La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

perra

Aprendiendo hábitos higiénicos desde pequeños
Rosa Roldán 29-04-2015 | 2:05 | 0

A partir de la tercera semana de vida, los cachorros tienden a alejarse del nido para eliminar, tendiendo a dirigirse cada vez hacia un área más restringida. Un cachorro no puede controlar los esfínteres por completo, hasta los siete meses (algunos más). Es inútil reñirle cuando orine o defeque en un lugar inapropiado pues su cuerpo aún no ha aprendido cómo hacerlo correctamente. El control de la conducta de eliminación se va desarrollando como consecuencia de la maduración del sistema nervioso, el aumento de la capacidad de control de los esfínteres, la regulación de la alimentación y la participación del control voluntario que permite un aprendizaje correcto de los hábitos higiénicos.

 

Debemos tener en cuenta que lo cachorros tienen necesidad de orinar cada 2-4 horas, mientras que los adultos pueden aguantar 8-12 horas sin orinar.

 

Podemos ayudar a nuestro cachorro a crear un hábito higiénico adecuado a través de rutinas claras. Si el perrito conoce los horarios de sueño, juego, comida…, su ciclo vital está sujeto a cierta regulación que “obliga” al organismo, a eliminar lo que sobra. De este modo podemos empezar a crear pautas.

 

Normalmente, los cachorros sienten necesidad de eliminar, al poco de despertar, de comer o de realizar ejercicio físico y juego. Así podemos “preparar” la situación, para tener al pequeño, justo donde nos interesa, cuando siente la necesidad y poder premiar el acierto, convirtiéndolo en una rutina más.

 

Si además, sabemos identificar su lenguaje corporal y verbal (gimen, andan en círculos encogidos…etc) tenemos la oportunidad de animarle a ir al sitio adecuado y premiarle por ello.

 

Gara tiene año y medio y es una perrita pequeña, lmuy cariñosa y divertida. Una auténtica alegría de animal y se lleva estupendamente con personas, perros y con gatos.

 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

10532470_10200340976845156_3845996219017624806_n

 

11055724_10200340976645151_5021298855696842949_n

Ver Post >
Saca jugo al tiempo libre con tu perro
Rosa Roldán 24-04-2015 | 7:42 | 0

Es viernes y tenemos todo un fin de semana por delante para compartir tiempo de calidad con nuestro perro…. Disfrutar del tiempo libre con tu perro, no sólo consiste en pasear con él. Hay muchas y variadas formas de compartir momentos especiales entre los dos y estrechar vuestro vínculo de forma divertida y educativa.

 

Nuestro perro adora aprender cosas nuevas y hay muchas opciones adaptadas para todos los gustos. Si somos capaces de proponerle retos adecuados a su capacidad, estaremos estimulando su inteligencia y, la experiencia demuestra que un perro mental y físicamente ágil, tiene menos probabilidades de desarrollar conductas inadecuadas.

 

En este enlace encontrarás un montón de propuestas divertidas para disfrutar del tiempo libre con tu perro.

 

http://perrygatos.es/art%C3%ADculos/colaboraciones-con-publicaciones/saca-partido-al-tiempo-libre/

 

No olvides que aprender a parar y saber relajarse, es una parte importante del juego canino…. Permite que haga breves descansos entre actividades y que disfrute de forma pausada del aire libre y del entorno con el resto de perros. Feliz fin de semana……

 

Helen tiene apenas dos años y es de tamaño medio a pequeño. Vivaracha y sociable está deseando conocer el calor de un hogar. Salvada de la perrera, ha demostrado que está preparada para vivir en familia.

 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

11139390_10200325137129173_1336826483744034606_n

Ver Post >
Cómo interpretan los perros nuestros gestos y una pequeña buscando hogar.
Rosa Roldán 24-03-2015 | 8:23 | 0

Los perros son capaces de interpretar el estado de ánimo de las personas, actuando en consecuencia. Por ejemplo, cuando la gente sonríe o habla con un tono alegre, suele significar “cosas buenas” para el animal, que se comporta en consonancia, aproximándose con una postura confiada y relajada o también moviendo el rabo. (De ahí la importancia de una llamada alegre).

