La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

la rioja

Conductas estereotipadas y su influencia en la calidad de vida del perro
Rosa Roldán 20-05-2015 | 7:11 | 0

Es relativamente frecuente ver vídeos catalogados como graciosos o imágenes de perros mordiéndose la cola e, incluso en algunos casos, llegándose a hacer heridas de consideración. Se trata de un problema con varios frentes que deben atajarse lo antes posible para preservar la estabilidad física y psicológica del animal.

 

Las conductas estereotipadas, son en realidad conductas repetitivas, realizadas de forma invariable que carecen de una función específica pero que se autorrefuerzan a sí mismas como una vía de escape ante una situación que el animal no controla (soledad, aburrimiento, dolor físico….etc)

 

Pueden presentarse de formas diversas, siendo las más frecuentes la conducta de perseguirse o mutilarse la cola (tail chasing), la de andar en círculos (circling), la lesión por lamido de la zona anterior del carpo (la muñeca en humanos) y que se denomina dermatitis acral por lamido, y la conducta de “cazar moscas” consistente en que el animal fija su atención en un objeto inexistente y, se lanza hacia él con intención de atraparlo.

 

Las estereotipias interfieren en la conducta normal del animal y son motivo de preocupación para el propietario. Suelen ser problemas que necesitan la actuación conjunta de dueño, veterinario y educador.

 

En ocasiones hay problemas orgánicos que causan dolor o irritación y que son responsables del inicio de una estereotipia como por ejemplo, una infestación por pulgas, que puede originar irritación en el tercio posterior de la cola, dando lugar a la conducta de tail chasing.

 

En ejemplos como el vídeo, es preciso ponerse manos a la obra y averiguar los motivos que conducen al animal a actuar así, para poderle ayudar de forma eficaz y lo más rápidamente posible. No sirve de nada reñirle, pues ya se siente bastante vulnerable y lo que más necesita en estos momentos, es apoyo. Cualquier reacción que presentemos ante el comportamiento inadecuado de un perro, solo potencia que lo repita con más frecuencia y se autorrefuerza. Al fin y al cabo, la conducta que nos muestra el perro, es el resultado de un deterioro progresivo en su calidad de vida y en la relación con la familia y hay que buscar soluciones y no quedarnos en la anécdota de lo “gracioso” de la conducta pues, desgraciadamente, el animal sufre y necesita ayuda urgente.

 

https://www.youtube.com/watch?v=FBbIq4ACp0E

 

Dunia es una podenca camino de los tres años de edad. Llegó con mucho miedo que va superando poco a poco gracias al trabajo y cariño de las cuidadoras.

 

Contacto dan.asociacion@gmail.

 

1236157_538485126221333_1923900367_n

Ver Post >
La educación también se puede trabajar de forma divertida
Rosa Roldán 18-05-2015 | 7:15 | 0

Las señales básicas de educación canina pueden convertirse en un juego divertido para ambos. Empieza en casa de forma tranquila y ve incrementando las distracciones a medida que el animal avance y tú cojas seguridad.

 

En los juegos de llamada, conviene elegir una palabra diferente a las que usamos para otras cosas. La señal “aquí” me suele gustar mucho porque no es la habitual pero puedes elegir cualquiera con la que te sientas cómodo y que sea fácil para tu perro y deberías usarla siempre que le llames. La forma correcta es “perrito aquí”. Informa siempre a tu perro de lo que esperas de él. En caso contrario, lo despistarás y no querrá participar del juego.

 

La llamada al igual que el resto de la educación, ha de ser alegre pues buscamos la curiosidad natural del animal y, si nos mostramos felices, el perro estará deseando venir a ver qué ocurre. Llámalo una vez y espera. Nos solemos impacientar en cuanto no acude inmediatamente. Cuenta hasta 10 antes de volver a llamarlo. En estos casos, es bueno acompañarse del lenguaje gestual pues los perros son mucho más visuales que nosotros. No pasa nada por agacharnos o movernos, animando al perro, cuando estamos empezando, para hacer aún más atractiva la actividad.

 

Una nueva oportunidad de aprender nuevas técnicas, practicar y disfrutar de una mañana divertida y diferente junto a tu perro:

 

http://perrygatos.es/perros/paseo-y-llamada/

 

Erik es uno de nuestros veteranos… Nacido en 2006 lleva mucho tiempo esperando que alguien se fije en él. Obediente, cariñoso, de carácter noble y paciente, no pierde la esperanza de tener un día su propia familia y hogar.

