La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

psoe

A por uvas
Teri Sáenz 03-10-2016 | 11:56 | 0

temporeros

El yayo Tasio se topa con él cada mañana que cruza por la estación de autobuses. Es negro como el tizón, va abrigado hasta el cuello y en su mirada ha llegado ya el otoño. En una mano lleva una bolsa de rafia arrugada con el logotipo de un supermercado cercano. En la otra, un manojo de cartones que dobla meticulosamente después de lavarse en la fuente junto a la que duerme cada noche a la intemperie. En el capazo que le hace las veces de maleta asoma lo que parece que un día fue una manta recia. Por el ruido que hace al posarla en el banco donde se sienta a pasar el día, dentro debe guardar un vaso metálico, algún plato abollado. Tal vez una sartén rescatada de no se sabe dónde. Sobre la madera extiende una servilleta que hace también las veces de mantel. Extrae de la bolsa media barra de pan y empieza a comerla con parsimonia, pizcando las escasas migas que se escapan al hambre. No está solo. A su alrededor hay otros como él. Decenas. Comparten color de piel, manos curtidas en vendimiar a destajo y ganas de ganarse un jornal. Tasio supera la tentación de observarles como hacen el resto de los transeúntes, que cada vez que llegan estas fechas les confunden con parte del mobiliario urbano. Se siente impelido de preguntarles si son de Pedro Sánchez o Susana Díaz. Si están por un congreso exprés o crear una gestora. Si creen conveniente abstenerse o son partidarios de unas terceras elecciones. Si, en definitiva, agota más cortar uvas o sufrir el inmenso caos que les ignora.

Fotografía: Juan Marín

Ver Post >
Puentes, vetos y urnas
Teri Sáenz 22-02-2016 | 12:44 | 0

candidatos

El PSOE quiere (necesita) sumar con Ciudadanos y/o Podemos y otra gavilla de partidos. Ciudadanos apoyaría al PSOE si también da cabida al PP. Podemos rehúsa estar junto Ciudadanos, y el PSOE con el PP. Algunos barones socialistas ponen verdes a Podemos y C’s. Y eso que gobiernan aliados con Podemos o C’s en sus comunidades. Los nacionalistas catalanes están por regalar la abstención a Pedro Sánchez. Pero a Pedro Sánchez le abrasa su apoyo. Compromís tampoco hace ascos al PSOE. Aunque Compromís concurrió a las elecciones con Podemos. Unidad Popular-IU estuvo a punto de presentarse con Podemos. Sin embargo, Podemos no se coaligó a Unidad Popular-IU en todos los territorios. Resulta que ahora Podemos podría gobernar con Unidad Popular-IU. PNV y Coalición Canaria dirían sí a Sánchez en la investidura. Y eso que en otros tiempos respaldaron al PP. A falta de cuadrar el puzzle repleto de aristas de la gobernabilidad, los hay quienes ya están haciendo la mudanza a La Moncloa. Iglesias se ha pedido el despacho de vicepresidente. Sánchez, que sería presidente con un Gobierno del PSOE, le afea sus ínfulas. El PP acusa a los dos de ansiar cargos. Por si acaso, Rajoy ofrece a Sánchez la vicepresidencia de un Gobierno del PP. Mientras reparte las cartas en una partida donde (casi)nadie quiere jugar con él, es posible que al final se repitan las elecciones. Si los vetos pueden  a los puentes, en un par de meses vuelvo a publicar esta misma columna. Así de claro.

