La Rioja
img
Las razones de Sanz (II)
img
Teri Sáenz | 03-06-2013 | 11:32| 4

pedro sanzEntre la sobredosis de cambios del Estatuto que anunció Pedro Sanz en el Debate del estado de la región, destaca uno tan llamativo como la acotación a dos mandatos lanzada por el presidente que lleva cinco en el cargo y que se llevó todos los titulares: la limitación del volumen de los próximos Gobiernos de La Rioja. Si prospera la sugerencia que exige el acuerdo de 2/3 de la Cámara (con los 20 diputados que actualmente posee el PP podría apoyarse aritméticamente en los 2 del PR+ y prescindir del apoyo del PSOE y sus 11 escaños) los futuros ejecutivos no podría contar con más de diez miembros entre vicepresidentes y consejeros. ¿A qué viene esa puntualización sin ningún gobierno, ni siquiera con el PSOE-PR en el Palacete de Vara de Rey, ha superado ese límite? ¿Qué sentido tiene si con muchas más competencias que al inicio de la democracia actualmente se ha llegado a reducir a siete departamentos?

La respuesta, de nuevo, en la seguridad de que Sanz jamás da puntada sin hilo en sus decisiones. Y es que, en el caso de que los populares lleguen a perder su hegemonía, todo hace indicar que los socialistas como principal partido de la oposición no podrían disponer de una mayoría absoluta tan holgada. Sólo con la participación de los regionalistas (y/o IU y UPyD, que de materializarse la rebaja del techo electoral tendrían opciones de arañar un escaño cada uno) les sería factible acceder al Gobierno. O en otras palabras: estarían obligados a un reparto de poder entre el virtual bipartito (o tripartito) que convertiría la configuración del gabinete en un delicado juegos de equilibrios para ceder las cuotas exigidas por cada cual y no herir sensibilidades, erosionando de entrada cualquier pacto o dejando las puertas abiertas a ello desde fuera, como sucedió recientemente en el Ayuntamiento de Logroño.

De esta manera, Sanz se garantiza por lo tanto llenar del minas el camino que alguna vez pueda recorrer el PSOE en su carrera por dirigir los destinos de La Rioja. El análisis sólo una incógnita incompatible, a priori, con la tendencia electoral que mantiene la comunidad y la sensación generalizada de que el trono de Sanz es inamovible: ¿De verdad el de Igea incluye en sus planes que el PP pierda alguna vez su mayoría?

 

Fotografía: Juan Marín

Retrato de Pedro Sanz en el despacho de Emilio del Río

Ver Post >
Las razones de Sanz
img
Teri Sáenz | 31-05-2013 | 20:40| 0

A falta de grandes inversiones, políticas esdrújulas y acuerdos de alcance, el Debate del estado de la región se ha saldado con el gran titular de una posibilidad que, como todas las dichas por boca de Pedro Sanz, será un hecho: la reforma del Estatuto para fijar la limitación de mandatos del presidente de La Rioja a ocho años o dos legislaturas.

sanzLa noticia no deja de tener una profunda carga de ironía proviniendo de uno de los presidentes más veteranos de la política nacional. Después de cinco mayorías absolutas y camino de los 20 años como inquilino del Palacete de Vara de Rey, el cambio ha disparado las especulaciones sobre el sentido último de la medida. Porque, conociendo al líder del PP riojano, todo responde a alguna razón no explicitada aún. O como diría el otro: Sanz nunca da puntada sin hilo.

Asumiendo que el de Igea piensa en sí mismo y confía ciegamente en sus opciones de repetir los abrumadores resultados cosechados desde 1995, supondría concluir su trayectoria a los 68 años. Siempre suponiendo que la limitación implica poner el contador a cero excluyendo los mandatos ya cumplidos, se antoja una eternidad. Con un añadido: esa prolongación en el cargo ‘quemaría’ la generación intermedia que ha estado aguardando el relevo. ¿Y si Sanz estuviera pensando desde ya en la sucesión dejando entre sus filas el mensaje de que nadie será ya inamovible?

Esa hipótesis se conjuga con otras de las propuestas que, según él deberían incluirse en la reforma del Estatuto y que, aparentemente, tiene un carácter menor como eliminar la obligatoriedad de que el senador autónomico deba tener la condición de diputado regional. De esa forma, Sanz sería un candidato perfecto al cargo que ahora ocupa Ana Lourdes González y antes Carlos Cuevas (dos de las figuras con más ascendente en la dirección del PP) y se garantizaría un cómodo destino en la Cámara Alta.

