La Rioja

img
Categoría: Análisis
Un empate y una lesión

El Naturhouse empató esta noche 28-28 en Chekhov un partido que pudo ganarlo, de hecho tuvo un último balón para marcar, pero también pudo perderlo, especialmente cuando el Chekhovskie Medvedi dio vuelta el marcador adverso y se puso a comandar 22-19. Con altibajos, el Naturhouse regresa a España con un punto que acaba siendo agridulce por la lesión de Javi García. Por suerte, aparentemente no hay fractura de hueso, pero sí una rotura de ligamentos del tobillo derecho. Una pena porque el manchego se perderá toda esta primera vuelta. Al igual que el año pasado, cuando se lesionó la rodilla.

El Naturhouse comenzó muy bien, acertado en ataque, con Cacheda jugando muy bien, y muy unido en defensa. Al equipo todavía le falta fluidez, eso es cierto, pero el primer tiempo lo jugó con raza, orgullo y con mucha lucidez. Algo que le faltó en el inicio de la segunda parte, cuando quizá por la intensidad se empezaron a tomar malas decisiones. Precipitadas, sobre todo.

Pablo Cacheda se escapa de Ostashchenko. Foto: Martín Schmitt

Cacheda, que en los últimos partidos no había jugado mucho, jugó con autoridad, encarando con valentía a la defensa local. Le acompañó Haniel Langaro, que es quizás el jugador que más de cabeza va para adentro del equipo, que se atreve en los uno contra uno, que desequilibra. Al brasileño le falta tranquilizarse un poco y saber tomar la decisión más correcta en el momento adecuado.

Langaro busca el pase ante la marca de Andreev. Foto: Martín Schmitt

En la segunda parte, el Naturhouse se perdió por momentos y tuvo la cabeza fría para reaccionar a tiempo. Y con cordura. Mucha de esa culpa es de la defensa y de Richard Kappelin, vital en el último tramo del encuentro, parando un penalti a tres minutos y un cara a cara a falta de dos. Al final, el Naturhouse tuvo balón para atacar, pero se enmarañó la jugada y Pavlenko acabó parando el lanzamiento de Cacheda. Una pena. Pero un punto que regresa a España. Luego veremos si es bueno o no. Lo peor, desde luego, fue la lesión de Javi García. Estaba yo a menos de diez metros y los gritos de dolor del pivote hicieron silenciar el pabellón. Estremecedor.

El doctor Pedro Terrero atiende a Javi García tras su lesión. Foto: M. S.

Son las 2.30 de la mañana y nos marchamos de Chekhov en una hora para afrontar otro viaje larguísimo hasta Logroño, donde está previsto llegar sobre las 15.00. Hay pocas horas para descansar, porque el sábado el equipo pone rumbo a Irún, donde juega a las 17.00 horas ante el Bidasoa, con las cámaras de Movistar Plus como testigos.

Ver Post >
Una cuestión de intensidad

Regresa el Naturhouse con una derrota de León. Una derrota justa. Porque los franjivino quedaron empequeñecidos por la intensidad del Ademar, que jugó con mucho más claridad que los riojanos. El Naturhouse regresa de León triste, pero no preocupado. Es cuestión de hacer las cosas que saben, de levantarse y andar. Estamos en la segunda jornada y queda un mundo por delante, aunque la sensación sea otra porque el sábado visita el Palacio de los Deportes el todopoderoso Barcelona. Pero quiero recordar que el último equipo que le ganó, allá por mayo del 2013, fue el CB Ciudad de Logroño.

Langaro, que estuvo desacertado de cara a portería, combina con Vigo. Foto: Peio García

Se pueden hacer análisis sesudos de la derrota de esta noche en León, pero si hay algo que es importante destacar es que no es decisiva. El 27-23 tampoco es un margen que debería preocupar, cuatro son pocos goles de cara a un golaverage y la temporada es eternamente larga. Esto acaba de empezar.

