La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

perro

La educación también se puede trabajar de forma divertida
Rosa Roldán 18-05-2015 | 7:15 | 0

Las señales básicas de educación canina pueden convertirse en un juego divertido para ambos. Empieza en casa de forma tranquila y ve incrementando las distracciones a medida que el animal avance y tú cojas seguridad.

 

En los juegos de llamada, conviene elegir una palabra diferente a las que usamos para otras cosas. La señal “aquí” me suele gustar mucho porque no es la habitual pero puedes elegir cualquiera con la que te sientas cómodo y que sea fácil para tu perro y deberías usarla siempre que le llames. La forma correcta es “perrito aquí”. Informa siempre a tu perro de lo que esperas de él. En caso contrario, lo despistarás y no querrá participar del juego.

 

La llamada al igual que el resto de la educación, ha de ser alegre pues buscamos la curiosidad natural del animal y, si nos mostramos felices, el perro estará deseando venir a ver qué ocurre. Llámalo una vez y espera. Nos solemos impacientar en cuanto no acude inmediatamente. Cuenta hasta 10 antes de volver a llamarlo. En estos casos, es bueno acompañarse del lenguaje gestual pues los perros son mucho más visuales que nosotros. No pasa nada por agacharnos o movernos, animando al perro, cuando estamos empezando, para hacer aún más atractiva la actividad.

 

Una nueva oportunidad de aprender nuevas técnicas, practicar y disfrutar de una mañana divertida y diferente junto a tu perro:

 

http://perrygatos.es/perros/paseo-y-llamada/

 

Erik es uno de nuestros veteranos… Nacido en 2006 lleva mucho tiempo esperando que alguien se fije en él. Obediente, cariñoso, de carácter noble y paciente, no pierde la esperanza de tener un día su propia familia y hogar.

 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

10917433_790368404366336_6931506621392322922_n

Ver Post >
Emociones contagiosas
Rosa Roldán 07-05-2015 | 7:49 | 0

Que un perro gruña en una situación determinada, no quiere decir que necesariamente sea agresivo pero sí que debemos extremar las medidas de protección hacia el perro y hacia el resto de seres vivos. En la mayor parte de los casos, el perro ofrece una forma muy gráfica para mostrar su desagrado ante ese estímulo y nos da la oportunidad de “intervenir” a su favor, retirándonos si hace falta.

 

Es frecuente ver a personas corregir a su perro cuando empieza a gruñir ante algún estímulo que le asusta o pone nervioso. Puede suceder cuando un desconocido se abalanza sobre el perro, con intención de acariciarlo (el perro no sabe que solo lo quieren acariciar y lo puede interpretar como una agresión, sobre todo si es un animal miedoso).

 

Antes de empezar a gruñir, habrá lanzado decenas de sutiles señales de alarma como girar la cabeza, encogerse, lamerse los labios o, incluso, tumbarse boca arriba en un intento desesperado de finalizar la situación. Entre perros funciona pero, los humanos no estamos acostumbrados a interpretar este tipo de lenguaje y muchos confunden el tumbarse boca arriba con el deseo del perro de ser rascado en la barriga, cuando en realidad trata de trasmitir otro mensaje totalmente diferente: que lo dejen en paz. Entre perros normales es fácil observar cuando uno se pone boca arriba, el otro se aleja del lugar, dando por finalizada la situación.

 

Cuando se regaña o castiga a un perro por mostrar una conducta que nos parece inadecuada frente a algo que no le gusta o le da miedo, por ejemplo cuando gruñe ante la presencia de una persona u otro animal, podemos estar generando un conflicto, si no entendemos el proceso de aprendizaje que siguen los perros.

 

Mientras para nosotros, lo lógico es asociar el castigo a la acción cometida, de manera que aprendemos a dejar de repetir esa acción ante el temor de un castigo, los animales funcionan de otra manera.

 

Es como una escalera de emociones en la que va avanzando hasta dar con el escalón que le reporta el beneficio que busca que es dar por terminada la situación que no le gusta. Por tanto, es habitual que un perro demasiadas veces corregido por gruñir sin poder alejar la causa que le genera aversión, pase a morder inhibiendo las señales de aviso.

 

11209501_940006289383036_2758840204527632824_n

Ver Post >
Educar y aprender es cosa de dos
Rosa Roldán 04-05-2015 | 7:32 | 0

En el tema de la educación, no se puede cargar la responsabilidad únicamente en el perro. No se le puede pedir que haga algo que no le hayamos enseñado previamente y se haya fijado de forma coherente. Sería como tratar de echarle la culpa cuando algo no nos sale bien, simplemente porque estaba al lado. Tan importante es desear tener perro como evaluar nuestra capacidad para hacernos cargo de todo lo que implica: Además de alimentación y cuidados veterinarios, todo lo relativo a vivir en sociedad como enseñarle a pasear, a comportarse de manera adecuada en espacios públicos…, a saber estar, en definitiva.