Nada está escrito. O quizás hace tiempo que lo está. La hemeroteca sólo confirma una cosa: Sanz se presentó a sus primeras elecciones con la promesa pública de no ocupar el cargo más de dos legislaturas. Ocho años más tarde, el partido y las circunstancias le “liberaron” de aquel compromiso.

 

 

Fotografía: Díaz Uriel

Ver Post >
Aznar o morir
img
Teri Sáenz | 31-05-2013 | 08:16| 0

Si tuviese un apellido menos vulgar y pudiera cambiarlo por otro de contundencia germánica como Wert y dirigir el ministerio de Educación, incluiría como asignatura obligatoria en la enésima reforma educativa asistir a un mitin de José María Aznar. En algún momento del curso mandaría a los alumnos escuchar al expresidente para que experimentaran la sensación de encontrarse cerca de un auténtico líder. Qué digo yo un líder: un caudillo, un estadista, un Cristiano Messi de la política. Les impondría para aprobar la asignatura de la vida y conocer las aristas del universo presenciar la abducción generalizada que provoca su mera presencia. Cómo las señoras mayores que visten abrigos de piel le gritan “guapo” (sic), los maridos suspiran con añoranza por sus formas de alcaide y sus nietos imaginan sumidos en el éxtasis general cómo sería el mundo dirigido por una mano de hierro humana en vez de por mercados sin bigote ralo. Mientras las nuevas generaciones estén tomando notas para superar el examen, descubrirán que es mucho más que el padrino de la boda más bochornosa de un país que vive en la ruina que su Gobierno sembró y otros abonaron. Conocerían in situ entre aplausos rendidos y poses de gimnasta enfundado en camisas hechas a medida que Aznar es el verbo. Pero no uno de tantos de la primera conjugación, sino que su soberbia le llevó directamente a otros de la tercera como mentir, sufrir y morir (en Irak). Volver, jamás.

aznar

Fotografía: Sonia Tercero

 

Ver Post >
¿De quién es esta pastilla?
img
Teri Sáenz | 28-05-2013 | 11:48| 0

¿Puede considerarse en sentido estricto como usuario del sistema público de salud el inquilino de una residencia de ancianos o de discapacitados? La pregunta no es baladí. Así como está asumido (al menos de momento) que el paciente ingresado en el San Pedro reciba sus medicamentos en la cama suministrados por el propio hospital, la cuestión de a quién corresponde la provisión de medicinas en los centros de mayores empieza a ganar terreno. La decisión de la Consejería de asumir la distribución en las residencias de La Rioja públicas implica una profunda revisión del modelo existente hasta el momento. El sistema, por ahora incipiente y a la espera de visualizar los resultados para decidir sobre su extensión, ya es efectivo en Lardero: en vez de hacerlos las farmacias del entorno, será el propio servicio del San Pedro quien semanalmente suministrará las recetas previamente indicados por el facultativo del centro. El resultado: más ahorro (el precio es el medio de la compra al laboratorio, y no el PVP) y mayor control tanto en el consumo (monodosis) como el seguimiento de los usuarios a través de una receta electrónica.

pastillasLos farmacéuticos, como en otras comunidades donde ya es efectivo el procedimiento, han recibido la decisión con dudas. Principalmente porque supone un notable ‘bocado’ a una parte de su negocio. De completarse el plan diseñado por Salud, supondría dejar de suministrar a 1.500 usuarios de las residencias públicas o de gestión privada pero de titularidad autonómica. Como recuerda el presidente del Colegio Oficial, José Javier Vázquez, ello supone una parte medular del trabajo en algunas boticas del entorno de las grandes residencias, que incluso tienen personal dedicado exclusivamente a estas funciones. Sin quejas durante todos estos años sobre el funcionamiento existente aunque con la reciente obsesión por ajustar el gasto farmacéutico al extremo donde también se inscribe el copago, el interrogante que muchos se formulan es la siguiente: ¿Está habilitado el sistema público para asumir las funciones del sector privado y convertirse en su competencia?

En Valencia, el Colegio Oficial medita la posibilidad de recurrir el decreto que fija este modelo (además de otras cuestiones de mayor calado y gran controversia en Levante), mientras en La Rioja se confía en consensuar un modelo mixto donde las farmacias preserven, al menos, la partes del negocio correspondiente a las residencias privadas o ubicadas en pequeñas localidades alejadas de Logroño donde el reparto implica más dificultades. En total, casi otros 1.500 usuarios.