Ver Post >
Pablo Simón: “El PSOE tiene un plan”
Teri Sáenz 15-02-2016 | 12:45 | 0

El panorama político nacional se presenta tan incierto como fascinante. En plena ronda de encuentros de Pedro Sánchez en busca de alianzas, Pablo Simón (Arnedo, 1985) ofrece su brújula de doctor en Ciencias Políticas, profesor en la Universidad Carlos III y analista en una gavilla de tertulias de postín para caminar entre las múltiples opciones de Gobierno abiertas. Sobre un escenario donde la consigna más allá del PP es evitar volver a sacar las urnas, Simón augura que se concretará una legislatura breve pero que facilitará grandes acuerdos en asuntos capitales.

pablo simón
–¿Qué porcentaje de posibilidades hay que de un Gobierno presidido por Pedro Sánchez tras doce días de conversaciones?
–Ahora mismo lo fijaría en un tercio, pero podría elevarse en las próximas semanas. Todo depende de la estrategia negociadora que siga, aunque mi impresión es que hay opciones reales de alcanzar un acuerdo.
– Lo que se ha visualizado hasta ahora son más vetos y líneas rojas que consensos y manos tendidas.
–Hay tres elementos que lo explican. Por un lado, la falta de cohesión dentro de los negociadores, con el PSOE prácticamente abierto en canal y Podemos con divisiones entre sus confluencias territoriales. El segundo factor es estructural en España y está vinculado a la debilidad de las instituciones parlamentarias. Por ejemplo, en otras naciones los acuerdos nacidos del Parlamento para formar un ejecutivo tienen hasta rango de ley, facilitando así su control. Por último pesa la volatilidad del electorado. En otros países con alta fragmentación generalmente no se producen grandes cambios de una elección a otra y están acostumbrados a sentarse con los mismos contrincantes. En España, de pronto, más del 30% de votos han ido a partidos que antes ni existían. La combinación de todo ello es que los actores están siendo muy tácticos porque nadie sabe anticipar qué pasaría en caso de nuevos comicios.
–C’s apoyaría al PSOE si incluye al PP; Podemos si prescinde de C’s; ERC y CDC ofrecen una abstención que el PSOE rechaza… ¿Qué tiene Sánchez en la cabeza ante tantas variables enfrentadas?
–Mi impresión es que el PSOE tiene un plan: conformar un gobierno en minoría asegurándose el apoyo de Coalición Canaria y PNV, intentar negociar con IU-Unidad Popular y Compromís para que voten también a favor y con C”s para, como poco, recibir su abstención. Ello supone que la responsabilidad de una posible repetición electoral recae en Podemos. Y eso es lo que pretende Sánchez: poner a Iglesias contra las cuerdas y el dilema de estar obligado a votarle o cargar las culpas de tener que volver a las urnas.
–¿Queda descartada una gran coalición como propone el PP?
–Absolutamente. Y no sólo por la negativa a ello que ha reiterado el PSOE anunciado además que consultará con unas bases contrarias a esa opción, sino porque con tantos casos de corrupción en las filas del PP ahora abrasa electoralmente acercarse a los populares.
–¿Qué le queda a Rajoy más allá de insistir en que ganó el 20D y no es de recibo que tome las riendas un partido con sólo 90 diputados?
–Rajoy perdió completamente la iniciativa política desde el momento que declinó el mandato del Rey a formar gobierno. Su única esperanza es esperar que las negociaciones fracasen. Y en ese caso, forzar unas nuevas elecciones. Las encuestas dicen sin embargo que el damero no variaría tanto, con lo cual al PP solo le queda soñar que el PSOE pasara a ser la tercera fuerza. Con ello no tendría más remedio que abstenerse porque no podría votar a favor de la investidura de Iglesias como presidente. Es la única baza a la que juega Rajoy, que resulta muy arriesgada y complica al máximo su futuro.