 

Elegir el compañero más adecuado a nuestro estilo de vida resulta fundamental y hemos hablado en anteriores artículos sobre ello. Sin entrar al tema y, simplemente, por poner un ejemplo, no conviene elegir un perro muy activo, si somos más de sofá y manta. Sería una relación condenada al fracaso casi desde el principio.
Aprender las pautas más básicas como pasear sin tensión, llamarlo de forma efectiva y ciertas habilidades básicas, puede ser un trabajo relativamente fácil si tienes mucho empeño o te pones pronto en manos de un buen educador profesional, que te ayude a conocer a tu animal y su naturaleza, sus necesidades y, sobre todo, a ser consciente de tu propio lenguaje corporal frente a tu perro.

 

Procura facilitar las cosas y ayudar a que el perro acierte. Él aprenderá antes y ambos disfrutaréis de la experiencia.

 

CHELU es un guapo podenco de solo año y medio, de  tamaño mediano (50 cm hasta la cruz) . Es súper sociable, pacífico y bonachón. Solo quiere jugar y agradar y se lleva estupendamente con gatos.
No pierde la esperanza de salir de encontrar a una familia para dar y recibir todo el amor del mundo.

 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

11193315_10200340956644651_6401515667054569471_n

Ver Post >
Perros, fruta y Alonso buscando hogar
Rosa Roldán 28-04-2015 | 7:05 | 0

Muchos nos comentáis que a vuestro perro le encanta comer fruta y es así puesto que los perros poseen receptores gustativos sensibles al furanol, que es un compuesto presente en la fruta.
Se cree que estos receptores podrían ser responsables de este gusto por la fruta fresca.

 

No obstante, si vas a complementar la dieta de tu perro con fruta, consulta siempre a tu veterinario, sobre todo en los casos de animales con sensibilidades digestivas y, sobre todo, evita ofrecer al animal las frutas enteras (sin pelar) si antes no las has lavado y aquellas con hueso interno, como el melocotón o el albaricoque, que pueden producir obstrucciones que suponen una urgencia veterinaria que requiere atención inmediata, al no poder digerir la semilla y quedarse atascada en el tracto digestivo.

 

Alonso es un perro joven de menos de dos años, lleno de alegría y energía que busca un hogar. Sociable, divertido y cariñoso no deja ocasión para regalar una sonrisa a todo aquel que se acerca a jugar con él.

 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com

 

10710931_10200340990685502_1439924312016207073_n 11128346_10200340989765479_8430682289708800134_n 11182044_10200340989325468_6959273734773605456_n

Ver Post >
Poniendo las cosas en su sitio y Coque buscando hogar
Rosa Roldán 13-04-2015 | 7:23 | 0

Las cosas siempre pasan por algo…. Si tu perro llora, gime o, incluso ladra y no entiendes el motivo no te quedes con la idea de que es un pesado o un maleducado…, casi siempre hay algo más. Igual has estado mucho tiempo fuera, tiene pis, caca o estamos ante un incipiente caso de ansiedad (del tipo que sea…)….

 

En cualquier caso, la solución pasa por tratar de averiguar la causa que obliga al perro a pedir tu atención y, en su caso, poner los medios necesarios para atender la demanda, si es justa. Todo lo demás son tiritas que arreglan la situación de forma provisional, pero no erradican el problema de fondo. Si ladra y ponemos un collar antiladridos, dejará de ladrar pero no quiere decir, ni mucho menos, que hayamos solucionado el problema del perro (solo hemos solucionado la molestia que nos ocasiona) e, incluso puede que se lo agravemos, al no conocer las causas de su ladrido y tratar el problema adecuadamente.

 

Por supuesto que hay casos de perros dependientes que tan solo quieren tu atención y aun así, hay que buscar la forma de dotarlos de cierta autonomía si realmente queremos disfrutar de su compañía de una forma sana para ambos. Si el tuyo es uno de ellos, seguramente habrás leído que hay que ignorar la conducta indeseada hasta que se extinga y es cierto, pero tampoco es la solución definitiva. Ignorar es el primer paso pero, buscar una conducta alternativa para que sea capaz de “entretenerse solo” es la clave puesto que, si te “vas de la habitación sin mas” aprende que eso no le funciona y puede que nos salgamos con la nuestra en un primer momento pero a lo mejor, si el perro es listo (y la mayoría lo son) puede que busque otra fórmula mas molesta y destructiva y por tanto más inadecuada que la que pretendíamos erradicar (como por ejemplo, comerse el sofá). Seguro que así, consigue tu atención…

 

http://perrygatos.es/art%C3%ADculos/notas-de-inter%C3%A9s-sobre-perros/estallido-de-extinci%C3%B3n/

 

COQUE es un adorable cachorrete de unos 4-5 meses, divertido, dulce y bueno. Está en la mejor edad para aprender y está socializado con personas, perros y gatos además de con las rutinas propias del día a día. Se lleva genial con todos y le encanta estar tumbadito al sol! Nadie se puede resistir a su encanto!! Te animas a acogerle o adoptarle?

 

dan.asociacion.madrid@gmail.com
dan.asociacion@gmail.com



Ver Post >