La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

pp

Tiempo de cultivo
Teri Sáenz 25-11-2014 | 7:22 | 0

Uno de los efectos colaterales del impacto de Podemos y el desprestigio de la política tradicional ha sido la fiebre de aperturismo para elegir a sus candidatos que ha contagiado a los partidos clásicos. Todos excepto el PP (que por otra parte nunca ha alardeado de democracia interna) se han lanzado en plancha a la celebración de primarias para redimir sus pecados frente a sus correligionarios, pero también frente a los ciudadanos. El resultado de ese proceso en La Rioja deja un sabor agridulce. A excepción de la carrera mantenida en el PSOE entre Beatriz Arráiz y Eva Loza por dar con su cabeza de cartel al Ayuntamiento de Logroño y que ha pulsado la fuerza real entre diferentes sensibilidades en el seno socialista, el resto ha sabido tremendamente descafeinado. Sólo la presencia testimonial en UPyD de otra aspirante que cosechó 3 votos frente a 30 de Sáez de Guinoa en la candidatura al Parlamento regional desentona de un cuadro donde la ausencia de competidores ha coartado la oportunidad de contrastar proyectos y, en el caso de las primarias previstas de modo abierto a la sociedad, dejar que la gente de a pie (esa que en mayo dirá la última palabra) pudiera señalar quién tiene más tirón popular en las urnas. ¿Carecen los partidos riojanos de aspirantes válidos? ¿Hay pereza o miedo a dar el paso? ¿Sólo los líderes ya asentados o los señalados por cada aparato tienen opciones? Las primarias no son una alternativa sino una cultura que aún hay que aprender a cultivar

Ver Post >
Capellán se va, el PP se mueve
Teri Sáenz 17-11-2014 | 8:10 | 0

gonzalo capellánLa marcha de Gonzalo Capellán del Gobierno de La Rioja a apenas seis meses de concluir la legislatura supone una sorpresa mayúscula. Incluso los que ahora se arrogan saber con antelación de su salida y quienes interpretan el paso como fruto de tensiones larvadas entre Capellán y Sanz, ayer daban por seguro al exconsejero de Educación como máximo aspirante a suceder al de Igea.

Por más que el presidente inste a no hacer especulaciones (o precisamente por eso), el movimiento abre por sí mismo un sinfín de posibilidades e hipótesis. Por un lado, porque Sanz siempre ha alardeado de ser renuente a retocar sus equipos. Por otro, porque Capellán no ha sido un consejero más.

Recibido como una de las grandes promesas del nuevo PP tras su primera marcha en el 2008 para completar su ya abultada formación académica y profesional, en él se conjugaba juventud, militancia heredada ya desde la cuna como hijo del histórico alcalde de Haro y esa capacidad dialéctica que ha derrochado en el Parlamento en intervenciones no exentas de cierta inmodestia. Su llegada coincidió, sin embargo, con una de etapas más duras en materia de Educación a consecuencia de los recortes y la aplicación de la LOMCE. Quizás ahí, en el fuerte desgaste al que ha debido someterse y el entorno hostil dentro y fuera, reside una de la razones del cambio de aires a un puesto de libre designación por parte del Ministerio pendiente de qué sucederá en las próximas generales.

Pero la renuncia tiene además una vertiente estrictamente política. Desde su regreso, Capellán ha compatibilizado su cargo institucional con la vicesecretaría de Estudios y Programas del PP. En otras palabras: Junto a José Ignacio Ceniceros, Emilio del Río, Ana Lourdes González y el secretario general, Carlos Cuevas, ha formado parte en estos años del ‘núcleo duro’ de la dirección del partido. Una muestra manifiesta del papel que Sanz le tenía reservado para pilotar un partido que, por mucho que su líder eluda la cuestión, debe afrontar más pronto que tarde una renovación que irá paralela al resultado de las urnas en mayo.

El movimiento del ya exconsejero de Educación vuelve a agitar las quinielas sucesorias dentro del PP. Quizás el nombramiento de la plaza de vicesecretario que ahora queda vacante ofrezca alguna pista.