Lujisfe entra a lanzar ante Cupara. Foto: Peio García

En resumidas cuentas, el Ademar jugó una extraordinaria defensa, agresiva y con un Vladimir Cupara estelar, con paradas determinantes. No fueron muchas (13), pero sí en los momentos idóneos. Y en ataque supo encontrar los huecos de la retaguardia franjivina. El Naturhouse chocó con Cupara y no tuvo las ideas claras para buscar otras situaciones para desequilibrar. El Barça, el sábado a las 17.00 horas (sí, el día del cohete), no es el mejor de los adversarios para levantar cabeza. Pero quien sabe…

Ver Post >
Un Naturhouse intermitente gana en su debut

El Naturhouse se presentó oficialmente ante su gente. Lo hizo con victoria (28-26) sobre un Atlético Valladolid que puso contra las cuerdas a los franjivino en la primera parte. Pero las conclusiones que sacó Jota González es que debe mejorar. Y bastante. Sobre todo en el aspecto defensivo. La retaguardia ofreció concesiones y el ataque no estuvo fluido. Pero el equipo reaccionó muy bien a una desventaja de cinco tantos (10-15 al descanso) y acabó ganando con cierta tranquilidad. De todas formas, Jota recalcó que hay mucha labor por delante.

Molina, Garabaya y Montoro persiguen a Diego Camino. Foto: Juan Marín

Ángel Montoro me gustó mucho. Este año creo que vamos a disfrutar con su brazo izquierdo, donde guarda misiles. Pero además, se ve que quiere jugar en equipo, busca el pase al pivote o a los extremos, se le ve integrado. Iñaki Peciña es un gran defensor. Esta noche no jugó demasiado en ataque (por no decir nada) pero la idea del cuerpo técnico es que se emplee en ambos frentes. Y Javi Muñoz no entró demasiado en juego. Marcó dos goles, uno de ellos de penalti. Falló otros dos lanzamientos pero cierto es que Javi Díaz fue excompañero suyo en Aranda y le conoce muy bien.

Pablo Cacheda, en una acción del encuentro. Foto: Juan Marín

Pese a no jugar bien, el Naturhouse hizo innumerables pruebas, como jugar con siete atacantes (una nueva normativa que entra en vigor este año), distintas defensas, diferentes lanzadores de penaltis, etcétera. Y ganó a un buen equipo, al que todavía le resta incorporar a jugadores como Dani Dujshebaev y Rubén Río, que amargará a más de uno de los gallitos que presentan su candidatura este año a secundar al Barça.

Luisfe Jiménez intenta pasar entre dos jugadores pucelanos. Foto: J. Marín

Pues la semana que viene Jota González empezará a apretar las tuercas de un equipo al que se le espera más de lo de esta noche. Pero no hay que pecar de impaciente. Hay muy buen bloque y muchas cosas bonitas por las que luchar en el horizonte. La semana que viene, el viernes, un nuevo test. Esta vez en Huesca.

Ver Post >
Brasil, campeón Panamericano

Después de muchos años de sequía, el seleccionado de Brasil de Haniel Langaro, Thiagus Petrus y Ales Silva, entre otros muchos, se ha proclamado campeón del Panamericano disputado en Buenos Aires estas últimas dos semanas. Los de Jordi Ribera, que suena para suceder a Manolo Cadenas al frente de los Hispanos, derrotaron en la final a un aguerrido Chile, entrenado por Mateo Garralda, por 28-24 en un  encuentro dominado siempre los los hombres de amarillo y verde.

Imagen de los miembros de la selección brasileña campeona del Panamericano. Foto: Panamericano2016

Los de Jordi Ribera fueron los mejores durante todo el certamen, dejando en el camino a Argentina, su eterno rival, en semifinales, lo que me valió alguna que otra broma de los exfranjivino. Porque los ‘verdeamarelos’, cuyos integrantes en su inmensa mayoría juegan en Europa (muchos de ellos en Asobal), jugaron con contundencia y no dejaron lugar a dudas: ahora reinan en Sudamérica y van a los Juegos Olímpicos con más hambre que nunca.

