La Rioja
img
Autor: teri
Vida de barrio
img
Teri Sáenz | 25-01-2016 | 11:50| 0

ballesteros

El derribo de las últimas casas bajas que conservaba  la plaza Martín Ballestero para su inminente trasformación en flamantes adosados es también la demolición de una parte única de la memoria histórica de Logroño. Cuando la piqueta pulverice el último ladrillo desaparecerá con él una estampa que pervivirá sólo en fotografías de color sepia y el recuerdo  de unos pocos: los que en los años 40 recalaron allí desde otros pueblos como el que aspiraba a dejar de ser la capital en busca de un hogar ultraeconómico. En aquel rincón dominado ahora por inmigrantes y supervivientes del pasado encontraron la vida que el ansia por despreciar lo viejo ha acabado devorando. La barriada se conformó como entonces se creaban los nuevos mundos. Con una austera iglesia blanca de aire colonial en el epicentro que también con el tiempo mutó en un templo funcional . Un colegio público, estrechas casas con butano y sin ascensor, una tienda de ultramarinos siempre abierta y alrededor,  explanadas de barro por explorar. Y en el caso de las casitas que acaban de ingresar en la historia, un huerto minúsculo en las traseras donde los propietarios podían mantener el cordón umbilical con sus orígenes y, en cada cosecha, regalar unos pimientos al vecino. Cuando dentro de unas décadas lo que ahora se construye con impronta de futuro parezca ya decadente y se tire abajo, no merecerá ser noticia. Porque ya no hay barrios sino sectores urbanísticos. Porque ninguno es Ballesteros.

Foto: Herce (1970)

Ver Post >
Ubis: “No podemos estar poniendo chuchillos en el cuello al Gobierno cada dos por tres”
img
Teri Sáenz | 13-01-2016 | 10:55| 0

El acuerdo de investidura y gobernabilidad suscrito entre Ciudadanos y el PP cumple seis meses. En el inicio de la segunda parte del año político en La Rioja y tras las elecciones generales que dejaron a C”s sin el diputado que confiaban lograr en las urnas, Diego Ubis valora la disposición dialogante de José Ignacio Ceniceros desde entonces a pesar de que algunas decisiones del sucesor de Pedro Sanz no se hayan ajustado fielmente al texto. “Somos responsables y no podemos estar poniendo cuchillos en el cuello del Gobierno cada dos por tres”, dice.

