La Rioja

img
Categoría: Enfermería
Una victoria opacada por la lesión de Cacheda

Pablo Cacheda siempre está sonriendo. Le gusta tocar las narices a sus compañeros (y a un servidor) y encaja de muy buena manera cuando él es víctima de las bromas. Un fenómeno dentro y fuera de la pista, lugar en que estaba cuajando una gran temporada, sobre todo los últimos encuentros. Por eso, y por todo lo que ha vivido antes (rotura del cruzado en Valladolid y de ambas manos en Logroño), y por lo que más que probablemente deberá afrontar en el futuro más inmediato, la victoria del Naturhouse de esta noche ante el Cangas (34-25) ha quedado minimizada por su lesión. Una acción en el minuto 7:35, momento en el que el central de Lalín hizo un mal movimiento y quedó tendido en el parqué del Palacio, gritando de dolor, llorando de impotencia.

Momento en que Pablo Cacheda se lesiona. Fotos: Fernando DíazMolina y Ángel Fernández atienden a su compañero.

Molina y Ángel Fernández atienden a su compañero.

Los responsables sanitarios retiran al jugador del parqué.

Según los responsables médicos del club, Cacheda sufrió una luxación en la rodilla izquierda, reducida en el momento y pendiente de realizar resonancia para evaluar lesiones internas. Es decir, que en las próximas horas le realizarán una resonancia magnética para evaluar si tiene algún ligamento o menisco roto.

Más allá de este episodio, que dejó helado al Palacio con los gritos de Pablo (me recordó a los de Javi García en Rusia), el Naturhouse jugó, en líneas generales, un buen partido. Ángel Fernández se marchó con ocho goles; Iñaki Peciña jugó muy bien en ataque y en defensa, Carlos Molina también tuvo buenos momentos ofensivos -Langaro sufrió un pequeño esguince al acabar la primera parte y no volvió a la pista por precaución- y ambos porteros tuvieron una buena jornada (37,5% para Kappelin con 12/32 y un 54% para Gurutz, que detuvo 6/11 con tres penaltis consecutivos). También tuvieron minutos los menos habituales como Javi Muñoz, muy efectivo, y Ángel Montoro, autor de tres tantos.

Ver Post >
Un empate y una lesión

El Naturhouse empató esta noche 28-28 en Chekhov un partido que pudo ganarlo, de hecho tuvo un último balón para marcar, pero también pudo perderlo, especialmente cuando el Chekhovskie Medvedi dio vuelta el marcador adverso y se puso a comandar 22-19. Con altibajos, el Naturhouse regresa a España con un punto que acaba siendo agridulce por la lesión de Javi García. Por suerte, aparentemente no hay fractura de hueso, pero sí una rotura de ligamentos del tobillo derecho. Una pena porque el manchego se perderá toda esta primera vuelta. Al igual que el año pasado, cuando se lesionó la rodilla.

El Naturhouse comenzó muy bien, acertado en ataque, con Cacheda jugando muy bien, y muy unido en defensa. Al equipo todavía le falta fluidez, eso es cierto, pero el primer tiempo lo jugó con raza, orgullo y con mucha lucidez. Algo que le faltó en el inicio de la segunda parte, cuando quizá por la intensidad se empezaron a tomar malas decisiones. Precipitadas, sobre todo.

Pablo Cacheda se escapa de Ostashchenko. Foto: Martín Schmitt

Cacheda, que en los últimos partidos no había jugado mucho, jugó con autoridad, encarando con valentía a la defensa local. Le acompañó Haniel Langaro, que es quizás el jugador que más de cabeza va para adentro del equipo, que se atreve en los uno contra uno, que desequilibra. Al brasileño le falta tranquilizarse un poco y saber tomar la decisión más correcta en el momento adecuado.

Langaro busca el pase ante la marca de Andreev. Foto: Martín Schmitt

En la segunda parte, el Naturhouse se perdió por momentos y tuvo la cabeza fría para reaccionar a tiempo. Y con cordura. Mucha de esa culpa es de la defensa y de Richard Kappelin, vital en el último tramo del encuentro, parando un penalti a tres minutos y un cara a cara a falta de dos. Al final, el Naturhouse tuvo balón para atacar, pero se enmarañó la jugada y Pavlenko acabó parando el lanzamiento de Cacheda. Una pena. Pero un punto que regresa a España. Luego veremos si es bueno o no. Lo peor, desde luego, fue la lesión de Javi García. Estaba yo a menos de diez metros y los gritos de dolor del pivote hicieron silenciar el pabellón. Estremecedor.

