La Rioja

img
Una buena noticia para Garabaya (y para el Naturhouse)
img
Martín Schmitt | 05-04-2013 | 10:30

“Volver a sentir el tacto de un balón, la sensación de la pega entre los dedos y la complicidad con mis compañeros es una sensación increíble. Todavía queda un poquito, pero mirando atrás ya no se ve el principio del túnel. Estoy feliz”. El pivote del Naturhouse Rubén Garabaya escribió esto hace unos minutos en las redes sociales. Lo que no sabía él es que parte de ese entrenamiento quedó grabado en mi teléfono. Unas imágenes que comparto por la felicidad del asturiano y por la de toda la familia del Naturhouse y del balonmano en general. Tras su dura lesión en la rodilla derecha, que le obligó en octubre a pasar por el quirófano, el asturiano lentamente se va incorporando al día a día de la plantilla franjivina.

 

Todavía falta para que Garabaya vuelva a las pistas y a tocar más balón del que necesita ahora, pero como dice él, ya no se ve el principio del túnel. Y pienso yo que seguramente ya pueda vislumbrar el final del mismo. Por cierto, durante gran parte de la sesión nadie le podía sacar la sonrisa dibujada en  la cara del pivote.

El Naturhouse tiene, a partir de mañana, unos días libres, pero el balonmano no termina allí. El sábado, el Logroño Sporting La Rioja juega el último partido de la liga en Valdegastea. Y lo hace contra el líder, el Aula Cultural de Valladolid. El encuentro no será a la misma hora de siempre. La cita esta vez el sábado a las 19.00 horas. El domingo, se juega el partido de ida de la final del play off de la Segunda División entre el filial del Naturhouse y el BM Logroño 2008. El duelo de filiales se jugará en el polideportivo del colegio Gonzalo de Berceo, a las 12.00.