La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

paro

Caldera: “La gente está dispuesta a sacrificarse si no le engañan como ha hecho el PP”
Teri Sáenz 09-12-2013 | 11:34 | 0

Exministro de Trabajo con el primer Gobierno Zapatero junto a Pedro Solbes, Jesús Caldera (Béjar, 1957) participó ayer en la Escuela de Formación del PSOE de La Rioja en su calidad de secretario de Ideas y Programa para apuntalar el ideario socialista tras la Conferencia Política del pasado noviembre.

jesus caldera

-El gran titular que salió de aquel conclave fue “El PSOE ha vuelto”. ¿Dónde ha estado hasta ahora?
-Es una expresión simbólica. Obviamente el PSOE siempre ha estado ahí, pero ha vuelto a ser una opción mayoritaria después de pasar unas condiciones muy difíciles porque la salida de la Gobierno fue traumática. La idea de fondo de ese titular es que para representar a los ciudadanos primero se necesita un proyecto, luego un liderazgo y a continuación la confianza de la gente.
-¿Es la elección por primarias abiertas del candidato la panacea?
-No es un fin en sí mismo sino un instrumento que, además, ensancha las alamedas de la democracia siguiendo una cultura que ya aplican los progresistas en EEUU, Francia o Italia con buenos resultados. Una herramienta, en definitiva, para que haya más democracia y mejor comunión entre la opinión pública y el proyecto socialista.
-El PSOE no parece capitalizar el fuerte desgaste del PP que muestran la mayoría de las encuestas.
-El PSOE está, como dicen las agencias de rating, estable con perspectivas positivas. Está recuperando poco a poco niveles de confianza que, visto lo ocurrido hace dos años, permiten albergar esperanzas de un alza favorable. Lo que es más llamativo es la caída en picado del PP, que no tiene que ver tanto con las medidas que está tomando como con el fraude masivo que ha cometido ante la ciudadanía. La gente está dispuesta a entender la necesidad de sacrificio si no le engañan como ha hecho el PP. Rajoy ha tenido una transmutación radical entre lo que dijo que iba a hacer y que están haciendo que, en segundo lugar, está afectando a la médula del modelo de bienestar por una cuestión que no tiene que ver exclusivamente con la situación económica sino con un modelo ideológico. Una cosa es priorizar y otra cambiar la naturaleza del contrato que firmamos entre todos hace años y ha sido ejemplo en el mundo.
-El PP aún insiste dos años después en la herencia recibida.
-Ese es un discurso inconsistente. En el 2011 ya decían en campaña electoral que la situación era dramática, pero sabiéndolo se comprometieron a hacer una política diferente incumpliendo radicalmente el compromiso con los españoles, subiendo impuestos a la clase media trabajadora, “tocando” las pensiones en un nuevo modelo que lleva a su disminución o alterando el sistema educativo y sanitario.
-Solbes también dice ahora que no se reconoció la crisis a tiempo.
-Zapatero ya asumió ese error basado en la intención de no deprimir más la inversión y el consumo. Lo que ha hecho el Gobierno actual es alterar radicalmente su programa.
-¿Está siendo desleal el exministro de Economía con su libro?
-Prefiero no juzgar a nadie… Sólo le digo que me siento muy orgulloso de haber sido ministro del Gobierno de España con Zapatero, que nos permitió desarrollar una gran agenda de ampliación de derechos y mejora de las políticas sociales y empleo con unos niveles de paro a finales del 2007 del 7,92% que, por otra parte, demuestra que es posible volver a esa tasa si las cosas se hacen bien.

 

Fotografía: Justo Rodríguez

Ver Post >
Está usted despedido
Teri Sáenz 09-04-2013 | 10:58 | 0

despedidoSe encaminó al despacho del líder intentando disimular el temblor que le nacía de la mandíbula y le recorría el cuerpo hasta las rodillas. Sabía que si había sido convocado en la zona noble de la sede sólo podía deberse a dos motivos: un premio o una condena. Considerando que no había elecciones a la vista ni ningún terremoto institucional en ciernes, la segunda opción había colonizado su cabeza. Ponte cómodo, le ordenó el dirigente señalándole la silla al otro lado de una mesa abarrotada de documentos con el logo de la formación y encuestas sociológicas sobre intención de voto. Los ingresos han caído, la gente ya no compra nuestras promesas, el negocio está dejando de carburar… le explicó como preámbulo para justificar el recorte de plantilla que iba a dejarle en la calle. El subordinado tragó saliva. De nada le sirvió recordar que siempre se había ceñido religiosamente en sus declaraciones a los argumentarios que recibía cada día, que no había sido imputado por ninguna ilegalidad, que desde su afiliación a las juventudes había comulgado (a veces de mala gana pero sin rechistar) con las tesis oficiales. Era igual. La decisión estaba tomada. El partido necesitaba descargar lastre, tomar oxígeno para sobrevivir. Como quien ve la muerte de frente, pasó por su mente en un pispás una vida sin móvil gratis ni despacho, sin halagos ni ruedas de prensa. Comprendió entonces en sólo dos palabras qué era eso de la crisis, los ERE y el paro que alguna vez, como un susurro lejano,  había oído por la calle: estás despedido.