El doctor Pedro Terrero atiende a Javi García tras su lesión. Foto: M. S.

Son las 2.30 de la mañana y nos marchamos de Chekhov en una hora para afrontar otro viaje larguísimo hasta Logroño, donde está previsto llegar sobre las 15.00. Hay pocas horas para descansar, porque el sábado el equipo pone rumbo a Irún, donde juega a las 17.00 horas ante el Bidasoa, con las cámaras de Movistar Plus como testigos.

Ver Post >
Cacheda, dentro lo malo, lo mejor

Pablo Cacheda se perderá el final de la temporada. Sin embargo, cuando todos (y me incluyo) nos temíamos lo peor, llegaron buenas noticias del cuerpo médico del Naturhouse. El central de Lalín tiene una rotura parcial del ligamento lateral interno, lo que supone estar fuera de las pistas entre seis y ocho semanas. Es decir, no jugará los últimos cuatro encuentros ligueros, trascendentales para la defensa de la segunda plaza, pero estará en forma para el inicio de la pretemporada, que estimo será en julio.

Pablo Cacheda es maltratado por la defensa del Puerto Sagunto. Foto: Juan Marín

Cacheda se lesionó el sábado, pocos minutos antes del final de la semifinal de Copa del Rey que perdió el Naturhouse ante el Anaitasuna. Se le fue la rodilla en una finta y rápidamente el pabellón temió lo peor. Pero la resonancia magnética que se le practicó este mediodía descartó la rotura del ligamento cruzado, que dentro de lo malo, es la mejor de las noticias.

No ha sido el año del primera línea gallego. En la pretemporada, en Estrasburgo, el de Lalín se rompió los dedos de una mano. Después de dos meses de recuperación, después de ser operado, el 31 de octubre se rompió dos falanges pero de la otra mano, lo que le dejó fuera de las pistas hasta la segunda vuelta. Ahora, el jugador sólo piensa en recuperarse y “empezar la pretemporada como un toro”.

Ver Post >
Albert Rocas: “Gracias, gracias y millones de gracias”

Albert Rocas acabó destruido el partido ante el Teucro. Su (maldito) tobillo derecho le volvió a jugar una mala pasada. Por tercera vez. Y el extremo zurdo se derrumbó. Muchos fueron (fuimos) los que quisieron acercarse a darle ánimos al internacional catalán. Y gracias a eso, el 4 franjivino ya ha comenzado el proceso de recuperación. En una emotiva carta, Albert Rocas agradece al aficionado que se le acercó para darle ánimo: “Estate tranquilo que te esperamos. Los aficionados te esperamos pero tómate tu tiempo para recuperarte al 100%. No te dejarmeos de lado ni te olvidaremos”, le dijo el hincha. Y esas palabras, que pudimos decir tú o yo, le han dado las fuerzas necesarias para recuperarse. “Has transformado la agonía en fuerza”, indica.

En la carta que ha publicado el zurdo en redes sociales, Albert Rocas quiere agradecer a este aficionado (y a todos los que están siempre junto al equipo), “por cruzarte conmigo, por llevar mis colores, por estar en mi equipo”. “Gracias, gracias y millones de gracias”, finaliza. La carta entera se puede leer aquí.

Ver Post >
Una derrota que debe fortalecer al Naturhouse

El Naturhouse perdió esta noche ante el Motor Zaporozhye 30-31 y debe viajar a Ucrania el fin de semana que viene a dar vuelta la eliminatoria. Es difícil, pero no imposible. Los franjivino cayeron por sus errores, sobre todo sufrieron demasiadas pérdidas y no supieron aprovechar las superioridades, y por el arbitraje. Los húngaros Dobrovits y Tajok sacaron de quicio a todo el Palacio. No les culpo directamente de la derrota, pero desde luego no midieron con la misma vara a un equipo y al otro. Fue como si el Naturhouse estuviese jugando en Ucrania. Ambos colegiados se marcharon entre pitos. Sólo espero que el próximo sábado en Kiev no pase lo mismo.

