La Rioja
img
Autor: teri
Mentiras incurables
img
Teri Sáenz | 12-12-2016 | 10:32| 0

El episodio de Fernando Blanco y la presunta estafa al recaudar miles de euros en donaciones con el pretexto de tratar la enfermedad rara que sufre su hija Nadia Nerea no es nuevo. Salvando las distancias y la trágica repercusión de sus respectivas espirales de engaños, el caso sigue el patrón de impostura de Jean-Claude Romand o Enric Marco. El primero mantuvo durante décadas y hasta la masacre que le llevó a la cárcel la ficción de ser un prestigioso investigador de la OMS aunque ni siquiera poseía el título de médico, mientras el segundo presidió la asociación Amical de Mauthasen e hizo suyo el relato de las víctimas nazis pese a no haber pisado jamás un campo de concentración. Sus respectivas biografías les revelan como mucho más que unos burdos embusteros. En sus fabulaciones hay un levísimo sustrato de verdad que les conduce a una escalada de ficción que acababan dado por real. El impostor estándar se derrumba al ser descubierto; los que somatizan sus propias falacias se sorprenden de que pidan testigos, facturas y/o certezas que les avalen. El fallo, según Fernando Blanco y su esposa, ha sido exagerar la historia. Simplemente eso. Acudir a curanderos en vez de a los cirujanos de prestigio con técnicas innovadoras a los que citaban por los platós de televisión ante presentadores compungidos y telespectadores de bolsillo generoso. Minucias. Un detalle banal  para mentirosos reincidentes. Nadia Nerea tiene tricotiodistrofia. Sus padres, una patología menos extraña pero incurable.

Ver Post >
Una chaqueta gorda
img
Teri Sáenz | 05-12-2016 | 10:31| 0

malditos

Le informo al yayo Tasio al calor del brasero que mantiene prendido todo el invierno de que existe un fenómeno bautizado como hiperpaternidad. El abuelo me mira con una cara que no alcanzo a interpretar si es de extrañeza o incredulidad cuando le explico que consiste en la fijación de muchos padres modernos por modelar unos hijos extraordinarios. Para alcanzar ese grado de perfección, se les introduce casi sin destetar en una carrera de fondo para formales en todas las destrezas que los nuevos tiempos obligan. El chaval se convierte en un amasijo de arcilla al que se le saca de la urna de protección extrema para moldearlo con entrenamientos de fútbol y/o gimnasia rítmica, cursos de natación, clases de informática, talleres de pintura, lecciones de música y, por supuesto, cuatro horas a la semana en una academia de inglés. Tasio me interrumpe tímidamente para suspirar que cómo cambian las cosas. Que a él y la recua de hermanos sus padres le hacían el caso justo porque no había dinero, tiempo ni tantas oportunidades, y que lo más parecido a una actividad extraescolar consistía en sacar a pastar las ovejas que guardaban en un corral junto a las eras nevadas. Asiento y le garantizo que yo no soy igual que esos padres obsesivos, aunque mis niños no tienen un minuto de respiro y cuando sean mayores les mandaré una temporada al extranjero. El bilingüismo y tal. A Tasio sólo se le ocurre aconsejarme que no olvide meterles una chaqueta gorda en la maleta. Por si hace frío también más allá de los corrales.

Ver Post >
Sus patrias
img
Teri Sáenz | 28-11-2016 | 11:06| 0

patria

Cuando las generaciones se sucedan y ya no haya quien testimonie  lo que la memoria aniquila, las décadas de violencia en el País Vasco correrán el riesgo de ser sólo un epígrafe en los libros de historia. Quienes no hayan conocido por boca de quienes sufrieron aquella falta de aire que ahogaba a pueblos enteros y enfrentaba a familias que siempre habían convivido en paz abrirán ese puñado de papeles encuadernados –si Internet aún no los ha enterrado– y encontrarán una ingente relación de fechas y números. Sin embargo, ni el frío catálogo de días en que se cometieron tales atentados o se detuvo a aquel terrorista ni la cifra total de víctimas podrá dar una idea exacta de cómo tantas personas se sumieron en un estado tal de terror y cobardía. Tampoco los ensayos que vean la luz  ayudarán a entenderlo, porque sus autores estarán contaminados por el odio o el dolor. Unos pondrán el foco en los muertos inocentes, la sinrazón política, el silencio cómplice. Otros relatarán torturas, dispersiones y afanes reprimidos que llevaron a tomar las armas. Ninguno trasmitirá fielmente cómo sufrió tanta gente. Sólo la ficción salvará la verdad. Libros como Patria y otros tantos, que inyectan en personajes inventados las sensaciones de nombres propios a los que se les hurtó la vida. La forma de vigilar la calle a través de los visillos, el olor acre de territorios hostiles, la lluvia constante cayendo sobre las tumbas, la crueldad cotidiana. Cuando las generaciones se sucedan, el mayor crimen será no leer.

