La Rioja
img
De vuelta sin dos
img
Martín Schmitt | 09-01-2009 | 00:30| 0

El Naturhouse ha vuelto los entrenamientos, con la ausencia de dos de sus jugadores. No está ‘Kalle’ Stojanovic, ocupado en compromisos que por ahora desconozco (pero de los que me enteraré) con la selección bosnia.

Y falta también Alberto Aguirrezabalaga, que está con la selección española júnior, concentrada para jugar, desde hoy, el Torneo 4 Naciones en Saint Malo, Francia. El calendario:

  • Hoy, 20.30, Francia-España
  • Mañana, 18.00, Alemania-España
  • Domingo, 15.30, España-Portugal


Después, regreso a casa. O sea, a Logroño. El viernes 16, en el Palacio, empieza el calendario de amistosos, contra Portland.

Ver Post >
Va de zurdos
img
Martín Schmitt | 30-12-2008 | 00:19| 0

Los dos laterales zurdos del Naturhouse han sido protagonistas hoy. Por razones casi opuestas: uno estará, probablemente, más contento que el otro.

ZURDO Nº 1: ¿De Petrer a La Mancha?

Isaías Guardiola ha firmado un preacuerdo para que Ciudad Real pueda hacerse con sus servicios cuando termine su relación con el Naturhouse. Eso sería, en principio, en junio del 2011. En medios de comunicación manchegos se especulaba incluso con la posibilidad de que el de Petrer se incorporara antes a la disciplina del Ciudad Real.


Pero esto último no parece muy posible. ¿Es Guardiola un jugador para el Ciudad Real? Para mí, en un futuro tal vez. Ahora mismo, no. Es verdad que en España no hay laterales zurdos así: un 2 metros que ataque y defienda, y con buen lanzamiento. Pero también es verdad que Isa sigue siendo demasiado irregular, y que desde que fue a la selección ha estado bastante mal en su club.

Y más: en Ciudad Real las comparaciones con Olafur Stefansson, que se va este verano, serían inevitables. Y ésa es una guerra que el Isaías de hoy no podría ganar. El de dentro de unos años tal vez. El de ahora, no.

Dicho lo cual: si CR paga, al Naturhouse le vendría de perlas. Que no está la caja para bollos…


ZURDO Nº 2: Adiós Croacia

Jon Belaustegi no irá al Mundial de Croacia. Valero Rivera lo ha dejado fuera de su convocatoria. Es, a priori, una decisión arriesgada: en su lugar van Víctor Hugo (poca discusión) y Cristian Malmagro, salido hace no mucho de una lesión. Son, eso sí, dos pedazo de laterales zurdos, probablemente sin la experiencia internacional de Belaustegi, pero con mucha calidad.


Es de suponer que Belaustegi no estará muy contento, aunque sea difícil de saber. Hay cosas aparentemente imposibles: acabar con el hambre en el mundo, que un presidente de Gobierno español hable inglés… y que te coja el teléfono Jon Belaustegi.

El donostiarra no es un hombre que se preocupe por los alrededores del juego. Él juega, sin dar la impresión de tener gran ambición en su carrera, y lo demás parece darle igual. Es una opción, ojo. Probablemente así él será un hombre más feliz, aunque queda la duda de qué jugador podría haber sido si además de clase tuviera ese ansia ególatra de la que otros disfrutan.

Pero en fin. Belaustegi ha vivido mucho, lleva muchos años en la selección y, siendo egoístas, para el Naturhouse es casi mejor que no vaya: más descanso. Y más vale que podamos disfrutar de Jon; mucho me extrañaría que el año que viene siguiera aquí. Aunque cosas más raras se han visto…

(FOTOS: JUSTO RODRÍGUEZ Y JONATHAN HERREROS)

Ver Post >
¿Un torneo que sobra?
img
Martín Schmitt | 26-12-2008 | 22:41| 0

La Asobal tiene esas cosas: una competición en plena búsqueda de un público que no acaba de tener, con un calendario kafkiano y lleno de parones absurdos que, además, tiene DOS copas. Este fin de semana arranca una de ellas, la llamada “Copa Asobal“.


Sinceramente, es una competición que, para mí, sobra. Y sobra mucho, en realidad. La juegan los cuatro mejores del año pasado, y la liga tuvo que darle algo de protagonismo regalándole a quien la gane una plaza de champions. Con lo cual quita otro aliciente a la liga, por si tenía muchos.

Serán buenos partidos, sin duda, estupendos para pasar una tarde de balonmano (TVE va a retransmitir el Barça-Ciudad Real de la semifinal, sábado a las 18 horas). Pero, sinceramente, ¿a quién le importa quién gane la Copa Asobal? En fin.

