La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

rioja

La Rioja con Rioja
Teri Sáenz 13-06-2016 | 5:40 | 0

vino de Rioja

El 9 de junio del 2009 se dio por inaugurada la crisis con un gesto tan pequeño como trascendente. La entrega de distinciones y la exaltación del terruño propios de la jornada sacó de sopetón del programa el clásico ágape que cerraban los fastos. La decisión dejó para la historia aquellas imágenes del claustro del monasterio de Yuso a reventar de público apostado ante mesas rebosantes de canapés mientras rellenaban sus copas y (algunos) dirigentes limaban distendidamente sus diferencias públicas. A unos les pareció una medida entre excesiva y demagógica dado lo señalado del evento. Otros la aplaudieron, asumiendo que mientras una mayoría sufría recortes de todo tipo –perdón, ajustes– no era de recibo que políticos e invitados hicieran exhibición de derroche. Las ediciones posteriores no sólo mantuvieron la abstinencia, sino que la concesión de galardones y los discursos oficiales se confinó al refectorio para inyectar una dosis extra de austeridad. Sin transición, en el 2016 el Rioja ha regresado al Día de La Rioja. Como si se hubiera decretado el final de las penurias, el vino ha vuelto a correr por San Millán. Y todos bebieron. Ni las botellas que se descorcharon ni las que dejaron de hacerlo son la solución a una crisis mayúscula, pero la imagen, al menos, proyectaba un mensaje de la contención exigida al resto que además la rutina había normalizado. Ahora, por lo visto, el único ahorro es en expresidentes de La Rioja que no acuden al Día de La Rioja.

Fotografía: Fernando Díaz

Ver Post >
Lo que da de comer
Teri Sáenz 06-06-2016 | 12:11 | 0

calimcoho

Alguna pieza chirría en el engranaje turístico-social de Logroño cuando el visitante sale encantado al certificar los tópicos de la ciudad –su tamaño manejable, la buena gente, las bonanzas estomacales– pero una parte de quienes la habitan chocan a diario con esas presuntas virtudes. A la avalancha de despedidas de soltero con los homenajes al mal gusto que sus integrantes practican en la vía pública cada semana se ha sumado la reconversión de la icónica calle Laurel en un parque temático inclinado al bolsillo y las expectativas del foráneo que llega, disfruta, paga y se va. A ese cóctel de difícil digestión para los que acaban cercenados por pollos alcoholizados y pinchos de pitiminí a doblón, acaba de sumarse la ‘I Ruta del Calimocho’, que apuntilla la pátina de calidad que se presupone a los atractivos de la tierra con nombre de vino. Los argumentos para vadear la polémica no cuelan. Ni dotar a la mezcla de los atributos gustativos que nunca ha tenido la Coca Cola, ni presumir que así se fomenta el Rioja, ni el recurrente pretexto del retorno económico que lo mismo vale para el ascenso de la UDL que para combinar vino con burbujas dulces. Las dudas sobre la oportunidad de la iniciativa valdrán de poco. Los bares harán caja y la chispa de la vida venderá unos palés más. Pero la imagen de Logroño y por extensión de la región quedará impregnada del olor a caramelo pegajoso que deja el calimocho, incumpliendo esa máxima tan riojana de que es obligado cuidar bien lo que da de comer.

Ver Post >
“No tengo nada reprochable”
Teri Sáenz 28-03-2016 | 10:07 | 0

Las quinielas le situaban como una de las pocas consejeras de Pedro Sanz que continuarían en el Ejecutivo de José Ignacio Ceniceros. Las previsiones se frustraron, aunque el futuro reservaba a Concepción Arruga (Logroño, 1965) la responsabilidad de manejar la portavocía de una Cámara sin mayoría absoluta.

