ayude a conciliar el sueño. Puedes entretenerlo con plumero mientras ves la televisión. Cuanta más energía gaste antes de ir a dormir, menos probable es que te despierte en la noche.

 

Tu gato te ha domesticado.

 

¿Eres de los que se despierta ante cualquier ruido que hace tu gato? Si es así, ¿Desde cuándo? Quizá, cuando el animalito era pequeño, estabas tan pendiente a cualquier movimiento, que tu gato ha aprendido la manera de llamar tu atención. Si cada vez que te despertaba, se ganaba un cariño o una golosina, nuestro pequeño felino ha conseguido domesticarte a ti.

 

Para darle la vuelta a la situación, necesitaras de tiempo y mucha fuerza de voluntad. Cada vez que tu gato te despierte, deberás hacer caso omiso a sus demandas hasta que capte el mensaje. Puedes salir a comprobar que todo está bien pero nada de tranquilizarlo o atender sus demandas.

 

 

Tu gato vive obsesionado con la comida.

 

Si eres de los que se despiertan y aún, medio dormido, lo primero que haces es poner comida a tu gato, estás fomentando su necesidad de comer. Estás anticipando las expectativas y tu gato “aprende” que logrando despertar al humano, los comederos se llenan antes.

 

Puedes cambiar la percepción de tu gato, realizando cualquier cosa diferente antes de poner comida a tu gato de forma que no asocie el inicio de la jornada con la necesidad de comer.

 

Otros consejos para gatos madrugadores….

 

Repartir la comida en varios puntos de la casa puede ayudar pues fomenta la conducta exploratoria felina.

 

Durante el día, crea rutinas y evita hacer caso a sus demandas de comida o mimos.  En estos casos, conviene marcar tiempos de atención y mimos para que vaya perdiendo el interés por llamarte cada vez que siente la necesidad. Planifica esos tiempos en función de tus horarios y crea rutinas de mimos y caricias.

 

Además del juego, podemos probar a introducir ejercicios básicos de obediencia (para gatos). Son esencialmente iguales que para los perros pero vienen muy bien y dotan de autonomía y control al animalito. En internet podéis encontrar ideas y tutoriales para “entrenar” a vuestro gato.

 

Por la noche, conviene dejar de prestarle atención como un par de horas antes de irnos a la cama. Si viene él contigo, le dejas pero no le busques ni lo llames.

 

Adicionalmente, para gatos glotones o “preocupados” por la comida, podemos dejar parte de la ración de la noche repartida por varios sitios de la casa donde se mueva (rascador, algún rincón, dentro de una caja de cartón (pocos granitos en cada sitio pero varios sitios).

 

La clave está en cambiar la asociación llamo=me hacen caso. Estudiando las razones de nuestro gato, lograremos entenderlo y aprenderemos a ayudarlo.

 

Oscar y Merlín son dos divertidos hermanos buscando un hogar. Se han vuelto inseparables y lo ideal sería una adopción conjunta pues se llevan extraordinariamente bien y se apoyan el uno al otro. Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

11080960_10205203653624047_6331035704782773193_n

Ver Post >
Reflexiones antes de tener un gato
Rosa Roldán 15-04-2015 | 8:16 | 0

Siempre hablamos de los beneficios de compartir tu vida con un gato pero, hasta ahora, no nos habíamos parado a reflexionar sobre todo lo que significa la compañía de un pequeño felino en casa puesto que, aunque nadie te lo hay dicho antes, ahora tienes a tu cargo un ser vivo que depende de ti para cubrir sus necesidades básicas (comida, bebida, ejercicio y descanso adecuado…) porque, aunque no te lo hayas planteado hasta ahora, en el momento que decides incorporar un gato a tu vida, estás adquiriendo un compromiso a largo plazo con él y su bienestar.