Ver Post >
¿Qué tal es Almería?
img
Martín Schmitt | 20-12-2008 | 23:29| 0

“¿Qué tal es Almería?”, me preguntará alguno mañana.

“No está mal, aunque no tiene mucho”, responderé yo, probablemente. Aunque lo que debería decir es: “Pues no sé. Tiene un pabellón polideportivo muy feo y un centro comercial muy chulo. Y un hotel que no está mal”.

Porque eso, en fin, me queda de este viaje, que no es el que mejor me he planificado del mundo. Menos mal que el Naturhouse ha ganado, aunque sea una victoria algo tristona por eso de habernos quedado sin Copa cuando teníamos la miel cerquita de la boca. En fin, qué se le va a hacer.

Lo dicho: he llegado esta tarde a Almería con la lengua fuera. Volaba de Bilbao a Málaga y ya iba mal de tiempo sin necesidad de que la compañía aérea (Clickair) me lo pusiera aún más chungo con media horita de retraso.

Y a mí, que lo de pensar en montarme en un avión me da ganas de morirme, por un lado, y mucho miedo de ir a hacerlo en un futuro cercano, por otro, se me salían los dientes de las órbitas, que diría un colega. Y encima, en el aeropuerto, recochineo. En una aerolínea puntual, dicen.

Menos mal que las cosas mejoraron: una rubia muy amable de Avis me dijo que en lugar de un Corsa me iba a dar por el mismo precio un Laguna. “De regalo de Navidad“. Qué maja. Y mejor aún: mi Laguna me llevó, rompiendo alguna que otra norma de circulación, hasta Almería vía Granada, por una preciosa autovía con Sierra Nevada al fondo.

Y aquí estoy. Cenando McDonald’s ante el ordenata y ante la perspectiva de levantarme mañana a las 7 para volver a Málaga. Y, encima, el jefe me ha preparado un Tedeón-San Marcial para recibirme a la llegada. Viva y bravo.

Ah, por cierto: hemos ganado. Qué bien. Y hasta febrero no hay más balonmano. Qué mal.

PD: La foto de Sierra Nevada no es mía, sino de aquí. No soy muy original.

Ver Post >
Menos confianzas…
img
Martín Schmitt | 19-12-2008 | 19:16| 0

Nos vamos a Almería. O me voy yo: el Naturhouse lleva alí desde anoche, tras 12 horas en bus en compañía de los virus de Jon Belaustegi. Pero si el señor doctor dice que no pasa nada…

Mi viaje tiene suspense: por cosa de las fechas, hemos tenido que improvisar un viaje vía Málaga en el que voy a llegar al partido tirando a justito. Peor es lo de Cuesta, que hace un Bilbao-Almería con escala en ¡Palma de Mallorca! No sé si pedirle que me traiga algo de la playa. En fin, al menos tiene menos posibilidades que yo de llegar tarde. Si me pierdo unos minutos, le pediré que me lo cuente.

Por cierto, a la que me voy tengo una indefinible sensación de malestar en el cuerpo. Creo que es por el exceso de confianza que detecto en el ambiente ante este partido. Parece como si fuéramos a ganar sólo con asomar las orejas por el Rafael Florido.

Y va a ser que no. Ojito, que Almería se nos da tradicionalmente muy mal, que nunca hemos estado bien en Almería, que los andaluces están haciendo las cosas bien (a Cuenca le dieron un susto hace una semana).

Por si acaso, más vale recordar lo que pasó el año pasado. Os dejo el video que hizo un aficionado almeriense de los últimos minutos del año pasado. Así de paso os hacéis una idea de lo que es el Florido, en mi modesta opinión un serio aspirante al título de peor pabellón de la Asobal.



Que Dios reparta suerte, en fin.

Ver Post >
Una guerra táctica (y II)
img
Martín Schmitt | 17-12-2008 | 00:28| 0

Pocos entrenadores tienen la capacidad de inventiva (y el valor) que ha demostrado Juan Carlos Pastor durante muchos años. El suyo es un logro del que muy pocos pueden presumir: haber creado una manera única de jugar al balonmano en Valladolid que, con el curso de los años, va creando escuela. Y es una escuela exitosa, aunque cada uno de sus alumnos tenga su propia personalidad: Ciudad Real bebe de esa influencia, por ejemplo. Y ahora también el Naturhouse de Jota González.

Pastor dio el sábado una pequeña lección de cómo ver un partido y cómo, en muy poco tiempo, utilizar un golpe de mala suerte para recuperar el terreno perdido. Su visión, y el talento de alguno de sus grandes jugadores, le dio el empate. Y no le dieron la victoria por un par de segundos.

