La Rioja
img
Etiqueta: N-232
Verano eterno
img
Teri Sáenz | 09-10-2017 | 10:13 |0

autopista

La siniestralidad de la N-232 hace tiempo que ha rebasado el límite de lo insoportable. Cada nuevo accidente ahonda en esa herida, como si el propio asfalto levantara la voz a cada rato para denunciar una situación impropia de una comunidad como La Rioja. El reciente fallecimiento de dos niños y su padre no puede ser sólo otra muesca más de una estadística escalofriante. Y así lo han entendido todos los que al día siguiente del trágico accidente cortaron la vía para exigir una solución sin demora. El inicio de los trámites para la duplicación entre Calahorra y Alfaro sabe a casi nada. En primer lugar porque en el mejor de los escenarios la obra no estará concluida ante del 2026, pero sobre todo porque en cada anuncio oficial resuena la frase pronunciaba por José Ignacio Ceniceros en sede parlamentaria en noviembre del año pasado: fijar plazos en materia de infraestructuras no es garantía de nada. ¿Qué le queda entonces al contribuyente si se le amputa la confianza en que se cumplan los calendarios prometidos? El protocolo suscrito con Fomento para derivar a la AP-68 los camiones y tratar de contener la hemorragia de muertes en esta carretera infernal cumple

Ver Post
AP-68 gratis: un gasto productivo
img
Teri Sáenz | 22-10-2012 | 08:47 |0

Al yayo Tasio se le encapricha comprar unos fardelejos recién hechos. Sin mediar palabra, me monta en su coche para acompañarle. Es un Simca 1200 con olor a ambientador de pino y los asientos cuarteados. Del retrovisor cuelga un rosario, en la luna delantera sobresale una ristra de pegatinas que dan fe de haber pasado la ITV duran el último milenio y en el salpicadero hay una foto en sepia de mi hermana y yo mismo de cuando éramos críos con una leyenda: «Abuelo, no corras».
Atravesamos la ciudad a paso de burra. Durante el trayecto, el motor escupe unas estruendosas psicofonías que hacen imposible cualquier diálogo. El yayo entra decidido en la N-232 pisando el pedal hasta el fondo. Resultado: la tartana alcanza su máximo de 80 por hora mientras amenaza con desmembrarse con nosotros dentro. Otros conductores nos adelantan desafiando líneas continuas, curvas sin visibilidad y badenes al tiempo que leo en sus labios juramentos inyectados de odio. Detrás de nosotros, una procesión de trailers nos regala una sinfonía de claxon y acelerones.
Llegamos a Arnedo con el corazón en un puño pero vivos. Mientras Tasio saborea el manjar que ha venido a comprar, me atrevo a

Ver Post

Últimos Comentarios

teri 13-10-2017 | 08:36 en:
Empresa imposible
pretextato 11-10-2017 | 19:04 en:
Empresa imposible
ecotris 31-08-2017 | 22:26 en:
Siempre libro
teri 17-05-2016 | 10:06 en:
El papel de la memoria
konrad 16-05-2016 | 09:29 en:
El papel de la memoria

Otros Blogs de Autor