La Rioja
img
Etiquetas de los Posts ‘

educacion

La brecha religiosa
Teri Sáenz 30-04-2018 | 10:07 | 0

islam

Como era de prever, la implementación de la asignatura de religión islámica en La Rioja el próximo curso no ha contentado a nadie. La comunidad musulmana sigue juzgando insuficiente el criterio de progresividad en la implantación y la elección de sólo cinco centros para impartirla, además de insistir en la necesidad de contemplar en la preinscripción la religión elegida. La Consejería alude sin excesiva convicción a la obligatoriedad de cumplir con la legislación vigente –pese a que durante años se ha resistido a ello hasta el pronunciamiento firme de los tribunales– y las familias de los niños que acuden a los colegios e institutos señalados se dividen entre el aplauso, la resignación y el silencio a hacer público el malestar que rozaría lo políticamente incorrecto. El hecho es que, al menos en Logroño, las aulas elegidas, ninguna de ellas concertada, se encuentran en un radio de unos pocos cientos de metros. Si la distribución social de la ciudad ya venía conformando una clara asimetría respecto al nivel de inmigración que acogen determinados clases respecto a otras, es más que presumible la inclusión de la asignatura de islam ahondará en esa brecha. Quienes vacilaban si matricular ahí a sus hijos a consecuencia de ese desequilibrio no es muy probable que así despejen sus dudas. Los que han perseguido durante años que la asignatura de islam tenga la misma consideración académica que la católica es probable que se decanten por llevar en bloque a sus hijos a estos colegios. Una palada más para apuntalar esa palabra en la que todos piensan pero pocos verbalizan: gueto. Una realidad que carga de razones a los que vienen reclamando sacar de las aulas la religión. Todas las religiones.

 

Fotografía: Justo Rodríguez

Ver Post >
Juego sucio
Teri Sáenz 29-01-2018 | 12:20 | 0

baloncesto01

Señor entrenador: te escribo estas líneas para expresar todo lo que pensé desde la valla pero preferí callar  durante el partido donde removiste lo peor de mí. Tú mérito fue indiscutible. No está al alcance de cualquiera convertir un amable partido de niños de nueve años en un feo espectáculo. Sin embargo, lo conseguiste de pleno espoleando a los críos que diriges a ser agresivos, entrar más fuerte, echarse encima, no consentir ni una canasta del rival. Lo que podría haber sido un lance casual se prolongó durante media hora infinita. Y sólo gracias a ti. A esas órdenes broncas y el desprecio al árbitro que, por favor, pedía no confundir la intensidad con brusquedad. Esa manera de arengar al equipo como si estuvieras dirimiendo la final de la Euroliga en vez de un inocente partido de chiquillos que siguen creyendo a su edad que el baloncesto es una deliciosa manera de divertirse en grupo sin importar el resultado ni la habilidad de cada uno. Por un momento vi en tu cara la razón por la que lamentablemente el deporte de base es noticia de vez en cuando por deleznables batallas campales alrededor de las pistas. Ahí fallaste. Toda la serenidad que te faltó es la que derrochó el público que te vio atónito, sin entender el porqué de una actitud furibunda. Aunque lo peor llegó con el pitido final. Cuando nos tocó explicar a los mocetes aún renqueantes que eso no es el deporte ni sus valores. Que el próximo fin de semana volverán a disfrutar como de costumbre. Me despido lamentado no que seas un mal entrenador, sino un pésimo educador.

Ver Post >
Una chaqueta gorda
Teri Sáenz 05-12-2016 | 10:31 | 0

malditos

Le informo al yayo Tasio al calor del brasero que mantiene prendido todo el invierno de que existe un fenómeno bautizado como hiperpaternidad. El abuelo me mira con una cara que no alcanzo a interpretar si es de extrañeza o incredulidad cuando le explico que consiste en la fijación de muchos padres modernos por modelar unos hijos extraordinarios. Para alcanzar ese grado de perfección, se les introduce casi sin destetar en una carrera de fondo para formales en todas las destrezas que los nuevos tiempos obligan. El chaval se convierte en un amasijo de arcilla al que se le saca de la urna de protección extrema para moldearlo con entrenamientos de fútbol y/o gimnasia rítmica, cursos de natación, clases de informática, talleres de pintura, lecciones de música y, por supuesto, cuatro horas a la semana en una academia de inglés. Tasio me interrumpe tímidamente para suspirar que cómo cambian las cosas. Que a él y la recua de hermanos sus padres le hacían el caso justo porque no había dinero, tiempo ni tantas oportunidades, y que lo más parecido a una actividad extraescolar consistía en sacar a pastar las ovejas que guardaban en un corral junto a las eras nevadas. Asiento y le garantizo que yo no soy igual que esos padres obsesivos, aunque mis niños no tienen un minuto de respiro y cuando sean mayores les mandaré una temporada al extranjero. El bilingüismo y tal. A Tasio sólo se le ocurre aconsejarme que no olvide meterles una chaqueta gorda en la maleta. Por si hace frío también más allá de los corrales.

