La Rioja
img
Autor: teri
BARRILLO POLÍTICO
img
Teri Sáenz | 04-09-2006 | 11:43| 0

    Qué ocupa en estos instantes el epicentro del debate político entre los dos principales partidos de La Rioja? Si a lo largo de la semana usted no ha tenido ocasión de ver en profundidad el periódico más allá de los santos y las letras gordas de los titulares, le concedo cinco opciones: a) Cómo integrar a la población inmigrante. b) Qué forma hay de frenar el precio de la vivienda. c) Cuándo se acabará por fin con el terrorismo. d) Dónde queda hueco en Logroño para perforar un agujero más. e) Por qué los concejales socialistas de Ribafrecha tuvieron que entrar por una ventana del Ayuntamiento para repartir pañuelos durante las fiestas de San Bartolomé o la alcaldesa ha denunciado a uno de ellos por darle un empujón.
    Como habrá intuido, los cuatro primeros son temas menores y han merecido un lugar residual. Donde los mandamases domésticos del PP y PSOE se han enzarzado estos días es en la más que áspera vida política de un municipio que hace años ya había tomado protagonismo nada más y nada menos que en el Parlamento regional por… unas ‘copas’, algún café y varios kases (no se sabe si de naranja o de limón) que alguien pagó o dejó de pagar en un bar del pueblo durante esas mismas fiestas patronales.
    De aquello se pasa ahora a las críticas por no cursar invitaciones oficiales para participar en la misa y la procesión, la denuncia contra el concejal que golpeó al toro de fuego (sic) y la bronca constante por convocar plenos a horas intempestivas.
    ¿Merecen todas esas cuestiones que los capataces de cada partido afilen los cuchillos y convoquen a la prensa? ¿Por qué no se va en silencio a los tribunales como anuncian continuamente y nos evitamos así el rubor de lo cutre? Si de aquí a las próximas elecciones usted se mancha los dedos al sostener el periódico, no eche la culpa al que escribe: es el barrillo que desprende el debate político. Para limpiarse, pida los clínex en Alférez Provisional o en Martínez Zaporta.

Ver Post >
SOLO PARA ELLAS
img
Teri Sáenz | 02-09-2006 | 10:53| 0

    La educación diferenciada es un movimiento pedagógico de largo recorrido en Estados Unidos que empieza a ganar fuerza también en algunas zonas de España. Su tesis se resume, básicamente, en la conveniencia de que las mujeres reciban en las primeras fases del colegio una enseñanza específica al margen de los niños. Así se consigue un mayor rendimiento de las ventajas físicas, mentales y psíquicas de las chicas en este tramo de edad, afirman. En dos palabras: como ellas son más espabiladas, juntarlas con ellos en las aulas empeora sus notas y coarta su desarrollo.
    Pero las pretendidas bondades del modelo van más allá. En los tiempos que corren abundan los mocetes deslenguados y las hormonas andan disparadas, de forma que la educación diferenciada libra a las niñas de cualquier forma de acoso de los niños y las centra aún más en sus potencialidades intelectuales.
    Lo que más inquieta del caso es que, si usted cae en la cuenta, todo lo escrito hasta ahora guardaría una lógica idéntica si coloca un sujeto diferente. La misma argumentación podría aplicarse cambiando niño/a por emigrante/riojano. O por gitano/payo. O por listo/deficiente. O por rico/pobre…
    ¿Hasta dónde puede estirarse la diferenciación? ¿De verdad supone la mezcla un lastre? Tengo para mí que estas tendencias exclusivistas amparadas en la diferencia -ya se están promoviendo también en Estados Unidos colegios sólo para homosexuales- llegan por la consideración de la escuela como una burbuja en vez de como un banco de pruebas de lo que un chaval se va a encontrar fuera. Y lo que hay fuera, además de matemáticas e inglés, son emigrantes, gitanos, gente más o menos lista, niños y niñas…
    Si la cosa va a más, lo único que me consuela es que a mí no me alcanzará. Aunque sea un poco tonto, me satisface haber compartido pupitre hasta con chicas a las que ni siquiera mi presencia les ha impedido llegar a ser directoras generales.

Ver Post >
MADERA DE LIDER
img
Teri Sáenz | 01-09-2006 | 11:38| 0

    Usted tiene madera de líder. Quizás aún no se haya dado cuenta, pero así es. No se tome el diagnóstico como un cumplido hipócrita y barato. En realidad, cualquiera tiene madera de líder. Lo único que le diferencia a usted (o a mí) de los que se llevan las fotografías de portada y los titulares grandes son las palabras. Cuáles escogen, cómo las ordenan, cuándo se subrayan, de qué manera les dan énfasis.
    Es lo que tiene escuchar casi a diario a los políticos por razones laborales. Unos cobran por unir tornillos y otros por ensamblar palabras sobre un papel. A fuerza de atender a sus mítines y comparecencias públicas sin el fervor de un militante, a uno le queda tiempo de meter el bisturí en los discursos y extraer las palabras con las que están cocinados.
    Existen dos grandes escuelas. La una gasta como ingredientes recurrentes España, Constitución, unidad, desmembramiento y sus correspondientes sinónimos: nación, Carta Magna, solidaridad, resquebrajamiento. La otra se inclina más por el sabor que da a sus platos sustantivos como diálogo/ encuentro, consenso/acuerdo, ciudadanía/pueblo, España/ nación… Sí, ya sé que algunas veces se repiten, pero insisto: cambian de sabor según el modo de cocción.
    Tengo un amigo que en sus tiempos de estudiante seguía el mismo patrón. Guardaba en su cabeza una gavilla de palabras que volcaba indefectiblemente en todos los exámenes: multidisciplinar, idiosincrasia y coyuntura. Daba igual la materia a la que se enfrentara. Le importaba poco si había estudiado o no la asignatura que tocaba. «La formación multidisciplinar de Lorca imprime a su poesía una especial idiosincrasia fruto también de la coyuntura nacional», escribía un día.  «La idiosincrasia rusa ante una coyuntura tan violenta como la revolución de 1917 facilitó un desarrollo multidisciplinar de su economía», ponía al otro. Aprobó todo y demostró su madera de líder. Hoy es capataz en una fábrica de tableros.

