La Rioja
img
Fecha: noviembre, 2017
Un triunfo que tranquiliza y permite soñar
Martín Schmitt 23-11-2017 | 1:14 | 0

Gran triunfo el del Ciudad de Logroño esta noche en Puerto Sagunto. Porque permite a los franjivino relajarse un poco asentándose en la zona media de la clasificación. Además, muestra que el bloque riojano es capaz de reinventarse y permite a los de Jota González soñar con una complicadísima remontada el próximo sábado frente al Minsk. El de esta noche no era un partido fácil. Todo lo contrario. Los valencianos tienen muy buenos jugadores y el Ovni es un escenario muy complicado. Aún así, los riojanos, que empezaron muy bien pero que con errores en el ataque permitieron que el Fertiberia empatase, supo rehacerse a la injusta expulsión de Garabaya en el minuto 25 y vencer con el poder de los más pequeños.

Porque las claves de la victoria fueron la defensa y la portería (otra vez magnífica actuación de Jakub Kupra), los contraataques que generaron -extraordinario Ángel Fernández– y el tándem formado por los centrales Juan Castro y Lazar Kukic para romper el 5-1 valenciano y sentenciar el encuentro.

Imanol Garciandia prepara el brazo para lanzar. Foto: V. Rodríguez

Imanol Garciandia prepara el brazo para lanzar. Foto: V. Rodríguez

Además de Kupra, Ángel y los centrales, me gustó mucho Imanol Garciandia. El vasco está cuajando una gran temporada, no solo de cara al gol (hoy marcó cuatro) sino también asistiendo. Y cuando él no estuvo, Ángel Montoro respondió al envite marcando dos buenos tantos y defendiendo con mucha intensidad.

Ahora, los riojanos deben centrarse en el Minsk. Y allí debemos estar todos. De hecho, el club ha sacado una promoción para que tanto abonados (que entran gratis) como los que no lo son puedan comprar entradas a 2 euros cada una. La idea es llenar el Palacio y poder soñar con la remontada. “Estamos seguros de que vamos a remontar ¿nos ayudas?”, reza la promoción.

DllHost 23/11/2017 , 0:08:29 IMG_0371.JPG - Visualizador de fotos de Windows

Las entradas estarán a la venta en la oficina del club mañana jueves y el viernes, entre las 18.00 y las 20.00 horas, y el sábado, desde las 18.30 en la taquilla del Palacio. Llenemos el Palacio y vivamos una jornada histórica.

Ver Post >
Seriedad para volver a sonreír
Martín Schmitt 15-11-2017 | 12:32 | 0

Partido muy serio del Ciudad de Logroño. Y que hizo que el Palacio de los Deportes y los jugadores franjivino vuelvan a sonreír en casa. Porque los franjivino aplastaron desde una seria defensa a un Teucro que poco pudo hacer para evitar la goleada. El 37-26, en realidad, se queda corto con lo visto en el parqué logroñés. El Ciudad de Logroño jugó concentrado y sentenció el encuentro ya en el primer tiempo.

Imanol Garciandia, una de las figuras, intercepta un balón en defensa. Foto: Fernando Díaz

Imanol Garciandia, una de las figuras, intercepta un balón en defensa. Foto: Fernando Díaz

Necesitaba el equipo de Jota González una victoria así frente a su público. La última vez que el bloque logroñés ganó en el Palacio fue en la jornada dos, frente al Atlético Valladolid. Ayer, los riojanos se dieron el lujo de volver a la senda de la victoria como local y dar descanso a los jugadores más habituales. Porque los últimos veinte minutos fueron para jugadores como Javi Romeo (5 paradas en 9 tiros), Pablo Paredes, que consiguió marcar sus primeros tantos esta temporada, y Edu Cadarso, que anotó dos goles y jugó con valentía de central.

Edu Cadarso prepara el brazo para marcar uno de sus goles. Foto: Fernando Díaz

Edu Cadarso prepara el brazo para marcar uno de sus goles. Foto: Fernando Díaz

Un triunfo importante que saca a los riojanos de la zona caliente, que trae tranquilidad y que pule el orgullo franjivino antes de su viaje a Minsk (juega el sábado, a las 15.30 hora española).

Ver Post >
El punto de inflexión
Martín Schmitt 09-11-2017 | 2:23 | 1

Gran triunfo el del Ciudad de Logroño en Pamplona anoche. Una victoria (27-29) que debe servir como punto de inflexión para salir de la espiral negativa en la que se halla. O hallaba. El triunfo sobre el Anaitasuna fue sufrido pero quedaron demostradas muchas cosas que hasta ayer estaban en tela de juicio. Para empezar, el corazón con el que jugaron los franjivino. Se dejaron la piel, desde el que jugó los 60 minutos hasta el que aportó menos. Todos a una. También quedó en evidencia algo que se me preguntaba una y otra vez durante estas semanas: la relación de los integrantes de la plantilla es muy buena. Hay mucha unión, hay grupo, hay equipo.

Jota González charla en un tiempo muerto con sus jugadores. Foto: M. S.

Jota González charla en un tiempo muerto con sus jugadores. Foto: M. S.

Además de equipo, anoche en Pamplona se ratificó que hay un gran entrenador delante de este equipo. En los tiempos difíciles siempre asoman los más críticos de Jota González. Y estas semanas no fueron la excepción. Ayer, demostró tener un gran conocimiento del rival, supo frenar al movedizo y fintador Balenciaga, rompió el partido con el 5-1 y supo mantener la templanza cuando uno de los mejores jugadores de la historia del Ciudad de Logroño, Rubén Garabaya, se marchó expulsado en el minuto 46. Me alegro mucho por él y por el club, que estoy seguro que está al cien por cien con el técnico.

