La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

perro

Malos ciudadanos y un Eric buscando hogar
Rosa Roldán 23-10-2014 | 9:55 | 0

Aburrida estoy de seguir encontrando (y a veces por despiste pisando) alguna de las minas que, humanos poco cívicos, se empeñan en regalarnos al resto de ciudadanos.

Si a mí, que comparto mi vida con un perro, me molesta y me repugna, no quiero imaginar lo que sentirán aquellos que los rechazan de plano y que, en estas acciones, encuentran argumentos de peso para seguir odiándolos.

Se un buen humano para tu perro y vela por él.No a todo el mundo le gustan los perros pero, si nuestro perro camina a nuestro lado sin molestar al resto de personas ni perros, sin abalanzarse tras bicicletas o corredores y hace sus necesidades en los lugares señalados (encargándonos de recoger posteriormente las deposiciones para mantener limpias las zonas comunes), estaremos dando ejemplo.

 

Eric nació en 2006 y, a pesar de ser un perro genial, bueno y cariñoso con personas y otros perros, nadie se ha fijado en él. Si te animas a adoptar a este precioso grifón, puedes contactar con dan.asociacion@gmail.com ó si eres de Madrid o para adopciones Internacionales escribe a dan.asociacion.madrid@gmail.com

Ayer se nos puso en plan punky en la residencia donde espera su oportunidad.

 

http://www.youtube.com/watch?v=dq28a-Izpe4&list=PLADDNXsA5LK5XHPCv0pdIr1vRJnJ90hRU

Ver Post >
Perros que olvidaron ser perros
Rosa Roldán 16-10-2014 | 7:10 | 0

En ocasiones, olvidamos que nuestros perros “ven y sienten” las cosas de modo diferente a nosotros.

Si recordamos a los perros de nuestros abuelos, se criaban entre perros y conocían desde pequeños a otros perros de todas las edades, personas y animales. Pasaban mucho más tiempo en la calle, convivían entre ellos y resolvían sus conflictos a su manera perruna (que poco o nada tiene que ver con la nuestra).

No quiere decir que estuvieran en el paraíso pues no tenían la atención y cuidados que disfrutan ahora pero qué duda cabe que, su paso a las ciudades conlleva cambios y no todos necesariamente buenos. Actualmente, muchos perros se han olvidado que so precisamente eso, perros. Carecen de socialización primaria (se han criado para cubrir la demanda de tal o cual raza y no han visto más allá de su chenil), desconocen las reglas básicas de comunicación canina y de autocontrol.

El ejercicio físico y mental queda reducido en muchos casos a las salidas a la calle y, a pesar de ser animales sociales, al igual que nos ocurre a nosotros no tienen porqué caerle bien todos los perros del parque.

Elvis es un labrador de 35 kilos color marrón. Nacido en abril de 2007. Se lleva bien con perros, es juguetón aunque algo bruto. Convive en el chalet con el otro perro sin problemas y está acostumbrado a otros perros. Acostumbrado a correr por el campo, acude bien a la llamada y está educado en obediencia básica.

Necesita un hogar urgente.

Contacto: dan.asociacion.madrid@gmail.com

Ver Post >
Empezando a trabajar los miedos
Rosa Roldán 29-09-2014 | 2:47 | 0

Cuando nos llega un animal con miedos, lo esencial es proveerle de rutinas (de alimento, ejercicio y estimulación mental) para que no tenga que preocuparse por qué vendrá después y si ese día podrá comer.

Cuando hablamos de estimulación mental, nos referimos a pequeños ejercicios de olfateo, juegos de busca o incluso pequeños retos como la pista de obstáculos. Los perros que no han sido entrenados, son poco o nada conscientes de su tren trasero (sobre todo los jóvenes) y es fácil verlos “arrastrar” las patas traseras al bajar escaleras o saltar vallas. Es importante hacerles tomar consciencia de su propio cuerpo y de las posibilidades que puede afrontar.

Nuestra intervención ha de limitarse a lo que el perro sea capaz de tolerar (muchos llegan con auténtico pánico al ser humano). Menos palabras y más lenguaje corporal, movimientos pausados y tranquilos y supervisión en todo momento pero sin agobiar al animal. En algunos casos, se podrá empezar a trabajar algo con la correa, en otros tendremos que esperar aún un tiempo.

Una vez que “ordenamos su día a día” es más fácil iniciar la educación propiamente dicha o el adiestramiento en habilidades. Mientras no se logra cierta estabilidad psicológica es imposible que el perro esté al cien por cien para asumir las enseñanzas y confiar en nosotros como guías.

