La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

perro

Estamos de baja
Rosa Roldán 30-07-2015 | 4:16 | 0

Siempre insisto en la importancia de desparasitar periódicamente a nuestros animales de compañía, de controlar las zonas por donde paseamos con nuestro perro y los contactos con otros perros desconocidos. Hoy aún más!

 

A pesar de la constante innovación y eficacia las medidas de protección (desparasitantes, pipetas y collares), desgraciadamente no existe garantía al cien por cien, de limitar completamente el riesgo.

 

Ras sufre Piroplasmosis, una enfermedad causada por un protozoo hemático que exclusivamente infecta eritrocitos y que se transmite a través de garrapatas duras. El periodo de incubación de la enfermedad es de 10 días a 3 semanas.

 

Aunque se ha demostrado que solo el 2-4% de las garrapatas son portadoras de patógenos, el método de elección para la prevención de estas enfermedades se basa en un control eficaz del vector ya que no existen vacunas disponibles que protejan a los perros y/o gatos frente a la infección por E. canis, A. hagocytophilum y A. platys.

 

No obstante, y a pesar de los medios de prevención actuales, la eficacia es alta pero no total y no se puede descartar la adhesión aislada de garrapatas después del tratamiento. Por esta razón, no se puede excluir completamente la transmisión de enfermedades infecciosas a través de garrapatas, si las condiciones del entorno son desfavorables.

 

Ante cualquier sospecha de que tu perro no está bien, consulta rápidamente a tu veterinario. En nuestro caso, la rápida intervención veterinaria ha sido clave para descartar sospechas de otras posibles patologías y concentrar los esfuerzos en el tratamiento de la enfermedad.

 

Pasos a seguir para evitar una infestación por garrapatas y reducir los riesgos de Enfermedades Trasmitidas por Garrapatas ETG:

 

  • Evita o limita el acceso a zonas con una alta densidad de garrapatas o en épocas del año donde se sabe que la actividad de la garrapata es más alta.
  • Inspecciona a los animales en busca de garrapatas y elimina cualquiera que se encuentre.
  • Usa acaricidas de acción residual y resistentes al agua. Por sus hábitos de limpieza, los gatos suelen estar menos afectados por las ETGs que los perros. Aun así, cuando las garrapatas son un problema en los gatos deben de ser controladas con un acaricida apropiado. ADVERTENCIA: los piretroides sintéticos muy concentrados o amidinas (si están registrados solo para su uso en perros) son tóxicos para los gatos.

http://www.esccap.org/uploads/docs/a2wchx2h_2012_G5.pdf

 

NachoVeterinario Perrygat ha dedicado su último post a las enfermedades transmitidas por garrapatas, qué son, cómo prevenirlas y detectarlas para poder actuar rápidamente. Al fin y al cabo es como una mala lotería y, esta vez y a pesar de todos los medios, nos ha tocado a Ras y a mí. Sin embargo, este tipo de información es vital para el propietario pues posibilita que, una vez advertidos síntomas, el animal pase a manos del veterinario para poder tratar la enfermedad. Gracias!!!!

 

http://consultaveterinariadigame.blogspot.com.es/2015/07/enfermedades-que-trasmiten-las.html

 

11411944_1622930887978978_278949114896585166_o

Ver Post >
Trabajo de socialización y Bernabé buscando hogar
Rosa Roldán 17-06-2015 | 7:01 | 0

A lo largo del tiempo nos toca ver perros jóvenes y adultos con conductas de miedo, de evitación y de escape hacia todo lo que desconocen. Para nosotros pueden parecer situaciones normales (tráfico, personas, máquinas…) pero para el perro, suponen todo un reto al no estar familiarizado con ellas. Estos déficits de socialización se hacen más evidentes según madura el perro y aumentan los miedos hacia todo aquello que le es desconocido.