Ver Post >
Susto o muerte
Teri Sáenz 04-05-2015 | 11:26 | 0

colegio

Alguna pieza del motor anda gripada cuando siempre al llegar estas fechas todos los padres que deben matricular a sus hijos por primera vez andan al borde del colapso yendo de aquí para allá para elegir aula. Aunque lo que debe estar descuajaringado es el engranaje entero si la Consejería alardea al final del proceso de que casi en la totalidad de los casos se ha atendido la primera opción, pero sólo un porcentaje muchísimo más modesto acaba llevando a los chavales a un colegio que está en su entorno o es realmente deseado. La estadística no puede negar una evidencia a pie de calle. Ni siquiera aunque el consejero del ramo se sorprenda –¿ignorancia o alergia a reconocer cualquier grieta en el sistema?– de que tantos progenitores rechacen la posibilidad de decantarse por escuelas con una desproporcionada carga de emigrantes o minorías étnicas. Culpar a los padres de esa incertidumbre tampoco es razonable. Porque en eso sí lleva razón Abel Bayo: el nivel educativo y la calidad del profesorado está (en general) fuera de dudas. Le bastaría entonces salir del despacho y plantearse entonces por qué esas reticencias a determinados centros a pesar de sus medios y plantillas. La existencia de un número de plazas suficiente no puede arteramente confundirse con una libertad de elección real. Es, mientras no se imponga un reparto equitativo, uno de esos juegos de niños en los que se propone ¿susto o muerte? y se acaba prefiriendo la alternativa que duela menos.

Ver Post >
Capellán se va, el PP se mueve
Teri Sáenz 17-11-2014 | 8:10 | 0

gonzalo capellánLa marcha de Gonzalo Capellán del Gobierno de La Rioja a apenas seis meses de concluir la legislatura supone una sorpresa mayúscula. Incluso los que ahora se arrogan saber con antelación de su salida y quienes interpretan el paso como fruto de tensiones larvadas entre Capellán y Sanz, ayer daban por seguro al exconsejero de Educación como máximo aspirante a suceder al de Igea.

Por más que el presidente inste a no hacer especulaciones (o precisamente por eso), el movimiento abre por sí mismo un sinfín de posibilidades e hipótesis. Por un lado, porque Sanz siempre ha alardeado de ser renuente a retocar sus equipos. Por otro, porque Capellán no ha sido un consejero más.

Recibido como una de las grandes promesas del nuevo PP tras su primera marcha en el 2008 para completar su ya abultada formación académica y profesional, en él se conjugaba juventud, militancia heredada ya desde la cuna como hijo del histórico alcalde de Haro y esa capacidad dialéctica que ha derrochado en el Parlamento en intervenciones no exentas de cierta inmodestia. Su llegada coincidió, sin embargo, con una de etapas más duras en materia de Educación a consecuencia de los recortes y la aplicación de la LOMCE. Quizás ahí, en el fuerte desgaste al que ha debido someterse y el entorno hostil dentro y fuera, reside una de la razones del cambio de aires a un puesto de libre designación por parte del Ministerio pendiente de qué sucederá en las próximas generales.

Pero la renuncia tiene además una vertiente estrictamente política. Desde su regreso, Capellán ha compatibilizado su cargo institucional con la vicesecretaría de Estudios y Programas del PP. En otras palabras: Junto a José Ignacio Ceniceros, Emilio del Río, Ana Lourdes González y el secretario general, Carlos Cuevas, ha formado parte en estos años del ‘núcleo duro’ de la dirección del partido. Una muestra manifiesta del papel que Sanz le tenía reservado para pilotar un partido que, por mucho que su líder eluda la cuestión, debe afrontar más pronto que tarde una renovación que irá paralela al resultado de las urnas en mayo.

El movimiento del ya exconsejero de Educación vuelve a agitar las quinielas sucesorias dentro del PP. Quizás el nombramiento de la plaza de vicesecretario que ahora queda vacante ofrezca alguna pista.

 

Fotografía: Justo Rodríguez

Ver Post >

Últimos Comentarios

teri 21-11-2017 | 10:05 en:
Seis mujeres
toniar66_5556 20-11-2017 | 19:32 en:
Seis mujeres
teri 13-10-2017 | 08:36 en:
Empresa imposible
pretextato 11-10-2017 | 19:04 en:
Empresa imposible
ecotris 31-08-2017 | 22:26 en:
Siempre libro