La Rioja

img
En tierra de niños
img
Belén Martínez-Zaporta | 19-03-2016 | 01:18

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las prendas pequeñas son una delicia. Me refiero a la ropa para niños, de tejidos suaves, elegidas con detalle, de patrones cuidados que conquistan desde el escaparate. Desde principio de este año,  dos ejemplos de la moda infantil se han instalado en la céntrica García Morato, casi uno enfrente de otro, me refiero a Koko Kids y Nanos.

 

 

El primero dejó atrás la calle Bretón de los Herreros y ocupó el local de EBO, marca sobre la que escribí cuando llegó a Logroño y que ha abandonado La Rioja. El segundo ha dejado su mítica esquina en Gran Vía con República Argentina y se encuentra ahora en el espacio de Yomime, que tampoco tiene ya representación en la ciudad. Las dos firmas han elegido tiendas amplias, en la que la luz es destacable y, a la vez, está al servicio de las prendas.

 

La historia de Nanos se remota al año 1963, tiene locales de gestión propia y franquicias, en España y fuera de ella -México, Portugal, Arabia Saudí…-y su central está en La Coruña. Su trayectoria en Logroño es amplia y se trata de una marca ya conocida entre las mamás.

En su nuevo local destaca la iluminación cálida, que surge, de entre otros puntos, de unas ramitas en el centro de la entrada que recuerdan a un árbol. Un detalle, exquisito, que no se puede evitar mirar desde fuera.


Querer y emprender

La historia de Koko Kids en Logroño es la de Teresa Álvarez, que se ha adentrado en este mundo porque no quería “quedarse sin cumplir este sueño”.

Su obsesión “no es la venta por la venta”, le gustan las telas, conocer a sus clientes, en definitiva, encontrar para cada uno de ellos las prendas perfectas. En su trayectoria familiar está presente el mundo de los sombreros y esa pasión por la creación perfecta es parte de lo que ha heredado Teresa, una emprendedora, que cuando ha desarrollado una gran parte de su vida laboral, se ha decidido a poner en marcha una tienda como Koko Kids.

 

 

Su nueva localización en García Morato presenta la moda Koko Kids en un escaparate de cristal, que ocupa la parte frontal de la fachada. Al pasar por delante se ve amplia, luminosa, blanca, de lámparas modernas y decorativas, que destacan modelo y sus detalles. Un espacio diáfano en el que encontramos, por ejemplo, los diseños de Monna Lisa, Villalobos, Creaciones Carmina, con 50 años de historia; y Twin Set, para las chicas.

 

 


Para los chicos, la moda de firmas como  Hugo Boss o Timberland: camisas, chaquetas, pantalones, americanas… El estilo sport, así como el más arreglado está entre sus perchas. Además, combinando con algunos modelos de la tienda, calzado de Pretty Bailarinas, Tinny Shoes, Twin-Set, Hugo Boss o Igor.

 

Teresa Álvarez se mueve por su nueva tienda con cuidado, así me muestra lo que ha ido llegando para primavera y este tiempo de ceremonias.

Insiste en que éste es un proyecto que “le apetecía mucho”. “Lo que me encantaría es en un tiempo poder crear puestos de trabajo. Es un compromiso que tenemos con la sociedad”, explica. Durante mi visita se abre la puerta, entran algunos clientes que vienen a buscar la prenda deseada y que han pedido unos días antes.

 

“Para mí es muy importante la atención personalizada”, puntualiza Teresa. “El servicio post venta es bueno y necesito saber que no haya problema con la distribución de prendas”, detalla. Añade que, tal como se ha ido desarrollando el negocio, ha ampliando el abanico de tallas.

Un ejemplo es la firma Carmina, con la que ahora abarca desde 0 a los 12 años. “Vamos escalando según lo demanda el público y es que además los niños vienen muy altos”, comenta, y es que es cierto. Su gusto por la moda está presente en lo que elige para sus público.

 

 

“Abordamos el diseño nacional e internacional, tengo mucho interés por los nuevos diseñadores”. Ellos son futuro, lo mismo que busca Teresa para su Koko Kids.

Periodista, logroñesa, las dos cosas de toda la vida. Con este periódico en la sangre, ahora lo revivo en internet. Ah: y me gustan las tiendas.