La Rioja
img
Autor: teri
“Me encanta agitar a las bestias”
img
Teri Sáenz | 20-09-2015 | 11:27| 0

Actriz y cantante sin duplicados, tras un puñado de discos en solitario Najwa Nimri (Pamplona, 1972) vuelve a sus orígenes junto al grupo donde Carlos Jean pone la música y ella la voz. También regresa a la misma ciudad que visitó muchos veranos y un invierno pinchó. «Voy a resarcirme», avisa.

nawjajean

–¿Conoce Logroño?
–Forma parte de mis recuerdos de infancia. Mi abuelo tenía una casita con huerta y perros en Lapuebla (Álava) donde pasé muchas vacaciones de cría. Siempre que había que comprar algo íbamos a la ciudad más cercana. Y esa era Logroño.
–Con el tiempo volvió para actuar en la edición del 2007 del Actual.
–Lo recuerdo bien, porque fue el bolo más lamentable que he dado en mi vida. Se fastidió el ordenador y la banda y yo tuvimos que salvar el pellejo como pudimos haciendo casi un acústico electrónico sin bases. Quiero resarcirme de aquello.
–¿Cómo cambia la actitud entre ser cabeza de cartel de un festival ‘cool’ y actuar hoy junto a Carlos Jean en unas fiestas patronales?
–No somos Carlos y Najwa sino ‘Najwajean’, una banda en la que expreso y defiendo sobre el escenario los sonidos que Carlos produce de la manera que voy sintiendo en cada instante. Ni llevo nada ensayado ni me importa cómo es el escenario. Lo único que sé es que la formación con Carlos imprime más pegada y a mí me encanta agitar a las bestias, así que hoy quiero una plaza llena de gente para hacer bailar a todos.
–Lo que ambos crearon con el disco ‘No blood’ al unir fuerzas parecía en 1998 muy arriesgado.   
–No hay ningún disco en mi carrera en solitario o junto a Carlos que lo haya hecho sin ordenador. Así empecé y así sigo. Delante de una pantalla para imitar a una orquesta, delante de una pantalla para imitar una batería, delante de una pantalla para no imitar nada. Soy un músico de laboratorio y no me avergüenzo. Al contrario: estoy encantada. Con Carlos hemos vuelto a la esencia. A cuando nos juntamos recién aterrizada yo en Madrid, un Macintosh era algo marciano y tomábamos loops de películas para hacer todo aquello más cinematográfico. No pretendíamos ser vanguardista. Sólo a explorar y pasarlo bien.
–Cantando además en inglés.
–Formaba parte de ese juego. Me manejo mal en todos los idiomas aunque los hablo todos. Ahora tengo ya un nivel decente, pero no me interesa cantar un inglés depurado sino marcando mucho el acento para darle mayor energía y expresividad.
–Y siempre con ese aire susurrante que ya es su seña de identidad.
–El que me ha visto en directo sabe que soy de gritar mucho. No lo explico casi nunca, pero el tema es que sufrí una parálisis en una cuerda vocal que me obligó a pasar por el quirófano y me dejó literalmente muda con una cicatriz de cuidado en el cuello. Así que de impostado nada. Fue una época en la que susurraba de verdad simplemente porque no me pasaba ni el aire por la garganta.
–¿Cómo convive la Najwa cantante con la Najwa actriz?
–Ni hablo en tercera persona ni creo en esa dicotomía. Cada día me centro en lo que me toca. Si como este año y el anterior tengo la suerte de trabajar mucho, simplemente pregunto qué tengo que hacer, me entrego a ello y disfruto al máximo.
–¿Queda algo de Álex, aquel personaje furioso y radical con el que se estrenó en el cine en ‘Salto al vacío’ hace 20 años?
–Cada actor empieza haciendo lo que le sale, y a mí me tocó una Alex que, por cierto, me costó mucho trabajo construir. Recuerdo cuando estrenamos la película en Holanda y al llegar vieron que no iba rapada, ni medía 1,90, ni miraba con odio. Se llevaron una decepción al ver que era una chavala muy normal. También es cierto que poco a poco he aprendido a explotar interpretativamente la parte de ira que hay en mí. Me gusta jugar y disfrazarme con todo eso hasta que a las 5 tengo que ir a recoger a mi hijo a la parada del autobús y darle la merienda.

 

Fotografía: ABC

Ver Post >
Cambiar la vajilla
img
Teri Sáenz | 16-09-2015 | 11:28| 0

sopera

La reforma del Estatuto de Autonomía es como esa vajilla de porcelana delicada y cara que la familia hereda de la abuela y se guarda en un armario acristalado para exhibirlo sin que se deteriore. El conjunto es tan pomposo y frágil que se decreta utilizarlo sólo para las grandes ocasiones. Cuando llega un evento de postín que invita a desempolvarlo, uno se pregunta que para qué sacarlo de su sitio si se puede resquebrajar y en realidad es incomodísimo. Finalmente se decide seguir usando el menaje diario de batalla, así que la vajilla permanece incólume en su rincón con la promesa de que el próximo aniversario se celebrará con un caldo de marisco servido en esa barroca sopera con su cacito a juego. José Ignacio Ceniceros acaba de proponer con la grandilocuencia que precede a una mayoría obligada que por fin se reforme el Estatuto. El anuncio tendría el sabor dulzón de la nueva política si no fuera porque Pedro Sanz hizo la misma declaración de intenciones en el 2004, la repitió en cada legislatura y siempre encalló en un barrizal de grupos de estudio, comisiones, ponencias, propuestas y acusaciones mutuas entre PP y PSOE con la excusa final de que ni había prisa ni era un asunto que la gente pidiera a gritos por la calle. Tantos años han pasado que asuntos capitales al inicio como si el texto debería definir La Rioja como nacionalidad histórica suenan anacrónicos ante la intención ahora de cambiar la Ley electoral o menguar el Parlamento. Será que esta vez sí. O quizás no. A ver si va a romperse algo.