 

Fotografía: Justo Rodríguez

Ver Post >
Los rostros de mayo
Teri Sáenz 29-10-2014 | 6:15 | 0

A apenas seis meses vista de las elecciones, el damero político riojano empieza a precisar las piezas con que se jugará la partida frente a las urnas en el 2015. PSOE y UPyD han sido los más tempraneros en decidir quiénes serán sus cabezas de lista tanto a la Presidencia del Gobierno de La Rioja como al Ayuntamiento de Logroño. Ambos han optado por las primarias para designar a sus candidatos en las dos principales instituciones de la comunidad autónoma (los socialistas siguieron el mismo proceso en Calahorra donde salió adelante la única aspirante, Elisa Garrido), quedando así sólo pendiente quiénes completarán las papeletas.candidato
Tras la renuncia anticipada por César Luena a postularse para ocupar el Palacete de Gobierno, la diputada autonómica e integrante de la Ejecutiva Regional, Concepción Andreu, será finalmente la apuesta del PSOE tras concurrir en un proceso en el que no tuvo rival. La baza para intentar recuperar el Consistorio logroñés recaerá por su parte sobre la concejal y vicesecretaria general de la formación, Beatriz Arráiz, que se impuso el pasado día 19 por 210 votos a 128 a Eva Loza, representante de la corriente más crítica con el “aparato” de Martínez Zaporta.
Si el PSOE conjuga en femenino sus opciones en la cita del 2015, UPyD lo hará con dos hombres. Los afiliados de la formación magenta refrendaron el pasado fin de semana a José Ángel Argüeso como aspirante a la Alcaldía de la capital riojana por 22 de los 23 votos emitidos. Así como el coordinador del Consejo Local del área metropolitana no encontró rival en el proceso, el del Consejo Territorial, Emilio Sáez de Guinoa ganó ampliamente a Esperanza Izquierdo -30 votos frente a tres y uno nulo- en la carrera por liderar sus opciones de entrar por primera vez en el Parlamento regional.
Midiendo los tiempos
El proceso de primarias en el seno del Partido Riojano sigue en curso. Mientras a nivel local ya conocen quién les abanderará, en el ámbito autonómico queda pendiente poner rostro al candidato. En el primer caso, la apuesta pasa por Rubén Antoñanzas, que fue proclamado oficialmente a finales de septiembre tras concluir el plazo de presentación de aspirantes sin más alternativas que la del presidente de la asociación de vecinos Madre de Dios, involucrado con los regionalistas tras la integración con su partido de origen, Ciudadanos de Logroño.
La decisión sobre el cabeza de lista autonómico se concretará previsiblemente en noviembre. Será a través de un procedimiento de votación abierto también a la ciudadanía -previo pago de 15 euros- al que podrá concurrir libremente cualquier militante o incluso simpatizantes que reúnan un 15% de avales del censo. El presidente del partido, Miguel González de Legarra, ya ha confirmado su voluntad de involucrarse y volver a ser la cara visible del PR+ para renovar su presencia en el hemiciclo.
Tanto Podemos como Izquierda Unida siguen pendientes en La Rioja del calendario y la estrategia que definan sus respectivas organizaciones. Inmerso actualmente en el periodo de reflexión para definir el modelo de organización interna que concluye este domingo, la formación liderada a nivel nacional por Pablo Iglesias tiene dos asignaturas pendientes antes incluso de concretar quiénes serán sus referentes en la comunidad: concretar si concurrirán a las elecciones locales integrados en el bloque “Podemos” o si incluso dejarán pasar la cita autonómica para centrarse en las nacionales. Lo único seguro es la fórmula de elección de los candidatos en caso de que Podemos dé el paso al frente: elecciones abiertas y sin trabas. IU también está a la expectativa de si fructifican las virtuales alianzas con otros colectivos y formaciones de izquierda. La coordinadora en La Rioja, Henar Moreno, medita si volver a optar a las primarias para liderar la candidatura regional -hace cuatro años fue la única interesada- mientras en el Ayuntamiento de Logroño todo queda también a la espera de instaurar la marca “Podemos” en distintas localidades.
Como es su costumbre, el PP remite a la decisión que adopte su Comité Electoral en torno a un mes antes de las elecciones para revelar quiénes serán sus cabezas de cartel. Pedro Sanz sigue fiel a un discurso huidizo -«si el partido me lo pide y considera que es la mejor opción, estará ahí para seguir trabajando por esta tierra», dice- para confirmar si repetirá por sexta vez, mientras la actual alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, se presume como la oferta más previsible para mantener el Ayuntamiento de la capital.