–¿Es evitar la repetición de elecciones una prioridad para materializar el gobierno?
–Al menos, todos lo tienen en la cabeza. En una franja debajo del 15% electoral, C’s sería muy castigado en escaños sólo con perder unos votos más, de forma que hará todo lo posible para que haya un acuerdo de Gobierno. Podemos también se enfrenta a una disyuntiva. Acaricia la idea del sorpasso al PSOE, pero duda de dos cosas: si reeditaría las coaliciones territoriales en unas virtuales nuevas elecciones y ser penalizado por la izquierda como culpable de impedir desalojar al PP.
–¿Dónde queda en ese contexto la línea roja del referéndum para Cataluña que subraya Podemos?
–Podemos hace tiempo que ha borrado esa línea roja. Básicamente, porque si hubiera habido nuevas elecciones en Cataluña en marzo, la única esperanza de Colau para marcar la diferencia en campaña era el derecho a decidir. Dado que no volverán a sacarse las urnas, el referéndum ya no es tan vital y Podemos sabe que es un factor divisivo en su electorado. Muchos de quienes les votaron por ejemplo en La Rioja lo hicieron por cuestiones sociales y no pensando en Cataluña.
–¿Serán sus socios de coalición capaces de asumirlo?
–Ése es el gran reto y lo que explica por qué Iglesias está marcando un tono tan agresivo en las negociaciones. A Podemos sólo le queda una huida hacia adelante subiendo constantemente la apuesta, porque sabe que su grupo parlamentario es muy plural y con agendas distintas. Iglesias sólo puede guardar el equilibrio sobre el alambre mientras no pare.
–¿Quién se juega más en esa derivada en clave interna que tienen por lo tanto las negociaciones?
–Sánchez, porque es su única oportunidad. Podemos es una formación nueva y las contradicciones internas no limitan su continuidad. Sin embargo, la actual dirección socialista es consciente de que si no puede formar gobierno será presionado para dar un paso atrás y cambiar de candidato. Ahí también se explica el juego de los tiempos. Vaticino que las negociaciones se van a dilatar al extremo porque incentiva al PSOE e interesa a Podemos. Los primeros para trasmitir fortaleza, y el líder socialista para restar tiempo a que se organice la oposición interna.
–¿También obedece a ese fin la consulta a las bases comprometida por Pedro Sánchez?
–Totalmente. Cuando los líderes de la cúpula se ven acorralados por el aparato crítico del partido, lo que hacen es dar a voz a la militancia y generar un bypass a quien trata de desplazarles desde arriba.
–¿Pero no era un ejercicio de democracia interna?
–Ese discurso es el envoltorio del caramelo. Consultar a las bases es una estrategia de poder de manual.
–¿Qué longevidad augura a una legislatura pedregosa en un hemiciclo tan fragmentado?
–Zapatero, que rozó la mayoría absoluta en el 2008, sudaba tinta china para lograr los ocho escaños que le faltaban, así que imagínese a Sánchez con sólo 90 diputados. Presagio una legislatura corta, pero va a permitir que se aborden reformas que exigen grandes consensos.
–¿Es esa la mejor noticia del jeroglífico de las negociaciones y la incertidumbre del resultado?
–Las encuestas dicen que los españoles están relativamente satisfechos con lo que votaron el 20D y es improbable una regresión al bipartidismo. Con sus luces y sombras, tendremos que acostumbrarnos al nuevo escenario de pactos con más actores y más demora por lo tanto en las decisiones. La legislatura será corta y los cambios, más difíciles pero también muy consensuados y, por tanto, estables. La Ley de Educación, por ejemplo, lo agradecerá mucho.

