La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

perros

Verano, fiestas y animales
Rosa Roldán 21-06-2016 | 7:23 | 0

Estrenamos estación. Llega el verano y con él, la Noche de San Juan, las fiestas y los ruidos…. No todos los animales lo llevan igual de bien y, si el tuyo es de los que lo pasan mal, hoy te contamos algunas claves.

 

A medida que nos acercamos a la Noche de San Juan, muchas personas se preguntan cómo reaccionar ante las conductas de sus animales de compañía. Son muchos, los  perros y gatos que se estresan ante los ruidos fuertes y presentan síntomas de ansiedad y hasta pánico. La noche de San Juan es un acontecimiento que, provoca disgustos, en más de una ocasión, a animales y propietarios.

 

Cada animal es único y por tanto responde de forma diferente ante los mismos estímulos. Hay factores como la actitud del propietario, la etapa de socialización, el contacto con otros perros miedosos así como el propio carácter y genética, que influyen en su comportamiento.

 

Se vuelve especialmente importante extremar las medidas de precaución si vivimos con un animal miedoso. En estos casos, evita sacarlo de paseo a las horas más comprometidas y, en caso de necesitar salir con urgencia, asegúrate que lleva el collar bien puesto y agarra bien la correa para evitar que el perro pueda echar a correr y se escape en caso de pánico.

 

Si eso ocurriera, la única forma de poder recuperar al animal perdido es, si lleva un microchip identificativo implantado.

 

Generalmente el perro que siente un miedo irracional ante los fuegos artificiales y los petardos, suele reaccionar de dos formas diferentes en función de la situación en la que se encuentre:

 

  • Intenta esconderse para evitar el problema
  • Sale huyendo para escapar de la situación que lo aterroriza.

 

El perro que sale huyendo es el que corre más peligro, puesto que su estado de pánico, provoca que no oiga nada, no vea nada y sufra más riesgo de ser atropellado o de perderse y no saber volver a casa.

 

En la mayoría de los casos, el propio animal dentro de casa, elige un refugio seguro para pasar el “mal rato” de los petardos o los fuegos. Él solito se va al fondo de la casa (normalmente un baño o aseo), donde todos los ruidos se amortiguan y se queda allí tranquilo hasta que todo vuelve a la normalidad. En casos extremos, si podemos anticiparlo, el veterinario puede aconsejarnos sobre el uso de difusores o collares de feromonas que ayudan a calmarse a nuestro perro.

 

Si el perro, al asustarse, se esconde en otra habitación o debajo de una silla, sofá, etc. no lo fuerces a salir de su refugio. Ese lugar hace que se sienta más tranquilo y lo ayuda a controlar el miedo. Si mantenemos la calma, al cabo de un rato es más que probable que nuestro perro salga de su escondite una vez superada la situación, es decir, cuando se sienta a salvo. Tu perro necesita de tu apoyo e ignorarlo por completo tampoco es la solución. Dale espacio pero estate pendiente de su estado para poder ayudarlo en caso necesario.

 

Ahora es momento de prevenir pero, una vez pasadas las fiestas, es más que recomendable ponernos manos a la obra para ayudar a nuestro perro a superar sus propios miedos y afrontarlos de otra forma más tranquila.

 

En cuanto a las posibles soluciones que se pueden tomar frente a este problema, la más segura y recomendable en los casos más severos es la terapia para desensibilizar al animal de su miedo, en este caso, el ruido.

 

Con unas mínimas precauciones, todos, animales y humanos, disfrutaremos mucho más de las fiestas.

 

tratamiento-perros-san-juan

Ver Post >
Discriminando señales
Rosa Roldán 02-06-2016 | 6:58 | 0

En cierta etapa de la educación básica, tu perro ya conocerá varias señales diferentes (sienta, tumba, patita…) pero es más que probable que los confunda si no los tiene suficientemente interiorizados y, ante la promesa de comida o juego, te ofrezca todo el repertorio de habilidades que conoce, independientemente de la que le hayas pedido (el perro sabe que en una de ellas, seguro que acierta).

 

Esto no quiere decir que tu perro sea tonto, testarudo o desobediente. Simplemente, necesita practicar más para aprender a discriminar entre lo que ya conoce y para eso, precisa de tu ayuda. Sesiones cortas de entrenamiento, progresivas, ayudándolo al principio e introduciendo, poco a poco, más dificultad, a medida que el perro aprende.

 

No debemos perder de vista que lleva tiempo y, a veces, deberemos rebajar la exigencia, si vemos que, nuestro perro, no termina de pillar lo que queremos.

 

IMG_7069

Ver Post >
Cerebro, aprendizaje y emoción
Rosa Roldán 31-05-2016 | 12:54 | 0

El cerebro es extraordinariamente plástico, pudiéndose adaptar su actividad y cambiar su estructura de forma significativa a lo largo de la vida, aunque es más eficiente en los primeros años de desarrollo (periodos sensibles para el aprendizaje).