 

Este artículo está pensado precisamente para hacer reflexionar a los futuros adoptantes. Podría quedarme con las innumerables horas de alegría que un gato traerá a tu vida, pero como sé de primera mano que muchos, terminan abandonados en la calle o en perreras, desahuciados y a su suerte, me parece adecuado plantearnos darnos un tiempo para valorar cuidadosamente los pros y contras, antes de decidir.

 

Aún con toda la información disponible, falta cultura y educación sobre lo que, realmente, significa compartir la vida con un gato, y la decisión que supone incorporar un animal a la familia, es decir, el verdadero significado de la sobradamente conocida expresión de  “tenencia responsable”.

 

Si el mes pasado escribíamos sobre los motivos por los que no tener un perro, en esta entrega queremos invitar a los lectores a reflexionar sobre las razones que debes plantearte muy en serio, antes de pensar en tener un gato.

 

Un gato te cambia la vida y la casa sí o sí

 

Pronto descubrirás que casi todos los gatos de casa tienen sus momentos de actividad punta a lo largo del día en los que, sencillamente, se activan y les entra la locura felina. Corren, se persiguen, saltan, cazan moscas imaginarias, vuelven a correr, trepan por los rascadores….

Cambian las rutinas (ahora tienes un despertador con pelo), la casa se debe “vestir” para el gato y, por mucho que te empeñes, vas a tener que lidiar a diario con los pelos que sueltan (salvo razas muy concretas que implican otros cuidados).

Vas a descubrir el fascinante mundo de los rascadores, camas y complementos felinos que redecorarán hasta el último rincón de tu hogar. Las ventanas y los radiadores estarán ocupadas por mantas y camitas para el nuevo inquilino y, por supuesto habrá muchos juguetes que aparecerán por todos los lados (incluido bajo los muebles) y, cuya “caza y acecho” hará la delicia de nuestro gato, sobre todo a altas horas de la madrugada.

 

Si además, alguien te regala o compras algún juguete con ruido, será el preferido por las noches o cuando te sientes a descansar.

 

Por supuesto, olvídate de leer o de trabajar en el ordenador sin la atenta mirada y supervisión del gato de la casa, que aprovechará cualquier momento de descuido para intentar acomodarse lo más cerca de ti (y de la fuente de calor).

 

Las ventanas y balcones también sufrirán la necesaria redecoración en forma de mallas o protectores para evitar caídas y accidentes.

 

Al volver a casa, por cansado que llegues, debes dedicarle un rato ya que lleva todo el día esperando y, por mucho que nos cuenten que los gatos son independientes, necesitan de nuestra compañía y atención (si no estamos dispuestos, mejor invertir nuestro tiempo en un videojuego de esos de cuidar mascotas).

Los cambios en casa han de planificarse con cuidado pues nuestros gatos adoran el territorio que conocen y pueden “despistarse” cuando cambiamos las cosas de su sitio o llegan novedades a casa, sean del tipo que sean.

Tampoco puedes faltar de casa durante muchos días seguidos, salvo que dejes a alguien encargado de su cuidado y supervisión.

Y descubrirás que, desde que llegó el gato, no tienes un minuto de intimidad porque, si te descuidas, lee contigo, intenta dormir encima del teclado del ordenador mientras trabajas, se intenta meter en la ducha cuando están dentro y por interferir, al menos descuido, te acompaña hasta el aseo….. Como en toda relación, te aporta pero te obliga a renunciar a ciertas rutinas anteriores. Como toda relación, necesita un periodo de ajuste y de adaptación para que funcione.

 

Lo que cuesta un gato…..

 

A pesar de su tamaño, un gato no sale barato… Incluso si lo recoges de la calle o lo adoptas en una entidad protectora, deberás afrontar los gastos de chip, vacunas y desparasitaciones. Además, conviene desparasitar periódicamente y una vez al año, como mínimo, necesitará visitar al veterinario para un chequeo rutinario y actualizar las vacunas. Esto significa una buena cantidad de euros, que debes tener en cuenta.

