La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

rubalcaba

Rubalcaba: “La trama Gürtel era parte del sistema operativo del PP en toda España, y también en La Rioja”
Teri Sáenz 27-03-2014 | 12:33 | 0

Elecciones europeas con corrupción nacional de fondo y pinceladas riojanas. Así podría titularse el cuadro que Alfredo Pérez Rubalcaba (Solares; Cantabria, 1951) dibujó en su reciente visita a La Rioja donde, empeñado en bajar el volumen del ruido de las primarias, abundó en la relevancia de los comicios del 25 de mayo. Para Europa, para España y, como reconoce el líder de los socialistas, para su propio partido.

- ¿Serán las elecciones europeas el punto de inflexión del PSOE después de tantas borrascas internas?

rubalcaba

-Son los comicios más importantes que se han vivido nunca en la historia. Cinco años de crisis han demostrado que o salimos de ella con Europa o lo vamos a pasar muy mal y, por lo tanto, nuestro futuro como país depende en buena medida de lo que pase el 25 de mayo. Se trata de unas elecciones trascendentes para Europa, trascendentes para España y muy importantes también para un partido como el PSOE, profundamente europeísta.
-¿Qué grado de respaldo en las urnas se ha marcado para diagnosticar que el PSOE empieza a retomar la confianza perdida?
- Creo sinceramente que los socialistas europeos y españoles podemos ganar estas elecciones. Porque además sería muy bueno para España, ya que, como le digo, es mucho mejor para la salida de la crisis que gobierne en Bruselas un socialdemócrata que alguien de la derecha que ya sabemos lo que es: ajustes, ajustes y ajustes.
- Sin embargo, la mayoría de las encuestas pronostican un duro castigo para los partidos mayoritarios y el PSOE sigue sin capitalizar el desgaste del Gobierno popular.
- El PP ha sufrido una erosión muy grande y el PSOE primero aguantó esa erosión y ahora, en las últimas encuestas, poco a poco estamos empezando a mejorar. Pero el hecho es que la política no funciona con el principio de vasos comunicantes. La gente que deja de votar a los populares no pasa a hacerlo automáticamente a favor de los socialistas, sino que explora otras posibilidades. Nuestro partido quiere recuperar esa confianza perdida y sabemos que ello no pasa por sentarse tranquilamente y esperar que las cosas ocurran, sino que hay que merecerlo. Estamos trabajando duramente para ello y paso a paso los resultados se van produciendo.
-En esa lista del PSOE a las Europeas sigue sin haber presencia riojana en los puestos de salida, con un modesto número 27 para Concepción Andreu. ¿Tan poco pesa el PSOE de La Rioja a nivel nacional?
-Claro que pesa. Y la prueba es que en la dirección del grupo parlamentario en el Congreso está su secretario general. Es verdad, en todo caso, que dentro del PSOE hay una tendencia muy consolidada a hacer un reparto de los puestos de salida en función del tamaño de las federaciones y su número de militantes en una especie de censo interno al cual el secretario general difícilmente puede escapar. Dicho esto, también le recuerdo que el PSOE es un partido. El que no haya alguien que provenga de La Rioja no significa que no se defiendan los intereses riojanos y, de hecho, ahí hemos estado defendiendo las reivindicaciones de la comunidad en Bruselas en los últimos cinco años. En última instancia, todos y cada uno de los socialistas que van a ir al Parlamento Europeo van a defender a La Rioja como si fueran riojanos.
-Por más que se insista en un discurso europeísta, sobre las elecciones sobrevuela la política doméstica y corrupción.
-Europa ha salido de la recesión gracias a una decisión del BCE y la actitud de la Comisión Europa, que ha empezado a darse cuenta poco a poco de que su política de austeridad a ultranza nos estaba llevando a la ruina. Nos jugamos que se profundicen en esos cambios y vayan más deprisa…
-… pero a pie de calle, el ciudadano está concernido por los ERE de Andalucía, la trama Gürtel.
-La gente rechaza profundamente los casos de corrupción. Les preocupa, y con razón. Pero lo que me preocupa a mí es el empleo de sus hijos, lo cual no significa que lo otro no tenga importancia. Los ERE de Andalucía ahí están y se están investigando. Por cierto, con la colaboración desde el principio de la Junta, cosa que el Gobierno de España no ha hecho con Gürtel.
