La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

sanidad

Señoras y señores
Teri Sáenz 20-02-2017 | 1:00 | 0

mato

Ana Mato no sabía nada.  Llegaba el cumpleaños de sus hijos y, como cualquier madre, se afanaba por organizar la mejor fiesta posible junto a sus compañeritos de clases con globos, payasos, chucherías y tal vez emparedados de Nocilla. Cuando sacaba un hueco entre sus intervenciones en el Congreso, la exministra se encargaba seguramente de contactar con el resto de padres. Hacía una lista de posibles invitados –esta sí, porque vais juntos a clase de pádel;este no, que es un pegón y dice palabrotas–, dibujaba por la noche las invitaciones con rotuladores de brillantina y ponía una nota al pie de las cartulinas de colores: se ruega confirmación. Del resto del evento, ni mu. Los gastos corrían a cargo de otra persona. Concretamente, del señor Sepúlveda. Sentada en el banquillo, a preguntas sobre los regalos de Correa y compañía, Mato habla de su exmarido como un intruso. Un alien tan ajeno y respetable que no merece ser llamado por su nombre sino con el título de señor. Ella se encargaba de la logística, pero las facturas las pagaba no sabe cómo aquel extraño. Que fuese entonces su marido es irrelevante. El suyo no era una hogar, sino una empresa mercantil. En vez de cohabitar en un dormitorio, coincidían en su particular consejo de administración doméstico. Lo más escalofriante del testimonio de Mato no es su dejadez por el dinero, que por un hijo se hace todo, sino la gélida distancia con la que habla del que con un día casó. Si a usted en casa dejan de tutearle, vaya haciéndose a la idea de que ya es un don (o una doña) nadie.

Fotografía: EFE

Ver Post >
Curar heridas
Teri Sáenz 13-10-2015 | 9:26 | 0

inmigrante

La Rioja reabrirá Atención Primaria a los inmigrantes irregulares, zanjando así una cuestión insostenible en un escenario global después de que el  Real Decreto 16/2012 atrancara la puerta de acceso al sistema sanitario básico a los ‘sin papeles’ invocando razones económicas. La decisión, gestionada aquí de la mano de Cruz Roja y Cáritas, alinea a la comunidad entre las que han dado el paso para revertir la coyuntura no sólo por razones de solidaridad sino de salud pública para el conjunto de la población. Y de paso, demostrar cómo la voluntad política es capaz de superar presuntas trabas administrativas y/o partidistas dejando en el camino una estela de contradicciones. Por ejemplo, el discurso defendido hasta hace cinco minutos de que se ha atendido con normalidad a cualquier irregular más allá de las restricciones impuestas, o que La Rioja se sumaría al criterio que se unificara para todos los territorios. Si ahora se entornan las puertas de Primaria es que antes estaban cerradas; y si ahora no representa una alteración «significativa» de la organización y la sostenibilidad sanitarias, cuesta entender por qué sí lo era la anterior legislatura aunque tampoco haya noticias de que todas las comunidades vayan a seguir un patrón unívoco. Con esas claves, no resulta inocente que la atención a este colectivo copara el debate del primer pleno de un Parlamento sin mayoría absoluta. Ni tampoco que haya sido la primera medida de alcance solemnizada por el sucesor de Sanz.

Fotografía: Juan Marín

Ver Post >
Relato enfermo
Teri Sáenz 15-04-2015 | 10:57 | 0

salud

El Ministerio de Sanidad ha rectificado la decisión que adoptó en abril del 2012 por la cual se ha venido limitando la prestación sanitaria en Atención Primaria a los inmigrantes irregulares. Lo llamativo no es el evidente aroma electoralista que comparte con otros anuncios de urgencia como los vinculados a las tasas judiciales o el IVA cultural, sino que el Gobierno asuma para justificarse los mismos razonamientos que en su momento arguyeron quienes censuraban la medida. Es decir, evitar la saturación de los servicios de urgencias a donde acudían muchos ‘sin papeles’ tras cerrarles las puertas de los ambulatorios y, por un criterio de salud pública del conjunto de la población, controlar las patologías infecciosas. Algo que, por otra parte, ya entendieron las autonomías que se negaron entonces a aplicar el paso marcado por el Ministerio. Como otros recortes, Ana Mato invocó cuando aún era la titular de la cartera razones de ahorro que estimó en 500 millones de euros aunque, también como en otros recortes, no se ha llegado a conocer luego la cifra real. Lo que sí se logró fue herir un obvio sentido humanitario que nunca debió laminarse y estigmatizar bajo el paraguas de la crisis a todo un colectivo como advenedizos aprovechados de un sistema sanitario exclusivo del hombre blanco y pudiente. Siguiendo el manual preelectoral, tal desatino nunca se achacará a un error propio sino a un problema de comunicación. Un relato, por lo visto, enfermo desde la primera línea.