Fotografía: Newsphotopress

Ver Post >
Del Río: “A veces las expectativas están más fuera que en uno mismo”
Teri Sáenz 23-11-2015 | 12:41 | 0

En el viaje de ida y vuelta político, Conrado Escobar abandonó el Congreso para incorporarse al Ejecutivo regional de Ceniceros y Emilio del Río (Logroño, 1963) salió de él para convertirse ahora en el nuevo cabeza de lista del PP riojano para la Cámara Baja. Uno de los colaboradores más estrechos de Pedro Sanz durante su Gobierno y que algunas quinielas situaban incluso como sucesor toma un lugar que los mentideros daban por seguro después de quedar fuera incluso del Parlamento en primera instancia. Del Río se aferra al argumentario electoral para regatear cualquier hipótesis apócrifa sobre tensiones de poder dentro de un partido que, según sostiene, es el único capaz de aportar la experiencia requerida.

emilio del rio
–¿Quién le ha elegido como cabeza de lista al Congreso?
–Los órganos del partido, tal y como se recoge en los estatutos. La designación viene del comité electoral nacional, igual que se ha hecho en todas las candidaturas en todas las comunidades autónomas.
–¿Le sorprendió la decisión?
–Me sentí muy honrado, profundamente agradecido al partido por la confianza depositada, y cargado de responsabilidad. En lo personal supone un reto apasionante y en lo político un compromiso importantísimo para contribuir a defender el proyecto del PP en España y a la vez los intereses de todos los riojanos.
–¿Se ha impuesto el criterio del presidente del partido sobre el del Gobierno en su designación?
–Hay unos órganos del partido que toman las decisiones y no ha habido disparidad de criterios en ningún momento. De hecho, mi nombramiento se aprobó por unanimidad en el comité electoral.
–¿Por qué se daba prácticamente por hecho su designación una vez que Ceniceros prescindió en su Gobierno de alguien tan identificado con el anterior como usted?
–No sé si era así. Debería preguntárselo a quienes lo esperaban.
–¿Es su nombramiento una forma de pagarle los servicios prestados? ¿La demostración de que Pedro Sanz, como afirmó en su día, no deja caer a nadie por las escaleras?
–Lo que importa es la vocación de servicio con tu tierra y el compromiso con la organización política en la que uno está implicado. Y a eso se le puede dar forma de distintas maneras, en distintas instituciones. Ha sido mi caso, antes en el Gobierno y en el futuro en el Congreso en un proyecto, además, que ahora tiene un reto importantísimo después de años duros para salir definitivamente de la crisis una vez que hemos superado la recesión. Un momento apasionante para España como país que implica de lleno a La Rioja.
–Ya se interpretó ese afán por reubicarle tras salir del Gobierno cuando se hizo “correr” la lista para permitir su reingreso al Parlamento como liberado ¿No era suficiente?
–Le insisto. Cada uno debe estar preparado para la tarea que le encomiende el partido y trabajar por su tierra sin guardar mayores expectativas que hacer bien el trabajo que le toca en cada momento. Quizás a veces las expectativas están más fuera que en uno mismo y a mucha gente le gusta hacer elucubraciones.
–También invita a elucubrar que encabece la lista al Senado alguien afín (José Luis Pérez Pastor) que tampoco sigue en el Gobierno de Ceniceros y fue además uno de los damnificados para permitir que usted volviera al hemiciclo.
–Lo importante no es que coincidan ambos perfiles sino que sean idóneos para el puesto. Candidatos preparados, entregados y dispuestos a trabajar por La Rioja con humildad, honradez y cercanía y ejerzan la política por convicción, no como profesión. Otras cuestiones pueden ser coincidencias políticas coyunturales, pero no me parece lo relevante.
–¿Colma sus ambiciones llegar ahora a Madrid? ¿Hubiera preferido hacerlo hace cuatro años, con más hegemonía y posible proyección?
–Mi ambición es siempre estar dispuesto para lo que el partido decida y mantenerme preparado para desempeñar la tarea que me corresponda lo mejor posible.
–Su designación contraviene el espíritu del pacto de investidura del PP con C’s, que insta a elegir democráticamente a los candidatos.emilio del rio
–El compromiso del acuerdo es introducir cambios en los estatutos de cara a las siguientes elecciones para que los candidatos se elijan por primarias, pensando sobre todo en los niveles municipal y autonómico. Esos cambios no se han producido todavía. Ni aquí ni en otras partes como Murcia o Madrid donde se suscribió un pacto similar. Por lo tanto, no se ha incumplido ningún acuerdo sino que la elección ha seguido los estatutos del partido que aprueban congresos que son absolutamente participativos, democráticos y asamblearios donde los militantes votan lo que quieren votar.
–¿Cuál es su cálculo electoral? ¿Descarta que el PP reedite el tercer diputado que logró en el 2011 tras el fuerte desgaste sufrido y se conforma con un solo acompañante?
–La expectativa es que el PP gane las elecciones en La Rioja y lo haga por el mayor número posible de votos. No le pongo cifras, porque eso está en manos de los riojanos. Un gran respaldo contribuirá a que haya un Gobierno fuerte en España que es lo que necesita este país para seguir por la senda de recuperación y de crear empleo sin dejar a nadie atrás. Un Gobierno con experiencia que sólo puede ofrecer Rajoy frente a eslóganes o la vuelta al fracaso.
–¿Le satisfaría más que ese tercer diputado cayera del lado de C”s antes de que lo recuperara el PSOE?
–La clave es tener claros los objetivos. Y lo nuestros son nítidos: empleo, estabilidad y crecimiento. Eso sólo lo ofrece el PP; todo lo demás son experimentos.
–¿Qué opinión le merecen el resto de los candidatos riojanos que pujarán con usted el 20D?
–Estoy convencido de que todos quieren lo mejor para esta tierra pero lo hacen desde unas opciones que están equivocadas. No es cuestión de personas, sino de las políticas adecuadas para sacar a España de la crisis. En ese sentido, todo lo que no sea votar al PP son eslóganes o aventuras que no se sabe cómo acabarán.
–César Luena, cabeza de lista del PSOE asegura que su aval para defender mejor La Rioja es, como secretario de Organización federal, ser la “mano derecha” de quien podría ser el presidente de España.
–Lo único que ofrece el PSOE es una vuelta al pasado con políticas caducas que cambiarían el buen rumbo que ha tomado España. Esa tarjeta de presentación de Luena es la muestra de alguien que, en vez de estar pegado a la tierra, piensa más en usar los votos de los riojanos para irse a Madrid que en defender los intereses de los riojanos en Madrid.