Por eso, el tiempo y paciencia son los mejores aliados en este tipo de recuperaciones.

Negri lleva poco tiempo en la residencia Lola y Zar. Rescatado de la perrera donde ha pasado prácticamente toda su vida (y tiene en torno a los seis meses) empieza a vivir ahora.

Contacto para adoptar o apadrinar: dan.asociacion@gmail.com

Ver Post >
Una buena llamada y Chiqui buscando hogar
Rosa Roldán 04-09-2014 | 8:01 | 0

Quizá la señal más importante en la vida de un perro, es la llamada. Una llamada perfecta puede ahorrarnos mil y un disgustos a los humanos y más de un susto o accidente a nuestro perro.

Durante el paseo, el perro puede llegar a afrontar situaciones de cierto riesgo como, por ejemplo, las carreteras, perros o personas poco amistosas o que sienten miedo ante los animales, zonas de basura donde puede acercarse con intención de comer algo que, con toda probabilidad no estará en buen estado…

Para lograr el objetivo es conveniente atender a una serie de pasos.

  • Practicar la mirada antes de empezar a practicar la llamada. Difícilmente van a entender que les estamos pidiendo si ni siquiera nos miran a la cara cuando les hablamos.
  • Escoger una señal clara y diferente de llamada. Nos gusta mucho la palabra “aquí” unido al nombre del perro. Hay muchas personas que utilizan “vamos” o “toma” pero si reflexionamos sobre el número de veces que usamos esas palabras a lo largo del día, nos daremos cuenta que nuestro perro está cansado de escucharlas.
  • Tener paciencia. Llamar y esperar, cueste lo que cueste, a que nuestro perro acuda a la llamada. Podemos ayudarnos en las primeras fases de una correa larga de campo que ofrece libertad al animal sin peligro.
  • Ayudar al perro en todo lo posible. Cuando se trata de cachorros, solemos llamarlos acompañándonos del cuerpo, agitando los brazos, palmeando las rodillas o inclinándonos hacia delante. Es una forma de hacer más agradable el acercamiento y también podemos usarlo con perros adultos tímidos o que estén empezando a aprender.

Las sesiones de entrenamiento han de ser cortas y, preferiblemente, en el mismo lugar. Es recomendable comenzar a una distancia pequeña e irse alejando progresivamente.

Este sábado toca practicar en nuestro Taller. ¿Te animas?

http://www.perrygatos.es/perros/paseo-y-llamada/

Chiqui es un macho de solo un año de edad y tamaño pequeño. Es un perrito joven sumamente agradecido y cariñoso que parece entender que se salvó por muy poco pues está feliz en su nueva vida, en la residencia en Lola y Zar. Y todo lo que le falta aún por descubrir si alguien se anima a abrirle su casa, para que siga avanzando en sus aprendizajes y pueda pertenecer a una familia de nuevo. Es muy sociable con otros perros y con personas.

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

Ver Post >
Los perros son perros y Chipi buscando su lugar
Rosa Roldán 13-08-2014 | 1:59 | 0

Cuando los perros actúan como tal, tenemos lo mejor de ellos mismos.

Si lo pensamos un minuto, estamos constantemente diciéndole a nuestro perro qué debe y que no debe hacer. Ven aquí, siéntate, estate quieto, cállate…. Os proponemos un experimento: Contar las veces que corregís a vuestro perro al cabo del día y, seguro que os sorprende la cantidad pues son muchas, muchísimas, demasiadas veces que además, provocan que nos enfademos con el perro mientras nos mira con cara de circunstancias y seguro que piensa eso de “A ver si se decide…”

Pecamos por exceso del lenguaje hablado cuando nuestros perros, apenas necesitan vocalizar pero aun así, se entienden perfectamente con otros perros, mediante gestos y posturas faciales y corporales. Los humanos necesitamos aprender idiomas para comunicarnos con personas de otros países. Los perros pueden entenderse perfectamente con otros perros en la otra punta del planeta. ¿Son o no son listos?

Son nuestros perros y debemos protegerlos de los peligros de la ciudad pero, también debemos dejarles actuar como lo que son. Ellos juegan de forma diferente, se presentan de forma diferente entre ellos y utilizan unos códigos de comunicación que debemos conocer si queremos respetar su naturaleza.

Chipi es un perro extraordinario que necesita un golpecito de suerte para ser totalmente feliz… El que lo conoce, se enamora irremediablemente y, sin embargo, lleva dos años esperando su oportunidad. Vamos a difundirlo con fuerza a ver si pronto, le llega la suerte de un hogar.

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

Ver Post >