Fotografía: Juan Marín

Ver Post >
Receta errónea
- 07-04-2014 | 9:54 | 0

Por fin se ha verbalizado lo que algunos llevan tiempo rumiando pero no se atreven a confesar en público: habría que cobrar a quien haga un mal uso de los servicios sanitarios. Lo llamativo de la propuesta no es que haya partido de algún eficiente tecnócrata ajeno al mundo o un alto funcionario del ramo acuciado por la estrechez presupuestaria. La iniciativa ha partido de un médico. Y no uno cualquiera, sino del mismísimo presidente de la Organización Médica Colegial que con sus palabras abre la puerta a la arbitrariedad en la atención por parte de la administración más que a la limitación de los abusos de los administrados. El intento de minimizar la ocurrencia por parte de la ministra –una «anécdota», lo calificó Ana Mato– estremece aún más dado que así mismo se ha escrito antes también el preámbulo de otros recortes. Que el resto de los facultativos que forman el ADN de la sanidad pública, y que estos años tampoco han sido indemnes a la crisis, no haya salido en tropel a afear Rodríguez Sendín tampoco vaticina nada bueno. Más bien, dota de sentido a esa lluvia fina que gestores y altos cargos sanitarios dejan caer cada vez que las listas de espera se disparan o las urgencias sufren un colapso: las estadísticas las distorsionan quienes hacen un mal uso de las prestaciones. Una forma de descargar responsabilidades propias en la voluntad de otros y que vuelve a poner malo a quien desearía acudir al hospital menos de lo que su enfermedad le obliga.

Ver Post >
¿Qué es una cama?
Teri Sáenz 21-02-2013 | 7:38 | 0

Confirmar o desmentir la crisis se ha convertido en una obsesión. Y para ello, el debate político ha mutado de la descalificación al fervor por la estadística. Con una consigna: la realidad varía en función del ángulo desde el que se enfoca. Cualquier cosa es buena para el mismo fin. Desde un sondeo con muestreos ridículos hasta un estudio de la OCU con la mitad de los epígrafes en blanco, pasando por informes que asociaciones de todo tipo y color elaboran periódicamente sin más rigor que el que cuelga de sus siglas. Todo vale (o se denosta) en función de la tabla Excel que se lea.

A nivel nacional, las sugerencia el presidente de la CEOE de recurrir a la cifra de paro registro en vez de la EPA es el ejemplo de esa tentación por acogerse a los números que mejor se acomodan a la propia tesis. En La Rioja, el reciente rifirrafe por el estado de las sanidad regional ha aportado una denominación de origen propia.

Apoyados en una misma y aparentemente robusta fuente (Federación Española de Asociaciones Sanitarias, a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística y el mismísimo Ministerio de Sanidad) la oposición y el PP infieren conclusiones opuestas. Como destacan PSOE Y PR+, la comunidad ocupa el cuatro lugar por la cola en cuanto a número de camas hospitalarias por mil habitantes. Exactamente, 2,87 frente al 3,46 de media nacional, lejos de la situación en comunidades limítrofes y a años luz de la que aconseja la UE. El PP sale al paso argumentado que eso, el número de camas, es un criterio obsoleto para evaluar la calidad sanitaria. Lo que vale es la satisfacción del usuario en atención primaria y especializada. Epígrafes en los que, por cierto y como los populares recordaron días antes, la misma fuente sitúa a La Rioja en lo alto del podium.

Alcanzando el éxtasis de ese empeño por desactivar estadísticas infieles, el PP cuestionó el propio concepto. ¿Qué es realmente una cama hospitalaria? A juicio de Félix Vadillo, sólo las ubicadas en hospitales son consideradas como tales. Sin embargo, La Rioja dispone de 175 de baja intensidad médica o convalecencia de carácter pública pero concertadas con tres centros. A ellas podrían sumarse las plazas de hospitalización a domicilio (81) y las de paliativos del mismo carácter (más de cien). Por no hablar de la duplicación que podría habilitarse en el San Pedro en habitaciones preparadas para ello pero que el Gobierno insiste en mantener de forma individual.

Pero como insistió Vadillo, el número de camas no es a su entender un baremo fiable. Y para muestra, otro botón estadístico: el país con más camas hospitalarias con once por mil habitantes es… Corea del Norte. Si alguien para próximamente por Pyongyang, que por favor mande una foto.

Ver Post >

Últimos Comentarios

teri 17-05-2016 | 10:06 en:
El papel de la memoria
konrad 16-05-2016 | 09:29 en:
El papel de la memoria
herce.david 18-04-2015 | 05:57 en:
UPyD al aparato
herce.david 18-04-2015 | 05:51 en:
UPyD al aparato
replicante 07-12-2014 | 20:14 en:
Otras clases de religión

Otros Blogs de Autor