 

Además, no pierdas de vista que también puede enfermar: Come algo que no debe, siente dolor o molestias y, como cualquier otro ser vivo requiere atención veterinaria y, las urgencias o los problemas serios de salud pueden suponer un desembolso económico serio.

 

También tiene la mala costumbre de comer varias veces al día (y no come cualquier cosa). Algunos gatos son unos auténticos gourmets y, buena muestra de ello, son los spots televisivos donde nos muestran gatos sibaritas que no se conforman con cualquier cosa. En el plano de alimentación, actualmente hay disponibles muchas variedades, presentaciones y sabores tanto en versión seca como en latas o sobres.

 

Elegir un pienso de calidad que ofrezca garantías sobre ingredientes y el proceso de fabricación no es tarea fácil y requiere su tiempo.

 

A veces, lo barato sale caro y en el tema alimentación conviene invertir para evitar malos mayores. No sirve de nada darle al gato un pienso malo aunque barato, y tener que destinar el supuesto ahorro, al veterinario para tratar problemas de piel, digestivos o urinarios.

 

Tras las partidas importantes como veterinario y comida, existe la no menos desdeñable partida de complementos felinos como rascadores, juguetes, comederos, bebederos…. Te adentras en un increíble mundo donde la inversión puede alcanzar cifras tan altas como alcance tu bolsillo o tu imaginación.

 

De gatito a gato…..

Los cachorros suelen ser monísimos y muy demandados sobre todo por nuevos adoptantes pero, tienen la mala costumbre de crecer (algunas razas como el Maine Coon mucho) y hasta el mal gusto de engordar si no cuidamos su alimentación y atendemos sus necesidades de ejercicio físico. Sin embargo,  como nadie le preguntó al gatito qué quería hacer, es nuestra responsabilidad velar por él y debemos aceptarlo tal y como es.

Además cuando crecen, algunos se “vuelven brutos”. No es técnicamente cierto puesto que, en la mayoría de los casos, son los propietarios los que enseñaron al gatito a jugar de forma inadecuada (dejando que mordiera manos y pies). Si no actúas a tiempo enseñándole y aprendiendo tú mismo cómo a educarlo, puede que acabes encontrándote con un animal incontrolable.

Además cada gato tiene un carácter único y particular. Hay gatos activos y deportistas que pasan el día escalando y, por el contrario, hay gatos tranquilotes y pachones, que prefieren un buen cojín donde pasar el tiempo. Los hay ronroneadores y los hay discretos, los hay grandotes y otros menudos…..  Cuando llega un gato a casa, puede que las expectativas que tenemos, no se vean cumplidas en un primer momento (o nunca). El animal necesita tiempo para conocernos (igual que nosotros a él). Si no te ves con paciencia para asumir el reto, mejor déjalo estar.

 

También hacen ejercicio

 

Si pensabas que el gato con pasar las horas muertas en casa, del sofá a la cama, tiene suficiente, la llevas clara. A pesar de dormir muchas horas, casi 18 diarias, tiene varios momentos de actividad al cabo del día en los que le entra la locura y parece que se va a llevar por delante media casa como si fuera un vendaval. Además, suele reservarlos para nosotros, de forma que no perdamos detalle de su agilidad y destreza.

 

Para disfrutar de estos momentos juntos, es recomendable crear una rutina de juego diaria. Así el animalito sabe que va a disfrutar de tu compañía y atención. Aunque te hayan contado que por su carácter independiente, los gatos no necesitan atención, lo cierto es que son muchos los que sufren de estrés y ansiedad si no hay cierto orden en su vida y, dentro de ese orden debes estar tú.

 

Aquí huele a gato…

 

Las arenas, los muebles rascadores, la comida (sobre todo la húmeda…) son aromas conocidos para los que convivimos con gatos pero, pueden resultar insoportables para muchas personas. Si eres de olfato fino, plantéatelo seriamente…..

 

Ojito con las uñas….