Avanzada la segunda parte, el Naturhouse había jugado unos minutos de gran balonmano, y se había colocado muy por delante: hasta 4 de ventaja tuvieron los de Jota González. El ataque de Valladolid se basaba sobre todo en el talento de Óscar Perales, muy entoncado durante todo el partido. Pastor había jugado casi siempre con sus dos centrales en pista, con Raúl Entrerríos por la izquierda en lugar de Nenad Bilbija, un pedazo de cañonero que no jugó ni un minuto.

Y entonces, cuando peor parecían irle las cosas al Valladolid, se lesionó Perales. Un entrenador “normal” hubiera puesto en el centro a Entrerríos y sacado a la cancha a Bilbija. Pastor, no. En lugar de eso, puso en juego a la vez a sus dos pivotes, Edu y Prieto. Y a Entrerríos, efectivamente, en el centro.

Su plan: utilizar a los dos pivotes como palanca para abrir sus defensas, y poner a Entrerríos, una de las mejores fintas del balonmano español, a intentar driblar al defensa central del Naturhouse, casi siempre Marco Oneto, en cuanto con una falta o similar se pudiera librar del 5-1. El resultado: Entrerríos volvió loco a Oneto y quien se le puso delante, hizo tres goles en apenas cuatro minutos, y su equipo se fue por delante.

Pastor es grande. Alguna voz en la grada del Palacio decía tras el partido, refiriéndose a Jota: “Ya se ve quién era el bueno en Valladolid”.

A veces el espectador es injusto; y a veces un entrenador da lecciones en dos minutos.

(FOTO: FERNANDO DÍAZ)

Ver Post >
Una guerra táctica (I)
img
Martín Schmitt | 14-12-2008 | 14:41| 0

Dicen fuentes bien informadas (y anónimas, claro) que anoche Jota González bailó de madrugada con sus chicos como nunca se le había visto. No es raro, claro: el entrenador del Naturhouse libró el sábado una guerra táctica contra el maestro de las tácticas. Y salió bien parado.

Partidos como el de ayer deberían ponerse en las escuelas de entrenadores de balonmano, si es que tal cosa existe. Juan Carlos Pastor y Jota González libran, cada vez que sus dos equipos se enfrentan, una partida de ajedrez en la que cada uno intenta adivinar los movimientos del otro y anticiparse antes y durante los 60 minutos. Ayer se pudieron ver dos buenos ejemplos.



Nadie puede dudar de que Pastor es uno de los entrenadores más valientes y más innovadores que ha dado este deporte. Su última novedad, ya ensayada en los Juegos con la selección, es cambiar al portero por un extremo con peto cuando su equipo se queda en inferioridad. El extremo elegido es el que queda más cerca del banquillo, para que el cambio pueda deshacerse con rapidez.

Tiene su riesgo, claro, porque una pérdida de balón deja a su equipo con la puerta vacía. Pero también ventajas porque, si se hace bien, evita los problemas de las inferioridades.Y el Valladolid lo hace bien: bascula el balón en la dirección contraria al extremo con peto, y cuando la jugada se acerca al fin, el extremo en cuestión ya está volviendo como un rayo para dar entrada al portero.

Lo interesante es cómo afrontó Jota el asunto. El entrenador del Naturhosue puso a sus hombres a presionar al lateral contrario al de extremo con peto, basculado la defensa justo hacia ese lado del ataque. Lo que buscaba: que el balón atacante no pudiese ir en esa dirección, sino que tuviera que venir precisamente hacia el extremo de peto, que está “en duda” porque tiene que estar pendiente de salir disparado como un rayo hacia su banquillo.

El plan de Jota era arriesgado, pero tenía su recompensa: en el peor de los casos, el extremo con peto podría llegar a tirar, pero tanto si marcaba como si no, quedaba inhabilitado para deshacer su cambio rápido, dando ventaja a la contra local con la puerta vacía. La táctica de Jota no salió bien a la primera, porque sus hombres no bascularon lo suficiente la línea defensiva hacia el lado contrario. Después sí: en una ocasión Rentero se quedó colgado en el ataque, en otras hubo malos tiros y robos. La pena, que sólo en un ocasión Velasco aprovechó que la portería estaba vacía para marcar desde su campo.

Jota ganó esa batalla táctica, pero Pastor ganó otras. Habrá segunda parte.

(FOTO: FERNANDO DÍAZ)

 

Ver Post >
Los fans no le olvidan…
img
Martín Schmitt | 12-12-2008 | 13:52| 0

Vuelve Havard Tvedten, el amigo de los niños, y sobre todo de las niñas. Aseguro que el Palacio le recibe bien; de bien nacidos es ser agradecidos. Por ahora, lo que está claro es que sus fans no le olvidan. No hay que buscar mucho en youtube para encontrar muestras:

Hay fotitos de alto voltaje , no me dirán que no.