Ver Post >
Educando en la fe
img
Teri Sáenz | 21-11-2016 | 10:42| 0

finlandiaRioja tiene el orgullo de ser la tierra con nombre de vino y Finlandia, el país sinónimo de Educación de calidad. ¿Conoce usted en qué consiste el laureado modelo finlandés más allá de un par de brochazos naif y los lugares comunes que la clase política invoca cada vez que clama por un pacto que nunca fragua? Inger Enkvist, sí. Y de primera mano. La ensayista y pedagoga sueca ha resumido esta semana en Logroño sus virtudes en las muy castizas ‘tres bes’. La ensañanza allí es buena, ya que sus resultados son óptimos; barata porque prevé menos clases pero concentradas; y bonita en tanto que desde la globalidad articula mecanismos para ayudar a los estudiantes rezagados y estimular a los brillantes. Según explica Enkvist y contra lo que pudiera parecer en una sociedad española que siempre reclama más dinero como solución a todos los males, el éxito finlandés no está directamente asociado al presupuesto dedicado a las aulas. La clave para llegar a extrapolar aquel modelo radica en una fuerte inversión. Pero no económica como se acostumbra a traducir, sino de energía. Un esfuerzo unívoco que empieza en la selección y reconocimiento del profesorado entre los mejores profesionales –la espina dorsal del andamio y antídoto a debates fatuos sobre los deberes o la extensión con calzador del bilingüismo– y se prolonga en la total implicación de los alumnos y sus familias. Como condensa Enkvist con una cálida frialdad nórdica: recuperar la fe que España tuvo alguna vez en  su Educación.

 

Fotografía: Miguel Herreros

Ver Post >
Des Moines
img
Teri Sáenz | 14-11-2016 | 10:34| 0

Donald Trump

La casa del yayo Tasio debe ser el único lugar del planeta ajeno al seísmo provocado por la victoria de Trump. Sentado sobre su orejero, apurando los rayos de sol que se cuelan por los cristales que siempre limpia la víspera de un chaparrón, el abuelo me pregunta a qué tanto revuelo. Y sobre todo, por qué tanta gente, hasta su avinagrado vecino del entresuelo que jamás ha salido del barrio ni sabe siquiera cuántos estados están unidos, opinan del sucesor de Obama como sesudos analistas de geopolítica planetaria. Yo, el único Donald que conozco tiene pico, plumas y voz de lija, reconoce sin rubor. Como conozco al abuelo, me limito a callar disimulando media sonrisa. Tasio, en realidad, habla para sí mismo. Me pregunta si todos los norteamericanos son tan retrógrados e ignorantes como pontifican los parroquianos del bar donde se toma a media tarde un café con leche ardiendo. Qué es un swing state, cómo no ha ganado Hillary si era tan fetén, por qué una papeleta en Ohio vale igual que otra en Florida, a qué viene que tantos inmigrantes hayan votado republicano si Donald (el pato no, el otro) ha prometido levantar un muro para frenar la entrada de otros compatriotas. No tengo ni idea, confiesa. Le revuelve que tantos censuren alegremente voluntades tan democráticas como cualquier otras o critiquen una sociedad de la que ignoran hasta su geografía. ¿Tú sabes, por ejemplo, cuál y dónde está la capital de Iowa?, me dice. Y yo me levanto para pasar un paño a las ventanas.

Fotografía: Charlie Neibergall (AP Photo)

Ver Post >

Últimos Comentarios

teri 21-11-2017 | 10:05 en:
Seis mujeres
toniar66_5556 20-11-2017 | 19:32 en:
Seis mujeres
teri 13-10-2017 | 08:36 en:
Empresa imposible
pretextato 11-10-2017 | 19:04 en:
Empresa imposible
ecotris 31-08-2017 | 22:26 en:
Siempre libro

Otros Blogs de Autor