 

Si te toca un gato cariñoso, puedes disfrutar de interminables sesiones de amasado de tripa (los que tienen gato me entienden). Yo recomiendo una manta gruesa para proteger tan sensible zona o, mejor aún, llegar a un punto de negociación intermedio con el gato para enseñarle a tolerar el corte de uñas desde el principio como una parte más de su rutina de aseo (como el cepillado o la limpieza de ojos u oídos)

 

Los rascadores pasan a formar parte de la decoración del hogar y, si además pretendemos que sean útiles al objetivo que perseguimos, deben situarse en la “zona caliente” de la casa ya que las marcas visuales informas a las visitas de la presencia de un gato en el hogar.

 

La desungulación es una forma cruel de admitir nuestro fracaso como educadores de nuestro gato. Por mucho que se empeñen, hay métodos mejores de proteger el sofá (por ejemplo, guardarlo en el trastero) antes que amputarle las últimas falanges de todos los dedos al animal.

 

Acostúmbrate al pelo de tu gato

 

Casi todos los gatos sueltan pelo (excepto razas específicas como los esfinge y devon rex). Los de pelo largo van a soltar mucho pero también los de pelo corto que, además, tiene la mala costumbre de clavarse en la ropa y en la tapicería del sofá. Vas a tener que esmerarte en los cepillados para reducir esta suelta de pelo y ayudar a tu gato con malta para evitar que se lo trague al asearse, formándose las temidas bolas de pelo que, en algunos casos, obligan a visitar al veterinario.

 

Si te gustan los gatos pero eres alérgico a ellos, no “hagas la prueba” con una raza determinada por mucho que lo hayas visto en internet o te lo diga algún supuesto entendido. El animalito no tiene la culpa de tu mala cabeza, ni puede evitar provocarte reacción y no se merece terminar en la calle.

 

Un gato vive muchos años

 

Los gatos pueden vivir muchos años pero, no tanto como los humanos. Por regla general, tu gato tiene una esperanza de vida de 10-15 años lo que significa que lo vas a conocer en todas sus etapas vitales (con todo lo bueno y menos bueno de cada una de ellas) pero sobre todo, va a necesitar de tu ayuda y atención cuando llegue a la tercera edad. Debes acompañarlo hasta el final y utilizar todos los medios a tu alcance, para evitarle sufrimientos.

 

Difícil decisión

 

Cada gato es único y, cuando decidimos incorporar uno a la familia, debemos tener claro que, detrás de lo que vemos, hay un mundo por descubrir en cuanto a carácter, afinidades, gustos….

 

Disfrutar de tu gato es fácil si sabes respetar su naturaleza pero, no debes perder de vista, que tu vida cambiará por completo durante mucho tiempo (toda la vida del gato) y eso supone un compromiso a largo plazo, que no todo el mundo está dispuesto a realizar.

 

El éxito en esta relación depende, en gran medida, de que nuestras expectativas sean realistas (no existe el gato perfecto igual que no existe la persona perfecta) y que sepamos apreciar a nuestro gato por lo que es y no por aquello que nos habíamos imaginado.

 

El gato es un gran comunicador y es capaz de expresar sus emociones claramente, mediante gestos, actitudes y vocalizaciones, haciendo alarde de un gran repertorio de maullidos para que atendamos cada una de sus demandas. Para una buena convivencia, es necesaria la comunicación y, por tanto la interacción entre persona y animal.

 

Y todo este esfuerzo merece la pena porque recibirás muchísimo a cambio y descubrirás todo lo que tu gato te puede ofrecer si estás dispuesto a asumir el reto.