Ver Post >
Llueve en Pontevedra (y qué más dará)
img
Martín Schmitt | 07-12-2008 | 00:02| 0

Qué bien llueve en Galicia cuando llueve. Si es que es lo suyo. ¿Qué busca uno en Andalucía? Sol. ¿Qué busca uno en los Pirineos? Nieve. Pues ¿qué busca uno en Galicia? Que llueva, y de a poquiño. (Por cierto, ¿qué busca uno en La Rioja? A saber).

El caso es que me da igual. Después de que el Naturhouse POR FIIIIIN haya ganao un partido fuera de casa (735 días, ahí es nada), por mí como si me llueven las Rías Baixas en pleno.

En fin, que como me ha costado unos euricos comprobar (esto de viajar va a ser mi ruina), venir a este pueblo sin paraguas es una solemne tontería. Ahora, debe ser lo único: qué bonito es Pontevedra, man que llueva.

A la que uno se hace con un paraguas plegable, automático y molón, el casco antiguo aparece como lo que es, una preciosura. Iluminadito con imaginación, con tienducas en las esquinas y puestos de castañas en los que (por mi científico estudio de 1 experiencia) sólo salen podridas 5 de cada 7.

Cosas curiosas haylas. Como esos carteles de aparcamientos para bicis que, en galego, más parecen la orden de un cowboy: “bicicletas“. O esa pedazo de oficina de turismo (cerrada en pleno puente, ojo), con problemas de rotulación. O igual es que, como dice Cuesta, el galego es un idioma muy raro.

En fin, que hemos venido al Pabellón Municipal Dos Deportes, y nos hemos llevado los muebles. Cosas para apuntar: una escultural encargada de relaciones con los medios (aunque Cuesta se quedaba más con una camarera morenita de un par de calles antes), una afición señorial y entendida y la extraña costumbre de un buen montón de peña de ver el partido de pie, con las gradas medio vacías. Están locos estos gallegos.

Pues eso. Mañana tengo casi todo el dia libre por estas tierras (por culpa de una combinación de aviones demencial, no se crean), e intentaré seguir investigando el alma pontevedresa.

Y si llueve, que llueva: ya tengo paraguas… (Por cierto, ¿se pueden subir paraguas a un avión? La solución, en unas horas).

Ver Post >
Velasco pide paso
img
Martín Schmitt | 04-12-2008 | 10:03| 0

Qué suerte haber ido al Palacio Aunque fuera miércoles: mereció la pena. Quienes ayer fueron al estadio del croasán pudieron ver uno de los mejores espectáculos deportivos que han aparecido por estas tierras.

El Naturhouse y el Ciudad Real dieron una lección de balonmano, en un partidazo que sólo se decidió al final finalísimo. Los riojanos se fueron mohínos, si, porque perdieron. Pero también demostraron quiénes son.

En particular, hubo uno que demostró mucho. Lleva haciéndolo casi todo el año, en realidad, pero ayer ya terminó de dejarlo claro. Cuando se anunció el fichaje de Miguel Ángel Velasco por el Naturhouse, agoreros y malpensantes (que hay muchos) le cubrieron de infundios a él y a Jota González.

Ambos se conocían (cierto), Velasco había vivido en un piso de Jota González (cierto) y por tanto debía ser un enchufe injustificado, un petardo que nos habían colado.

Tanto fue así, que el propio Jota hizo algo muy difícil de ver: salió en una rueda de prensa a afirmar que Velasco iba a ser el jugador que menos cobraría del equipo, que había renunciado a más dinero por venir aquí, y que sólo lo había hecho con una especie de “contrato de prueba” de un año.

No estaría mal que, después del rendimiento de Miguel Ángel Velasco de este año (y más de anoche) algunos de quienes tan mal hablaron pidieran perdón, aunque fuera de forma anónima y en los mismos foros que utilizaron.

Porque Velasco va demostrando que tiene recorrido y espacio para ser un gran central. Ayer jugó un partido de un nivel extraordinario, no sólo mandando, sino también marcando seis goles de seis intentos, algunos magníficos.

No es un central que haga gestos al público, ni aspavientos a sus compañeros. Es un tipo distinto, llegado de un pueblo pequeño de Segovia, aparentemente ajeno a cualquier divismo. Pero está pidiendo paso: el Naturhouse tiene un jefe, y ése es Miguel Ángel Velasco.

(FOTOS: FERNANDO DÍAZ)
Ver Post >