Ver Post >
SOY UN ACUSICA
img
Teri Sáenz | 31-08-2006 | 4:57| 0

    Ocurrió en el ágape posterior a uno de esos eventos de postín que suelen tener como colofón un Rioja. Entre canapé y canapé, los políticos se aflojan (levemente) el nudo de la corbata y el resto de las fuerzas vivas de la región aprovechan la distensión del momento para preguntar qué hay de lo suyo. A los periodistas también a veces se les hace un hueco. Tal vez por cortesía. Quizás porque intimidan menos con una ración de salmón ahumado en la mano que con un micrófono.
    Por una u otra razón me encontraba allí compartiendo copa y charla con varios colegas cuando llegó el drama. Con las prisas, una de las camareras encargadas de servir el catering tropezó sin querer y empujó una botella que reposaba en la balaustrada donde estábamos acodados. Como en una de esas películas japonesas donde las escenas de violencia extrema están rodadas a cámara lenta, todo se desencadenó al ralentí: el vino cayó, mi camisa se tiñó de rojo, todos pusieron cara de asombro y yo di por instinto un ridículo saltito hacia atrás que no me libró de la debacle.
    La camarera mostró reflejos  de lince para guardar el equilibrio. Sosteniendo 200.000 copas sobre una mano, logró levantar la otra para apuntar el dedo índice hacia mí antes de que yo pudiera hacer un balance provisional del desastre. «Yo no he hecho nada; has sido tú», me recriminó automáticamente.
    Me retiré del cuadro con la cabeza gacha mientras el resto de los invitados miraba de soslayo y susurraba qué torpes son estos periodistas. En el camino, el que parecía jefe de los camareros lo dejó claro: «Ha sido esa chica, que lleva sólo cuatro días y no se entera». Un poco más adelante, el organizador del acto culpó al jefe de los camareros y, a renglón seguido, el mandamás supremo se disculpó cargando contra el organizador. Desde entonces me reconozco un acusica confeso. Nunca tengo la culpa de nada. Siempre ha sido otro. Y si a usted le parece una bazofia esta columna, le juro que yo no la he escrito.

Ver Post >
DESTINOS DE BAJO COSTE
img
Teri Sáenz | 30-08-2006 | 1:18| 0

    Tengo un amigo importante. Entiéndanme: todos mis amigos son importantes para mí, pero éste en concreto lo es por sí mismo. Tiene despacho propio en el último piso de una gran empresa, su uniforme habitual incluye traje y corbata caros y sus subordinados le tratan de usted cuando se dirigen a él.
    Después de años sin darse un respiro, este verano ha tomado la determinación de descansar durante el mes de agosto. Su primera decisión, obviamente, ha sido no marcharse de vacaciones. La última vez que tuvo un arrebato similar, acabó solicitando una baja por estrés.
    Su trabajo diario contempla cuestiones que le tienen en perpetua tensión como gestionar miles de euros, despedir y contratar gente como aquel que hace la compra y marcar las líneas estratégicas de su compañía en función de un mercado globalizado y amenazado por la competencia asiática. Nada comparado, según me confesó mientras reposaba por prescripción médica en su chalé adosado, a cotejar con su familia las ofertas que proponen las agencias de viajes, pelearse con hordas de turistas por echar el primero la toalla en la arena o dar crema a sus inquietos hijos con una mano mientras con la otra evita que alguna de las sombrillas que acribillan la playa le arranque ojo.
    Pero lo que de verdad le mató aquella vez que se fue de vacaciones fue el móvil. Los móviles, para ser exactos: los dos que siempre lleva consigo (el personal y el de la empresa, aunque siempre los confunde) y que suenan incesantemente. Esas llamadas divorciadas del relax que le requieren sin demora esté donde esté, que no saben que anda intentado charlar con algún amigo menos importante que él.
    Este año se ha quedado en casa para descansar. Con esa intención ha hojeado los folletos turísticos y a quien ha mandado de vacaciones es a sus dos móviles. Con su experiencia, no le ha supuesto esfuerzo encontrar un destino de bajo coste. Los ha mandado a la mierda.

Ver Post >

Últimos Comentarios

teri 21-11-2017 | 10:05 en:
Seis mujeres
toniar66_5556 20-11-2017 | 19:32 en:
Seis mujeres
teri 13-10-2017 | 08:36 en:
Empresa imposible
pretextato 11-10-2017 | 19:04 en:
Empresa imposible
ecotris 31-08-2017 | 22:26 en:
Siempre libro

Otros Blogs de Autor