La Rioja
img
Autor: Paula Fernández Giménez
Cuando tu trabajo es tan gratificante….
img
Paula Fernández Giménez | 10-10-2016 | 6:14| 0

Conocí a Luismi Cámara en una conversación telefónica, a raíz de un reportaje sobre obesidad, un periodista del diario la Rioja que un tiempo después me llamaría para proponerme un reto.

Objetivo 25kg decidió llamarlo.

Sabíamos que funcionaría, que escribir un blog contando su evolución con la dieta y entrenamiento engancharía, quizá por cierto morbo, ya que hay que tener valentía para enfrentarse a un cambio tan difícil y sacar a pasear las vergüenzas,  reconocer un sobrepeso  y asumir que si no cumples con los objetivos, vas a tener un montón de testigos de ello. Pero también sabíamos que muchas personas se sentirían identificadas al leer las dificultades en el proceso, los sentimientos que produce no sentirse satisfecho con uno mismo, el esfuerzo que supone aplicar cambios importantes en tu día a día… más de uno me cuenta en la consulta que su propio caso tiene muchas similitudes con el de Luismi.

Tan identificados han llegado a sentirse que ya tenemos voluntarios para ser el siguiente objetivo 25kg.

Así que nos llamó, se armó de valor y comenzó esta aventura.

 

He tenido el placer, o mejor dicho, lo tengo (porque esto no tiene fecha límite) de poder ayudarle con su alimentación, trabajo que está siendo muy sencillo por su disciplina y compromiso, además de contar con su otro ángel, Roberto Molina, que ha cerrado este círculo, con un trabajo inmejorable, sacando al olvidado deportista que Luismi lleva dentro.

En la consulta con los pacientes disfruto de mi labor, me gusta mi trabajo, ya que cuando una persona que viene solicitando mi ayuda, consigue sus resultados, la satisfacción es infinita.

Si además el paciente viene con las ideas claras y no hay que convencerle de que tiene que realizar cambios importantes, con el recurrente sermón… “algo no funciona si no estás a gusto, esto no es temporal, este cambio es para siempre “… todo se simplifica, ya que es el paso más difícil a la hora de comenzar el tratamiento de pérdida de peso.

Él lo sabía, aceptó el cambio; esto ya olía a éxito. En este caso el compromiso llegaba más lejos, ya que a través del blog Objetivo 25kg, la intimidad era nula, estaba expuesto a los lectores, todos están pendientes de su evolución, incluso le preguntan por la calle cómo le ha ido con la báscula cada semana.

Para Roberto y para mí, también es una aventura, desde principio teníamos plena confianza en nuestro especial paciente, aunque el hecho de hacer público el proceso aportaba cierta presión  a todos, pero los resultados han superado nuestras expectativas.

Esta semana  hemos podido conversar con Ángel Andrés en el programa “Dime con quién andas” acerca de este proyecto, que todavía sigue en marcha.

Como muchos dicen, lo importante no es la pérdida de peso, sino luego mantenerlo. Efectivamente, veremos qué ocurre después… A pesar de que está llegando a su objetivo inicial, nuestro querido periodista ni se plantea bajar del tren y dejar de trabajar con nosotros, quiere que continuemos a su lado en el camino elegido, eso es señal de que su compromiso no termina aquí, y es que, cuando tu trabajo es tan gratificante…

Ver Post >
No le va a gustar, ya verás…
img
Paula Fernández Giménez | 04-08-2016 | 11:47| 0

Hace unas horas he tenido una conversación acerca de un evento al que no iban a llevar al niño porque éste se iba a portar de forma imprevisible, más bien tirando a mal, ya que es un poco travieso y no suele tener el comportamiento adecuado.

 

He recordado que en una ocasión, la psicóloga (Mª Elena Cuevas) con la que trabajamos en la consulta me recomendó no repetir este tipo de comentarios delante de nuestros hijos, ya que ellos mismos acaban asumiendo un papel que quizá no les corresponde, pero si ya les hemos puesto una etiqueta la terminan por interiorizar y asumir.

 

¡Claro! dije yo, como con la comida!! Si decimos que algo no le va a gustar a nuestro hijo, es muy probable que no le guste,  o incluso que ni lo pruebe.

 

De una manera inocente influimos negativamente en los hábitos alimentarios de los niños, haciendo comentarios, eligiendo por ellos, asegurando que algo no les va a gustar porque a nosotros tampoco nos gusta o porque “no es un plato para niños”.