 

Un cachorro hasta las 12-16 semanas es un libro en blanco. No teme a nada y, al igual que con los niños, tenemos que velar por su seguridad porque se puede meter en problemas de pura valentía innata. Si invertimos en él el tiempo suficiente para que conozca la mayor cantidad de estímulos diferentes, estaremos sentando las bases para un adulto equilibrado y social. Cuando crezca, tendrá la habilidad de investigar nuevos estímulos sin ningún miedo y podrá soportar situaciones de estrés con mayor facilidad.

 

En algunos casos, los perros llegan a los hogares ya adultos (adopciones, acogidas…) y podemos encontrarnos con éste déficit de socialización por haber crecido en un ambiente pobre de estímulos. Con cariño, paciencia y, sobre todo, tiempo, podemos ayudarle a superar los miedos y hacerse un hueco en nuestra sociedad de ruidos, movimiento y gente.

 

Hoy os proponemos una serie de retos a trabajar con vuestro perrete siempre de forma progresiva y sin forzar las situaciones. Se trata de disfrutar y compartir el tiempo que pasáis juntos mientras aprendéis.

 

http://perrygatos.es/art%C3%ADculos/notas-de-inter%C3%A9s-sobre-perros/como-socializar-a-nuestro-cachorro/

 

Bernabe (Berna, para los amigos) es un perrín tamaño pequeño (aprox. 6kg) cruce de teckel y muy joven tan solo 1,5 años. Apareció vagabundo por la carretera. Es muy sociable con otros perros, le encanta jugar y con ellos se siente seguro! Con las personas se muestra timidito y más asustadizo, pero se le nota potencial y unas ganas tremendas de recuperar la confianza en el ser humano.

Si quieres adoptar o acoger a Berna, escribe a dan.asociacion@gmail.com

 

1077393_10200506080772651_8798873972415007826_o 11392947_10200506088292839_1943781482713704329_o 11416283_10200506076332540_8950179429255656804_o

Ver Post >
Mentes perrunas activas
Rosa Roldán 25-05-2015 | 11:15 | 0

Los perros adoran tener objetivos, ya que les mantiene ocupados y entretenidos. No olvidemos que, en origen, fueron criados para completar diferentes tareas. Ofréceles un reto alcanzable pero ambicioso y darán lo mejor de sí mismos para lograr el éxito.
También necesitan rutinas para sentirse seguros y, como referentes, nosotros somos los responsables de proporcionárselas. Para cualquier perro es importante conocer los parámetros de su mundo y las posibles consecuencias de cada acción.
La educación es una parte importante en el bienestar de nuestro perro pues lo prepara para convivir en sociedad de una forma adecuada. El trabajo de los propietarios consiste en moldear la conducta del animal a través de unas pautas claras, sencillas y comprensibles. Para ello, debemos ser coherentes en cuanto a su cumplimiento.
Mantén la mente de tu perro activa, enseñándole nuevos ejercicios y habilidades que le obliguen a resolver situaciones ya que ayuda a mejorar su conducta. Un perro ocupado, es menos propenso a buscar diversiones alternativas como los destrozos y además compartirá un tiempo de calidad contigo.
Un perro educado, discreto, capaz de pasar desapercibido sin molestar a nadie, suele encontrar poca resistencia por parte de las personas a su presencia. Esto facilita los viajes y desplazamientos ya que, cada día, hay más establecimientos dispuestos a admitir perros educados.
ANDY es un perro joven de tamaño mediano muy sociable y muy cariñoso. Anda perfectamente con la correa y es muy prudente y bonachón.

Todo un buenazo con otros perros, niños y hasta con gatos.

Ver Post >
La educación también se puede trabajar de forma divertida
Rosa Roldán 18-05-2015 | 7:15 | 0

Las señales básicas de educación canina pueden convertirse en un juego divertido para ambos. Empieza en casa de forma tranquila y ve incrementando las distracciones a medida que el animal avance y tú cojas seguridad.

