La Rioja
img
¿Y si empiezas a cuidarte ya?
img
Paula Fernández Giménez | 02-01-2018 | 18:17

Bien, lo sabemos, es demasiado pronto para estar totalmente mentalizado con los nuevos propósitos, has ganado algo de peso estos días festivos pero aún es demasiado pronto para comenzar a planificarte las comidas que harán que recuperes la línea.

En unos días trataremos de convencerte de que no recurras a dietas drásticas y métodos aparentemente sencillos y drásticos, pero como aun te queda el roscón y no queremos agobiarte con normas desde el primer día, simplemente te vamos a proponer alimentos adecuados para estos días, comidas ligeras y con propiedades diuréticas y antioxidantes, para que esta semana no se traduzca en otro kilo de peso más y que no explotes el día 6.

Tenemos unos días de relax gastronómico, ya han pasado los “peores días” en lo que a la dieta se refiere (Navidad, cena de empresa, Nochevieja…) y puedes empezar a adquirir ciertas rutinas poco costosas que ayudan a volver a la normalidad.

En primer lugar la hidratación; es fundamental que prestemos atención al consumo de líquidos. Durante estos días es probable que se haya bebido poca agua, además, el consumo de alcohol produce una deshidratación evidente, las comidas están más condimentadas, pasamos tiempo en lugares cerrados, abarrotados de gente y con las calefacciones altas.

BEBE GRAN CANTIDAD DE AGUA, CALDOS, INFUSIONES, ZUMOS…

Las frutas cítricas tienen un gran poder antioxidante, por lo que las naranjas, kiwis, mandarinas, fresas, piña… son buenos aliados para tomar entre horas. Ayudarán a evitar la oxidación de radicales libres, consecuencia de los excesos, aportan agua y gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra, que aportará cierta regularidad en el tránsito intestinal.

Las verduras con cierto sabor amargo tienen efecto colagogo, es decir, favorecen la secreción de bilis  y mejoran la función y recuperación hepática. Incluir estos alimentos durante la semana pueden ayudar a sentirse mejor: alcachofas, endivias, achicoria, berenjena, rábano o escarola.

Procura que estos días, los alimentos de origen vegetal predominen frente a los de origen animal (verduras, ensaladas, frutos secos, legumbres, arroz o pasta integral…)

Aunque el tiempo no acompañe, estos días son ideales para hacer ejercicio físico, puede ser suficiente con un buen paseo diario para quemar calorías, además de ayudar a mejorar las digestiones, el tránsito intestinal y mejorar la calidad del sueño.

Día 1:

Desayuno: Yogur con granada y nueces

Almuerzo: Biscote integral con queso ligero

Comida: Ensalada de endibias con manzana y cebolleta

Atún rojo a la plancha con pimientos asados

Merienda: Mandarinas

Cena: Sopa de pescado o ave

Tortilla de calabacín

Día 2:

Desayuno: Tostada integral con aceite y tomate

Almuerzo: Naranja

Comida: Alcachofas rehogadas con setas

Pollo asado con ensalada

Merienda: 1 yogur con pasas

Cena: Berenjena a la plancha

Merluza al horno o a la plancha con achicoria

Día 3:

Desayuno: 1 vaso de leche con copos de avena

Almuerzo: 1 porción de queso con nueces

Comida: Crema de calabaza con especias

Lenguado al limón

Merienda: Batido de frutas

Cena: Ensalada de escarola con granada

Revuelto de champiñones

 

2018zdfkuhg

Soy Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Navarra y en la actualidad tengo mi propio centro de nutrición y dietética Nutrium. Afortunadamente, mi pasión coincide con mi trabajo. Como Dietista-Nutricionista mi profesión abarca todos los campos de la nutrición y alimentación, aunque en este momento me encuentro más ligada a la nutrición infantil, dietoterapia (prevención y tratamiento de enfermedades) y nutrición deportiva. El objetivo de este blog es dar a conocer aspectos relacionados con la alimentación y la salud, de una manera cercana y comprensible, tratando diversos temas, como gastronomía (mi pequeña gran debilidad), mitos alimentarios, dietas milagro, lectura de los etiquetados… en resumen, todo aquello que me preguntan mis amigos y familiares en la mesa.