arruga

–¿Cómo se entiende que usted sea la nueva portavoz cuando ya había dos adjuntos?
–Una vez que Carlos Cuevas dejaba de ser portavoz se eligió uno nuevo, sin más. El reglamento no establece que deban serlo necesariamente alguno de los adjuntos.
–¿Y qué ha pesado para elegirle?
–Supongo que mi trayectoria profesional, el bagaje político, la gestión desde el 2003 en el Gobierno en áreas como empleo, comercio, relaciones laborales, industria, hacienda o administraciones públicas y haber sido ya diputada.
–El hecho es que después de que Ceniceros no contara con usted para el nuevo gobierno regional había quedado ‘descolgada’.
–Yo entré a formar parte de un equipo con el presidente Pedro Sanz en el que trabajé intensamente y muy a gusto. Ese proyecto acabó y arrancó otro con personas de confianza de quien lo lidera. Eso es todo. Siempre he dicho que la política es un trabajo temporal en la que tú eres un empleado eventual.
–¿Significa eso que Ceniceros no confía en usted? Algunos consejeros continuaron en el Ejecutivo y muchos creían que usted también encajaba en ese nuevo tiempo.
–Eso lo dice usted, no yo. Puede dar las vueltas que quiera al argumento, pero lo cierto en que he tenido muy buena relación con José Ignacio mientras fue presidente del Parlamento y la sigo teniendo.
–De las tres liberaciones que corresponden al PP (además del portavoz) el partido le atribuyó una al inicio de legislatura ¿Ha sido una manera de ‘pagarle’ hasta otorgarle ahora la portavocía?
–Me parece una interpretación cuando menos excesiva. Antes de entrar en el Gobierno trabajé en la UR, tenía mi despacho profesional, colaboraba en la Fundación de la Universidad… Le aseguro que mis ingresos eran muy superiores a los que he tenido en la política.
–¿Qué estrategia se ha fijado ahora que el PP pende del voto de C’s?
–El proyecto del PP es el mismo porque es el mejor para La Rioja. Y basta ver cómo estaba la comunidad en 1995 y cómo está ahora. Sin embargo, la situación política ha cambiado no sólo no sólo en La Rioja sino en España y eso obliga a una actividad parlamentaria en permanente diálogo. El objetivo es buscar el máximo grado de consenso para adoptar las políticas públicas que más beneficien a los riojanos.
–¿Cómo es posible una mutación tan brusca del ‘rodillo’ de la mayoría absoluta durante 20 años a la apelación constante al diálogo?
–No es que haya habido ningún cambio brusco, sino que la actitud de la oposición no tienen nada que ver con la de otras legislaturas. En los años que llevo en el hemiciclo he llegado a ver situaciones hasta de provocación y negativa sistemática al acuerdo.
–¿Ni una pizca de autocrítica?
–Por supuesto que habremos hecho cosas mal. El único que no hace nada mal es que el no hace nada. Y cuanto más haces, más riesgo tienes de equivocarte. Si hay que pedir perdón, se pide. No pasa nada.
–¿Forma usted parte del proceso de renovación de rostros que el partido parece estar operando?
–Quizás los periodistas tengan una visión más singular al respecto, pero desde luego no ha habido un casting de caras ni nada parecido. El PP es un partido grande con mucha disponibilidad de personas que siempre busca a las que más pueden aportar en un momento determinado.
–Sobre algunos disponibles pesa la sombra de los 200.000 euros de los “papeles” de Bárcenas.
–Yo no tengo nada reprochable. Y si fuera así sería la primera en dar un paso atrás antes de perjudicar un proyecto en el que creo de verdad.

Fotografía: Justo Rodríguez

 

Ver Post >
“Hay que vivir el cambio”
Teri Sáenz 26-03-2016 | 1:56 | 0

De ser ajeno a la política a manejar la maquinaria del principal partido de La Rioja en tiempo récord. Pérez Pastor (Logroño, 1978) es el nuevo coordinador general del PP y uno de los rostros señalados para renovar la imagen de una formación sin mayoría absoluta superando la etapa del aún secretario general, Carlos Cuevas, tras su designación como consejero.

