La Rioja

img
Categoría: Análisis
Un triunfo de Champions

Con casta, corazón y h… Con lo que hay que poner encima de la mesa en una competición como la Champions. El Naturhouse nos regaló esta noche otro triunfo épico, de esos que recordaremos durante mucho tiempo. Una victoria que mantiene intactas las posibilidades del equipo franjivino de cara al objetivo que tiene entre ceja y ceja: pasar a octavos de final del certamen europeo. Y el 22-21 ante un rival directo como el HC Zagreb le viene de maravillas. Pero más allá de eso, me quedo con lo que trabajó y batalló el bloque, por los c… que pusieron en la pista, por lo que transmitieron a la grada (también el público estuvo ahí, apoyando a los suyos hasta el final).

Javi García, impresionante, lucha con los defensores croatas. Foto: Fernando Díaz

Sinceramente, después del primer tiempo en el que el ataque no podía con la poderosa y agresiva defensa del Zagreb, pensé que no iba a poder ser, que la Champions se le iba a esfumar a los riojanos. Porque la defensa del Zagreb es tremenda, con el sello balcánico, asfixiante, incansable. Pero los primeros que creyeron en sí mismos fueron los jugadores. Brillante lo de Javi García, un luchador en los seis metros; Albert Rocas, un fenómeno, convirtiendo todos los penaltis que fabricó el pivote, haciendo la falta más importante del partido, en la última jugada croata. Veteranía y calidad. Espectacular.

La barrera frena el último lanzamiento de Pavlovic. Foto: F. Díaz

También estuvo muy seguro, sobre todo en la segunda mitad, Jorge Gómez Lite, que tuvo una efectividad del 34%, con algunas paradas muy importantes, como un penalti a Horvat. El eterno Garabaya también fue una de las piezas fundamentales del CB Ciudad de Logroño, comandando una defensa que se cerró muy bien en la segunda parte. Y no me quiero despedir antes de alabar a Víctor Vigo, a mi juicio, brillante en el mando, especialmente en los diez minutos finales, cuando el Naturhouse pasó a ganar.

Jorge Gómez Lite celebra una de sus paradas. Foto: Fernando Díaz

Luisfe sufre las "caricias" de los defensores croatas. Foto: Fernando Díaz

Lo decía al principio. Lo del público esta noche fue para enmarcar. Creo que fue fundamental para empujar al equipo hacia la victoria. Hoy realmente fue el octavo jugador. Qué pena me da no ver más gente en el Palacio, pero los que están se hicieron notar. Espero que los partidos que queden sean así, con ese calor. Ahora habrá un pequeño descanso de Champions durante tres semanas (el próximo partido será el domingo 16 de noviembre, en el Palacio, ante el Metalurg, que hoy perdió en casa 27-42 ante el Kiel), algo que nos vendrá bien a todos. El Naturhouse necesita descansar y podrá hacerlo después del próximo sábado, cuando juegue ante el BM Aragón en Zaragoza.

El público disfruta de la victoria franjivina. Foto: Fernando Díaz

Ver Post >
Victoria ante un rival exasperante

Un triunfo más del Naturhouse, esta vez deslucido, pese al 33-23 final, pero igual de importante. El conjunto franjivino no jugó bien, sobre todo la primera parte ante un rival, el BM Benidorm, del que esperaba muchísimo más. El equipo valenciano vino aquí a tratar de sacar de quicio a los riojanos, jugando excesivamente lento, marrullero, quejándose continuamente de los árbiteos (que vaya dos, también), dejando recados en muchas jugadas. Creo que si el equipo de Latorre (no recuerdo que como jugador fuese así) hubiese jugado un poco más al balonmano, la cosa hubiese estado mucho más peleada y entretenida para el público.

Hoy no me tocó trabajar, por lo que pude vivir el partido más como un aficionado que como periodista. Y me marché del Palacio enfadado. Primero con los árbitros, los hermanos Gude Prego, en su línea y máximos responsables de dejar pegar tanto al Benidorm y de medir con dos raseros distintos en un área y en otra. Luego con el equipo valenciano, del que me esperaba mucho más de jugadores como David Jiménez, Gonzalo Porras y David Cuartero, que se quejó más que jugó y que terminó abucheado por una afición que comenzó el partido ovacionándole. Una pena, porque cuando Óscar Río combina con el pivote pueden ser peligrosísimos.

Pero bueno, los dos puntos quedaron en casa. Al 3-3 propuesto interesántemente por Latorre en el primer tiempo Jota acabó encontrándole la vuelta. Me gustó ver a Albert Rocas y a Cacheda de lateral, jugando con un inteligentísimo Víctor Vigo. Me encantó Javi García, que es tremendo en los seis metros, también Pedrito Rodríguez, con velocidad, gol y muchas ganas, y Juanín García, temple, sabiduría, rapidez y gol. Y lo de Jorge Gómez Lite es para enmarcar. Según datos de Asobal, el aragonés paró 19 balones, lo que supuso un 45,2% de efectividad. Brutal. Lindo gesto de Gurutz al final, que entró a jugar para que el Palacio aplaudiera a Jorge.