 

Fotografías: Fernando Díaz

Ver Post >
¿Quién ha sido?
Teri Sáenz 10-11-2015 | 11:32 | 0

 

presupuestosEl proyecto de Presupuestos de La Rioja para el 2016 incluye una pequeña rebaja en varios tramos autonómicos del IRPF para las rentas medias. Además, la eliminación ya total del Impuesto de Patrimonio que el PP llevó por bandera durante la campaña queda ahora a expensas de lo que dictamine un equipo de estudio. Tranquilo, no se asuste. Mi intención no es amargarle el día ni aturullarle con ninguna procelosa disertación sobre esa cosa insondable llamada fiscalidad. El meollo no es el qué, sino quién. El presidente regional reconoce que ambas cuestiones han sido incluidas a petición del C’s. El PSOE sostiene que los Presupuestos son los que el PP habría presentado de mantener la mayoría absoluta y nadie ha influido. Pero C’s dice que no sólo ha influenciado, sino que el texto inicial ni siquiera preveía ambos temas. A Podemos le interesa mayor progresividad aún y el PP…. El PP dice que las Cuentas son «netamente PP» y que donde unos intuyen imposición ellos sólo ven diálogo. La profusión de lecturas sobre el mismo hecho, llamativamente similar al rifirrafe sobre quién propició el relevo de Pedro Sanz por José Ignacio Ceniceros, descubre cómo es la nueva política regional. Una manera de avanzar retrocediendo con mochilas en las que aún pesa el viejo hábito de confundir consenso con debilidad y arrogarse tantos méritos como quepan una urna. Al menos, hasta las elecciones generales, cuando las caretas se caigan y la clave no sea quién cede, sino qué.

Ver Post >

Últimos Comentarios

teri 17-05-2016 | 10:06 en:
El papel de la memoria
konrad 16-05-2016 | 09:29 en:
El papel de la memoria
herce.david 18-04-2015 | 05:57 en:
UPyD al aparato
herce.david 18-04-2015 | 05:51 en:
UPyD al aparato
replicante 07-12-2014 | 20:14 en:
Otras clases de religión