Los jugadores ucranianos celebran el triunfo en Logroño. Foto: F. Díaz

Os invito a leer mañana en Diario La Rioja las declaraciones de Jota González acerca del arbitraje, porque ya está cansado el vallisoletano. Entre otras cosas, reclamó a la EHF respeto al Naturhouse, porque considera que lo tiene merecido. Con respecto al partido, el CB Ciudad de Logroño empezó como un torbellino y luego se fue atascando en ataque y perdió fuelle en defensa. El Motor Zaporozhye levantó un 7-2 y equilibró un encuentro que se decidió en los minutos finales. Con un gran Pukhouski, un tremendo central, los ucranianos dieron el primer golpe (no literal, aunque en la pista repartieron de lo lindo), pero no el definitivo.

Los jugadores franjivino por los suelos. Foto: F. Díaz

Estoy convencido de que la derrota de esta noche y la forma en que se materializó hará más fuerte al equipo, que ya de por sí está muy compenetrado, muy unido. Por eso, que nadie dé por muerto a estos chicos, que todavía quedan por delante 60 minutos. Yo tengo fe en ellos y aunque la revancha sea dura (veremos cómo son los árbitros), confío en este equipo y en su cuerpo técnico. Por cierto, a partir de ahora el Naturhouse se centrará en el BM Sinfín, que es el próximo rival y no se puede dejar puntos en el camino.

¿Intercambio de camisetas? A Garabaya no se la pueden quitar. Foto: F. Díaz

La mala noticia, además de la derrota, es la lesión de Philip Stenmalm, uno de los mejores esta noche. Lamentablemente el sueco se fracturó el quinto dedo del pie izquierdo y estará de baja como mínimo dos meses. Es decir, prácticamente dice adiós a la temporada. Desde aquí le envío un gran abrazo al lateral izquierdo, que no tendrá que pasar por el quirófano, pero sí deberá tener el pie inmovilizado durante los próximos días.

Quien está intratable es el Sporting La Rioja, que esta noche derrotó con comodidad al Tejina Tenerife 27-14, aunque le costó arrancar a las chicas de Luismi Ascorbe, que no jugaron una buena primera mitad. Con este triunfo, las riojanas aseguran su participación en la primera fase de ascenso hacia la Liga Loterías.

Masha, autora de siete goles, machaca la portería de las tinerfeñas. Foto: Díaz Uriel

Ver Post >
El Naturhouse pasa a cuartos en cuadro

El Naturhouse regresa de Barcelona con los deberes hechos, después de ganar con mucho esfuerzo a un buen filial azulgrana, muy joven, pero con jugadores que en unos años estaremos todos hablando de ellos como Dani Dujshebaev , Xavi Castro o el lateral zurdo Gabriel Ceretta. El CB Ciudad de Logroño vuelve a casa con el trabajo bien realizado pero con una multitud de lesionados y tocados.

Pedro Rodríguez y Miguel Sánchez frenan a Joan Amigó. Foto: Martín Schmitt

De hecho, creo que es más fácil hablar de los jugadores que no tienen nada, como Gurutz Aginagalde, que jugó un gran partido esta noche. Kappelin también parece estar bien, al igual que Albert Val. El resto, todos tienen algo en menor o mayor medida. A ver, que paso lista: Pablo Cacheda, Philip Strenmalm y Albert Rocas están fuera de circulación hasta enero. Víctor Vigo se llevó esta noche un buen golpe en la zona inguinal; Pedro Rodríguez continúa con los problemas abdominales; Ángel Fernández con inconvenientes en los gemelos; Imanol con un fuerte golpe en la mano; Malmagro, con molestias musculares; Carlos Molina, con fuertes dolores en las manos; Rubén Garabaya, con el tendón de aquiles tocado; Miguel Sánchez-Migallón, con dos buenos golpes; y Javi García, con la rodilla entre algodones… Y así y todo, van y ganan.

Garabaya, Molina y Ángel esperan a Dani Dujshebaev. Foto: Martín Schmitt

La buena defensa, las intervenciones de Gurutz, la buena gestión de las inferioridades y superioridades y la intensidad, que nació de una roja inexplicable a Cristian Malmagro en el minuto 9 después de que el lateral lanzara un fuerte flojo desde los siete metros que le dio en la cabeza al portero Xoan Ledó. Tremendo lo de estos árbitros Luque y Pascual, que, entre otras cosas, son catalanes (otra incongruencia por parte de la Federación).

Dujshebaev es neutralizado por Molina y MIguel Sánchez-Migallón. Foto: M. Schmitt

El Naturhouse regresa más en cuadro que a la ida y con la Copa Asobal en un par de días. Veremos cómo llega a ese encuentro ante el Ademar el CB Ciudad de Logroño.

Ver Post >