La Rioja
img
Mi experiencia en sesión capital.
img
Paula Fernández Giménez | 22-02-2016 | 16:43

Ya pude disfrutar de tal evento el verano pasado, pero en aquella ocasión lo hice desde el escenario, acompañando a Ramón Piñeiro (La cocina de Ramón) y la verdad es que me pareció de lo más interesante para conocer los productos riojanos y aprender maridar el vino mientras disfrutas de unas tapas cocinadas por grandes chefs de nuestra comunidad.

 

El Gobierno de La Rioja a través de La Rioja Capital organizan esta actividad a un precio asequible en la que se cocinan 3 tapas, se presentan 3 vinos y para finalizar la velada,  se ofrece un espectáculo en directo.

 

En esta caso pudimos degustar la calidad de nuestros alimentos elaborados por Sergio Soto (El Rincón del Vino), acompañados de 3 vinos diferentes; sin desmerecer a los otros dos, el “Audius” Vendimia Seleccionada de Bodegas Marqués de Arviza (Fuenmayor) a mí me conquistó, y si José Ramón Jiménez Berger, más conocido como  El Educador en Vinos, te enseña a catarlo, lo disfrutas más si cabe y de forma muy distendida. Quién no lo conozca debería acudir a alguna de sus catas, es un tío realmente cercano y buen comunicador.

 

Y allí estábamos, casi 300 personas dándole sentido al sentido del gusto, que es el dedicado en el mes de febrero.

 

Sé que es realmente difícil servir a un público tan numeroso y la espera  se hace tentadora, tener delante el ravioli de calabacín, la carrillera de ternoja (espectacular) y el helado de hierbabuena sin poder tocarlos… ahí estaban Oscar Briñas y José Ramón  para hacer la espera menos latosa.

 

Lo de maridar vino con zurracapote, que era el ingrediente que acompañaba al helado, al menos en mi caso, era ya demasiado “alcoholizado”, pero entiendo que para gustos los colores y más en este caso, que te encuentras con 300 opiniones diferentes y con ese fin estábamos allí.

 

Quizá todos sentimos la necesidad de que un profesional como nosotros esté presente en cada acto al que acudimos, pero sinceramente, (y modestia aparte) creo que un Nutricionista podría llegar a promocionar los alimentos con denominación de origen de La Rioja aludiendo a sus propiedades nutricionales, por cierto, encantada me quedé con el recetario de setas, que me comprometo a probar en casa.

 

Si tras el “show cooking” te levantas de la silla para bailar y cantar junto al grupo musical “The Hot Tubes” el plan para el sábado por la noche se remata perfecto.

 

Aunque las entradas vuelan una vez se sacan a la venta y eso me perjudica, ya que tengo menos posibilidades de conseguir la mía, recomiendo a todo el mundo esta experiencia, eso sí, no puedo terminar sin avisar a los hambrientos que tienen que comerse incluso el plato de la silla vacía de su lado, engañando a la camarera, y a los maleducados (que son prácticamente los mismos) que no son capaces de esperar a los demás a pesar de que te lo están pidiendo aquellos que están trabajando en el escenario, que se queden en casa, esto no es para ellos.

 

Por un momento he dudado si criticar la impaciencia de mis compañeros de mesa, pero recuerdo las palabras exactas el presentador al acercarse y vernos a mi pareja y a mí, que éramos los únicos que teníamos el plato intacto: “al menos estos respetan”.

 

Sí, respeto y educación también forman parte de la mesa, señores.

 

Galería de fotos de La Rioja Capital

 

Soy Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Navarra y en la actualidad tengo mi propio centro de nutrición y dietética Nutrium. Afortunadamente, mi pasión coincide con mi trabajo. Como Dietista-Nutricionista mi profesión abarca todos los campos de la nutrición y alimentación, aunque en este momento me encuentro más ligada a la nutrición infantil, dietoterapia (prevención y tratamiento de enfermedades) y nutrición deportiva. El objetivo de este blog es dar a conocer aspectos relacionados con la alimentación y la salud, de una manera cercana y comprensible, tratando diversos temas, como gastronomía (mi pequeña gran debilidad), mitos alimentarios, dietas milagro, lectura de los etiquetados… en resumen, todo aquello que me preguntan mis amigos y familiares en la mesa.