-¿Son equiparables ambos casos?
- Esa cosa del “y tú más” me interesa poco. Lo que sí le digo es que Gürtel es el mayor caso de corrupción que ha habido nunca en la historia de España, que afecta a más de cien dirigentes del PP. Y lo que es peor: atañe a la cúpula del partido. Es que estaba metido en Génova. En Génova es donde se cobraban los sueldos en B; en Génova es donde se hacía una contabilidad falsa; en Génova es a donde iban unos empresarios a dar dinero sorteando los cauces legales; en Génova estaba Bárcenas, al que puso Rajoy en el puesto. Que yo sepa, el asunto de los ERE no tiene nada que ver con Ferraz. Ni tan siquiera con la sede del partido socialista en Andalucía. Son unos golfos que han utilizado mal un procedimiento y lo han aprovechado en beneficio propio.rubalcaba
-La presunta financiación ilegal del PP tiene uno de los focos apuntando a La Rioja con los 200.000 anotados por Bárcenas y el testimonio del secretario general y la gerente de los populares riojanos ante la Audiencia Nacional a cuenta de la sede de Logroño. ¿Qué recorrido augura al caso?
- Jurídicamente, no lo sé; pero políticamente ahí está y los datos que están saliendo son clamorosos. Si La Rioja fuera una excepción, podríamos tener alguna duda, pero es que es Castilla y León, Madrid, Valencia, País Vasco, Galicia… Lo que pasó en el corazón del partido, que es Génova, es lo que ha sucedido en la mayoría de las regiones y da credibilidad a lo que se va conociendo.
-¿Comparte, como propone el PSOE riojano, que de confirmarse la financiación irregular debería dimitir el presidente riojano?
-Lo que hemos dicho en relación a Mariano Rajoy es perfectamente aplicable a Pedro Sanz. Los dos son presidentes del PP y lo que ha pasado no es algo relacionado con la periferia del partido o un personaje aislado se haya aprovechado de la buena fe. Hablamos del funcionamiento mismo de la sede central del partido. Nadie puede imaginar que la sede central se reforme y el presidente no sepa cómo se está haciendo y cómo se está sufragando. O que Bárcenas estuviera pagando en B y Rajoy diga que no lo sabe cuando parece que él mismo cobró. La trama Gürtel era una parte medular del sistema operativo del PP en toda España, y también en La Rioja.
-¿Y en caso de que no dimita y vuelva a optar al cargo? ¿Será César Luena el contrincante de Sanz en las elecciones autónomicas?
-Eso lo tienen que decidir los militantes y yo soy tremendamente respetuoso con los procesos internos.
-Se acusa a Luena de no “mojarse” en La Rioja y priorizar su puesto como diputado en el Congreso.
-Le voy a hacer una confesión. Yo veo mucho a César en Madrid y más de la mitad del tiempo allí me está hablando de lo de aquí. Físicamente puede estar en Las Cortes, pero la cabeza la tiene en La Rioja.
-¿Perderá el PSOE opciones si se confirma un cambio de rumbo económico como recalca el Gobierno?
-España ha dejado atrás la recesión, igual que ha sucedido en toda Europa. Lo digo para que Rajoy no se cuelgue medallas que no son suyas. Aún sigue habiendo millones de parados, recortes en educación, en sanidad y, sobre todo, gente para quien lo peor está por llegar porque hay medidas del Gobierno que se van a aplicar en los próximos años. Decirles que la recuperación ha empezado ya les puede sonar a sarcasmo mientras otros siguen cobrando millonadas mientras jalean al lado de Rajoy sus decisiones. Dicen que estamos viendo la luz al final del túnel, pero es que algunos nunca han estado dentro de ningún túnel.
-¿Será la reforma fiscal clave para ese cambio económico definitivo?
-Debe serlo. Primero, para que la salida de la crisis sea justa, y segundo, para recaudar equitativamente lo suficiente para reparar los destrozos cometidos por el PP.
-¿Satisface la propuesta de los expertos presentada recientemente esos objetivos?
-Pinta mal desde el momento que plantea bajar el IRPF un poquito para algunos y subir el IVA a todos con el truco del almendruco que ya usaron con las pensiones: mando por delante a los expertos que proponen cien maldades y al instante el Gobierno sale para rechazar 2 pero nos comemos las otras 98, a ver si cuela. Es una estrategia que ya conocemos y a la que concedo una entidad relativa. El PSOE va a presentar su propio proyecto de reforma que, desde luego, no contempla un impuesto para el vino de Rioja.