perez pastor
–¿Qué méritos presenta para ocupar el cargo con sólo cinco años de afiliación en el PP?
–Además de la ilusión, aporto la experiencia acumulada como director general de Cultura, que me ha permitido conocer todos los municipios y sus necesidades. A eso se suma mi trayectoria durante cuatro años largos en el Parlamento y mi actividad literaria, filológica y con el IER. No sé si son méritos, pero sí un conocimiento acumulado que pongo a disposición del proyecto del PP.
–Habrá quien observe en su ascenso el de un advenedizo sin recorrido como militante de base o ni siquiera experiencia de concejal.
–Las reacciones han sido en el sentido contrario. Los cuatro años de director general y convivencia con munícipes y militantes han dado como resultado un trato muy cordial. Hemos estado solucionando problemas juntos y ahí es donde se forjan las buenas relaciones. Todos los afiliados, alcaldes y concejales saben que van a encontrar en mí un aliado para intentar ayudarles a hacer realidad sus proyectos.
–¿Cómo se pasa de no tener relación conocida con la política a ese súbito compromiso con el PP?
–Igual que se pasa de haber estado durante años volcado en formar una familia y una carrera académica que incluye oposiciones, tesis y siete años de profesor a, una vez completada esa fase, entender que podía volcarme más en la vida pública. Llegado ese momento, recibo una llamada y me preguntan si puedo echar un cable. Hago balance, creo que puedo aportar cosas y decido dar el paso desde una comunión ideológica con los planteamientos del PP.
–¿Quién le hizo esa llamada?
–Gonzalo Capellán y el presidente, que siempre ha sido una persona accesible y de trato cordial.
–¿Cuándo conoció que sería el nuevo coordinador general del PP?
–Estas cosas son muy rápidas. Prácticamente, de forma simultánea a la aceptación del secretario general de sus responsabilidades como consejero de Fomento.
–¿Estaba fijada la hoja de ruta para convertirle en coordinador con su salida del hemiciclo y su candidatura meses después al Senado?
–Sería una hoja de ruta muy complicada para alguien tan sencillo como yo. Lo que sí me han permitido todas esas idas y venidas es un camino de aprendizaje para disponer de la visión completa que ahora tengo de La Rioja. Estamos en un momento en el que hay que vivir el cambio y responder a las necesidades actuales de la sociedad.
–Cuevas ha reconocido que conocía desde julio que sustituiría a Antonino Burgos y su sorpresiva designación como cabeza de lista al Senado fue en diciembre. Podría entreverse una estrategia predeterminada en esos movimientos.
–Algo que sucede después de algo no sucede necesariamente por algo. Aquí no ha habido ningún juego de estrategias, nombres o sillas. Eso lo dejamos para otros. Lo del PP es un trabajo orgánico, de equipo, en el que unas funciones pueden ser complementarias de otras.
–¿También las de senador y coordinador general del principal partido de La Rioja? ¿Tan poco se valora la tarea en la Cámara Alta?
–En absoluto. La del partido y del Senado son áreas que en realidad comparten un mismo perfil: el conocimiento profundo de un territorio y el traslado de sus inquietudes a las instituciones. Son tareas perfectamente compatibles. Y de hecho, así ha sucedido en el pasado en el caso del secretario general.
–Tan compatibles, que el partido se ahorrará su retribución como coordinador.
–Mis ingresos van a provenir de mi sueldo como senador. Es así.
–¿Es usted uno de los rostros amables con los que el PP trata de renovar su imagen marcada en buena parte por el “rodillo” de la mayoría absoluta o las sombras de los 200.000 euros de los papeles de Bárcenas?
–No comparto esa percepción que plantea. Las mayorías absolutas las concede el pueblo con su voto y eso no tiene por qué enflaquecer otros proyectos que no la tienen. La ciudadanía ha demandado ahora otro tipo de acciones y eso es lo que me toca ahora mismo a mí otros muchos. Los rostros amables en el PP son muchos y el relevo generacional ha sido constante en el partido.
–¿Está la lucha contra la corrupción entre sus retos de futuro?
–La Rioja goza de muy buena imagen a nivel nacional y, por otro lado, Rajoy ha implementado en la última legislatura más de 70 medidas para atajar lo que es una lacra…
–…pues en Madrid o Valencia no han surtido mucho efecto.
–Cada región lleva sus ritmos. En La Rioja tenemos un compromiso absoluto con una forma de trabajar en favor del servicio público. La corrupción corresponde a personas concretas que creen que se pueden aprovechar por estar en política. Esas actitudes no sólo merecen un desprecio, sino el más absoluto rechazo.

 