Pues mañana mismo el Naturhouse se pondrá a trabajar para recibir al Zagreb, uno de los partidos más vitales de la fase de grupos de la Champions. Si no se gana el sábado, tendremos casi un pie fuera de Europa. Antes de eso, os dejo las estadísticas del partido. Por cierto, el Ademar ha empatado en casa 28-28 con el BM Aragón, lo que es un sorpresón.

Ver Post >
Aplastante victoria del Naturhouse

Contundente, con balonmano vertical, con buen juego, con algunas lagunas (los primeros diez minutos de la segunda parte), pero con mucha intensidad. Y eso, viniendo de un equipo que llega de sorprender a Europa en casa del Kiel y ante 8.000 personas, no es fácil de llevar a cabo. Pero el Naturhouse ha dado esta tarde una clase de cómo matar un partido desde el inicio. Porque el comienzo del equipo franjivino fue espectacular, sin errores, con una defensa tremenda, con seguridad en la portería, con rapidez en el manejo del balón, en las circulaciones, con acierto de cara a portería.

Albert Rocas celebra uno de sus siete tantos. Foto: Fernando Díaz

Todos los jugadores de pista marcaron por lo menos algún gol, lo que demuestra cómo jugó el equipo en equipo. Y los que estábamos fuera, calculamos unos 1.500, que ya es por el día (la despedida de Titín), disfrutamos mucho. Porque del rato de incertidumbre, que el Huesca se puso a tres goles (23-20) se salió con facilidad, con trabajo, eso sí. Fue incrementar un punto la intensidad defensiva para abrir un nuevo hueco hasta el final del partido. En el apartado individualidades, me gustó sobre todo Rubén Garabaya, un titán defensivo. Y también, en ataque, los otros dos pivotes, Ángel Romero y Javi García. Muy bien estuvo Pablo Cacheda y los cuatro extremos, Pedro y Ángel en la primera parte, y Juanín y Albert Rocas en la segunda.

Juanín García vuela para marcar uno de sus goles. Foto: Fernando Díaz

Jorge Gómez Lite estuvo muy bien en la primera parte, y Gurutz, en la segunda. Se están complementando muy bien ambos, que es lo mejor que le puede pasar al Naturhouse. Luisfe sudó la camiseta en defensa y también pudo aportar bastante en ataque, sobre todo en la primera parte. Y el día que Stenmalm afine la puntería va a ser un auténtico crack. Pero sobre todas las individuales me quiero quedar con el equipo en su conjunto, con las ganas de gustar con la que acabó, con la intensidad defensiva, con la alegría del ataque. Muy buen resultado ante un rival directo, no lo olvidemos. Además, de cara a una posible igualdad al final de la Liga, este 40-25 viene muy bien.

Ver Post >
No se ganaron puntos, pero sí orgullo

Los jugadores del Naturhouse y el Kiel se saludan antes de empezar el partido. Foto: M. S.

Siempre digo que las derrotas no deben celebrarse. Pero lo de anoche en Kiel debe hacernos soñar en cosas aún más grandes. El Sparkassen Arena es lo más impresionante que he conocido en el mundo del balonmano, aunque la zona de prensa tiene mucho por mejorar (eso es un capítulo aparte que retomaré algún día). Y jugar con el desparpajo con que saltó a la pista el Naturhouse ante 8.000 personas no es fácil. Y mojarle la oreja a los dueños de casa, menos que menos. Si anoche no se puntuó fue por algunos errores cometidos, sobre todo en los cinco minutos finales de la primera parte, cuando Garabaya fue excluido. Por cierto, el partido del pivote asturiano es para enmarcar. A sus 36 años, este gigantón de Avilés sigue dando lo mejor de sí para el bien del equipo. Para sacarse el sombrero. Pues el 34-32 final me hizo sonreír, ilusionar con algo más grande, cuando creía que este equipo había tocado techo. Pero no, hay hambre de gloria, aunque los pies sigan tocando tierra.

Juanín marca uno de sus siete goles. Foto: Martín Schmitt

Un momento del partido entre el Naturhouse y el Kiel. Foto: Martín Schmitt

Además de Garabaya, Thiagus estuvo bien aunque acabó reventado. ¿Y qué voy a decir de Juanín y Albert Rocas? Qué calidad, qué velocidad para salir a la contra, qué frialdad para definir, qué maestría. Igual de orgulloso me hacen sentir los más jóvenes, Ángel Fernández, mordiendo de avanzado; Cacheda, encarando con valentía a un tío que le saca dos cabezas; a Miguel Sánchez Migallón, que cada día se afianza más en la defensa y que no tiene tapujos de subir al ataque; Javi García, que batalló como una fiera contra tipos como Palmarsson, Vujin, etcétera; o Jorge Gómez Lite, que paró catorce balones, algunos de mucho mérito. En fin, que me marcho muy contento de Alemania. Ahora este grupo deberá centrarse en lo que da jugar partidos como el de anoche: la Liga. Se vienen dos encuentros seguidos ante rivales directos como el Huesca (domingo, 18.30 horas) y el Ademar, en León (el miércoles, por Sportmanía).