 

Fotografías: Miguel Herrreros

Ver Post >
Patxi López: “Al parado le importa la respuesta del PSOE a sus problemas, no la foto del cartel electoral”
Teri Sáenz 20-04-2013 | 7:44 | 0

Las voces que apuntan a Patxi López (Portugalete, 1959) como posible aspirante a la sucesión de Alfredo Pérez Rubalcaba arrecian aventando una rumorología que incluye a otro vasco en la puja: el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina. Tras su reunión con el líder del PSOE de La Rioja, César Luena, el exlehendakari y ahora también secretario de Relaciones Políticas del PSOE negó en Logroño cualquier carrera sucesoria. Al menos, de momento.

- ¿Será un vasco el próximo líder del PSOE nacional?
- Será lo que decida la militancia y parte de la ciudadanía que quiera participar en el proceso de primarias abiertas que activará el PSOE.
- Su nombre suena cada vez con más fuerza.Patxi López
- El partido no está ahora mismo en ninguna carrera electoral sino en la definición de un proyecto para ofertar a la sociedad española. En la articulación de un proyecto que responda a las necesidades de quien más está sufriendo esta especie de tormenta perfecta que supone una crisis económica mezclada con otra institucional y social. Al parado, a todos aquellos que están padeciendo los recortes y las políticas neoliberales del PP, lo que le importa es la respuesta que el PSOE puede dar a sus problemas cotidianos, no a quién ponemos en la foto de un cartel electoral. Lo contrario sería un fraude hacia aquellos que peor lo están pasando.
- ¿Y Madina? ¿Cumple el perfil como aspirante a esas futuras elecciones primarias?
- Eduardo no sólo es un gran compañero sino un amigo de verdad. Se trata de un magnífico socialista y un gran dirigente que, como el resto de los compañeros, está en este momento para sumar ideas. Está capacitado para aportar muchas, y además con una visión muy fresca. Pero, como le digo, no es el momento de hablar de candidatos ni de trasladar la imagen de que hay más preocupación por debates internos que de dar respuestas a la ciudadanía.
- ¿Por qué entonces brotan periódicamente en la prensa rumores sobre futuribles herederos de Rubalcaba?
- Usted lo ha dicho. Es un debate que sólo surge en algunos medios de comunicación. Una especie de operación para que ahora que el partido está sacando la cabeza y reforzando su discurso y sus alternativas, hacer ver que nos enfangamos en conflictos internos. Da la sensación de que quizás existen intereses organizados por desgastar al PSOE.
- ¿Intereses sólo de fuera del partido?
- Por supuesto. Dentro, la prioridad absoluta es dar “la” respuesta a quien peor lo está pasando. Prueba de ello es el reciente encuentro que mantuvimos en Badajoz sobre fiscalidad en el que profundizamos sobre el modelo necesario y los encuentros que yo u otros dirigentes estamos manteniendo con diferentes agrupaciones para recabar más ideas y enriquecer nuestras alternativas. El orden de los factores sí altera en este caso el producto: primero son las ideas; luego, el instrumento que es el modelo de partido y, tercero, el liderazgo.
- Las relaciones con La Rioja fueron tortuosas durante su etapa de lehendakari. En su toma de posesión, Sanz anunció un giro y anunció un encuentro conjunto en Logroño que nunca se materializó.
- Durante mis años al frente del Gobierno vasco firmamos protocolos de colaboración con todas las comunidades vecinas excepto con ésta. Con La Rioja también teníamos diseñado un acuerdo y concretada la fecha para firmarlo. Sin embargo, Pedro Sanz hizo trampa.
- ¿En qué sentido?
- Cada vez que se suscribía un acuerdo así me desplazaba hasta la comunidad correspondiente. Lo firmaba con el presidente de turno, teníamos una comida institucional y por la tarde mantenía un encuentro con los compañeros del partido. Aquí iba a darse el mismo esquema, aunque con la idea de comer con la gente del PSOE riojano. Sanz me dijo que aquello era una afrenta, y renuncié para tener la comida entre ambas delegaciones. A última hora me advirtieron de que pretendía convocar un pleno esa misma tarde. Descubrí que además iba a incluir en el orden del día la cuestión de las vacaciones fiscales y otros temas. Lógicamente, suspendí el encuentro. No era de recibo intentar por la mañana responder a los conflictos pendientes y por la tarde volver a hacer política contra Euskadi.