Ver Post >
Maldita herencia
Teri Sáenz 20-05-2012 | 10:27 | 0

Le tengo dicho al yayo Tasio que el día que muera no quiero nada de él. Cuando se pone tristón y algún achaque le recuerda lo mucho que ha vivido y lo poco que le queda para espicharla, me promete que todo lo suyo será mío. Hasta lo más preciado. Su colección de boinas, la vieja silla de anea del dormitorio, la cubertería de plata que nunca ha usado por no desgastarla, el sobrecito con las cuatro perras que tiene ahorradas y guarda bajo el colchón. Todo y más lo incluirá a mi favor en el testamento, me perjura cada vez que voy de visita para darle palique.
testamento
Le repito que no quiero nada de que ha llegado a acumular en su vida. Sobre todo porque me niego a imaginar que algún día muera, pero también porque me da pánico ser deudor de ninguna herencia. No quiero que un día alguien me culpe de lo que el yayo ha hecho o dejado de hacer. De los bienes que me pueda legar y de las hipotecas personales que deje sobre mí cuando le enterremos. No quiero encontrarme el día de Navidad ante los otros herederos del abuelo defendiéndome como un político acorralado por su propia culpa. Acusando a los griegos, a Zapatero, a los mercados financieros, al empedrado. Responsabilizándoles de la subida del paro, de la caída de Bankia, de los recortes financieros, de los agujeros de la Gran Vía. Hasta de los repuntes de la prima. «Sí, mejor repartir entre toda la familia», me responde Tasio cuando escucha mis reparos a tanta generosidad.

Ver Post >
Viaje de estudios
Teri Sáenz 10-04-2012 | 10:07 | 0

Trabaja de profesor en un instituto. No lo reconocerá porque se parece a otros tantos. Cincuenta años largos, voz descascarillada, americana con coderas, dedos manchados de tiza, la alopecia camuflada por un flequillo excesivo. Imparte una de esas asignaturas anacrónicas que le relegan a aulas semivacías, pero su vocación es irreductible. Cada mañana que se sube a la tarima y ordena abrir el libro por la página tal, despliega el mismo brío del primer día. Se ajusta a la nariz unas gafas de montura anticuada y llama a la puerta de la curiosidad de los mocetes que tiene enfrente. Unos se contagian de su entusiasmo; otros le llaman coñazo por lo bajini. En tantos años de docencia sólo ha perseguido extraer el máximo jugo de todos ellos. Vestir sus cabezas para el desfile de la vida y que un día, después de muchos años y un trabajo en condiciones, recuerden algunas de las lecciones. Aunque sea sin cariño.

De un tiempo a esta parte  sus clases han bajado de temperatura. El frío se ha instalado en su garganta, sus gestos parecen atrofiados. Donde antes había efervescencia ahora cunde la rutina porque en vez de militantes del futuro, lo que ve ahora son candidatos al paro. Hasta experimenta algo híbrido entre la pena y la vergüenza si algún alumno le pide consejo sobre qué camino seguir después del instituto. Que aprendan idiomas, tengan su pasaporte en regla y quiten el miedo a vivir lejos, les receta. Aunque sea en Laponia.

Ver Post >
Cifras más caras
Teri Sáenz 06-11-2011 | 11:39 | 2

Como el yayo Tasio apenas tuvo oportunidad de ir a la escuela porque ocupó su infancia pastoreando ovejas y sólo conoce la cuatro reglas, los grandes números le superan. Cuando le informé de que ya somos 7.000 millones de habitantes en el planeta, ni siquiera se inmutó. Las arrugas de su frente no se movieron un ápice y siguieron tan profundas como cuando éramos 6.999.999 humanos. Tampoco le impresionó saber que Merkel y Sarkozy están dispuestos a retener los 8.000 millones de crédito previstos para Grecia si convoca un referéndum. Ni sabe con certeza si aquel país está en América o en África, y su universo numérico se limita a los escasos 500 euros que cobra cada mes. Con eso malvive buscando las ofertas del Carrefour, de forma que cualquier cantidad que la supere se escapa del modorro engranaje mental que guarda debajo de la boina.

 


Tener conciencia de que los parados están a punto de rebasar los cinco millones fue lo único que le hizo removerse de la sillita de mimbre que tiene en un rincón de la cocina. Le bastó visualizar una fila infinita encabezada por el vecino que lleva un año rogando por un puesto e imaginarse detrás de él al panadero del barrio que ha tenido que cerrar, y detrás a otros dos conocidos que acaban de recibir el finiquito, y detrás al mendigo desesperado que no pide pan sino trabajo… Que el 5.000.001 no sea usted, rogó acariciando la estampa de la virgen de su pueblo que siempre lleva en el bolsillo.

 

Fotografía: Juan Marín

Parados riojanos, haciendo fila ante las puertas de las oficinas del INEM

Ver Post >

Últimos Comentarios

replicante 07-12-2014 | 20:14 en:
Otras clases de religión
teri 04-12-2014 | 09:40 en:
Otras clases de religión
pretextato 03-12-2014 | 23:41 en:
Otras clases de religión
teri 03-12-2014 | 09:31 en:
Otras clases de religión
herce.david 02-12-2014 | 19:33 en:
Otras clases de religión