 

En los juegos de llamada, conviene elegir una palabra diferente a las que usamos para otras cosas. La señal “aquí” me suele gustar mucho porque no es la habitual pero puedes elegir cualquiera con la que te sientas cómodo y que sea fácil para tu perro y deberías usarla siempre que le llames. La forma correcta es “perrito aquí”. Informa siempre a tu perro de lo que esperas de él. En caso contrario, lo despistarás y no querrá participar del juego.

 

La llamada al igual que el resto de la educación, ha de ser alegre pues buscamos la curiosidad natural del animal y, si nos mostramos felices, el perro estará deseando venir a ver qué ocurre. Llámalo una vez y espera. Nos solemos impacientar en cuanto no acude inmediatamente. Cuenta hasta 10 antes de volver a llamarlo. En estos casos, es bueno acompañarse del lenguaje gestual pues los perros son mucho más visuales que nosotros. No pasa nada por agacharnos o movernos, animando al perro, cuando estamos empezando, para hacer aún más atractiva la actividad.

 

Una nueva oportunidad de aprender nuevas técnicas, practicar y disfrutar de una mañana divertida y diferente junto a tu perro:

 

http://perrygatos.es/perros/paseo-y-llamada/

 

Erik es uno de nuestros veteranos… Nacido en 2006 lleva mucho tiempo esperando que alguien se fije en él. Obediente, cariñoso, de carácter noble y paciente, no pierde la esperanza de tener un día su propia familia y hogar.

 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

10917433_790368404366336_6931506621392322922_n

Ver Post >
Emociones contagiosas
Rosa Roldán 07-05-2015 | 7:49 | 0

Que un perro gruña en una situación determinada, no quiere decir que necesariamente sea agresivo pero sí que debemos extremar las medidas de protección hacia el perro y hacia el resto de seres vivos. En la mayor parte de los casos, el perro ofrece una forma muy gráfica para mostrar su desagrado ante ese estímulo y nos da la oportunidad de “intervenir” a su favor, retirándonos si hace falta.

 

Es frecuente ver a personas corregir a su perro cuando empieza a gruñir ante algún estímulo que le asusta o pone nervioso. Puede suceder cuando un desconocido se abalanza sobre el perro, con intención de acariciarlo (el perro no sabe que solo lo quieren acariciar y lo puede interpretar como una agresión, sobre todo si es un animal miedoso).

 

Antes de empezar a gruñir, habrá lanzado decenas de sutiles señales de alarma como girar la cabeza, encogerse, lamerse los labios o, incluso, tumbarse boca arriba en un intento desesperado de finalizar la situación. Entre perros funciona pero, los humanos no estamos acostumbrados a interpretar este tipo de lenguaje y muchos confunden el tumbarse boca arriba con el deseo del perro de ser rascado en la barriga, cuando en realidad trata de trasmitir otro mensaje totalmente diferente: que lo dejen en paz. Entre perros normales es fácil observar cuando uno se pone boca arriba, el otro se aleja del lugar, dando por finalizada la situación.

 

Cuando se regaña o castiga a un perro por mostrar una conducta que nos parece inadecuada frente a algo que no le gusta o le da miedo, por ejemplo cuando gruñe ante la presencia de una persona u otro animal, podemos estar generando un conflicto, si no entendemos el proceso de aprendizaje que siguen los perros.

 

Mientras para nosotros, lo lógico es asociar el castigo a la acción cometida, de manera que aprendemos a dejar de repetir esa acción ante el temor de un castigo, los animales funcionan de otra manera.

 

Es como una escalera de emociones en la que va avanzando hasta dar con el escalón que le reporta el beneficio que busca que es dar por terminada la situación que no le gusta. Por tanto, es habitual que un perro demasiadas veces corregido por gruñir sin poder alejar la causa que le genera aversión, pase a morder inhibiendo las señales de aviso.

 

11209501_940006289383036_2758840204527632824_n

Ver Post >