Aunque quizás, el debate de fondo coincide con la reflexión que planteaba Vázquez hace pocos días al conocer la noticia: ¿Cómo es que ahora que se tiende a la externalización de servicios y que sean las empresas privadas las que asuman determinados servicios sanitarios se sigue el camino inverso en el ámbito farmacéutico? ¿Para hacer una radiografía vale pero para dispensar unas pastillas no?

Se admiten respuestas.

 

Fotografía: Maite Bartolomé

Ver Post >
La casa que no cesa
img
Teri Sáenz | 27-05-2013 | 11:12| 0

El Comité Regional del PSOE celebrado el pasado fin de semana no parece haber allanado las diferencias que laten hace tiempo en el seno el partido en La Rioja. La votación final de la propuesta de resolución política, el termómetro que suele marcar a temperatura interna en la sede de Martínez Zaporta, dejó en las formas una cierta unanimidad (97% ) que acorta significativamente los resultados de noviembre, cuando la abstención de IS y el bloque de Inmaculada Ortega dejó a la Ejecutiva que dirige César Luena sin una cuarta parte de los apoyos (76%). Mayores diferencias mostraron los participantes en relación al presupuesto que obtuvo una aprobación del 87,5%, si bien los críticos confirmaron que no hubo aquí una posición conjunta sino expresiones individuales.

Sin embargo de puertas afuera –el cónclave fue cerrado a los medios– nada parece haber cambiado. La agrupación de Logroño insistió en el encuentro en la cuestión que más ha visualizado las diferencias entre el equipo de Ortega y el de Luena: la negativa de la dirección regional, refrendada por la nacional, a dar luz verde a una casa del pueblo en la calle San Millán según se aprobó mayoritariamente en su asamblea del 26 de enero. “No podemos estar de acuerdo con la gestión del partido en La Rioja si no compartimos su gestión sobre lo que han decidido los socialistas de Logroño”, explicaba su secretaria general a Diario LA RIOJA con la advertencia de que su agrupación “no renuncia” a materializar su propósito “algún día” como herramienta para el desarrollo de políticas sociales. La interpretaciones y el pulso siguen abiertos.

Tampoco parecen haberse limado las aristas en relación a IS. “La dirección del partido está anclada en la inacción, en dejar a pasar el tiempo a ver si eso nos trae soluciones y una nueva oportunidad de gobernar”, sostuvieron sus integrantes en el Comité denunciando, como resumió José María Buzarra, el “encapsulamiento” de la actual dirección y las “incoherencias” que, a su juicio, están alejando a muchos militantes de sus siglas históricas.

El discurso de Luena puso el foco en el entorno. Quince meses después de su apurada elección como secretario general en sustitución de Francisco Martínez Aldama, el de Bobadilla abundó en otra fecha: los dos años trascurridos desde la (nueva) victoria del PP en La Rioja. Al “fracaso” de las políticas de Pedro Sanz, el también diputado nacional contrapuso las “propuestas concretas” formuladas por su partido en este tiempo y los hitos que han jalonado en negativo su gestión: Solaria, Caja Rioja, chalé de Villamediana, Bárcenas, Lapuerta… recortes.

En clave interna, Luena se anticipó a los escépticos con un titular: “El primer autocrítico con la dirección del partido es su secretario general”. Partiendo de esa premisa puso en valor los cambios –de caras, de discurso, de formas– implementados desde su llegada a Martínez Zaporta que, por la resaca que deja el Comité, no parecieron convencer a los que entraron nada convencidos. Queda por ver si convence a quien más importa: todos los riojanos que en la última encuesta del CIS dicen que los apoyos al PP decrecen pero los del PSOE también retroceden y crecen que los políticos son ya un problema fundamental para su día a día.

 

