La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

gatos

Juegos entre gatos
Rosa Roldán 16-11-2016 | 8:20 | 0

En edades tempranas, el gatito aprende mediante el juego las reglas esenciales para la vida en grupo y se va percatando de las consecuencias de su comportamiento. La madre alienta a los pequeños a jugar. De este modo les enseña a controlar la fuerza de su mordida y los principales mecanismos de defensa en su vida de adultos.

Los mordiscos en estos juegos empiezan alrededor de la cuarta semana, con enfrentamientos entre los ‘hermanos’ en los que se intercalan ataques y empujones que se interrumpen a la menor muestra de dolor por parte de cualquiera de los ‘púgiles’. El gato aprende a través del juego, a identificar cuando su mordedura empieza a causar dolor y la forma en que podrá jugar con sus dueños sin infringir daño.

Por ese motivo, no debemos acostumbrar al gatito pequeño a jugar con las manos jamás. Puede parecernos gracioso cuando los dientecitos de leche apenas son agujitas pero, cuando nuestro cachorrito crece y se convierte en un gatazo con la dentición completa y desarrollada, el juego no resulta tan agradable para nosotros aunque, para él, sigue siendo un juego y, además, no entiende que nos enfademos por algo que nosotros mismos hemos consentido.

Es preferible jugar siempre utilizando los juguetes adecuados que mantengan nuestras manos alejadas de las garras y dientes de nuestro gato.

Imagen: goo.gl/85nAz3

dos-gatos-jugando-2726

Ver Post >
Gatos y ronroneo
Rosa Roldán 02-11-2016 | 8:17 | 0

Ronronear es una voz onomatopéyica que el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define como emitir el gato una especie de ronquido cuando está satisfecho.

En inglés, “to purr”, también es una palabra onomatopéyica.

Existen muy pocas referencias y estudios acerca de cómo se origina y cuál es la función del ronroneo en los gatos y, los que existen, son bastante antiguos. El mecanismo por el cual los gatos ronronean es, todavía, un misterio. Algunos investigadores achacan este desconocimiento que en el momento en que se intenta emprender alguna medición o determinar el mecanismo de este sonido, el gato deja de ronronear.

https://www.perrygatos.es/art%C3%ADculos/notas-de-inter%C3%A9s-sobre-gatos/ronroneo-y-gatos/

cache_2435716557

Ver Post >
En casa con gato… ¿Quién educa a quién?
Rosa Roldán 20-10-2016 | 8:01 | 0

A veces, el tiempo nos absorbe y, olvidamos lo que es realmente importante en la relación con nuestros gatos de casa, como esos momentos tan “educativos” que nos proporcionan cada día, en los que aprendemos realmente cómo son, mientras nos miran desde sus grandes ojos redondos y profundos.

Dedicar tiempo para observarlos y aprender cómo intercambian mensajes entre ellos y con nosotros, es de lo más enriquecedor para conocer bien a cada gato. Saber qué le gusta y qué no y, sobre todo, la forma en que te lo hace saber.

No hay dos gatos iguales. Cada cual tiene su propia personalidad, y si somos capaces de aceptarla, resultará más fácil interpretar sus interesantísimos códigos de comunicación.

Por eso, muchas veces pienso que mi gata me tiene totalmente domesticada….

https://www.perrygatos.es/art%C3%ADculos/colaboraciones-con-publicaciones/mi-gata-me-tiene-domesticada/

 

48b464ede22ab76c733f1b441e6274ee

Ver Post >
¿Qué parte del “miau” no has entendido?
Rosa Roldán 13-09-2016 | 7:47 | 0

Cuando los gatitos maúllan lo hacen para llamar a su madre, para indicarle que necesitan ayuda o tienen hambre. Para nuestros gatos domésticos, nosotros somos como una madre adoptiva así que, cuando quieren pedirnos algo, lo expresan en el lenguaje propio de los gatitos.

 

Cada gato emplea su propio registro personal e intransferible y un mismo propietario es capaz de discriminar perfectamente entre los maullidos de cada uno de los gatos con los que convive. Dado que los gatos tienen una gran capacidad de aprendizaje y adaptación, son capaces de emplear diferentes tipos de “miaus” en función de la situación y las necesidades.

 

Tipos de miaus

 

Algunos usan el “mi”, “me” o, incluso, el simple “ee” para saludar. El “meee” alargado suele ser muy empleado para solicitar nuestra atención cuando tiene ganas de jugar.

 

Hay sonidos característicos como el lastimero maullido de “dame de comer” que cada gato usa de forma totalmente personalizada para su propietario.

 

Algunos gatos que conozco, usan el “mao” “mo” cuando quieren salir, y si se aburren suelen usar “ao”.

 

Otros se comunican con “purrus” y “miiiiiiiiiiii” y, a la mayoría, le suele fallar el “miau” completo que suele quedarse en un simple “miaa”.

 

Un sonido que usan mucho nuestros gatos es el que producen ante la vista de un pájaro o un insecto en la ventana. Lo acechan un rato mientras vocalizan “iiiihh”.

 

Gatos callados y gatos habladores

 

La personalidad de los gatos, se manifiesta también en sus ganas de comunicarse. Mientras algunos son muy callados y son capaces de permanecer en silencio durante horas, otros en cambio, son más parlanchines y no son capaces de estar ni un minuto.

 

Imagen: http://goo.gl/kL31W0

 

ad02d2912d6d8b342565c0aa8824b540-1

Ver Post >
La vida es mejor con ellos
Rosa Roldán 14-07-2016 | 6:18 | 0

Los perros y los gatos son animales extraordinarios pero, a veces, nuestro ritmo de vida, el entorno doméstico o unas expectativas poco realistas por parte del propietario, puede superarlos y empiezan los conflictos.

 

El hecho de que el comportamiento de un animal no sea del agrado de su propietario o que le cause disgustos, no significa necesariamente, que la conducta sea anormal. En muchas ocasiones, estamos ante comportamientos propios de la naturaleza del animal, pero indeseables para la convivencia con el ser humano.

 

Muchas veces, estos comportamientos que vemos como inadecuados, son reacciones normales ante diversas situaciones conflictivas que se le plantean al animal; No es raro pedirles cosas que nadie les ha enseñado (que no ladren, que no arañen, que no mordisqueen….) y enfadarnos si no cumplen.

 

En estos casos se hace necesario trabajar con el propietario informar sobre la naturaleza y características de su animal y ofrecer las herramientas para que pueda darle alternativas válidas y enseñar a su perro o gato lo que espera de él.

 

Definitivamente, la vida es mejor con un perro o con un gato (o con los dos). Aprender de ellos para poder ofrecerles lo mejor de nosotros mismos en su día a día, es el mayor reto que se nos plantea como guías y responsables de su educación, cuidado y bienestar.

 

http://perrygatos.es/conducta/

 

Pets make it better

Ver Post >