 

Desgraciadamente para nuestra sociedad y para su futura salud, esta actitud no es usual cuando se les ofrece un alimento superfluo como un dulce, un snack, un refresco…

 

Probemos a hacer lo contrario, si tienes un niño pequeño en casa (y no sólo vale para padres, sino abuelos, amigos, familiares, educadores…). Cuando cocinemos en casa verduras, arroz integral, un pescado al horno con patatas, una ensalada, o cualquier plato saludable para un adulto, probemos a decir frases como:

 

–          ¿te apetece comer lo mismo que nosotros? Te gustará

–          Esta verdura tiene muy buena pinta, seguro que nos sale muy rica

–          Por favor, sírvale un poco a mi hijo, que igual le gusta

–          No es necesario que le compres chuches, le gusta mucho la fruta

–          No le hagas nada especial, que come muy bien

 

A veces comienzan por rechazar un alimento a pesar de ello; tengamos en cuenta que son personas independientes para el gusto y pueden hacer sus propias elecciones en cuanto a preferencias por la comida.

 

Pero no cometamos el error de sentenciar un producto porque no le guste tras probarlo una primera vez o cuando son muy pequeños, que los gustos no son permanentes, se puede dejar pasar un tiempo y volver a intentarlo, proponiéndole, por ejemplo, lo siguiente: “cuando eras más pequeño esto no te gustaba, pero igual ahora sí porque has crecido, o igual no, quién sabe”. Probablemente sienta curiosidad por ese alimento y hasta nos sorprenda. O no, quizá se reitere, pues vale, respeta sus gustos.

 

Decir que nuestro hijo es malcomedor es el primer paso para que lo sea. Fomenta que haga elecciones saludables sin influir en sus decisiones de manera negativa.

 

Por cierto, desde que hablé con Mª Elena dejé de advertir en las fiestas infantiles que mi niña arañaba, ya no lo hace…

Ver Post >
El bombón rojo del verano.
img
Paula Fernández Giménez | 04-07-2016 | 7:08| 0

Las cerezas son para la mayoría de la población, un auténtico manjar en verano, y respecto a otros alimentos como los helados o refrescos, la fortuna de estos saludables frutos, es precisamente esa, que se trata de fruta y por tanto, una opción muy recomendable.

 

 

 

Existen argumentos que provocan reticencias a la hora de incluirlas en la dieta, pero no, la mayoría de estos razonamientos responden a la falta de información y la charlatanería constante que en temas de alimentación escuchamos. Y no tiene demasiado sentido, ¿a quién le puede perjudicar el consumo de cerezas? ¿A los productores de otras frutas? Puede, porque no cabe en la cabeza de nadie que sea mejor opción que las cerezas, un alimento procesado o cualquier tentempié distinto a una fruta.

 

En defensa de esta elección de temporada podemos decir que tiene un aporte calórico similar al de cualquier fruta, como una manzana (reina de los métodos de adelgazamiento)  y casi aporta la misma cantidad de fibra que el kiwi.

 

Propiedades beneficiosas de las cerezas:

 

–          Ricas en agua y por tanto, muy recomendables en días calurosos, para mantener una correcta hidratación.

–          Buen aporte de fibra, por lo que ayudan a regular el tránsito intestinal

–          Antioxidantes y antiinflamatorias (debido a las antocianinas, sustancias que le dan el tono rojizo)

 

El único inconveniente que podemos atribuir a esta fruta es que si se consume de manera indiscriminada y sin control, podemos excedernos en el aporte calórico diario y lamentar su efecto laxante; pero una ración moderada (como la de cualquier otra fruta) se puede convertir en la inmejorable “chuchería” para la piscina.

 

 

Ver Post >
El agua hidrogenada y su chanchullero beneficio
img
Paula Fernández Giménez | 23-06-2016 | 7:41| 0


Hace unos días, un paciente me propuso la idea de consumir agua hidrogenada para mejorar su hidratación y antes de preguntarle quién le había recomendado esto ya se me arrugaba la frente…

Realmente mi curiosidad no buscaba conocer el autor de tan “beneficiosos” consejo, sino el argumento utilizado para convencerle de este cambio en su tradicional forma de hidratarse.

 

“Esta agua es antioxidante y además hidrata mejor las células”

Vale, vamos por partes:

  1. El agua convencional es antioxidante
  2. El agua convencional hidrata las células

Pero no es suficiente argumento, claro, el agua hidrogenada hidrata más.

 

 

En realidad esto no es una nueva moda, viene de lejos, parece ser que lo que se ha quedado anticuado es llamarlo agua alcalina, que ya tuvo su pico de fama hace unos años, pero viene siendo exactamente lo mismo.

 

Se supone que este tipo agua  contiene una carga de hidrógeno adicional, es decir, pasa a contener más hidrógeno que oxígeno (exactamente igual que el agua de toda la vida, H2O) convirtiéndose de esta manera en una bebida con un pH más alto y que, por tanto, alcaliniza nuestra sangre.

 

Cierto es que el oxígeno oxida, como argumentan en su campaña, pero también es absolutamente necesario para la supervivencia de los humanos, de todos los humanos, así que no me vale que me comparen esta oxidación con el tabaco, contaminación o estrés…

 

No sólo el agua, muchas dietas basan su supuesto éxito en la modificación del ph de nuestra sangre a través de los alimentos, en este caso, el agua.