 

Infografía: José Ángel Martínez

Ver Post >
Subir las escaleras
Teri Sáenz 26-08-2014 | 10:25 | 0

La clase gobernante tiene aún pendiente interiorizar su exigente responsabilidad no ya como gestores del dinero de todos sino como amplificadores de mensajes con los que va construyéndose una conciencia social. El político no es sólo lo que hace sino lo que dice. Y en esa duplicidad nunca puede olvidar que cualquier gesto, el más mínimo susurro, forma parte de un todo en el que su faceta privada queda obligatoriamente sometida a su vertiente pública. Por eso, las recientes palabras del alcalde popular de Valladolid asegurando darle reparo entrar en un ascensor por si alguna mujer le busca las vueltas inhabilitan a Javier León de la Riva como representante por muchas mayorías absolutas que haya cosechado o disculpas huecas de última hora. Porque su comentario está cargado de un menosprecio inasumible para la mujer. Porque las sospechas que desliza asumiendo que un hombre puede ser acusado de violación si su vecina lo finge son una patada en el orgullo y la integridad de la mujer. De todas. Incluso las de su propio partido, que al margen de ideologías y olvidando esa defensa feroz de los propios que imponen las siglas deberían salir en tropel a afearle su opinión. Más aún repasando el catálogo reincidente de comentarios machistas que esta vez ya no tiene en la diana a ninguna ministra socialista, sino a todas las mujeres que en vez de subir por las escaleras coincidan en el ascensor con personajes que no deberían ascender a ninguna parte.

Ver Post >
“Podemos se la jugará cuando deba mojarse para dar gobiernos y elaborar candidaturas”
Teri Sáenz 30-06-2014 | 12:24 | 2

Pocos momentos en la historia reciente de la política española han acumulado tantas novedades. Desgaste del bipartidismo, irrupción de Podemos, cambio de liderazgo en el PSOE, relevo en la Casa Real… En medio de esa vorágine, Pablo Simón (Arnedo, 1985) ofrece desde Bruselas su análisis de la actual coyuntura y el futuro inmediato, parte del cual se incluye en el libro ‘La urna rota’ (Editorial Debate) que acaba de publicar junto al resto de académicos y profesionales integrados en un colectivo, Politikon, nacido en el 2010 con el afán de incentivar el debate público.

