La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

gatos

Peluches para gatos activos
Rosa Roldán 20-11-2014 | 8:38 | 0

Una buena pista para gatos activos y muy juguetones a los que, incluso a sus hermanos gatunos, les resulta difícil seguir el ritmo o para “hijos únicos” que buscan atención constante y persiguen nuestras manos, consiste en proporcionarles un “hermano” artificial de juegos que pueda llevarse de aquí para allá.

Los peluches de un tamaño adecuado al animalito pueden servirnos y, para introducir a nuestro pequeño felino en el juego, nada mejor que simular que es una marioneta y tentarlo con el juguete. Así estaremos evitando exponer las manos como parte del juego y conseguiremos que la atención de nuestro gato se centre en lo que nos interesa.

Ver Post >
Sensibilidad Felina
Rosa Roldán 04-11-2014 | 7:45 | 0

Todos los que vivimos con gatos, hemos apreciado en más de una ocasión, lo atentos que están a todo, incluso a nuestro estado de ánimo. Los gatos son seres extremadamente sensibles, a pesar de la fama de desapegados que tienen. Auténticos detectores de energía, pueden “notar” la tensión en el ambiente por ejemplo, cuando volvemos malhumorados a casa o hemos discutido por algo o con alguien, y aún nos dura el enfado.

Los rechazamos e incluso nos molesta, cualquier intento de acercamiento por su parte así que, como también son muy listos, desaparecen de la vista durante un buen rato, para reaparecer justo cuando nos hace falta su consuelo.

 Cuando se enfadan…

A veces, nuestro gato parece estar enfadado con el mundo que ve a través de la ventana pero realmente no suele ser así. Los gatos son unos cotillas fantásticos y, son felices estando al tanto de todo lo que sucede alrededor aunque, a veces, les cause algún que otro disgusto pues, igual que anticipan nuestra llegada a casa, también son capaces de percibir la presencia de perros o gatos nuevos en el vecindario y, en algunos casos, su visión a través de los cristales puede ser origen de malestar. No es raro el caso de un gato que de repente, sin causa aparente, se enfada y lanza algún bufido o manotazo, contra otro gato de casa, tras haber estado un rato aposentado en la ventana. Si ha visto algún animal vecino a través del cristal y no le ha gustado lo que ha visto, la tensión del momento se acumula y se redirige contra el primer ser vivo que pasa a su lado. No quiere decir que siempre sea así pero, si ocurre, estemos atentos pues tiene explicación y también solución para evitar que vuelva a repetirse.

Los cambios de decoración que hacemos cada cierto tiempo en nuestras casas, tampoco los aceptan demasiado bien y no son pocos los gatos que manifiestan signos de estrés ante nuevos muebles o cambios en el ambiente donde se mueve.

Cuando llegan nuevos animales o personas a casa, necesitan un tiempo de ajuste o adaptación donde su territorio es aún más importante de lo que ya es habitualmente pues necesita un lugar donde sentirse seguro y a salvo. Los cambios adicionales en estas circunstancias (muebles, decoración…) están más que contraindicados pues aumentamos el nerviosismo que ya existe, comprometiendo las presentaciones.

Los castigos también son fuente de estrés. A un gato nunca se le puede educar como si fuera un perro. Te lo tienes que ganar y nunca debería asociarte con algo malo. Por ejemplo, si quieres que tu gato no se suba a la encimera para evitar que se queme cuando estás cocinando o, simplemente porque te molesta, no tiene sentido andar detrás de él regañándolo cada vez que lo veas arriba. Tampoco sirve el chorrito de agua que causa más disgustos que beneficios ya que además, el gato aprovechará cuando tú no estés para inspeccionar la encimera ya que no habrá aprendido nada más allá de evitarte. En este caso, una sencilla solución es poner cinta adhesiva de doble cara en los bordes de la encimera (recordad que los gatos estudian bien el terreno antes de aventurarse y saltan justo al borde de la superficie). La sensación pegajosa les resulta desagradable y descubrirán por sí solos que no tiene sentido subirse.

