La Rioja

img
Categoría: Sin categoría
En tierra de niños

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las prendas pequeñas son una delicia. Me refiero a la ropa para niños, de tejidos suaves, elegidas con detalle, de patrones cuidados que conquistan desde el escaparate. Desde principio de este año,  dos ejemplos de la moda infantil se han instalado en la céntrica García Morato, casi uno enfrente de otro, me refiero a Koko Kids y Nanos.

 

 

El primero dejó atrás la calle Bretón de los Herreros y ocupó el local de EBO, marca sobre la que escribí cuando llegó a Logroño y que ha abandonado La Rioja. El segundo ha dejado su mítica esquina en Gran Vía con República Argentina y se encuentra ahora en el espacio de Yomime, que tampoco tiene ya representación en la ciudad. Las dos firmas han elegido tiendas amplias, en la que la luz es destacable y, a la vez, está al servicio de las prendas.

 

La historia de Nanos se remota al año 1963, tiene locales de gestión propia y franquicias, en España y fuera de ella -México, Portugal, Arabia Saudí…-y su central está en La Coruña. Su trayectoria en Logroño es amplia y se trata de una marca ya conocida entre las mamás.

En su nuevo local destaca la iluminación cálida, que surge, de entre otros puntos, de unas ramitas en el centro de la entrada que recuerdan a un árbol. Un detalle, exquisito, que no se puede evitar mirar desde fuera.


Querer y emprender

La historia de Koko Kids en Logroño es la de Teresa Álvarez, que se ha adentrado en este mundo porque no quería “quedarse sin cumplir este sueño”.

Su obsesión “no es la venta por la venta”, le gustan las telas, conocer a sus clientes, en definitiva, encontrar para cada uno de ellos las prendas perfectas. En su trayectoria familiar está presente el mundo de los sombreros y esa pasión por la creación perfecta es parte de lo que ha heredado Teresa, una emprendedora, que cuando ha desarrollado una gran parte de su vida laboral, se ha decidido a poner en marcha una tienda como Koko Kids.

 

 

Su nueva localización en García Morato presenta la moda Koko Kids en un escaparate de cristal, que ocupa la parte frontal de la fachada. Al pasar por delante se ve amplia, luminosa, blanca, de lámparas modernas y decorativas, que destacan modelo y sus detalles. Un espacio diáfano en el que encontramos, por ejemplo, los diseños de Monna Lisa, Villalobos, Creaciones Carmina, con 50 años de historia; y Twin Set, para las chicas.

 

 


Para los chicos, la moda de firmas como  Hugo Boss o Timberland: camisas, chaquetas, pantalones, americanas… El estilo sport, así como el más arreglado está entre sus perchas. Además, combinando con algunos modelos de la tienda, calzado de Pretty Bailarinas, Tinny Shoes, Twin-Set, Hugo Boss o Igor.

 

Teresa Álvarez se mueve por su nueva tienda con cuidado, así me muestra lo que ha ido llegando para primavera y este tiempo de ceremonias.

Insiste en que éste es un proyecto que “le apetecía mucho”. “Lo que me encantaría es en un tiempo poder crear puestos de trabajo. Es un compromiso que tenemos con la sociedad”, explica. Durante mi visita se abre la puerta, entran algunos clientes que vienen a buscar la prenda deseada y que han pedido unos días antes.

 

“Para mí es muy importante la atención personalizada”, puntualiza Teresa. “El servicio post venta es bueno y necesito saber que no haya problema con la distribución de prendas”, detalla. Añade que, tal como se ha ido desarrollando el negocio, ha ampliando el abanico de tallas.

Un ejemplo es la firma Carmina, con la que ahora abarca desde 0 a los 12 años. “Vamos escalando según lo demanda el público y es que además los niños vienen muy altos”, comenta, y es que es cierto. Su gusto por la moda está presente en lo que elige para sus público.

 

 

“Abordamos el diseño nacional e internacional, tengo mucho interés por los nuevos diseñadores”. Ellos son futuro, lo mismo que busca Teresa para su Koko Kids.

Ver Post >
Descubrir ‘Algo Bonito’

El invierno nos ha alcanzado. Cambio definitivo de tiempo, niebla, bajada de temperaturas… ha llegado el frío para instalarse en nuestro armario en forma de nueva temporada. Pero no hay excusa para no disfrutar del comercio a pie de calle, todo lo contrario. Quizá ahora veamos que tenemos que renovar alguno de nuestros jerséis, o de nuestros bolsos, o una falda…

El frío no significa renunciar al estilo, todo lo contrario, podemos darle la bienvenida a otros complementos que echábamos de menos (aunque dentro de unos meses ‘los echemos de más’ pensando en el buen tiempo ¡A quién no le encanta cambiar de tercio!