 

Sin embargo los perros también pueden aprender a mostrar otro tipo de respuestas cuando anticipan una situación poco favorable. Por ejemplo, si la persona se acerca de manera brusca, muestra un tono de voz elevado y/o extiende la mano por encima de la cabeza, agarra el collar o señala al perro directamente. En estos casos buscará alternativas que le ayuden a resolver la situación como conductas de apaciguamiento/sumisión (lo que identificamos como cara de culpabilidad cuando llegamos a casa y nos encontramos algún desastre), evitación (cuando directamente se esconden) o conductas agresivas sobre todo si la persona que se aproxima le es desconocida (enseña los dientes, gruñe, lanza dentelladas al aire…). Esto no significa necesariamente que el animal sea agresivo o malo, sino que no le hemos dado otra opción (ocurre frecuentemente cuando el animal está atado o acorralado y lo intentamos someter a una manipulación por parte de un desconocido que no le resulta agradable).
Las conductas que nos muestra ante estas situaciones funcionan como una “escalera de emociones”. Si cualquiera de estas respuestas le “funciona”, es decir, si el perro interpreta que su conducta ha conseguido evitar lo que él considera una amenaza, ésta acción se verá reforzada por el resultado y será más probable que la vuelva a mostrar en posteriores ocasiones.

 

Gara tiene un año y es todo desparpajo. De carácter muy bueno y sociable y tamaño pequeño (pesa 7 kilos y medio) se ha sabido ganar a todo el equipo desde el primer día.

 

Contacto para adoptar: dan.asociacion@gmail.com

 

11060264_10200213927749008_5800150804651339664_n IMG_2893

Ver Post >
Reforzadores para el aprendizaje y una perra mini en adopción
Rosa Roldán 10-03-2015 | 3:53 | 0

Cuando estamos enseñando a un perro educación o habilidades, recurrimos a premios o reforzadores que, habitualmente son de comida (salchicha, queso…). Pero, a veces, el perro no se siente inclinado a trabajar por comida y prefiere otro tipo de refuerzos como juguetes, caricias, interacción…

 

Es importante que conozcas los reforzadores por los que tu perro es capaz de trabajar. Pueden ser muchos y variados y debes ir preparado para ofrecerle aquel que más pueda interesarle en función de lo que le vayas a pedir.

 

El valor del reforzador elegido, solo se puede medir por los efectos que provoca sobre la conducta, manteniéndola o/y haciendo que aumente en frecuencia e intensidad. Si, cuando llamas a tu perro durante el paseo vuelve porque sabe que es premiado con un trozo de salchicha y vuelta al juego, puedes estar seguro de que el reforzador es de mayor valor que la acción que acabas de interrumpir.

 

Sin embargo, si tras la llamada ofreces el premio pero interrumpes definitivamente el paseo, el perro aprende a no escuchar a la llamada ya que supone el fin de la diversión.

 

Una buena técnica para que nuestro perro trabaje motivado, es premiar cada vez que acuda y permitirle que pueda proseguir su paseo. Así la llamada se convierte en una pausa y no en el punto y final de una actividad de altísimo valor para nuestro perro como puede ser el paseo.

 

Panchita tiene año y medio y muchas ganas de aprender. Evoluciona enormemente en su casa de acogida gracias a su familia humana y perruna.

CONTACTO: dan.asociacion@gmail.com  y si eres de Madrid y para adopciones Internacionales a dan.asociacion.madrid@gmail.com

Y aquí podéis ver a Panchita en vivo y en directo!
http://www.youtube.com/playlist?list=PLADDNXsA5LK62VY7CIQEIbN_3ECMthOOu

 

Ver Post >
De paseos y correas
Rosa Roldán 17-02-2015 | 11:15 | 0

No debemos perder de vista la novedad (y la limitación) que supone para un perro la primera vez que le ponemos la correa, sobre todo, si inmediatamente a continuación, salimos de casa con él. Al no estar acostumbrado es fácil que muerda la correa, se pare en seco, tire de repente y, en definitiva, haga del paseo, un auténtico suplicio para ambos.

En estos casos, enfadarse con el animal no sirve de nada. Al fin y al cabo, no podemos pretender que sepa hacer algo que nadie le ha enseñado así que, para evitar disgustos, lo mejor es aprovechar a practicar con la correa en casa como si de un juego más se tratara ayudándonos de la pared. Al ser un espacio limitado, es más fácil controlar la situación y minimizar errores mientras el animalito se acostumbra al nuevo elemento que le supone una promesa de paseo.

PANCHITA, es una perrita mini de solo 6 kg y muy jovenzuela 1,5 años. Recogida de la perrera, aprende en su casa de acogida todo lo que debe saber para convertirse en la compañera ideal.

Contacto: dan.asociacion@gmail.com ó si eres de Madrid y para adopciones Internacionales a dan.asociacion.madrid@gmail.com

Y aquí podéis ver a Panchita en vivo y en directo!
http://www.youtube.com/playlist?list=PLADDNXsA5LK62VY7CIQEIbN_3ECMthOOu

Ver Post >