En estas situaciones de estrés, de tensión o de malestar mantenidas, es más que probable que tu pequeño felino se la ingenie para avisarte de que algo no va bien aunque no todas son igualmente buenas pero sí válidas para la naturaleza del gato. En algunos casos donde el propietario se siente abatido o triste, muchos gatos se dedican a “consolar” a su humano, mediante la cercanía. Se apoyan mutuamente

En otros casos, pueden darse dos circunstancias diferenciadas: Bien estará más distante y poco receptivo a caricias llegando incluso a rechazarlas de manera evidente o bien empezará a dejar claras señales e determinadas zonas de la casa a través de marcaje con uñas, con orina o, incluso con heces.

Al menor signo de estrés en nuestro gato, lo primero es hacer un repaso “mental” de los posibles cambios que hemos realizado en rutinas o ambiente. También es bueno evaluar nuestro estado de ánimo.

Al hilo de esto, recuerdo el caso de un gatito que dejaba marcas de orina por diferentes zonas de la casa. Descartado cualquier problema físico con su veterinario de referencia y en una visita al domicilio, los propietarios reconocieron que eran dados a redecorar frecuentemente la casa, introduciendo nuevos elementos y que los episodios se recrudecían especialmente en estos casos.

Se les recomendó parar un tiempo los cambios o, al menos, hacerlos de manera gradual, con el fin de respetar el ambiente donde se movía el animal (recordemos el espacio seguro de gato y la necesidad de disponer de caminos de olor que le proporcionen tranquilidad). El problema se resolvió sin más contratiempos.

Mimos en exceso….

A casi todos los gatos de casa les encanta ser acariciados pero, ojo, que el exceso de caricias puede ser molesto y te lo hará saber a la manera felina. Si estás acariciando repetidamente a tu gato mientras lees o ves la televisión y, de repente se cuelga de la mano con uñas y dientes, quédate quieto puesto que, al menor movimiento, desencadenarías un ataque de verdad. En ocasiones lanzar algo lejos de nosotros, redirige la atención del gato pero, normalmente, al quedarnos quietos, en poco tiempo, el gato pierde interés y se aleja.

Lo que nos hemos perdido antes del intento de ataque, son todas las señales que el gato nos ha lanzado a través de su lenguaje corporal (A todos nos pueden gustar las caricias pero el exceso, cansa). La próxima vez, fíjate: La clave suele estar en la cola puesto que si empieza a moverla de un lado a otro, es el momento ideal de parar la sesión de caricias. Cada animal tiene su propio nivel de tolerancia y, es nuestra responsabilidad como propietarios, conocerlo y respetarlo.

Disfrutando de los rituales

Cada gato tiene sus propios rituales con respecto a sí mismo, al resto de animales del hogar y también a nosotros.

 

Los gatos son capaces de compartir recursos aunque respetan el turno de cada uno. Es decir, son capaces de usar la misma cama pero es más que probable que uno la use todas las mañanas y otro todas las tardes y, aunque nunca estén juntos, es una forma de convivencia en armonía.

Sobre mimos, ¿Quién no disfruta de los momentos que le regala su gato, cuando vienen a descansar a nuestro lado, a pedirnos mimos o simplemente a estar cerca?

Bufy por ejemplo siempre pide mimos desde el cabecero del sofá y busca frotar su carita con mi cabeza. Es una forma de marcarme y yo se la respeto pues le da seguridad.

Gordita es todo amor. Si voy al sofá, se viene a pedir caricias. Si vienen visitas sale a saludar a todo el mundo. Mantiene una relación cordial con todos pero mucho más estrecha conmigo. Todas las mañanas pide salir un rato al descansillo del portal como una rutina reservada solamente a nosotras dos. No hacemos nada especial. Se viene a mi lado y se deja acariciar. Es nuestro momento de intimidad, alejadas del resto de la casa.

Conocer la naturaleza del gato, ayuda a entenderlo y a ayudarlo en caso necesario. Conocer las rutinas de cada uno, ayuda a disfrutar más de tu relación con él y estrecha el vínculo que os une.