Guiada por la curiosidad de descubrir una de las nuevas tiendas de la capital riojana, entré en Algo Bonito (nº 18 de la calle Doctores Castroviejo, Paseo de las Cien Tiendas). Una maniquí parecía darme la bienvenida. Me hizo sonreír encontrármela de frente, como esperando coqueta y sin darse importancia, aunque esté allí para que la observen.

Ante mí,  un local revestido en madera, muy envolvente y en el que pueden verse sombreros, bolsos, bufandas, pañuelos, collares…en sus estanterías. Me giré para curiosear entre sus perchas. Presentí dos líneas distintas. Me lo explicó después Ana de la Iglesia, la encargada de la tienda en Logroño, que distinguió entre ‘casual’ y ‘women’, ésta última sería la que, de manera coloquial, llamaríamos ‘más de vestir’.

Ana viene de Zaragoza, trabajaba en esta misma empresa que se define en su web como “una compañía especializada en moda femenina”, a la que añaden el adjetivo de  ”asequible”. Observé que había diferentes tejidos, y según éstos, los precios subían o bajaban si se mezclaba por ejemplo el punto con piel o seda. Trabajan mucho el algodón, Ana asegura que es 100 por 100, porque les gusta que puedan encontrarlo ” quienes tienen la piel delicada”. Explica que las prendas vienen de Italia, Francia  y China. El 20% de la colección es propia y se quiere potenciar.

El de Logroño es el séptimo Algo Bonito que se abre en España, pero no se trata de una franquicia. Junto a Ana, trabajan otras dos jóvenes, en este caso riojanas. La compañía, que se ha extendido desde Madrid, es una empresa familiar, fundada por Marcos Fernández. Él es un emprendedor que dejó atrás su empleo como distribuidor de una marca de camisería italiana y decidió dar el salto. Reconvirtió su experiencia en sector textil en su primer local Algo Bonito. Desde entonces han pasado tres años y siete tiendas. La última la tenemos aquí.

Ver Post >
Un mundo Petit Paris

Perfumes, jabones de tocador, lacas y otros elementos de belleza se dispensaron durante más de 70 años en el local de Petit Paris en la calle logroñesa de Hermanos Moroy. Fueron Amado y Ricardo quienes abrieron sus puertas. En 1971 David se puso al frente, así lo explicaba con su gran memoria nuestro Eduardo Gómez en su sección A pie de calle en Diario LA RIOJA. La última propietaria de esta histórica perfumería fue Alicia Calvo, según reseña la página web de la Plaza de Abastos de Logroño, ya que el local se sitúa en en el número 20, uno de los bajos.

Del mundo Petit Paris, que ha formado parte del ir y venir de esta transitada calle, queda parte de su historia. Ha tenido como aliado el buen gusto de quienes hoy ocupan este local con un negocio dedicado a la moda femenina, Lourdes Rivas Rodríguez y Beatriz Martínez Rivas, tía y sobrina.

Confiesan que les conquistó el lugar. Conservaron el nombre, como quien rinde un homenaje a la vida del comercio en la capital riojana, y no fue lo único.

En la nueva Petit Paris se decidió que su fachada fuera todo escaparate. En él, dos restaurados mostradores de la antigua perfumería son los soportes perfectos sobre los que colocar las prendas y los complementos, que pertenecen a “colecciones de calidad,  asequibles y en las que la moda se acomoda a la persona y no al revés”, asegura Lourdes.

 

La altura de los techos en este esta tienda se impuso cuando la remodelación se llevó a cabo. Querían consevar la antigua escayola, “pero se rompió nada más tocarla”, explican. A cambio, el espacio otorga así a sus visitantes más sensación de libertad. Otra de las mujeres de la familia, Noelia Martínez Rivas, fue  la apasionada arquitecta de este proyecto.

 

“El cariño y los detalles” han sido un denominador común en cada paso de la creación del nuevo Petit Paris. Un ejemplo es la estructura metálica, que ocupa la pared izquierda de la tienda. Es obra del marido de Lourdes y en ella se exponen con delicadeza, algunos de los conjuntos que se pueden encontrar en este comercio.

 

En el probador, cuelga un espejo antiguo que también se ha recuperado y conservado, al igual que la calzadora que lo acompaña. Frente a él se
miran las clientas que se prueban Levitas de napa, chaquetas cortas de piel, especiales vestidos, cazadoras o los bolsos de piel que lucen en las estanterías.