 

Nuestro pH varía en función de qué parte del cuerpo hablemos, en el caso de la sangre, es más bien neutro. Y si en algún caso algo tiene que modificar el pH de “otro algo” es nuestro organismo el que lleva la batuta, de hecho, de lo contrario, podría peligrar seriamente nuestra salud.

 

En resumen, que no, que el agua alcalina o hidrogenada o del manantial de un monasterio exótico no hidrata más que el vaso de agua que nos da nuestra abuela, ni previene más del envejecimiento que la del grifo.

 

Por cierto, actualmente se puede adquirir la máquina ionizadora de agua por unos 900 euros, un precio bastante razonable para una estafa de semejantes dimensiones.

 

Ver Post >
“Más beicon, menos runnig”
img
Paula Fernández Giménez | 27-04-2016 | 7:27| 0


Así, sin miramientos, sin rodeos, así se titula un nuevo libro publicado esta misma semana en España. Aún tengo la boca abierta por el correo electrónico que he recibido esta mañana y que ha provocado mi asombro.

En primer lugar, y porque se han dirigido a mi persona como posible interesada en tal ejemplar, lo he considerado una broma, o más bien una ironía. “Alguien se ha molestado en publicar un libro dedicado a desmontar las desfachateces que oímos constantemente sobre dietas de adelgazamiento”, después he comprobado si se trataba de un virus informático, ya que aparentemente era poco serio, pero no, tras leerlo dos veces he descubierto que es cierto, que la editorial se dirigía a mí para promocionar semejante barbaridad.

Ya que no me ha dado tiempo a leerlo (ni creo que lo haga, y mucho menos pagar por ello), aporto a continuación la misma información que me han hecho llegar para conocer el contenido de tan revolucionario método de adelgazamiento:

¡Ponte en forma y adelgaza comiendo beicon y bebiendo alcohol! El gurú americano de la alimentación revela las maneras más sorprendentes de perder peso en este libro. Esta lectura desafía las ideas preconcebidas que podemos tener sobre la comida y el ejercicio. El autor de este bestseller en Estados Unidos nos explica qué ha fallado en nuestro intento de perder peso y cómo no volver a recuperarlo. Sin olvidar la premisa: para quemar grasas, debemos ingerir grasas. 

Estas páginas recomiendan hacer ejercicios intensivos en lugar de salir a correr al menos una hora al día, y una dieta fantástica si lo que te gusta es comer beicon, beber alcohol y estar tranquilo en el sofá mientras los kilos de más van desapareciendo.

¿Cómo es posible semejante atrevimiento? Como he comentado, no he leído el libro y por tanto, desconozco si el título y descripción se corresponden de forma literal con su contenido, pero sólo de pensar en la salud de inocentes que probarán esta nueva fórmula antes del verano, tiemblo.

Dieta rica en grasas saturadas, proteínas, evitar el consumo de frutas y patatas…

Se pueden debatir muchos puntos como el consumo de cereales (existen muchas teorías a favor y en contra), pero sustituir el pan o la pasta por alcohol, y la recomendación de no realizar ejercicio físico parece un chiste, pero desgraciadamente no lo es, y más de un consumidor caerá en el engaño, poniendo en riesgo su salud.

Ójala las librerías de nuestro país no se sigan beneficiando con publicaciones de “gurús” que siguen apareciendo cada año, desinformando a la población. Gurús como este señor americano, Grant Petersen, que concede entrevistas hablando de integridad, aconsejar con fundamento y honestidad.

“Querida Marta, del departamento de prensa de la editorial, estás en lo cierto, el libro ha despertado mi interés, pero te has equivocado pidiendo mi opinión.

No cierro este capítulo, ya que prometo intentar leerlo, puedes enviarme uno de forma gratuíta, y entonces hablaré con conocimiento de causa y podré rectificar si encuentro evidencia en los argumentos. Mientras tanto, trataré de continuar con consejos como un consumo alto de vegetales, evitar la ingesta de alcohol y realizar ejercicio físico”

Ver Post >
Soy Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Navarra y en la actualidad tengo mi propio centro de nutrición y dietética Nutrium. Afortunadamente, mi pasión coincide con mi trabajo. Como Dietista-Nutricionista mi profesión abarca todos los campos de la nutrición y alimentación, aunque en este momento me encuentro más ligada a la nutrición infantil, dietoterapia (prevención y tratamiento de enfermedades) y nutrición deportiva. El objetivo de este blog es dar a conocer aspectos relacionados con la alimentación y la salud, de una manera cercana y comprensible, tratando diversos temas, como gastronomía (mi pequeña gran debilidad), mitos alimentarios, dietas milagro, lectura de los etiquetados… en resumen, todo aquello que me preguntan mis amigos y familiares en la mesa.