Fotografía: Justo Rodríguez

Ver Post >
“Carlos Cuevas sólo hay uno”
Teri Sáenz 24-03-2016 | 1:45 | 0

De ariete del PP más agresivo en los años de Sanz, a nuevo consejero en el Gobierno dialogante de Ceniceros. Carlos Cuevas (Autol, 1969) pasa de la polémica sede de Duquesa de la Victoria al Palacete con una mochila repleta de lecturas sobre su designación, su futuro y los ‘papeles’ de Bárcenas.
–¿Cuándo se le comunicó que sería consejero?
–No sabría concretarle. Por lo que sé, en su momento se comentó que Antonino podría dejar el gobierno por temas personales. Hace unos días, el presidente me habló de la posibilidad de asumir ese cargo y le dije que, por supuesto, aceptaría.
–¿A qué presidente se refiere? ¿Al del Gobierno o al del PP riojano?
–Los temas de Gobierno son asunto del presidente del Gobierno.carlos cuevas
–Un relevo así y sólo ocho meses después de iniciar la legislatura hubiera sido impensable con Sanz, que siempre alardeó de estabilidad y de ser alérgico a los cambios.
–Cada cual da su propia impronta al cargo. Sanz tiene una forma de proceder y Ceniceros otra, pero eso no significa que una sea mejor o peor. ¿Un cambio impensable? Mi impresión es que Ceniceros simplemente quiso que Burgos estuviera un tiempo en esta legislatura porque le parecía importante. En ese sentido hay que agradecer el compromiso de Antonino con el Gobierno y el PP por mantenerse un tiempo a pesar de su deseo.
–¿Es la consejería un premio de consolación después de que se barajara su nombre en todas las quinielas como sustituto de Sanz?
–Quien interprete el nombramiento como un premio de consolación no sabe de qué va la política. Como riojano hasta las trancas que soy y político del PP con afán de servicio público, para mí esto es lo más.
–¿Más que suceder a Ceniceros dentro de cuatro años?
–Voy a concentrarme al 100% en la responsabilidad que se me da para llevar a cabo el programa de Gobierno apoyado mayoritariamente por los riojanos. Pensar más allá o en mi futuro personal sería un planteamiento egoísta.
–¿Descarta llegar a convertirse en presidente de La Rioja?
–No descarto nada, como no descarto ser de nuevo concejal de mi pueblo o dedicarme al cultivo del champiñón. Como le digo, desde ahora y hasta el 2019 voy centrarme en cumplir con mis obligaciones de consejero y hacerlo lo mejor posible.
–Usted aporta un perfil más político a un gobierno al que se le achaca cierta indolencia y falta de brío.
–El Gobierno de La Rioja en esta legislatura es un gobierno adaptado a las circunstancias. No podría ser de otra forma en un hemiciclo sin mayoría absoluta donde es obligado dialogar. No comparto en absoluto que sea un ejecutivo indolente, sino adaptado a la coyuntura y al que aspiro humildemente a aportar mi experiencia acumulada, sobre todo en el ámbito parlamentario. Si lo que quiere decir es si me veo como un revulsivo, no. Sería presuntuoso.
–¿Qué experiencia aportará? ¿La del Carlos Cuevas moderado de los últimos seis meses o la del Carlos Cuevas agresivo e implacable con la oposición de la etapa de Sanz?
–Carlos Cuevas solo hay uno que también intenta adaptarse a las circunstancias. Estos ocho meses he disfrutado mucho en el Parlamento porque el escenario ha cambiado fruto de las elecciones y también la forma de encarar el trabajo. En una situación de mayoría absoluta, difícilmente la oposición y el grupo mayoritario van a estar dándose abrazos todos los días, aunque aún así, y a pesar de que se quieran acentuar las diferencias, en anteriores legislaturas se han llegado a muchos acuerdos. Lo fundamental es que PP y C”s firmaron un acuerdo de Gobierno que se está cumpliendo y las cosas van razonablemente bien.
–Pero su cargo también como portavoz y secretario general contraviene el punto sobre duplicidades.
–No, en absoluto.
–¿Ha tratado con Diego Ubis (C’s) de esta cuestión?
–No, pero esta misma mañana (por ayer) hemos tomado un café tras la junta de portavoces a las 9.30 (el Consejo de Gobierno se celebró a las 11.15) y ya conocía la situación.
–Lo que también lleva al Palacete son las sospechas sobre el blanqueo de 200.000 euros para construir la sede del PP…
–No creo que tenga absolutamente ninguna relación.
–…y su declaración ante la Audiencia Nacional por los ‘papeles’ de Bárcenas
–Fui como testigo, sin más. Cada vez que tenga que colaborar en algún ámbito lo haré porque soy transparente. No hay nada que ocultar.

Fotografía: Sonia Tercero

Ver Post >

Últimos Comentarios

teri 17-05-2016 | 10:06 en:
El papel de la memoria
konrad 16-05-2016 | 09:29 en:
El papel de la memoria
herce.david 18-04-2015 | 05:57 en:
UPyD al aparato
herce.david 18-04-2015 | 05:51 en:
UPyD al aparato
replicante 07-12-2014 | 20:14 en:
Otras clases de religión

Otros Blogs de Autor