–PP y C”s se comprometían en el prólogo del acuerdo de investidura a revisarlo trimestralmente.
–Las conversaciones desde junio han sido fluidas y constantes y no ha sido preciso convocar formalmente la comisión de evaluación. La idea es hacerlo ahora que se cumplen seis meses aunque, en líneas generales, estamos razonablemente satisfechos con la actitud del PP.
–¿Tiene la misma opinión del resto de los grupos parlamentarios?
–El PP sí ha entendido que está gobernando en minoría y propicia el acercamiento, pero el PSOE aún está con los complejos de ser casi en exclusiva el partido de la oposición y le cuesta asumir que sus propuestas puedan ser complementadas con otros. Antes decían que la Cámara era un frontón; ahora que hay más jugadores deben intentar engarzar las piezas y trabajar en conjunto.
–C”s exigía en el pacto eliminar todas las comisiones de servicios. Sin embargo, al poco de salir del Gobierno se le asignó una al exconsejero de Salud sin mediar concurso de méritos que, además, le supondrá percibir 10.000 euros más.
–El pacto exceptuaba aquellas que fueran imprescindibles y por un tiempo limitado. Según explicó el titular de Administración Pública en la comparecencia que solicitamos, se cumplían ambos requisitos.
– ¿Era imprescindible ubicar a un exalto cargo en una plaza que llevaba tres años vacante?
–El puesto –jefe de la Escuela Riojana de la Administración Pública– tiene sentido porque ahora se convocan nuevas plazas de funcionarios. En todo caso, no quisiera poner el foco en Nieto, cuya validez está acreditada, sino en que a partir de ahora los procesos de selección sean claros y transparentes como así se ha comprometido el Gobierno y, hablando en plata, no haya sospecha de dedazo. No se trata de tirar piedras contra lo ya hecho, sino tratar de que no se repitan fallos y avanzar en la transparencia.
–¿Fue transparente el aumento del gasto en casi un millón de euros en el 2014 en la Consejería de Presidencia que dirigía Emilio del Río?
–Las explicaciones que se dieron en el Parlamento al respecto fueron muy simplistas. Ahora nos toca analizar todos los expedientes y comprobar si ese incremento estuvo justificado. Si no es así, no descartamos abrir una comisión de investigación. La gente tiene el derecho a saber en qué se gasta cada euro público.
–En el pacto también negaban la duplicidad de cargos, pero el alcalde de Ezcaray sigue como director general de Política Local.
–Es algo que moralmente recriminamos. Sin embargo, no entramos hasta ese nivel en las conversaciones con el PP, con lo cual no lo consideramos exigible. Tengo que creer que Diego Bengoa se abstiene como director general en los programas que pueden beneficiar a su localidad, pero a mí no me gusta.
–¿Por qué se incluyó esta cuestión en el pacto si no lo juzga exigible?
–El punto está pensado más en que los alcaldes de grandes municipios no tengan otros cargos porque se deben en exclusiva a sus pueblos. Como le digo, el caso de Bengoa no me gusta, pero no puedo poner contra las cuerdas al Gobierno por ello.
–¿Lo pondrá si el alcalde de Ochánduri es finalmente imputado por un presunto delito electoral?
–Ahora está en el proceso previo a llegar a ser imputado formalmente. Si es así, actuaremos pero ahora debemos respetar los tiempos y la independencia de la Justicia.
–¿Qué límites se marca entonces para una virtual ruptura del pacto de gobernabilidad con el PP?
–El pacto no es un máximo susceptible de romperse, sino un punto de partida para desarrollar las políticas que C”s cree precisas. Ni estamos en el Gobierno ni por lo tanto vamos a salir de él, sino que somos oposición y firmamos el acuerdo para cumplirlo y avanzar en una serie de hitos. Somos responsables y no podemos estar poniendo cuchillos al Gobierno en el cuello cada dos por tres. Además hay otras fórmulas para exigir lo que pedimos, como las Cuentas que deben acordarse cada año.
–¿Cómo varía la posición de C”s el no haber logrado el diputado nacional que esperaban el 20D?
–No tiene por qué, aunque reconozco que confiábamos en que Pablo (Baena) lograra los votos necesarios.
ubis–¿Por qué no fue así?
–Entiendo que partíamos de unas expectativas muy altas. Sin embargo, también somos autocríticos y asumimos que la campaña fue de más a menos y quizá pecamos de bisoñez y falta de contundencia.
–¿Le duele que el cuarto diputado cayera del lado de Podemos?
–Lo que me duele es que no haya caído de nuestro lado. Pero sí, me fastidia porque Podemos tiene una fuerza muy grande y quiere cargarse la unidad de España y poner en riesgo valores fundamentales.

Ver Post >
Aquella austeridad
img
Teri Sáenz | 11-01-2016 | 1:51| 0

inauguración

Se llamaba austeridad  y gobernaba hace tan poco tiempo que parece que fue hace siglos. De la noche a la mañana, todo parecía demasiado. El que tenía trabajo lo perdió y quien lo conservó fue a costa de probar con la lengua el filo de unas tijeras. El déficit abrumaba. Lo que hoy era absolutamente imprescindible mañana resultaba superfluo. Y el Gobierno pareció experimentar también la misma pulsión menguante. Un puñado de entes autonómicos desapareció, varios puestos de libre designación quedaron vacantes, eventos públicos se asomaron al borde del precipio. Alguno escribía en el anverso de los folios escritos para economizar papel oficial y la fiebre ahorradora se antojaba sincera. La mejor conclusión de aquel ayer tan próximo es que el paquidermo continuó andando sin perder el paso. Puestos que hasta entonces se habían vestido como de absolutamente necesarios resulta que eran accesorios. Habían desaparecido. Y no pasó nada. O sí. La caja respiró algo mejor sin tener que abonar las nóminas a un puñado de altos cargos y, de paso, la Administración trasladó así un mensaje de solidaridad a los que no por impostura sino por obligación tenían que apretarse el cinturón. Ha sido pasar unos meses y volver a las andadas. ¿Cómo se explica que puestos que llevaban años vacantes se hayan reasignado con tanta celeridad? ¿Queda oficialmente inaugurado este pantano de nombramientos? Volverá la crisis (o quizá nunca se marche) y será mentira que se podía hacer más con menos.