Fotografía: Miguel Herreros

Ver Post >
La caja de nadie
img
Teri Sáenz | 25-05-2013 | 10:23| 0

caja riojaEl día que comuniqué al yayo Tasio mi voluntad de estudiar Periodismo no pudo ocultar su decepción. El abuelo aspiraba a que me labrara un futuro brillante, y escribir en un periódico de provincias era lo que menos encajaba en esas coordenadas. En sus sueños de viejo que en realidad eran su proyección egoísta en mí de lo que él nunca pudo conseguir por tener que cuidar ovejas, me imaginaba como el representante de alguna de las fuerzas vivas del pueblo: ordenarme cura, llegar a ser alcalde, convertirme en un médico de renombre. Hacerme, en definitiva, «un hombre de verdad» en la terminología del yayo, y que la gente me tratara de don cuando paseara por la calle. Descartadas las tres opciones por mis alergias a la iglesia, el poder y la sangre, Tasio conservó en su fuero interno la aspiración a que, al menos, encontrara hueco en Caja Rioja. Colarme en la sucursal del pueblo y medrar hasta convertirme en el director de la oficina. Vestir traje y corbata a diario, disfrutar del prestigio de pertenecer a la principal entidad financiera de la región y prejubilarme holgadamente. Ahora que nadie se responsabiliza de la desaparición de aquel gigante y Bankia anuncia el cierre de más de cincuenta oficinas, Tasio se arrepiente de su empecinamiento. Aún así, no se baja de la burra. Confía en que alguna vez yo pueda conducir uno de sus autobuses-banco que surcarán la sierra como vendedores ambulantes para recordar que La Rioja tuvo, una vez, su propia caja.

Ver Post >
Sólo o con éxito
img
Teri Sáenz | 23-05-2013 | 11:53| 0

Marcos Bartolomé ha hecho de la necesidad virtud hasta convertir las limitaciones en una oportunidad. Hace cuatro años dejó La Rioja para completar un curso de fotografía en Barcelona. Al terminar estaba «soberanamente aburrido» y se dedicó a la doble obligación de ocupar el tiempo y ganarse la vida.
Sus buenos propósitos toparon con el inconveniente de la crisis que todo lo inunda y un presupuesto inferior a 6.000 euros. Combinando su bagaje en la hostelería con el conocimiento del café que lleva en el ADN – su familia es propietaria desde hace generaciones del histórico Cafés El Pato-, Marcos se lanzó con 23 años a la aventura de montar su propio negocio con unos mimbres bien simples: ofrecer café para llevar desde un rincón de El Raval tan recoleto como modesto junto al que vende una gavilla de objetos entre peculiares y de aire vintage.
«Todas esas cosas que no necesitas pero que matarías por ellas», define Marcos la colección de almohadas, posters, cerámicas artesanales y otros artilugios que reposan en las estanterías y han creado una sorprendente sinergia con la bebida que sirve a través de una minúscula ventana. «El local, como es tan pequeño, está siempre impregnado de un aroma que acaba enganchando al que pasa», asegura. Porque eso, la calidad del producto, es a su juicio una de las claves que han convertido al Satan”s Coffee Corner en un lugar de “culto” en los solo diez meses que lleva abierto. «Servimos el mejor café del norte de España», sentencia sin asomo de soberbia para ceder todo el mérito a proveedores y tostadores de renombre como Cafés El Magnífico y Right Side Coffee, que ofrecen cada día algo nuevo pero igual de exclusivo. «Siempre hay una variedad diferente; la clientela ya lo sabe y se acerca con una mezcla de curiosidad y gusto que acaba con todo lo que tenemos», dice.

satan
Su discurso va más allá. «Odio la palabra gourmet, pero lo cierto es que hemos conseguido crear casi sin querer un nivel de conocimiento del café que no existía, sin mesas ni tazas y ofreciendo la mejor terraza al aire libre que hay en Barcelona: la propia Barcelona», resume avanzado su intención de abrir en breve otro establecimiento «algo más grande pero con el mismo concepto», sin renunciar a franquiciarlo. Y siempre con la misma filosofía: sacar el máximo partido a los mínimos recursos que, en su caso, se limitan a una cafetera, dos taburetes, una ventana y un expositor cargado de un encanto retro y personal del que ya se han hecho eco webs y revistas especializadas tanto en gastronomía como en ocio o hasta decoración.
¿Y qué tiene que ver el diabólico nombre del negocio con las bondades celestiales de su interior? «Si soy sincero -se confiesa Marcos- la principal razón para llamarlo así fue puro márketing porque suena llamativo, pero también hay algo de contradicción personal; adoro el café, pero tomar demasiado me pone de los nervios y me baja a los infiernos, así que me limito a tomar una vez al mes y casi siempre en catas especiales». «Soy como un sumiller abstemio o un mecánico de coches sin carné de conducir», resume antes de facilitar su número de teléfono personal que, por supuesto, empieza por 666.