 

 

 

Percha a percha

Entre las perchas del armario de Petit Paris encontramos moda italiana como la de Betty Goodman, pero en este vestidor destacan las firmas españolas como Dossoles, con diseños exclusivos en prendas en piel; los vestidos de la andaluza Nuribel, cuyo principio es “diseñar para la mujer española real”; prendas de Lola Baldueza y las estrellas de Barada: sus bolsos, pañuelos y paraguas.

Los bolsos son uno de los puntos fuertes de Petit Paris. Fue Maribel, de la respetada Bolsos Best, quien acercó a Lourdes y Beatriz a la histórica firma Barada. “Nos asesoró en un montón de cosas”, dice Lourdes, “le estoy muy agradecida, nos ayudó mucho y con mucho cariño”, comenta sobre los consejos de Maribel.

 

Entre todo este talento español no podía faltar el riojano y tiene todo su protagonismo en forma de zapatos con Molé, Molé, en el apartado ‘de vestir’, con maravillosos tacones que enamoran. Para pisar fuerte  el comercio nos ofrece las botas de piel y estilo urbano de Sweet Lemon, así como las zapatillas italianas, casi una joya, de P-13.

Para la nueva temporada, Petit Paris tenía reservada una sorpresa que ya es una realidad: su propia marca de zapatos Petit Paris, puro diseño español. Podremos verlos con las nuevas colecciones.

 

Ver Post >
Con tus compras…la sorpresa espera en el mostrador

El comercio está vivo y como la sangre le corre por las venas no quiere parar de moverse. Así lo demuestra cada iniciativa que hemos podido ver en las calles de Logroño durante los últimos años como: la Semana del Comercio, aquel Cliente Misterioso, el Black Friday o El Sueño de una noche de…, que nos llevó a las tiendas a horas nocturnas por primera vez -fuera del día antes de Reyes- y en algunos comercios fue muy divertido (quedan imágenes que lo demuestran).

 

Recuerdo la primera vez, por lo menos mi primera, en la que se propuso un sorteo entre los clientes. El ganador tenía que gastarse una cantidad concreta en un tiempo récord  en las tiendas de la capital adheridas a este asunto. Desde la prensa teníamos curiosidad por quién sería el afortunado,  si de verdad le daría tiempo, qué compraría… y se escribieron en los medios riojanos distintos artículos sobre como resultó esta positiva experiencia.

 

Ahora ha llegado Creemos en Logroño, promovido por el Ayuntamiento de Logroño  y el Banco SabadellGuipuzcoano. Fue una sorpresa cuando el otro día entré en Natura a comprar un regalo a una amiga. Entre los aromas que inundan esta tienda, cuando tenía elegidos unos guantes verdes y me disponía a pagarlos, me hicieron entrega de la nueva idea para implicarnos con nuestro comercio.

 

 

¡Qué bien¡ Una vez más pensé. Ante mí un panfleto en el que tuve que rellenar mis datos y que entró después en una de las cajas que llevan la suerte en su interior. Hasta el día 29 de noviembre, queda en ella a la espera del sorteo de 3.000 euros en compras en los locales que se han unido a esta idea.

 

 

Salí de allí pensando en lo que podría adquirir con aquel premio si me tocara y cuando puse freno a mi sueño pensé que será un regalo estupendo para cualquiera que resulte ser el elegido. Será la oportunidad de llevar a casa aquello que igual no se puede comprar sin tener que planteárselo mucho o puede que con este premio se entreguen unas navidades que uno esperaba. Suerte.

 

Algunos datos:

  • Puedes saber si el local participa en esta promoción preguntando, por supuesto, pero en el mostrador tendrá la caja, con los panfletos que informan de las bases del concurso
  • Además, se hace entrega de un pequeño boleto para acudir al banco SabadellGuipuzoano de Logroño. Con este papel te obsequia una bolsa de edición limitada ilustrada por Mariscal. La promoción aclaran que es válida hasta fin de existencias 12.000 unidades (puede que queden o no)
  • Por otra parte, tómate tu tiempo para escribir tus datos, no vaya a ser que no los entiendan y no te puedan llamar, hazlo con cuidado y con atención. Sería una pena

 

 

 

Ver Post >
La Navidad está ¿aquí?

Noviembre. Por fin los termómetros han dejado de engañarnos con sus altas temperaturas para indicar que ya ha llegado el invierno. Los comercios nos lo gritan desde hace más de quince días. Los detalles navideños se van abriendo paso en las tiendas dedicadas a la casa o con secciones para el hogar, dulce hogar.