 

IMG_3914

Ver Post >
Eligiendo guardería para vacaciones
Rosa Roldán 26-03-2015 | 9:06 | 0

Si tenemos pensado irnos de vacaciones y,  en caso de que nuestro peludo no pueda acompañarnos durante la escapada de Semana Santa, en la mayoría de las ocasiones, solemos optar por dejar al animal a cargo de un servicio de guardería.
En La Rioja hay unas cuantas Residencias Caninas (y alguna felina) muy buenas y con estupendas instalaciones y profesionales a cargo. Lo importante es visitarlas con antelación para ver la que mejor se adapta a nuestros requerimientos. Las sensaciones y vibraciones juegan un papel importante a la hora de elegir. Cada persona se identificará en mayor o menor medida con una u otra residencia. Un entorno cuidado y agradable, el personal atento, el ambiente relajado y enriquecido, los perros tranquilos, la amplitud de instalaciones y patios, la limpieza… son factores importantes a valorar a la hora de dejar a nuestro pequeño en un lugar u otro. Si te quedas convencido que has hecho una buena elección, te sentirás más tranquilo cuando dejes a tu perro y no pasarás ansiedad, pensando en si estará bien atendido.

 

Muchos propietarios que se enfrentan por primera vez con este tipo de decisión, tienen miedo dejar a su perro en una residencia. Piensan que el animal no se adaptará fácilmente, que lo pasará mal y que extrañará a la familia. Lo cierto es que el perro vive el presente y no se preocupa demasiado sobre el pasado ni tampoco el futuro. Por supuesto que hay un lógico periodo de adaptación y que el animal echará de menos en un primer momento a sus dueños, pues está en un sitio nuevo y desconocido. Sin embargo en poco tiempo se empezará a relajar.

 

Lo normal, una vez superados los primeros días, es que el perro empiece a pasárselo pipa puesto que él también “está de vacaciones”. Cuando vuelvas, estará feliz de verte y de irse a casa contigo pero su estancia no le hará supuesto ningún trauma. Al contrario, a muchos perros les ayuda enormemente este tipo de estancias puesto que les proporciona nuevas experiencias y ayuda a socializarse de un modo diferente a como lo hacen normalmente.
Algunos perros están a gusto desde el primer día y otros tardan más. Es posible que el primer día no quieran comer o jugar mucho. No obstante, la mayoría de los perros se adaptan perfectamente a las nuevas rutinas pasados un par de días.
Si ya has decidido, reserva con antelación la estancia, puesto que las residencias están muy solicitadas en periodos vacacionales.
Recuerda que el animal debe tener la cartilla en regla. La residencia te exigirá la documentación sanitaria del perro para asegurarse que cumple las pautas reglamentarias de vacunación y la desparasitación interna y externa.
Informa a los responsables de las instalaciones de todos los cuidados adicionales que necesite tu perro, ya sean de tipo médico o alimenticio. Para más seguridad escríbelos en una hoja que podrás entregar en la clínica para que no haya errores.
Deja un teléfono de contacto donde puedan localizarte en cualquier momento. Si cuentas con un familiar o un amigo que pueda acudir a la residencia en caso de emergencia, facilita también su teléfono.

 

Comenta con los responsable cualquier detalle sobre el animal que crees que deben saber, por ejemplo, su carácter y sus puntos débiles: Si puede salir a pasear con otros perros de su mismo sexo, si obedece, si es juguetón, si tienen la costumbre de comer lo que encuentra….

 

Para hacer la estancia de tu perro más agradable, puedes seguir unos sencillos consejos adicionales:

  • Puedes dejar una manta o una prenda con tu olor para que la depositen en el chenil que ocupe tu perro. Reconocerá tu olor y se tranquilizará en gran medida.
  • Si tu animal nunca ha estado en una residencia lo ideal es que empiece por una primera estancia corta de un fin de semana. Necesita una toma de contacto para que las futuras experiencias resulten positivas para él.
  • Si te ha ido bien con una residencia, cuántas más veces le lleves al mismo sitio más familiar será el terreno para tu animal y menos le costará adaptarse.