 

Fotografía: Sonia Tercero

Ver Post >
Odón Elorza: “La regeneración del PSOE es imparable, y el que se ponga por delante quedará marginado”
Teri Sáenz 14-12-2012 | 8:28 | 2

Alcalde de su ciudad durante 20 años hasta ser desbancado por Bildu en las últimas elecciones, Odón Elorza (San Sebastián, 1955) ocupa ahora escaño en el Congreso. Una voces más personales –o personalista, según sus detractores– del PSOE  recala en Logroño dentro de los foros de otoño organizados por la Agrupación local abanderando una regeneración de la política que implica a su propio partido.

–Fracasos electorales en Galicia, País Vasco y Cataluña, caída galopante en las encuestas, dudas de el liderazgo… ¿Hasta dónde debe caer el PSOE para reaccionar?

– Hace sólo un año estaba gobernando con Zapatero, y en esa tarea digamos que se quemó y realizó una gestión no explicada de la crisis. Además, con el paso del tiempo se ha evidenciado que no actuó con la energía suficiente para evitar la mala gestión de bancos y cajas o poner remedio a fenómenos especialmente hirientes como los desahucios. Todo ello hace que sea costoso recuperar la credibilidad, lo cual requiere un cambio efectivo del proyecto político para acomodarlo a la realidad de una España en crisis y formular un modelo alternativo a la derecha. El partido tiene un problema complejo y difícil de resolver con inmediatez.

–Pero la sociedad no tiene tiempo, demanda una respuesta ya.

–Ello es consecuencia de que el PSOE no supo aprovechar su último congreso. En Sevilla debía haberse realizado una auténtica catarsis, entendida como un proceso de reflexión sobre los errores y los vicios adquiridos en los últimos 30 años. Se perdió la oportunidad de convertir aquel cónclave en una ruptura crítica con el pasado inmediato y sólo se eligió una dirección con Rubalcaba al frente que, además, ganó con poca diferencia sobre Chacón, lo cual también ha dejado abiertas ciertas heridas.

–Resulta irónico que ‘la herencia de Zapatero’ sirva al PSOE para justificar su mal momento y al PP para aplicar ajustes y reformas.

–Una cosa es que se cometieran errores en la gestión y la explicación de la crisis y otra lo que está haciendo el PP. Claro que hubo errores en la anterior etapa. Y ya se han reconocido muchos de ellos como, por ejemplo, aquella reforma exprés de la Constitución para atender los requerimientos de la troika o la inacción en cuanto a los desahucios y la gestión de las entidades financieras. Lo que no es de recibo es que el PP se escude en una herencia que no tiene ni la dimensión ni el alcance que alude para justificar recortes brutales que a veces rayan la antihumanidad. Si la herencia se interpreta como el déficit presupuestario, a él contribuyeron en gran medida las comunidades en manos de la derecha. Ahí el PP no juega limpio. Y Lo sabe. Sólo trata de ocultar su batalla ideológica, que persigue la privatización de los servicios públicos y el cambio de un modelo de estado del bienestar.

odon elorza–¿Y por qué todos los errores que ahora confiesan muchos dirigentes socialistas no trataron de purgar en los años de Gobierno?