Otro momento del partido, en la segunda parte. Foto: Martín Schmitt

Un tiempo muerto en la segunda parte. Foto: Martín Schmitt

De Kiel saldremos a las 12.00 y si todo sale bien, llegaremos al Palacio de los Deportes cerca de la 1.30 de la madrugada. Esta experiencia en Kiel no la olvidaré jamás. Fue una noche especial. Yo acabé reventado por el trabajo y ansioso por unas fotos que nunca terminaron de llegar. No se ganaron los puntos, pero sí mucho respeto. Ahora, tanto los equipos como los árbitros y el resto del mundo del balonmano, verán al CB Ciudad de Logroño con otros ojos. Y bien ganado se lo tienen.

El Naturhouse saluda al público del Sparkassen Arena. Foto: Martín Schmitt

Antes de preparar mis cosas para salir, os dejo dos vídeos que hice al salir los equipos y el resumen del encuentro que encontré en internet.

Ver Post >
Golpe de autoridad del Naturhouse

Gran triunfo el de esta noche. De enorme importancia de cara a una hipotética lucha por el ‘goal average’ con un rival directo como el Meshkov Brest. El 39-31 no solo es un gran resultado que pueda servir para desempatar contra los bielorrusos. También es una muestra tangible que el equipo acusó la dura derrota en Granollers y mostró su mejor cara en la Champions. Inmejorable debut europeo de los franjivino.

El equipo saluda a la afición después del enorme triunfo. Foto: Juan Marín

Me gustó mucho el juego colectivo del equipo, que brilló en algunos pasajes. En lo individual, lo de Javi García en ataque es para sacarse el sombrero. Y si el manchego tuvo que bregar con los enormes defensores bielorrusos, Philip Stenmalm aprovechó esto para mostrar su brazo derecho. Impresionante alguno de los bombazos que sacó el sueco, que se le ve cada día más metido en el sistema. Y no voy a descubrir nada nuevo si digo que con Garabaya y un Thiagus Petrus con jetlag la defensa mejoró mucho sus prestaciones. El asturiano volvió a resentirse y veremos mañana cómo está. El brasileño, que llegó esta madrugada, hizo lo que pudo, pero se notó su presencia pese a que no jugó muy bien.

Javi García lucha con dos defensores bielorrusos. Foto: Juan Marín

Stenmalm se escapa de un jugador del Brest. Foto: Juan Marín

En fin, un gran debut europeo que hace que el Naturhouse sea el líder del grupo. Por cierto, el Zagreb dio la sorpresa al vencer al Kiel 27-25. Este sí que no es un buen resultado de cara a la clasificación (ya estoy haciendo matemáticas y solo se ha jugado la primera jornada), pero falta mucho todavía. El problema es que el jueves los franjivino viajan a Alemania (así como un servidor) y querrán sumar sus dos primeros puntos a costa del Naturhouse. Que nos pillen confesados.

Ver Post >
Dura derrota del Naturhouse

Acabo de finalizar la crónica para Diario La Rioja sobre la dura derrota franjivina ante el Fraikin y he titulado: “El Naturhouse ofrece su peor cara en Granollers”. Porque no le salió absolutamente nada a los de Jota. Ni en defensa, donde se echó mucho de menos a Thiagus Petrus y a Rubén Garabaya, ni en ataque, donde no hubo ideas, se cometieron demasiados errores (muchas pérdidas) y faltó mucha efectividad en el lanzamiento, sin restarle méritos a un gran portero como Pejanovic. No es normal que el bueno de Albert Rocas haga un 1/8, fallando dos penaltis (sólo se marcaron tres de siete). Hay días, como el de ayer, en el que no sale absolutamente nada.

Ángel Romero lanza desde los seis metros de forma acrobática. Foto: Ramón Ferrandis (elNou).

Pero más allá de la mala suerte, se jugó muy mal. Demasiados huecos en defensa, poca intensidad en ataque. El equipo nunca pudo meterse en el partido, pese a que en el inicio de la segunda parte mejoró su cara. Jorge Gómez Lite pudo parar algo en ese tramo, la defensa robó algunos balones y se pudo enganchar al partido. Pero no. El Granollers demostró ser un gran equipo y que estará con total seguridad en la lucha por Europa a final de temporada.

Valadao detiene el arranque de Pablo Cacheda. Foto: Ramón Ferrandis (elNou).

Después de lo de hoy, solo se puede mejorar. No queda mucho tiempo. Cuatro días hasta que llegue el debut en la Champions League ante el Meshkov Brest de Bielorrusia. Espero que para entonces el equipo pueda espabilar, encontrar una defensa en la que se sienta cómodo y no echemos tanto de menos a Garabaya y a Thiagus. El encuentro será a las 19.00 horas y no estaría mal que la afición responda llenando el Palacio. Os dejo la estadística de Asobal, que por cierto, está dando mucha guerra desde que comenzó la Liga.

Ver Post >