 

La experiencia modifica al cerebro continuamente, fortaleciendo o debilitando las sinapsis que conectan las neuronas, generando así el aprendizaje, que es favorecido por el proceso de regeneración neuronal llamado neurogénesis. Desde la perspectiva educativa, esta plasticidad cerebral resulta trascendental porque posibilita la mejora de las capacidades del individuo.

 

Las emociones son reacciones inconscientes que la naturaleza ha ideado para garantizar la supervivencia y que, por el propio beneficio de cada individuo, se han de aprender a gestionar (no erradicar).

 

La neurociencia ha demostrado que las emociones mantienen la curiosidad, sirven para comunicarse y son imprescindibles en los procesos de razonamiento y toma de decisiones, es decir, los procesos emocionales y los cognitivos son inseparables (Damasio, 1994).

 

Además, las emociones positivas facilitan la memoria y el aprendizaje (Erk, 2003; ver figura 2), mientras que en el estrés crónico, la amígdala (una de las regiones cerebrales clave del sistema límbico o “cerebro emocional”) dificulta el paso de información del hipocampo a la corteza prefrontal, sede de las funciones ejecutivas.

 

Si entendemos la educación como un proceso de aprendizaje para la vida, la educación emocional resulta imprescindible porque contribuye al bienestar individual y social.

 

“El error nunca puede ser entendido como un fracaso. El error forma parte del proceso de aprendizaje”

 

De momento, los estudios señalados se centran en el cerebro humano pero, no es descabellado aventurar que los resultados se pueden aplicar al aprendizaje animal, y eso nos abre una perspectiva amplia sobre todo lo que nos queda aún por descubrir y experimentar…..

 

13332881_1163262953724034_8782735598636605336_n

Ver Post >
¿Tu perro camina en círculos antes de acostarse?
Rosa Roldán 20-05-2016 | 8:16 | 0

A menudo, antes de acostarse, los perros caminan en círculo en su cama, o donde hayan elegido descansar. Este curioso comportamiento perruno, data de tiempos prehistóricos, cuando los perros, literalmente se hacían sus propias camas.

 

Aunque los perros domesticados se han adaptado para vivir con los humanos y pueden ser entrenados fácilmente a dormir en un lugar determinado, lo cierto es que retienen algunos de los instintos de supervivencia de sus ancestros salvajes.

 

Las camas de perros no han existido siempre, así que los perros salvajes, debían aplastar las hierbas de la ubicación elegida, para que el lugar resultara más cómodo. La forma más fácil de preparar el área de descanso, era caminando en círculos alrededor de ésta.

 

http://www.muyinteresante.com.mx/naturaleza/16/04/11/perros-dormir-circulos-explicacion.html

 

IMG_7415

Ver Post >
Rosa Roldán 16-05-2016 | 2:10 | 0

El juego, además de ser una actividad de lo más placentera e interesante para nuestro perro, es una forma increíble de aprender y le ayuda a desarrollarse intelectual y emocionalmente.

 

Esta necesidad de jugar e interactuar con el entorno, surge a las 3 semanas de nacer y dura toda la vida. Aunque en la vejez puede descender, lo cierto es que si, nuestro animal, tiene sus necesidades básicas cubiertas, la actividad lúdica nunca cesa.

 

Gracias al juego los perros comprenden mejor su entorno, conocen el funcionamiento de las cosas, aprenden a respetar a los demás, a seguir unas reglas básicas de conducta… Jugando aprenden a controlar su fuerza y sus instintos, a reaccionar adecuadamente ante los estímulos que surgen a su alrededor.

 

A través de un juego adecuado, nuestros perros aprenden a vivir en sociedad pues les ayuda a entender mejor al medio en el que se mueven y desarrollar importantes habilidades y destrezas que contribuyen a una mejor calidad de vida.

 

También es una buena manera de que hagan ejercicio, se desahoguen y desprendan toda la energía acumulada.

 

La reglas mientras jugamos…

- Apaga el móvil (aquí se viene a jugar)

- Juega como un un perro (déjate llevar)

- Ponte a mi altura…. (Que si no, no te veo los ojos…)

- Ayúdame a entender – El plan es divertirse juntos.

- Disfruta del momento y de la compañía. Estamos juntos!

- Aprende cosas nuevas… conmigo!

- Practica y mejora….

 

Los fines de semana aprendemos, jugamos y nos divertimos juntos en las actividades más perrunas……

 

Este fin de semana hemos disfrutado de la buena compañía de los amigos de YouCan en Zaragza…

 

Cuanto más tiempo pasa, más conscientes somos del camino que se abre por delante y de todo lo que se puede hacer…. Seguimos aprendiendo….

 

http://perrygatos.es/

 

13240538_10153796754728285_2234358168135542658_n

Ver Post >