Ver Post >
Nuevo curso
img
Teri Sáenz | 14-09-2015 | 9:40| 0

El nuevo político ha pasado un verano infernal. Sin asociaciones de vecinos ni representantes sectoriales con los que reunirse –sus portavoces han excusado amablemente la invitación por estar en Salou de vacaciones– se las ha visto y deseado para dejar constancia pública de su cercanía y trasparencia. A falta de selfies con algún agente social que poder subir a las redes sociales como evidencia de estar codo a codo con el ciudadano, el nuevo político se ha visto obligado a peregrinar por las fiestas de cada pueblo dejándose ver compartiendo chanzas u ofrendas florales con los parroquianos. El tiempo sin rodilllo ni sectarismos inaugurado tras las últimas elecciones le ha tenido de celebración en celebración, saboreando un rancho por aquí y colaborando en una chuletada por allá. En un ejercicio de omnipresencia descorbatada ha llegado a estar en una misma jornada presenciando (siempre visible en primera fila) unos bailes populares por la mañana en una punta de La Rioja y por la tarde asistiendo a un torneo deportivo en el otro extremo. Sin renunciar tampoco a comulgar en alguna misa mayor o sacar al santo en andas, que ni todo va a ser laicismo y referendos para consensuar asuntos de postín ni el muro de facebook se alimenta solo. El ajetreo que le ha generado tanta degustación y paseos a pie para reafirmar su campechanía ha dejado en el nuevo político un agotamiento mayúsculo. Solo ansía que comience el curso para poder sentarse en su sillón oficial.

 

Fotografía: Justo Rodríguez

Ver Post >
Tarde de cambios
img
Teri Sáenz | 31-08-2015 | 9:53| 0

La modificación del nombre de 17 calles de Logroño con reminiscencias franquistas está levantando, como era previsible en una ciudad tradicionalmente alérgica al cambio, ampollas ideológicas y opiniones enfrentadas. Esa aspereza es seguramente una de las razones por las que el PSOE aparcó la decisión de acometer la medida cuando ostentaba el gobierno municipal y se ha sumado a reactivar el asunto ahora en la oposición, desde donde las tensiones se amortiguan mejor y la voz suena más contundente. Suya y de todos los ayuntamientos precedentes es la responsabilidad de que a estas alturas de la película se estén malgastando esfuerzos en un asunto que debería estar zanjado hace años con la misma naturalidad que General Franco pasó a ser Avenida de la Paz y no focalizar los limitados recursos en lo vital para el ciudadano: mejorar las calles donde algunos viven y otros tienen sus negocios para poder vivir y trabajar más dignamente. Cada minuto que transcurre sin modificar las placas es un minuto que pasa alimentado un debate estéril y, sobre todo, desperdiciando la ocasión de diseñar cómo impulsar esas zonas de la ciudad. La cuestión no admite siquiera una consulta popular, que amenaza con volver a enquistar lo que no deja de ser el cumplimiento de una Ley de Memoria Histórica. Porque las calles y decidir su denominación no es patrimonio de quienes las pueden habitar hoy y abandonar mañana y porque, una vez más, supondría demorar lo que nunca debió esperar.

 

 

 

Fotografía: Justo Rodríguez

Ver Post >
Volver a la tierra
img
Teri Sáenz | 24-08-2015 | 10:01| 0

tomate

La apuesta por los huertos sociales y de ocio son el ejemplo de cómo la acción política municipal, entendida como la mejora de la ciudad y sus ciudadanos, no tiene por que enfocarse hacia proyectos de postín ni grandes inversiones en tiempos, por otra parte, de languidez económica. Tener la posibilidad de experimentar la sensación de comerse los mismos tomates que uno mismo ha mimado con paciencia y visto colorear no está escrito en ningún programa político y, sin embargo, cuesta tan poco como poner a disposición de la gente de a pie de un pedazo de terreno hasta entonces lleco. El beneficio no sólo recae en quien quizá no ha sostenido jamás hasta entonces un azadón entre las manos. La propia ciudad agradece que roturen esos rincones arrumbados e incluso desconocidos para los propios vecinos. Pero es que, además, el cultivo de la huerta tiene un componente de reivindicación de la propia tierra, de aquel Logroño con aire de pueblo grande donde los calabacines no crecían en el supermercado y alguien dejaba a la puerta del otro una docena de pimientos recién arrancados en su pieza como muestra de una convivencia sin contaminar aún por las prisas ni la desconfianza. Los huertos ya en marcha y los que se deberían seguir ofreciendo son además el lugar propicio para el encuentro. Intercambiar aperos y opiniones, mirar al cielo para vaticinar el astro o matar el tiempo pensando qué buena sabrá esa lechuga a punto de ser cortada.

Fotografía: Juan Marín

Ver Post >

Últimos Comentarios

teri 21-11-2017 | 10:05 en:
Seis mujeres
toniar66_5556 20-11-2017 | 19:32 en:
Seis mujeres
teri 13-10-2017 | 08:36 en:
Empresa imposible
pretextato 11-10-2017 | 19:04 en:
Empresa imposible
ecotris 31-08-2017 | 22:26 en:
Siempre libro