 

Fotografía: Maya Venkova

Ver Post >
La calle no calla
img
Teri Sáenz | 22-05-2013 | 08:03| 0

15M

Hace ahora dos años, muchos de los que hoy atienden a Diario LA RIOJA en una ventosa Plaza del Mercado de Logroño ni siquiera se conocían. Uno era abogado, otro autónomo, el de al lado jubilado, la de más allá profesora interina. Muchos, parados. Los había implicados en algún sindicato o movimiento social y los que jamás habían levantado el culo del sofá. Andaban cabreados por la deriva que estaba tomando el mundo, su propia ciudad. La soberbia de los políticos les irritaba ante las elecciones; el descaro de los banqueros les dolía. Se llamaban David, Arancha, Israel, Enrique, Esteban, Paz, Iván, Sonia, Elena, Amaya, Chuse, Ramón, José Ignacio, Noelia…

La manifestación espontánea de miles de personas en el centro de Madrid activó en todos ellos un interruptor interior que les congregó para solidarizarse con lo que estaba sucediendo en la Puerta del Sol. Se juntaron un puñado de ellos en la Concha de El Espolón. Cuarenta. Cincuenta quizás. El 17 de mayo volvieron a reunirse en la Plaza del Mercado para celebrar una asamblea. Un mensaje en twitter por aquí, un comentario en la escalera por allá. Al día siguiente eran ya más de 300. Había nacido por generación espontánea lo que los medios etiquetarían como movimiento 15M. La gente se organizó en grupos de trabajo, brotaron comisiones, todos contrastaron ideas sobre cómo cambiar el rumbo de las cosas y la Plaza del Mercado se erigió de la noche a la mañana en el epicentro de un debate global.
Esteban aún recuerda el impacto ilusionante de aquella estampa. «Me pareció algo absolutamente increíble: ciudadanos cualquiera debatiendo en público de temas políticos y sociales con ganas de aportar», comenta. «Y también con ganas de conocer», añade Richard subrayando otra de las características que han marcado el movimiento desde su gestación: el sentido crítico a partir de «otra» información más fiel y menos dirigida. «Esa que no dan los medios de comunicación ni manipulan los partidos», añade Israel abundando en la distancia entre la política y la calle que estimuló tantas conciencias y dos años después no parece haberse recortado.

El grupo asiente rotundo al preguntar si el 15M sigue vigente. Sí se puede, resumen. También los que como Ramón participaron activamente al inicio y luego se desmarcaron. «Es clave la separación de poderes y cambiar la ley electoral», arguye enfundando en su traje este letrado que, como otros, ha entrado y salido de un movimiento que sigue latiendo ahora bajo el paraguas Asamblea Logroño en reuniones semanales y acciones diarias. «Esto no es algo abstracto; somos gente real luchando por un mundo mejor que sabe que el poder está en cada uno de nosotros», apostilla Sonia, incorporada desde enero.

¿Ha habido una criminalización del 15M? Risa general. «Por supuesto», responde Israel. «Es la herramienta que usan también con otros como la PAH: decir que somos radicales, desprestigiarnos, meter miedo a la gente». Por sus comentarios, los clichés ni les arredran ni les hieren. «Al contrario, nuestros mejores propagandistas son los políticos», opina Paz. «Y si no, basta con escuchar las difamaciones de Javier Merino o ver las vallas que pusieron en el último pleno municipal donde se impidió entrar a la gente». Dos años después, el futuro del 15M sigue escribiéndose. El camino es largo. El objetivo ambicioso. «Somos un colectivo de vigilancia», resume Chuse. Y Richard matiza. «Somos lo que no quieren los políticos: cosas simples para ciudadanos simples». Es esa calle que no calla.

 

Fotografía: Díaz Uriel

Ver Post >
Tengo un banco para usted
img
Teri Sáenz | 21-05-2013 | 08:43| 0

Hace ahora un año, Pedro Sanz se trajo un premio gordo de su reunión en La Moncloa con Mariano Rajoy: la emblemática sede del Banco de España en Logroño. El presidente nacional confirmó al riojano la cesión de las instalaciones  ubicadas en Vara de Rey. Sanz alabó la materialización a principios del 2013 de un traspaso largamente demandado y, aunque rehusó cifrar el coste del inmueble, lo enmarcó en la aplicación del artículo 46 del Estatuto que compensa a la comunidad por el efecto frontera y que ya se había concretado con Aznar en el 2003 con los 21,5 millones de euros que sirvieron para levantar Riojafórum.

banco de españa

Sin embargo, el caso resulta que no resulta tan aislado. Al menos tanto Santander como Jaén han conseguido en las últimas fechas exactamente lo mismo: recibir las históricas sedes del Banco de España en sus respectivas ciudades para utilizarlas en beneficio propio. Las tres operaciones comparten notas comunes *.