Así se puede comprobar entre la nueva temporada de Zara Home o en Primark, en Logroño. Hay gente precavida, nos comentan los comerciantes, a la que no le gusta preparar de un momento para otro los aderezos que acompañan estas fechas. Algunos eligen un par de adornos diferentes para el árbol cada año, convierten esta costumbre en una tradición, y los guardan con mimo hasta que llega el momento de colgarlos.


La decoración de la casa es otro de los asuntos que preocupa en la época pre navideña, mucho antes que el modelo que uno va a decidir enfundarse ese día. La casa tiene que estar a tono con la fecha, antes de que nos sorprenda la Navidad entrando por la puerta. La mesa, que en el día a día no alberga tantos invitados, también ocupa nuestro pensamiento antes de que llegue el momento de poner el primer plato.

Para quienes les guste tener todo pensado, ya pueden ir viendo alguna de las tendencias de la Navidad del 2014-2015. En este asunto la moda también influye, aunque hay clásicos que no nos abandonan. El rojo, el blanco y el dorado parece que van a seguir triunfando.

Algunos consejos

  • Menos es más. Hay que elegir los detalles que transformen la casa para la Navidad, pero hazlo con mesura, nuestro espacio no puede parecer el hogar de mamá Noel
  • Si vas a utilizar velas en la decoración: no las coloques nunca en una zona de corriente y apágalas antes de salir de la habitación, no queremos que la fiesta acabe un incendio. Si vas a colocarlas en la mesa en la que están los invitados (en la que se mueven bandejas, se recogen platos…) es mejor que las velas sean de poca altura, así evitarás que caigan encima del mantel con un pequeño golpe en este trasiego
  • Respecto a las luces, por ejemplo del árbol: comprueba que los cables no estén dañados (pelados), que no haya ningún portalámparas aplastado, si hay alguna fundida debe cambiarse de inmediato porque puede provocar que el resto se recaliente y se acorte la vida de este guirnalda luminosa

 

Ver Post >
Vistoso y divertido Halloween

Es inevitable no saber en la fecha en la que estamos por los escaparates de las tiendas y me encanta. Si has olvidado cuál es la siguiente fiesta sólo tienes que pararte delante de algunos. Es el caso de Claire’s (San Antón, 10). Sus grandes cristales (no ponen obstáculo alguno) dejan a la vista los colores de los disfraces de Halloween: el negro, el morado, el rojo, y el naranja (color calabaza) han tomado el local.

Los complementos son la estrella de la marca y mezclándolos con algo propio y un poco de imaginación puede salir un disfraz con gracia, incluso en el último momento. En su página web puedes hacerte una idea de lo que puedes  encontrar colgado de sus paredes. En Claire’s todo está colgado, ordenado por el tipo de artículo, para que uno vaya metiendo en una pequeña cesta los artículos deseados.

Estos días tiene ofertas de dos por uno, suele haberlas siempre, y entre las ideas que nos ofrecen para transformarnos en la noche de brujas, zombies y demás seres del terror hay: diademas, guantes agujereados y pendientes para cada ocasión (o disfraz).

Como una niña ante la calabaza

Con curiosidad me detuve esta semana cuando pasaba por la calle Somosierra. ¿Era una cesta calabaza lo que estaba viendo? Pues sí. Estaba entre dos muñecas, que diría yo que son tipo barbie, con una parte de su cuerpo plastificado relleno de caramelos. Pero lo que me llamó la atención fue esa calabaza sonriente, de mueca extrema, que lleva un asa y me pareció perfecta para meter los caramelos que consigan los niños. La dejé allí, mientras me iba con una sonrisa, en la tienda de golosinas Dulcinea (calle Somosierra, enfrente del Parque de Gallarza)

 Algunos consejos:

  • En el momento de elegir un disfraz hay que leer con detenimiento las etiquetas para tener claro que las telas no se incendien con facilidad
  • Si decides utilizar lentes de contacto de colores o con diseños que sean de calidad y no dañen los ojos para evitar lesiones graves
  • En el caso de los niños es recomendable no usar máscaras porque pueden dificultarles la visión. Es preferible que se les pinte la cara
  • Si se utilizan finalmente maquillajes hay que asegurarse que no sean tóxicos, que se quiten con agua. Antes de utilizarlos es mejor probarlos en una zona pequeña de la piel para comprobar que no produce ninguna irritación

Ver Post >
Periodista, logroñesa, las dos cosas de toda la vida. Con este periódico en la sangre, ahora lo revivo en internet. Ah: y me gustan las tiendas.