Haniel Langaro jugó un muy buen torneo y llegará a la cita olímpica en muy buen estado de forma. Thiagus Petrus fue uno de los pilares del equipo de Jordi Ribera, tanto en defensa como en ataque (donde jugó un poco menos en el posicional), mientras que Ales Silva no tuvo tanto protagonismo como sus compañeros.

Haniel Langaro busca el lanzamiento ante la Argentina. Foto: Confederación Brasileña

 

Ver Post >
Albert Rocas: “Gracias, gracias y millones de gracias”

Albert Rocas acabó destruido el partido ante el Teucro. Su (maldito) tobillo derecho le volvió a jugar una mala pasada. Por tercera vez. Y el extremo zurdo se derrumbó. Muchos fueron (fuimos) los que quisieron acercarse a darle ánimos al internacional catalán. Y gracias a eso, el 4 franjivino ya ha comenzado el proceso de recuperación. En una emotiva carta, Albert Rocas agradece al aficionado que se le acercó para darle ánimo: “Estate tranquilo que te esperamos. Los aficionados te esperamos pero tómate tu tiempo para recuperarte al 100%. No te dejarmeos de lado ni te olvidaremos”, le dijo el hincha. Y esas palabras, que pudimos decir tú o yo, le han dado las fuerzas necesarias para recuperarse. “Has transformado la agonía en fuerza”, indica.

En la carta que ha publicado el zurdo en redes sociales, Albert Rocas quiere agradecer a este aficionado (y a todos los que están siempre junto al equipo), “por cruzarte conmigo, por llevar mis colores, por estar en mi equipo”. “Gracias, gracias y millones de gracias”, finaliza. La carta entera se puede leer aquí.

Ver Post >
Bienvenido otra vez, Naturhouse

El Naturhouse volvió a ser el Naturhouse. Los franjivino se reencontraron con su buen juego, una intensa defensa y una gran portería para barrer al Benidorm de su propia pista (21-32) . Un Palau en el que sucumbió el Granollers y del que el Ademar (que está pasando su mejor racha después de destrozar esta noche a los vallesanos 33-21) sólo pudo sacar un empate. Después de unas semanas de dudas, en las que se acumularon los fallos defensivos y los errores de ataque, el CB Ciudad de Logroño jugó un partidazo que refuerza su moral y que mantiene a raya precisamente a los leoneses.

El Naturhouse saluda después de ganar en Benidorm. Foto: M. Schmitt

El Naturhouse necesitaba un triunfo así, gustándose, sacando a su adversario de la cancha. A nivel individual, Richard Kappelin hizo un gran partido: 17 paradas de todo tipo. Rubén Garabaya comandó una defensa muy seria, con Carlos Molina y Miguel Sánchez-Migallón como fiel escuderos. Pablo Cacheda supo leer perfectamente el partido, buscando siempre la mejor opción. Pero lo mejor de todo fue el conjunto, el equipo, que sacó adelante un duelo que se preveía mucho más complicado. Pero el mérito es del Naturhouse, que anuló a su rival. Por cierto, el equipo dedicó el triunfo ay a Ángel Fernández, de muy buen partido también, y a su familia, que perdió a su abuela el jueves e hizo un esfuerzo grande en viajar a Benidorm para jugar.

Rubén Garabaya se empela a fondo en un uno contra uno. Foto: M. S.

Luisfe y Garabaya luchan con Marchán en la línea de seis metros. Foto: M. S.

Ángel Fernández vuela hacia el gol. Sus compañeros le dedicaron el triunfo. Foto: M. S.

Kappelin después de desviar un lanzamiento del Benidorm. Foto: M. S.

El presidente del Benidorm entrega una camiseta conmemorativa a Diego Moyano, que jugó su partido 500 en Asobal con 45 años de edad. Foto: M. S.

 

Ver Post >