banco de españa
  1. Usos. Todos los edificios acogerán servicios que se prestaban en otras lugares: En el caso de Logroño, desde marzo se ubica allí la dirección general de Salud. En la capital cántabra albergará la delegación del Centro Internacional de Arte Rupestre concedido por la UNESCO, y la ciudad andaluza tiene previsto reconvertir el lugar en sede del Conservatorio Superior de Música.
  2. Coste. Ninguna administración confirma el valor de los inmuebles cedidos. Se trata siempre de edificios absolutamente singulares, situados en las zonas más nobles y con un valor histórico añadido que, formalmente, cambian de manos de forma gratuita. Todos se muestran renuentes a hablar de dinero. El único dato al respecto proviene del ahorro que supondrá sus nuevos destinos. En Logroño supone amortizar los 24.000 euros mensuales del alquiler de las oficinas de Gran Vía donde venía prestando sus servicios la dirección general. En Jaén estiman que así evitan la aportación de 3,7 millones a la Junta de Andalucía, y en Cantabria se confirmó que hace año y medio Patrimonio del Estado adquirió el inmueble por 6 milllones.
  3. Historia. La reclamación secular de La Rioja sobre los lugares donde en tiempos operó el Banco de España parece ser también la de Jaén y Santander. En todos los casos y desde la reestructuración de la entidad, los edificios han estado durante años en desuso o infradotados y marcados por el “bloqueo” de la negociación y la reclamación de una “deuda histórica” con el Gobierno central.
  4. Intermediación. A falta de más información pública sobre los términos de los acuerdos con el Gobierno central en los que de una forma u otra intervienen los respectivos ayuntamientos, los dirigentes regionales han subrayado la gestión personal de determinados dirigentes nacionales. La prensa de Santander destaca la labor de su vecino José María Lassalle, secretario de Estado de Cultura. En Jaén alardean de los contactos de un paisano ilustre como el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y Sanz ha alabado desde el principio de la operación el empeño del mismísimo Mariano Rajo.

El Banco de España cierra sus sedes pero sigue dando crédito y multiplicando los efectos frontera donde las haya. O se busquen.

banco de españa

* Elaboración a partir de la información de Diario LA RIOJA, El Ideal y El Diario Montañés.

Fotografías: Roberto Ruiz (Santander) , José Manuel Pedrosa (Jaén) y Justo Rodríguez (Logroño)

Ver Post >
Dolor de corazón
img
Teri Sáenz | 20-05-2013 | 10:07| 0

radiografiaHasta hace cuatro días, el yayo Tasio era un viejo vigoroso y espléndido al que nadie echaba la edad que realmente tiene. Subía las escaleras de dos en dos, se comía la grasa de la panceta y en su cumpleaños nos invitaba a toda la familia a una caparronada que pagaba a tocateja con un billete de 500. Una mañana, al comienzo de la crisis, empezó a sentir una inquietante molestia en la parte izquierda del pecho. El médico de cabecera le remitió al especialista, que a su vez le ordenó hacerse un TAC. La mancha que aparecía nítidamente en la pantalla no dejaba lugar a dudas en el diagnóstico: pobreza aguda. El doctor le sometió a un tercer grado para descubrir el origen de la patología. ¿Se ha hipotecado en un apartamento en la playa que nunca necesitó? ¿Cuántas preferentes compró a su banco de confianza de toda la vida? ¿Ha pagado alguna vez en negro para escamotear a Hacienda? Y, sobre todo, ¿votó alguna vez a Zapatero? El yayo no tuvo opción de negar cada una de esas preguntas retóricas ni perjurar que siempre ha sido un ciudadano cumplidor con la normas y el civismo. El médico le impuso un estricto régimen que incluyó unas grajeas de copago en los medicamentos, supositorios de pensión menguada y unas gotas más de IVA para vivir al límite. Le despidió de la consulta con un despectivo «pero si es que no se puede vivir por encima de las posibilidades» que le dolió mucho más que la punzada que aún nota bajo las costillas cuando cambia el astro.

Ver Post >

Últimos Comentarios

ecotris 31-08-2017 | 22:26 en:
Siempre libro
teri 17-05-2016 | 10:06 en:
El papel de la memoria
konrad 16-05-2016 | 09:29 en:
El papel de la memoria
herce.david 18-04-2015 | 05:57 en:
UPyD al aparato
herce.david 18-04-2015 | 05:51 en:
UPyD al aparato

Otros Blogs de Autor