Ya tenemos todo preparado para este fin de semana!!!! Si te gustan los gatos y te interesa saber más sobre ellos para entenderlos y disfrutar de la relación, esta es tu oportunidad. Aún quedan plazas!!!

http://perrygatos.es/gatos/curso-completo-de-comportamiento-y-comunicaci%C3%B3n-felina/

Ver Post >
Presentaciones entre gatos y dos buscando su lugar
Rosa Roldán 02-09-2014 | 1:42 | 0

El sábado pasado estuvimos supervisando las presentaciones entre Odín, Ricky (dos gatos que ya se conocían) con Chico y Félix alojados en la Residencia Lola y Zar.

Esta pauta puede parecer un poco atípica, acostumbrados como estamos a leer que hay que aislar a los gatos durante periodos más o menos prolongados pero, al igual que sucede con el resto de los seres vivos, cada gato es un mundo y no todos llevan igual de bien los encierros largos, siendo incluso contraproducentes en algunos casos.

No obstante, esta tipo de presentación únicamente se puede llevar a cabo cuando conocemos el carácter de todos los protagonistas y podemos anticipar reacciones. Además, no “soltamos” a los nuevos a la ligera, sino que, en estos casos, introducimos los transportines de cara a la pared y tapados durante un rato hasta que los anfitriones pierden la curiosidad inicial y vuelven a sus rutinas, momento en que aprovechamos para abrir a los nuevos y dejarlos investigar a su ritmo sin forzar en ningún momento los encuentros pero supervisando de cerca cada gesto corporal y facial.

Como podéis comprobar, son un rato sociables y además están acostumbrados al contacto con perros, algo que también nos parece importante trabajar en refugios ya que, en muchos casos, van a convivir entre especies y, este trabajo previo, nos puede ayudar de cara a la futura adaptación a su hogar definitivo.

Odín, el atigrado tabby tiene cuatro años y mucha historia a sus espaldas. A pesar de todo, es un gato todoterreno que se adapta a las circunstancias. Necesita su propio espacio y una persona con experiencia en felinos que sepa leerlo para darle lo que precisa.

Contacto: adopcionesesperanzafelina@gmail.com

Ricky e rubiales tiene año y poco, fue rescatado hace meses de la perrera y hubo que amputarle el rabito debido a una infección. No tiene secuelas y hace una vida totalmente normal. Es grandote y de lo más cariñoso.

Contacto: asociacionochovidas@gmail.com

Ambos se entregan con contrato de adopción y seguimiento. Test de Inmuno y Leucemia, vacunas, chip y esterilizados.

Ver Post >
Menos palabras con tu perro y Asia buscando hogar
Rosa Roldán 17-07-2014 | 2:52 | 0

En la relación con nuestro perro, abusamos de las palabras demasiadas veces, cuando en realidad, el lenguaje hablado suele ser de escasa utilidad para el animal. Cuantas veces te has sorprendido repitiendo aquello de “Toby sienta, sienta, sienta…. que te he dicho que sientes…” Así conseguimos como mucho que el perro aprenda que, sentarse, implica que repitamos la señal cinco veces.

Si estamos iniciando un nuevo ejercicio, es preciso establecer una vía de comunicación entre nosotros, de forma que el perro reciba el mensaje de forma clara e inequívoca y el lenguaje corporal es mucho más claro para él. El vídeo que ilustra esta nota explica claramente cómo ve el mundo nuestro perro y, lo que es mejor, como nos ve a nosotros. Ya lo hemos usado anteriormente pero es un trabajo de gran calidad que merece la pena recuperar.