–Siempre pasa un tiempo hasta que los errores se perciben como tales. En aquella época yo era un simple alcalde sin capacidad de incidencia nacional y llevo muchísimo años sin ocupar ningún cargo orgánico en el PSOE. Con ello no trato de justificarme, sino de remarcar que cada cual tiene su nivel de responsabilidad. En la distancia ya emitía mis opiniones, y desde que en diciembre he llegado al grupo parlamentario estoy intentando colaborar para que se produzca un proceso a fondo de regeneración de la política en España ante el desprestigio de los políticos, el descrédito de los partidos y la falta de transparencia en su funcionamiento.

–¿Pasa la regeneración por elegir su candidato con primarias abiertas poco antes de las elecciones, como plantea Oscar López?

–No creo que esa fórmula tenga en sí misma un poder curativo. La regeneración a la que aludo exige democratizar el funcionamiento interno del PSOE , lo cual requiere a su vez también muchos cambios de actitudes y comportamiento, nuevos estatutos, un procedimiento mucho más democrático para las decisiones en todos los niveles.

–¿Y sería una fórmula para escoger al menos al líder que saque al PSOE de su situación actual?

–El secretario general de un partido de izquierda debe ser elegido en urna por todos los militantes durante una jornada completa en todas las casas del pueblo, y no sólo por un grupo de delegados que  a veces no son del todo representativos de las bases. El proceso de regeneración va mucho más allá. También exige poner coto a la acumulación de cargos, limitar los mandatos, hacer públicos todos los temas referidos a la financiación, a los sueldos que cobramos. En resumen, dar la palabra y la decisión a las bases con muchas más frecuencia y trabajar para combatir de forma decidida la corrupción, que supone el mayor cáncer de este país y no es exclusivo de la clase política sino que está en la sociedad.

–¿Podría ser Carme Chacón el puntual para la reconstrucción del PSOE que dibuja?

–No soy partidario de reabrir el debate de las personas. Ya lo hubo en un congreso que, a mi juicio, resultó fallido. Lo que toca ahora es el debate de las ideas, de los proyectos, del acercamiento real a la sociedad, de dar salidas a la crisis que no ofrece la derecha. En Sevilla no me decanté por ninguno de los dos candidatos porque entiendo que hace falta una renovación mucho más honda. Por más que respete la capacidad de Alfredo y la pasión de Carme, hay que trascender las afinidades personales y determinar qué es lo que conviene al PSOE del futuro. Y hay que hacerlo con rapidez, porque el tiempo pasa volando y no creo que la ciudadanía perciba que hemos modificado nuestra actitud suficientemente.

–Si buena parte de los males que vive hoy el PSOE provienen de la etapa de Zapatero, no parece lógico recurrir a quienes estuvieron en aquel Gobierno.

–Dicho con toda la humildad y sin querer molestar a nadie, creo que hace falta una ruptura. Siete meses después de elegir un líder, lo urgente ahora sea definir un proyecto y ganar credibilidad.

–¿Cómo de urgente?

–Mi apuesta es que a lo largo del 2013 el PSOE vaya recuperando su identidad y haciendo el trabajo interno pendiente. El año que viene sería necesario una conferencia política con una metodología my abierta, que no sea una reunión de los grandes dirigentes y barones sino más permeable. Y también ese año habría que abordar unas primarias abiertas para la designación del candidato a la presidencia y no posponerlas para evitar de esa forma sorpresas y cualquier ansiedad.

–¿Permitirá el aparato del partido ese calendario y esa apertura?

–El proyecto regeneracionista del PSOE y la política es una aspiración imparable. El que se ponga por delante, quedará marginado.

 

Fotografía: Diario Vasco

Ver Post >
Elena Valenciano: “El PSOE debe dar una gran sacudida a su proyecto”
Teri Sáenz 27-11-2012 | 11:42 | 0

Tiempo y trabajo. Esos son los ingredientes que Elena Valenciano (Madrid, 1960) propone para que el PSOE recupere el terreno perdido tras la etapa de Zapatero. La vicesecretaria general del partido participó este fin de semana en el Comité Regional de los socialistas riojanos, donde apostó por aportar ideas nuevas para un nuevo tiempo que den solución a los problemas reales. «La retórica hoy no sirve para nada», asegura.