Ya en lo deportivo, voy a destacar por supuesto la impresionante actuación de Jakub Krupa, autor de 22 paradas, pese a las estadísticas de Asobal, que siempre son muy flojas. Anoche, al llegar de Pamplona, vi el partido y las volví a contar: 22 en 49 lanzamientos. Es decir, un 45 por ciento de efectividad. ¡Bestial! Le faltaba al checo un partido así.

Jakub Krupa, anoche, en Pamplona. Foto: M. S.

Jakub Krupa, anoche, en Pamplona. Foto: M. S.

Luego, Rubén Garabaya, hasta su polémica tercera exclusión (él jura que no tocó a Oswaldo), era el faro del equipo, sobre todo en defensa. Su intensidad, a sus 39 años, es envidiable. De mayor quiero ser como el asturiano, que también jugó espléndidamente en ataque. No me quiero olvidar de Ángel Fernández, autor de diez goles en once lanzamientos (y en el bus se lamentaba de haber tirado al corto). El cántabro apuntó en Twitter que el de anoche es quizá la victoria más importante desde que es franjivino. Brutal. También me gustó Lazar Kukic, su verticalidad y sus tiempos, la defensa de Miguel Sánchez-Migallón y el ímpetu de Juan del Arco, intentándolo uno y otra vez.

Bueno, que la victoria de anoche calme la ansiedad y traiga paz al Ciudad de Logroño. La meta sigue siendo sumar 20 puntos (alguno en el scribble live me dijo ayer que no le salían las cuentas). Ir paso a paso, ser un poco Cholistas. Ahora, la próxima meta es el Teucro, que visita el Palacio el martes próximo, a las 20.45. Antes de despedirme os dejo algunas imágenes de las celebraciones de anoche. Hasta el martes.

Chiuffa e Imanol saludan al héroe. Foto: M. S.

Chiuffa e Imanol saludan al héroe. Foto: M. S.

Gurutz abraza a su compañero después del partido. Foto: M. S.

Gurutz abraza a su compañero después del partido. Foto: M. S.

Paredes felicita a Krupa. Foto: M. S.

Paredes felicita a Krupa. Foto: M. S.

Krupa es felicitado por sus compañeros. Foto: M. S.

Krupa es felicitado por sus compañeros. Foto: M. S.

Sánchez-Migallón saluda a los aficionados desplazados a Pamplona. Foto: M. S.

Sánchez-Migallón saluda a los aficionados desplazados a Pamplona. Foto: M. S.

Jugadores y afición se saludan. Foto: M. S.

Jugadores y afición se saludan. Foto: M. S.

Otra imagen de los aficionados felicitando a los jugadores. Foto: M. S.

Otra imagen de los aficionados felicitando a los jugadores. Foto: M. S.

Paredes, Imanol y Javi Muñoz se funden en un abrazo. Foto: M. S.

Paredes, Imanol y Javi Muñoz se funden en un abrazo. Foto: M. S.

Ver Post >
A luchar por evitar el descenso
Martín Schmitt 05-11-2017 | 1:33 | 1

No lo tenía claro pero es una realidad. El objetivo del Ciudad de Logroño será esta temporada salvarse del descenso. El equipo franjivino, que perdió por 25-28 en el Palacio de los Deportes ante un buen Guadalajara, con un impresionante Jota Hombrados (con una efectividad del 42 por ciento a sus 45 años de edad), continúa penúltimo en la clasificación, hundiéndose cada vez más. No sé si es por los nervios, por falta de calidad en la plantilla -que la hay con respecto a las últimas temporadas- o por un cúmulo de cuestiones, pero el BM Logroño no acaba de arrancar. Y sólo ha sumado cuatro puntos en ocho partidos.

Una constante del partido: Ángel Fernández choca Hombrados. Foto: Fernando Díaz

Una constante del partido: Ángel Fernández choca con Hombrados. Foto: Fernando Díaz

Los lanzadores franjivino fallaron demasiado esta noche. Sólo los extremos perdieron trece ocasiones: siete de un Ángel Fernández irreconocible y otros seis (tres y tres) repartidos entre Javi Muñoz y Fabio Chiuffa. El equipo jugó demasiado nervioso frente a un equipo alcarreño ordenado, que supo sacar lustre a sus mejores armas: la portería de Hombrados, el brazo de Chema Márquez y el juego con un pivote muy querido por estas tierras: Javi García. Esto, unido a unos árbitros que se equivocaron demasiado, sacó de quicio al bloque riojano, que acumula seis derrotas y debe viajar el miércoles a Pamplona a verse las caras con uno de los equipos invictos: el Anaitasuna.

Garabaya se marcha excluido injustamente. Luego perdería los nervios. Foto: Fernando Díaz

Garabaya se marcha excluido injustamente. Luego perdería los nervios. Foto: Fernando Díaz

Lo más preocupante es que el BM Logroño no juega bien, ni en defensa ni en ataque. Algo falla. En rueda de prensa, Jota González cargó con toda la culpa. Aunque mañana podréis leer la entrevista completa en Diario La Rioja, el técnico afirmó que si todo el mundo (prensa, afición y jugadores) manifiestan que hay un equipazo, el que falla es él.

En fin, que hay mucho trabajo por delante. Este equipo debe ponerse un objetivo: conseguir sumar 20 puntos y evitar la División de Honor Plata. Otra no queda.

Ver Post >