 

Además de las guarderías tradicionales, hay servicios de guardería a domicilio pensados para animales mayores, enfermos o que se adaptan peor a los cambios.
Guardería a domicilio de Perrygatos
Decidas lo que decidas, es recomendable tomarse un tiempo en valorar todos los servicios que nos ofrece cada una de las diferentes alternativas y visitarlos con anterioridad para tener toda la información necesaria. Si te sientes a gusto con la opción elegida, disfrutarás mucho más de tu descanso y tu peludo estará atendido y feliz.

 

En la foto, los recién llegados a Lola y Zar. Son los chicos tutelados por Dan Defensa Animal del Norte que buscan hogar. A mi lado Chelu mestizo mediano de año y medio y en el grupo, Alonso (blanco y negro de un año y tamaño medio/grande), Helen (una perrita muy dulce dos años y tamaño mediano) y Gara la pequeña de año y medio y de lo más simpática.

 

Todos buscan hogar. Contacta con: dan.asociacion@gmail.com

 

10349877_10205174182167279_5511701986017958963_n

Ver Post >
Cargado pilas para la semana
Rosa Roldán 23-03-2015 | 8:44 | 0

Los fines de semana se llenan de actividad en Lola y Zar con propuestas lúdicas, formativas y para disfrutar en la mejor compañía de nuestros peludos. Si el viernes tocaban juegos y el sábado Escuela de Cachorros, ayer fue el turno del grupo de Ciudadano Canino Ejemplar que, al mal tiempo, supieron ponerle la mejor cara y pasar un estupendo rato compartiendo prácticas y experiencias.

11037559_915238571859808_8618711090172935323_n

 

Pero, si me tengo que quedar con dos imágenes de este fin de semana, sin duda son las de Negrilla y Neus, dos de las perritas más dulces con las que he podido trabajar, ahora felices descansando en sus respectivos nuevos hogares. Gracias a sus familias por darles esta gran oportunidad y a todo el equipo de DAN-Defensa Animales del Norte y a colaboradoras como Ariadna Cánovas Rivas que vela por todos los adoptados y acogidos, a Carolina Felina por echarnos una mano desde el Sur de España, a Silvia, a Elena, aGissella, a Conchi y a todos los que, de un modo u otro ponen su granito de arena para que los finales felices no sean solo cosa de película.

 

11082348_10205203606422867_1678014228018803834_o10382030_10205203606262863_7051977866485508649_o

 

Es el turno de Merlín y Oscar estos dos simpáticos jovenzuelos felinos en adopción a través de DAN-Defensa Animales del Norte que además son los encargados de abrir la semana.

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

11080960_10205203653624047_6331035704782773193_n

Ver Post >
Gatos sociales y dos hermanos buscando hogar
Rosa Roldán 13-03-2015 | 8:48 | 0

Aunque hoy es viernes 13, nos dejamos de supersticiones y hablamos de gatos que, a pesar de la creencia popular, no son animales solitarios. Son seres independientes que pueden llegar a adorar la compañía de otros animales por la oportunidad que les supone de relacionarse y jugar.

 

Las ventajas de la convivencia entre dos gatos son muchas: interacción, juego, comportamiento, salud, entre otros…., Para lograr estos beneficios, debemos armarnos de buenas dosis de paciencia y conocer a nuestro compañero de cuatro patas. Que dos gatos convivan en la misma casa, no quiere decir necesariamente que se lleven bien aunque tampoco lleguen a pelearse.

 

http://perrygatos.es/art%C3%ADculos/notas-de-inter%C3%A9s-sobre-gatos/convivencia-entre-felinos/

 

Oscar y Merlín, dos hermanos en busca de hogar. No llegan al año de edad, están esterilizados, vacunados y son negativos felv-fiv. Aunque al principio se mostraban muy tímidos, se van soltando con la gente y con otros animales. Les encanta jugar juntos y con los plumeros y juguetes de la residencia Lola y Zar donde esperan su oportunidad.

 

Contacto: dan.asociación@gmail.com

 

 

Ver Post >