Tag ‘yayo tasio’

Vuelo MH370

Quizás cuando lea estas líneas sea demasiado tarde. Tal vez para entonces ya nada tenga sentido y haya aparecido algún rastro del Boeing 777 que se evaporó hace más de un mes en (presuntamente)algún ignoto lugar del océano Indico. El eco in extremis de las cajas negras, una brizna del fuselaje, la uña de alguno

Amado líder

Como de vez en cuando me toca tratar con algunos de los gerifaltes de la política nacional que recalan por aquí, el yayo Tasio tiene esa curiosidad provinciana por saber cómo son en vivo. El interés del abuelo no tiene nada de insano ni procaz. Lo que le intriga es conocer si detrás de ese

Burbujas subterráneas

Hace cosa de diez años el yayo Tasio se compró una plaza de garaje en el centro de Logroño. Lo insólito no es que profanara su proverbial tacañería, sino que el abuelo nunca ha tenido coche. Si se animó a gastar unos millones de pesetas (todavía le cuesta pensar en euros) fue porque un concocido

Pasos de cebra

El yayo Tasio sólo ha pisado los juzgados en una ocasión durante su larga vida. Fue una vez que tuvo que bajar del pueblo a Logroño a ver a su hermano ingresado en el hospital y, casualidades del destino, vio cómo un coche se llevaba por delante a una mujer que cruzaba la carretera sin

Ahí duele

Al yayo Tasio le duele de verdad cada vez que va a Urgencias. Literalmente. Unas veces le duele la vejiga infectada como si fuera a morirse cada vez que mea. Otras veces le mata esa pierna entumecida de repente que le asusta como el lobo de los cuentos y que el especialista, al final de

Los devotos

Es regarle la oreja con apelaciones como libertad de voto, actuación en conciencia o responsabilidad moral y al yayo Tasio se le dibuja media sonrisa de sarcasmo. Ahora la Ley del Aborto como antes otras tantas normas más ideológicas que técnicas resucitan el rol de los encargados de sancionar esas decisiones desde sus acolchadas butacas

La alegría del pobre

El iletrado yayo Tasio siempre había creído que la economía era cuestión de números, cuentas, muchas restas y alguna suma. En su ignorancia suponía que equivalía al dinero que uno llevaba en el zurrón. Si pesaba la economía iba bien; si flaqueaba andaba jodida. El abuelo descubre ahora al calor de los titulares con le

Tiempo de silencio

El yayo Tasio ha estado pachucho. La tensión se le disparó sin motivo aparente, tuvo una descompensación de azúcar y una mañana, de pronto, empezó a faltarle aire en los pulmones. Ninguna de las pruebas que le practicaron descubrieron más abolladuras de las que ya acumula en su cuerpo de viejo, así que el médico

El día del señor

El yayo Tasio es todavía más miedica que descreído, así que no puede arrancarse la costumbre de acudir a misa una vez por semana aunque no comulgue con los oropeles de la Iglesia ni la ranciedad de algunos curas. Sabe el abuelo que ya le queda menos vida de la que ha vivido así que,

Amigos de viaje

Buenos días yayo Tasio, bienvenido a nuestra agencia de viajes; ¿en qué puedo ayudarle? Estaba buscando un compañero afín para marcharnos juntos vacaciones. Los viejos como usted están solos y desamparados, claro. Pues no, pero no llego a fin de mes y quería compartir gastos con alguien que ande tan jodido como yo. Entiendo, señor:

La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.