-¿Qué contiene “La urna rota”?
-El libro intenta explicar y documentar los principales problemas políticos de nuestro país que, según argumentamos, surgen de la combinación de una burbuja inmobiliaria, que amplió el espacio para la corrupción, y unas instituciones con deficiencias, especialmente los partidos, la administración y el sistema electoral. En la segunda parte del trabajo discutimos soluciones para paliar esas deficiencias, desde las primarias hasta la transparencia.
-¿Qué llama la atención del 25M: la irrupción de Podemos o la erosión de los grandes partidos?
-Ambas cuestiones están relacionadas. Los dos partidos principales nunca habían sumado un porcentaje tan escaso de apoyos, por debajo del 50%. Por otra parte, Podemos es la plataforma en torno a la que se han unido muchos ciudadanos insatisfechos con el sistema político y, como explicamos en el libro, cuando existe descontento y los partidos tradicionales no emprenden reformas, es más probable la emergencia de nuevas fuerzas como ha ocurrido también en Grecia o Italia. En España, con la crisis económica en su apogeo, un interés creciente por la política y más de un 70% de desconfianza hacia el sistema, estábamos sobre un volcán que muchos no han querido ver.
-¿Se agota el recorrido del partido de Pablo Iglesias en su figura y la coyuntura en la que ha surgido?
-Es pronto para saberlo. En general es positivo que las sensibilidades presentes en la sociedad se organicen para participar políticamente en cualquier estructura. Podemos ha movilizado y politizado a mucha gente. Sin embargo, ahora hay que ver cómo se estructura. Su funcionamiento asambleario le hace arriesgarse a ser capturado por minorías organizadas; su organización territorial puede hacer poco coherente su programa. Ahora mismo Podemos tiene una luna de miel con una parte de la opinión pública, especialmente con el electorado más de izquierda, pero cuando deba mojarse para dar gobiernos o elaborar candidaturas a nivel local, entonces es cuando se la jugará como partido.
-¿Han sido las elecciones europeas el anticipo de lo que vendrá en las autonómicas y municipales?
- Es difícil extrapolar estas elecciones porque se rigen por tres dinámicas particulares: la gente participa menos, suele haber más castigo al gobierno que en unos comicios normales y el sistema electoral de distrito nacional favorece el voto a partidos pequeños. A mi juicio, la principal conclusión del 25M es que Podemos es un nuevo actor político a tener en cuenta, con lo que el sistema político regional y local puede fragmentarse más de lo esperado.
-¿Cabe una lectura específica de los resultados en La Rioja?
- Se pueden destacar cuatro cuestiones. Mientras que el PSOE ha seguido un comportamiento similar al del resto de España, el PP ha resistido la caída bastante mejor que en otras regiones. En segundo lugar, UPyD se ha colocado como tercera fuerza, sacando una de sus mejores marcas autonómicas. Por su parte, Podemos se ha quedado muy cerca del sorpasso a Izquierda Unida, principalmente porque la formación de Cayo Lara no ha despegado tanto como se esperaba. Por último, como de costumbre, en La Rioja hemos sido de los que más hemos votado en estas elecciones.
-El PP no se da por aludido y niega que el bipartidismo se haya roto. Que su fuerza, aunque mermada se mantiene, y es el PSOE el que está desmoronándose.
-Es cierto que el PP tiene menos razones para estar preocupado que el PSOE, el cual tras perder el centro en el 2011 está sufriendo ahora una sangría por la izquierda a través de Podemos e IU. Sin embargo, el PP tiene pocas razones para mostrarse ufano. Por un lado, porque muchos votantes populares se han quedado en casa y será difícil recuperarlos para el 2015 sin una mejoría de la economía. Y por el otro, porque al final en democracia lo importante es quien suma los escaños para gobernar, ya sea uno o varios partidos, y el nuevo escenario sugiere que coaliciones alternativas podrían arrebatarles los gobiernos de Madrid o Valencia. Los populares pueden perder muchos feudos históricos en las próximas elecciones y sus barones ya muestran preocupación.
-¿También en La Rioja corre riesgo la hegemonía del PP?
-No es descartable. En un escenario tan volátil, unos pocos votos pueden ser decisivos y arrebatar la mayoría absoluta al PP. Ahora bien, la oposición tendría que unirse en bloque para impedir que gobernasen los populares y coordinar a tantos partidos tan diferentes también tiene sus problemas. Incluso cabe la opción de un gobierno en minoría como pasó con Espert en 1987.
-¿Qué futuro augura al PSOE? ¿Es la fórmula de un militante-un voto la solución a sus males?
-Es complicado saberlo porque el PSOE está en un proceso de renovación exprés. Lo lógico habría sido adelantar sus primarias para elegir un candidato y luego hacer un congreso para su secretario general, buscando así integración. Al invertir los pasos, y además cambiar el sistema de delegados por el voto de militantes, corre muchos riesgos. Cuando la elección es a un turno y hay muchos aspirantes, puede salir elegido alguien con pocos votos y con déficit de legitimidad interna. Además, si el secretario general intenta ser candidato en las Generales, las primarias se convierten en una clase de segunda vuelta de su elección pero con un electorado distinto ya que son abiertas y, de salir derrotado, esto implicaría una bicefalia. Desde luego, un importante riesgo de división que puede lastrar aún más sus expectativas para el 2015.
-En esa resaca que dejan las europeas llega la abdicación del Rey. ¿Debería haber sido el momento para plantear un referéndum?
-La clave no es discutir sobre hacer un referéndum sino sobre cómo el republicanismo en España logra convertirse en un programa político. Plantear la república implica una reforma agravada de la Constitución, casi un proceso constituyente, algo que me parece bien discutir y puede que afrontemos en otra legislatura. Sin embargo, cuando se pregunta qué tipo de república se quiere, la respuesta es que eso viene luego, después de votar. Y creo que esto es hacer trampas. Yo sería favorable a una república como la alemana o la italiana, donde el jefe de Estado lo vota el Parlamento, pero prefiero la forma actual del Estado antes que una república como la francesa, con elección directa, donde el presidente aglutina mucho poder y representa solo a una parte del país

Ver Post >

Otros Blogs de Autor