 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

10917433_790368404366336_6931506621392322922_n

Ver Post >
Miradas que son un premio
Rosa Roldán 14-05-2015 | 1:51 | 0

Una simple mirada puede ser el mejor premio para tu perro. Sin embargo, ojo con usarla de forma indiscriminada tanto para premiar como para regañar, ya que, se vuelve impredecible para el animal y, por tanto, pierde su valor.

 

En este sentido, hay perros que antes que pasar desapercibidos, prefieren buscar a atención negativa de su humano, es decir, su enfado (por ejemplo cuando los miramos y regañamos por ladrar a otros perros o personas) y no queremos reforzar determinadas conductas a través de la mirada.

 

Helen es una preciosa perrita, de tan solo 2 años de edad. Tamaño mediano-pequeño (44 cm hasta la cruz aprox). Se muestra timida con las personas al principio, pero luego se suelta en seguida.

 

Es una perra encantadora que necesita que le den todo el amor del mundo. Tiene un tamaño ideal para casa!

 

dan.asociacion@gmail.com

 

11193309_10200340968684952_8322734425004620610_n

Ver Post >
Educar y aprender es cosa de dos
Rosa Roldán 04-05-2015 | 7:32 | 0

En el tema de la educación, no se puede cargar la responsabilidad únicamente en el perro. No se le puede pedir que haga algo que no le hayamos enseñado previamente y se haya fijado de forma coherente. Sería como tratar de echarle la culpa cuando algo no nos sale bien, simplemente porque estaba al lado. Tan importante es desear tener perro como evaluar nuestra capacidad para hacernos cargo de todo lo que implica: Además de alimentación y cuidados veterinarios, todo lo relativo a vivir en sociedad como enseñarle a pasear, a comportarse de manera adecuada en espacios públicos…, a saber estar, en definitiva.

 

Elegir el compañero más adecuado a nuestro estilo de vida resulta fundamental y hemos hablado en anteriores artículos sobre ello. Sin entrar al tema y, simplemente, por poner un ejemplo, no conviene elegir un perro muy activo, si somos más de sofá y manta. Sería una relación condenada al fracaso casi desde el principio.
Aprender las pautas más básicas como pasear sin tensión, llamarlo de forma efectiva y ciertas habilidades básicas, puede ser un trabajo relativamente fácil si tienes mucho empeño o te pones pronto en manos de un buen educador profesional, que te ayude a conocer a tu animal y su naturaleza, sus necesidades y, sobre todo, a ser consciente de tu propio lenguaje corporal frente a tu perro.

 

Procura facilitar las cosas y ayudar a que el perro acierte. Él aprenderá antes y ambos disfrutaréis de la experiencia.

 

CHELU es un guapo podenco de solo año y medio, de  tamaño mediano (50 cm hasta la cruz) . Es súper sociable, pacífico y bonachón. Solo quiere jugar y agradar y se lleva estupendamente con gatos.
No pierde la esperanza de salir de encontrar a una familia para dar y recibir todo el amor del mundo.

 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

11193315_10200340956644651_6401515667054569471_n

Ver Post >
A tu perro le encanta revolcarse y no siempre es en hierba
Rosa Roldán 30-04-2015 | 7:18 | 0

No es infrecuente observar a un perro revolcarse en el suelo, sobre la hierba o sobre restos orgánicos como heces o materia en descomposición. Esta última situación, bastante desagradable para los propietarios, podría tener como objetivo impregnarse de un olor agradable para ellos aunque no así para las personas. El ejemplo más claro sucede cuando bañamos a nuestro perro que, inmediatamente busca lugares donde restregarse en un intento de deshacerse del olor a champú o colonia y recuperar cierto “aroma familiar”

 

Sin embargo, esta conducta en otros casos, está más asociada a una conducta de marcaje, en un intento de depositar su propio olor en un lugar determinado.

 

Por supuesto, hay otras y variadas razones para que nuestro perro se revuelque como las que suceden durante los momentos de juego con nosotros u otros perros. Sin embargo, si la conducta de rodar se repite frecuentemente o es compulsiva, es recomendable revisar al animal en busca de heridas y/o parásitos que puedan provocar picores y consultar, en su caso, al veterinario para descartar y/o tratar posibles problemas de piel.

 

Coque tiene cinco meses y es un cachorro de tamaño peque divertido y sociable con personas, perros y gatos. A él también le gusta jugar y revolcarse en hierba. Te animas a darle un hogar?

 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

1743563_10200287358984743_4953566689110963094_n

Ver Post >