-¿Cuál es el estado de salud del PSOE tras la debacle de las elecciones vascas y gallegas?
-En primer lugar, cuestionaría la palabra debacle. Es cierto que no han sido buenos resultados, pero en Euskadi el PSOE ha tenido el mismo respaldo que acostumbraba cuando se presenta la izquierda abertzale y un reconocimiento de Patxi López. En el caso de Galicia tampoco se han cumplido las expectativas, si bien hay que considerar que el voto de la izquierda se diluyó. Matices aparte, el partido está desde las pasadas elecciones municipales y autonómicas en un ciclo electoral muy difícil que nos sitúa ante la tesitura de dar una gran sacudida al proyecto, al mensaje, las estrategias. Pero necesita tiempo para ese cambio. La tarea se inició en el último Congreso Federal, pero el haber tenido cuatro citas electorales que se adelantaron nos han obligado a posponer toda la planificación que teníamos prevista.
-¿Qué diagnóstico hace la dirección de esa debilidad?
-La situación es de crisis general. Y no sólo en nuestro partido y en España, sino en toda Europa. No es que el PSOE esté pasando por un mal momento, sino que todas las instituciones están padeciendo la falta de confianza de la ciudadanía. Le sucede a los partidos, los sindicatos, la judicatura, los medios de comunicación? Eso hace muchísimo daño a la democracia española y nos obliga a todos a repensarla después de 30 años.
-Hay quien cree en las bases del PSOE que el problema es, precisamente, su tesis: edulcorar los malos resultados, generalizar la crisis, refugiarse en otra realidad…
-Claro que veo la realidad. La crisis de confianza de los ciudadanos para con sus instituciones es algo que confirman todas las encuestas y el diagnóstico de los politólogos más reputados. El PSOE no se escapa de esa crisis. Por supuesto que soy consciente de ello, y por eso he empezando diciéndole que el partido tiene que operar un enorme cambio. Conozco los problemas de mi partido en el que llevo muchísimos años como militante. Todos, desde arriba hasta abajo, tenemos que hacer un gran trabajo, pero no podemos eludir el foco de crisis en la UE y ver que lo que le pasa a los socialistas españoles le ocurre a casi todos los socialdemócratas europeos.elena valenciano
-Lo lógico sería que el PSOE capitalizara ahora el desgaste del PP a cuenta de los recortes y, sin embargo, sigue perdiendo respaldo.
-No es lo lógico porque hace muy poco que salimos del Gobierno. El PSOE necesita tiempo, aunque creo que en nuestro caso va a ser muy corto porque el desgaste del PP es vertiginoso y Rajoy ha demostrado que un cambio de presidente no solucionaba las cosas por arte de birlibirloque. ¿Conoce un solo partido que tras ocho años de gobierno y perdiendo casi 4 millones de votos se recupere en un solo año? Hasta los socialistas franceses, que ahora son un ejemplo, han estado 17 años en la oposición. En cualquier caso, no recuperaremos la confianza sólo porque el otro lo esté haciendo mal, sino cuando se nos perciba como una alternativa real de Gobierno. Y en esa tarea estamos.
-¿Incluye esa tarea revisar el pasado reciente de Zapatero, como piden algunas figuras históricas?
-Eso es lo que estamos haciendo de alguna forma presentado muchas alternativas. Un ejemplo es la proposición contra los desahucios que es en el fondo una enmienda a lo que se hizo en aquel momento. Hay que revisar algunas de las decisiones que se tomaron y repensar un proyecto distinto, porque lo que servía hace tres o cuatro años ahora ya no sirven y las cosas han cambiado muy rápidamente. Lo que sí sirve del pasado son algunos fundamentos de la acción del PSOE cuando ha gobernado: la defensa de los más débiles, un modelo distinto de repartir las cargas, defensa de los servicios públicos…
-Esa iniciativa legal revela algunos males del PSOE. En el Gobierno no hizo nada, y ahora se erige en adalid contra los desahucios.
-Es que antes era antes y ahora es ahora. Efectivamente Zapatero no cambió la Ley hipotecaria, pero nosotros creemos que hay que cambiarla. No haber hecho algo no te invalida para proponerlo. Lo contrario sería absurdo, porque nadie podría hacer política más allá del tiempo que gobierna. En todo caso, Zapatero también acometió muchas cosas que hizo González y, sobre todo, a pesar de la crisis mantuvo los fundamentos básicos de la protección social, algo que Rajoy ha dinamitado en solo un año.
-Pero en aquel gobierno estaba el que ahora es el líder del PSOE. El mismo Rubalcaba que abandera el cambio del que usted habla.
-En aquel gobierno había mucha gente, y las medidas que se tomaron fueron las que entonces se pensó que eran las adecuadas. De la que hablamos ahora en concreto no fue una decisión pacífica dentro del PSOE, se lo aseguro. Rubalcaba ocupó la vicepresidencia en la última etapa y tuvo su mayor protagonismo como ministro del Interior, pero en cualquier caso eso da igual, porque uno siempre tiene derecho a poder corregir su errores.
-¿Es partidaria de, como apuntan algunas voces, poner a cero el cuentakilómetros del PSOE con una renovación profunda?
-La retórica no sirve para nada en este momento. Si alguien tiene una idea distinta, lo que debe hacer es ponerla sobre la mesa. Hace solo nueve meses que hicimos un congreso donde se recogió el ideario del PSOE, y a partir de ahí cualquier aportación es bienvenida. Yo escucho muchos eslóganes como el que usted apunta, pero no veo nada detrás. La confianza de la gente no se conquista con frases, sino con trabajo y todos debemos contribuir.
-Otro de los eslóganes es que el PSOE se ha alejado de la gente. Que su política de moqueta ha devorado al trabajo a pie de calle.
-Es normal que se desconfíe porque los partidos en el Gobierno sufren en la crisis un enorme desgaste cuando la gente ve que no le solucionan sus problemas. Respondiendo a su pregunta, no creo incompatible una cosa con la otra. Es decir, trabajar desde las instituciones donde han querido ponernos los ciudadanos y también en la calle, con las ONG, los sindicatos, los colectivos sociales. El problema lo tienen otros que nos acusan de las dos cosas a la vez: de no estar pero al mismo tiempo ser “pancarteros”.