Ver Post >
Buen provecho
img
Teri Sáenz | 04-01-2016 | 1:47| 0

comida

Recupere del rincón donde arrumba el papel que terminará en el contenedor azul esa hortera caja de cartón en la que, si ha tenido suerte, su empresa le ha regalado una cesta de Navidad que ya ha vaciado de turrones artesanales, conservas con denominación de origen, licores y melocotón en almíbar. Abra bien las solapas y vuelva rellenar el vacío con lo que le ha sobrado estos días en los que se han sentado tantos a la mesa que todo parecía poco para comer o cenar. Empiece introduciendo el cordero helado que su madre preparó con tanto cariño y para cuando salió del horno ya nadie tuvo ganas de probar. A continuación, rellene el recipiente con los coloridos canapés que copió de una receta exótica pero nadie cató porque en realidad sabían repugnantes. Aún tendrá espacio para todos los langostinos que, aunque los comensales le advirtieron que no era necesario ofrecer porque sobre el mantel no cabía un alfiler, acabaron intactos en el cubo de la basura. A su lado puede colocar los polvorones que para qué se van a guardar porque caducan y el panetone, que ya se ha quedado duro. Aún quedará un resquicio para los restos de la merluza en salsa que se quedó en los platos, e incluso todos esos quesos que la abuela compró con cariño y nadie tuvo ni el apetito ni la delicadeza de mordisquear porque sus estómagos estaban ya a punto de estallar. Precinte luego la caja para que no reviente por las costuras. Así tendrá una mejor digestión. Aunque tal vez la conciencia se le empache.

Ver Post >
El viejo Actual
img
Teri Sáenz | 01-01-2016 | 5:31| 0

festival actual

Recuerdo más de una y más de cuatro noches en las que entré en el Palacio de los Deportes una gélida noche de enero sin saber qué iba a ver en el escenario levantado en mitad del pabellón. El programa musical de Actual esa jornada era una encripatada sucesión de bandas ignotas y algún solista exótico que aterrizaba en Logroño como un astronauta descubre un planeta remoto. Aquí aún no pasaba casi nada, ni siquiera los grupos que otros disfrutaban a la puerta de casa, y aquello funcionaba como un respiradero para el asma musical. Algún concierto me aburrió, otros me fascinaron, pero ninguno defraudó. El festival tenía la garantía de ser lo que decía ser, una gavilla de culturas contemporáneas, y todo lo que pasaba aquellas noches tenía ese aire de instante único que algún día, muchos años después, podrías testimoniar haber vivido. A veces a un puñado de desconocidos, porque el menú estaba cocinado para paladares desprejuiciados y la administración no sufría el síndrome del pabellón repleto para justificar el gasto público que nunca concretaba. La crisis hizo tambalear aquello. La iniciativa privada salvó la marca profanando algunas esencias –Actual Impar, carpa, austeridad, ¿recuerda usted?– y pasados los apuros que por lo visto eran fútiles, el festival va rebrotando sin olor, como esos injertos en los que donde antes había sorpresa ahora florecen  Vivancos, glorias descriogenizadas, hispters de catálogo y la foto de un aforo lleno. Anímese a que no quede ni un hueco.

Ver Post >

Últimos Comentarios

teri 21-11-2017 | 10:05 en:
Seis mujeres
toniar66_5556 20-11-2017 | 19:32 en:
Seis mujeres
teri 13-10-2017 | 08:36 en:
Empresa imposible
pretextato 11-10-2017 | 19:04 en:
Empresa imposible
ecotris 31-08-2017 | 22:26 en:
Siempre libro

Otros Blogs de Autor