En definitiva, lo que viene a decir es que podemos moldear la conducta del animal mediante actos o señales y no con tantas palabras. Los perros son mucho más visuales que nosotros y un simple gesto es para ellos mucho más comprensible.

https://www.youtube.com/watch?v=D2-jNjwLWxI&hd=1

Asia aún tiene mucho camino por delante. Rescatada de la perrera, empieza a conocer el mundo y a confiar en las personas. En las fotos, Asia conociendo a los felinos Félix y Kety también en adopción…

Si quieres ayudar apadrinando o adoptando a cualquiera de ellos, escribe a dan.asociacion@gmail.com

Ver Post >
Cuidados del gato en acogida y unos peques buscando hogar
Rosa Roldán 11-07-2014 | 9:11 | 0

Son muchos los gatitos recogidos en las últimas semanas así que hoy, os dejo unos cuantos consejos sobre cómo actuar:

  • Lo primero, fuera nervios. Es importante estar tranquilos, relajados, y comprobar que el animal también lo está.

  • Los gatos oyen increíblemente bien. No hace falta gritarles, aunque preparen alguna trastada.

  • Dejar que siempre sea el gato el que inicie el contacto. Tendemos a poner las manos rápidamente sin conocer al animal y eso es una descortesía por nuestra parte. Debemos permitirle que nos huela y se frote contra nuestra mano en señal de aceptación. Si no lo hace, nunca forzar el contacto.

  • Respetar sus horarios de sueño. No despertar a los gatos cuando duermen.

  • Jugar de forma adecuada y nunca con las manos.

  • Nunca pegar a un gato de acogida.

Preparando la casa al modo felino:

Una vez en casa, es necesario proveerle una zona segura (libre de peligros) donde debe permanecer cuando no esté supervisado, sobre todo al principio, que incluya:

  • Zona de descanso. Para ello le proporcionaremos una cama, con techo preferentemente. A veces, nuestro gatito nos sorprenderá, dejando de lado la estupenda camita de lujo que le hemos comprado, e inclinándose por nuestra cama, nuestro sofá o la estantería más alta a la que pueda llegar. Que no nos extrañe. Muchas veces, su transportín o una simple caja de cartón con una toalla pueden ser camas estupendas.

  • Zona de alimentación. Un bebedero y un comedero, preferiblemente de acero inoxidable y, por supuesto, alejados de la bandeja sanitaria.

  • Zona de eliminación. Para ello elegiremos una bandeja sanitaria de bordes bajos (alejada del comedero y el bebedero). Debe ser lo suficientemente amplia como para que el gatito, cuando crezca, quepa entero y pueda moverse dentro con facilidad. Son muchos los gatos que rechazan la bandeja por ser demasiado pequeña o incomoda.

  • Zona de juego que, enriqueceremos, con juguetes apropiados y, muy importante, un rascador estable donde pueda afilarse las uñas, estirarse y escalar. El rascador debe ser firme y estable. No suelen servir aquellos que se cuelgan de las puertas, puesto que, si se mueve o se desestabiliza durante su uso, el gatito jamás volverá a usarlo.

Se puede favorecer la aceptación de la bandeja tomando las siguientes medidas:

  • La bandeja debe ser, preferiblemente, descubierta, de bordes bajos y de tamaño suficiente para favorecer la entrada y salida del gatito.

  • Los desechos deben ser limpiados diariamente y toda la arena debe ser reemplazada al menos 1 vez por semana.

  • La bandeja sanitaria, siempre debe estar alejada del comedero y del bebedero, en lugares tranquilos y de fácil acceso para el gato.

  • Debe haber suficiente cantidad de bandejas para el número de gatos.

Los gatos están “programados” para usar la bandeja. Cualquier uso inadecuado, debe ser tenido en cuenta, pues puede deberse a diversos motivos que deben ser revisados cuanto antes.

Por último y no menos importante, es necesario visitar al veterinario cuanto antes para descartar enfermedades y programar el calendario de desparasitaciones y vacunaciones, de forma que garanticemos la salud de nuestro gatito.

Los peques que ponen cara al post están en adopción. Fueron recogidos hace algunas semanas y están en acogida a la espera de hogares definitivos. Son limpitos y educados y han sido bien socializados por lo que son compis perfectos para casa.

Contacto: cherasy@hotmail.com

Ver Post >