 

Fotografía: Juan Marín

Ver Post >
La casa por el tejado
Teri Sáenz 12-11-2012 | 10:34 | 10

La proposición de Ley presentada por el PSOE para paliar la lacra de los desahucios supura en cada uno de sus párrafos la anemia de credibilidad que sufre el partido de Rubalcaba. Con la misma espontaneidad con que crecen las setas en otoño, la cúpula socialista acaba de caer al unísono en la cuenta del disparate moral que supone permitir que alguien se quede sin casa pero se le mantenga la deuda. Y todo, por razón de una crisis larvada en los mismos bancos que les concedieron hipotecas como se reparten chucherías a la puerta de un colegio sin mirar más allá del ombligo de sus beneficios.

El Gobierno de Zapatero pasó siete años sin mover un dedo  mientras los lanzamientos iban en aumento, muchas veces bien cerca de las sedes del partido. Pocos dirigentes levantaron la voz públicamente. Y mucho menos con la contundencia que ahora quiere arrogarse el partido que lidera César Luena en La Rioja. Por eso chirrían hoy en el oído esas llamadas a «renovar conciencias» y el interés por censurar la usura de las mismas entidades financieras que tenían reservados también para ellos mullidas butacas en sus salones nobles. Ni siquiera el estribillo de que la iniciativa se consensuará con un PP igual de ajeno e impostado edulcora una propuesta que llega a rebufo de lo que hace tiempo se pedía en las calles que dejó de pisar el PSOE. Ni el lavado exprés de la conciencia genera más votos ni las casas se reconstruyen por el tejado.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor