La Rioja
img
Curry dorado
img
Luismi Cámara | 12-06-2015 | 20:09| 0

Yo soy muy de Curry. De Stephen, no del condimento de origen asiático. Bueno, de ese también, porque me pasa con los dos algo parecido. Si el segundo me vale para dar alegría a muchos platos, el juego del de Golden State me anima a ver cualquier partido de la franquicia de San Francisco.
Esta temporada me he vuelto muy de los Warriors, aunque mi corazoncito sigue perteneciendo a los Lakers desde los tiempos del ‘showtime’, con ‘Magic’ Johnson a la cabeza. Precisamente por eso me gustan, porque estos Golden State hacen un juego divertido, veloz, atrevido y espectacular, como aquel del Run TMC de Chris Mullin, Tim Hadaway y Mitch Richmond y con Don Nelson en el banquillo. Pero aquellos nunca llegaron donde estos, que se encuentran a las puertas del anillo.

Ver Post >
Historias de siempre
img
Luismi Cámara | 09-06-2015 | 18:00| 0

El baloncesto riojano es de esos deportes que une. No es que el baloncesto riojano tenga su idiosincrasia particular, al estilo de la pelota vasca. Tras casi una década fuera, viviendo el otro baloncesto, me he vuelto a sumergir en este mundillo que, ya hace muchos años, mis amigos ‘de fuera’ calificaban de endogámico (realmente, usaban otros calificativos más malsonantes, pero que venían a significar lo mismo). Y después de tanto tiempo, me he dado cuenta de que poco ha cambiado. La mayoría de los que estaban siguen estando y los que apuntaban maneras se han ido haciendo importantes con nuevas propuestas y clubes. Algunos de ellos continúan con más pasión que antaño, arañando minutos a su tiempo, arrastrando a sus familias y alentando a los nuevos a convertir en pasión uno de los deportes que tienen más marcado en su ADN los valores de respeto, educación, compañerismo, igualdad y la formación como razón de ser.
Pese a que todos tenemos unos colores representativos y un escudo especial en el pecho, tantos años dentro de un mismo aro han hecho que algunos de los que eran tus enemigos en la cancha hayan pasado a ser compañeros de equipo, de nuevo rivales deportivos y amigos fuera de ella; que chavales que has entrenado desde críos se conviertan en colegas de banquillo y que más de una vez te ‘mojen la oreja’ sin compasión; que las posiciones a veces extremas que defendías, ahora sean más moderadas y permitan un diálogo más fluido y ayuden a comprender otras posturas distintas, no necesariamente peores.

Ver Post >
Bocadillos de Nocilla, malabarismos y King Cobra
img
Luismi Cámara | 28-05-2015 | 16:45| 0

Me encantaba ver por la calle a los chavales haciendo malabarismos con el balón de baloncesto y la merienda camino de casa desde el cole, o de un entrenamiento, o de jugar con los amigos en el patio. Daba gusto ver al crío resolver el problema planteado por los dos elementos que ocupaban ambas manos. La dificultad consistía en botar el esférico con una mano (o mantenerlo dando vueltas sobre uno o varios dedos) mientras con la otra se intentaba sujetar el bocadillo de Nocilla y pegarle un buen mordisco a la vez que la pelota subía y bajaba por el otro lado.
Unas veces se hacía con pericia, otras se tenía peor suerte y, una de dos, o el balón se escapaba botando lejos del alcance del niño o el bocadillo con la leche, el cacao, la avellana y el azucar iba a parar al suelo. En el primer caso, una carrera arreglaba el asunto. En el segundo, se cogía la merienda rápidamente, una palmadita y dos soplidos al bocata y todo arreglado. No era cuestión de tirar un manjar como ése por un poco de tierra. Lo de cambiarse el balón de mano entre bocado y bocado era ya para aquellos con un nivel avanzado de prestidigitación.
Y digo que me encantaba, porque es difícil ver ahora a un chaval por cualquier peatonal (mucho menos por aceras convencionales) practicar con un balón a la vez que ataca su merienda. Si los llevan, suelen estar dentro de la mochila, mientras caminan obnubilados con la mirada puesta en el móvil y en alguna conversación de WhatsApp con un amigo al que acaban de dejar en la anterior esquina.

Ver Post >
Espec'Chapu'lar
img
Luismi Cámara | 20-05-2015 | 16:37| 0

Era el más feliz de la pista. Con su trofeo de mejor jugador, brindaba con los brazos en alto con una afición que ha pasado de odiarle y sufrirlo durante años, a adorarle hasta convertirle en ídolo y seña en unos pocos meses.
Cuando en verano Andrés Nocioni decidió romper con su Baskonia -el club en el que se hizo un hombre, que le puso en la órbita de la NBA, y al que regresó como un insigne veterano- para cambiar Vitoria por Madrid, buscaba la última oportunidad de ganar en Europa. Como siempre, habló claro. Dijo que a su edad necesitaba formar parte de un equipo en el que no tuviera que estar tirando siempre del carro, y en el Caja Laboral era líder, corazón y salvavidas. El Real Madrid le ofrecía integrarse en una plantilla de calidad, ganadora y obsesionada (como él) con volver a reinar en la máxima competición continental tras veinte años de sequía y dos campañas ahogándose en la orilla de la final. No quería más minutos que nadie, ni el máximo protagonismo. Quería ganar. De lo otro ya se encargaba él. El Chapu se gana su puesto por derecho. Su ascendencia sobre sus compañeros se basa en exigirles el máximo pero siempre con él dando el ejemplo supremo de intensidad, trabajo y compromiso.
Con el de Santa Fe, el Real Madrid encontró ese extra de mala leche que le faltaba y sumaba al chico duro a un bloque que transmitía ‘buenismo’. No es que los jugadores blancos fueran poco competitivos, pero en los momentos importantes se echaba en falta a ese tipo que va a muerte a la batalla y encuentra el diamante en el barro, al que sonríe y disfruta en la pelea mientras los otros sufren, lloran y se lamentan. A su lado, incluso Felipe Reyes ha pasado, de parecer desasistido e ignorado en sus protestas, a contar con la mirada agresiva de un poste que intimida desde su posición de capitán y ya tótem histórico del club más grande de Europa.

Ver Post >
Este es vuestro espacio abierto
img
Luismi Cámara | 09-05-2015 | 16:42| 0
Imagen de 4ever.

Imagen de 4ever.

Se puede leer en la cabecera de este humilde blog, que intento actualizar con menos frecuencia de la que me gustaría: ‘Desde la grada. El baloncesto desde el punto de vista del aficionado’.
En mi declaración de intenciones apunto: “Este blog es un cajón en el que poder hablar sobre BA-LON-CES-TO y un espacio abierto a todos para compartir informaciones, críticas, pasiones y opiniones con otros internautas y basketadictos. Aquí os espero con los brazos abiertos”.
Insisto en los de “espacio abierto” en el que TODOS pueden aportar informaciones, críticas, pasiones y opiniones. Nunca he eliminado una crítica en este blog porque entiendo este hueco internetero como un entorno libre en el que yo escribo lo que quiero y en el que cualquiera puede responder.

Ver Post >
Echo de menos la pasarela
img
Luismi Cámara | 20-04-2015 | 16:19| 1

Este es el típico titular engañoso que anima a pinchar en la noticia.
Aquellos que no me conozcan, entrarán a este post pensando en el retiro de algún modelo. Aquellos que me conocen, se plantearán la duda de si lo de la pasarela va por haber sido modelo de manos, de pies o el modelo del antes en esos anuncios de dietas de adelgazamiento o de fajas mágicas.
Ni lo uno, ni lo otro. Os prometo que el titular no lo escribí con la intención de ganar adeptos a mi blog, es mi simple reflexión personal resumida en una frase sobre un cambio en las categorías inferiores del baloncesto que, a mi parecer, acaba con el espíritu y la filosofía del deporte infantil.
Al grano. El sábado fui a ver el partido que enfrentaba a los dos mejores equipos de la liga infantil femenina de baloncesto. Hace tiempo que dejé de entrenar en esta categoría. Entonces, el reglamento de infantiles se llamaba Pasarela y obligaba a los entrenadores a que todos los jugadores inscritos (un mínimo de ocho y un máximo de 12) jugaran al menos un cuarto (10 minutos) y no más de tres (30 minutos). Esas eran las normas fundamentales, no voy a profundizar ahora en otras reglas importantes pero que no vienen a cuento. Con ello se conseguía que todos los niños pudieran disfrutar del baloncesto durante un tiempo mínimo en cada partido, sin depender de su calidad, su físico o de si era un encuentro de pretemporada o la final de una competición.
Los doce jugadores tenían su tiempo… o los ocho inscritos, si el técnico aprovechaba la norma y convocaba sólo al número mínimo exigido de niños y dejaba algunos fuera para, por ejemplo, jugarse un título (como alguna vez me tocó ver).
El reglamento Pasarela se eliminó, y se aplicaron las mismas normas para todos. Y, con las reglas en la mano, es totalmente legítimo que un entrenador juegue los 40 minutos con cinco jugadoras, sin contar con el resto del equipo, como prácticamente ocurrió con uno de los dos contendientes en este partido del sábado.

Ver Post >
El Clavijo vuelve a Lobete para sellar la permanencia
img
Luismi Cámara | 09-03-2015 | 18:51| 0
Imagen del partido disputado en Lobete por el Clavijo en 2012.

Imagen del partido disputado en Lobete por el Clavijo en 2012.

 

La obligación puede hacer que el Cocinas.com viva el viernes, a las 21.00 horas, una de las grandes noches de la temporada. El equipo logroñés se jugará la victoria que le puede permitir sellar la permanencia virtual una campaña más en la LEB Oro en un polideportivo de Lobete que volverá a disfrutar de la presencia de ‘su’ Clavijo tres años después.
La entidad riojana, además, ha preparado una de esas iniciativas que reclamaba en mi anterior post para acabar llenando el pabellón ante el histórico MyWigo Valladolid (el antiguo Fórum) y recuperar el ambiente que antaño disfrutaba la ahora remodelada cancha logroñesa.
A poco que la afición riojana se movilice, los asientos de las gradas de Lobete (el aforo total es de unos 1.200 espectadores) pueden acabar prácticamente cubiertos. A los abonados del Cocinas.com, el club quiere sumar a los hinchas del baloncesto riojano que no son asiduos en los partidos como locales de los hombres dirigidos por Antonio Pérez. Para ello, ha lanzado una atractiva oferta de entradas a menos de la mitad del precio habitual. Las de los adultos han sido rebajadas a 5 euros, 4 si se compran anticipadamente; los niños menores de 10 años entrarán gratis y el ticket para los jóvenes de entre 10 y 16 años sólo costará 3 euros, 2 en venta anticipada.
Además, ha lanzado el hashtag #LlenarLobete para animar en las redes sociales a todos los aficionados a disfrutar de una gran jornada de baloncesto.

Ver Post >
Quo vadis Clavijo?
img
Luismi Cámara | 04-03-2015 | 17:19| 0
Imagen del partido del Cocinas.com contra el Palencia.

Imagen del partido del Cocinas.com contra el Palencia.

Hace un par de fines de semana fui con el mayor de mis hijos a ver el partido de balonmano entre el Naturhouse y el todopoderoso PSG. Mateo está acostumbrado a ver bastantes encuentros de baloncesto, pero le cuesta aguantar todo el tiempo pendiente del choque y suele pasar buena parte de ese rato jugando con otros niños por los pasillos de los pabellones.
Sin embargo, el otro día se lo pasó ‘pipa’. Nos sentamos cerca de la peña del Natur. Entre el bombo, la banda, el confeti, la afición, el ‘speaker’, la música de ambiente y el partido, el peque saltó, animó, aplaudió, gritó, cantó y no pensó en otra cosa que no fuera lo que estaba pasando unos metros más abajo. Salió encantado y emocionado. Yo también.
Ya sé que el del Natur era un partido especial, de Champions y ante uno de los mejores equipos del mundo, pero en liga el ambiente es también más que bueno.
Salí pensando que el balonmano funciona y, por el contrario, que el baloncesto no lo hace. Bueno, el Promete ya sí. El último partido ante el Conquero, las acciones llevadas a cabo por el club logroñés para llenar Lobete funcionaron y el ambiente fue estupendo. Sin embargo, el Clavijo sigue con la pérdida por goteo de aficionados y el Palacio de los Deportes se muestra ciertamente desangelado cuando el Cocinas.com ejerce de local.
El Clavijo está en ese complicado terreno de nadie, en una categoría que mira hacia la ACB pero con un último escalón de la altura de un rascacielos que sólo se puede escalar con un piolet de oro imposible de comprar por las arcas vacías de los clubes de la segunda categoría del baloncesto español.

Ver Post >
Los pilares de Birigay
img
Luismi Cámara | 25-02-2015 | 18:18| 2

No he sido nunca un gran defensor de Luis Birigay (se defiende muy bien solo), ni soy su amigo, ni le debo nada (mucho menos él a mí). Pero un aficionado como yo, que ha perdido y ha ganado muchas horas de su vida en el baloncesto, reconoce cierta admiración y todo el respeto por un tipo como Birigay.
Más en estos momentos, en los que muchos de aquellos que tuvieron que doblar la rodilla ante él y sus equipos se frotan las manos con su salida del primer equipo del Campus Promete, esos que disfrutan de forma patética y visión estrecha, mezquina y ruin del triunfo propio en el fracaso ajeno. Esos que, cuando comenzó, hace ya muchos años, ese proyecto nuevo llamado Las Gaunas lo veían como un loco más que se metía en un berenjenal del que sólo podía salir un club simpático y poco peligroso.
Pero ese recién nacido gracioso y sin fuerza aparente se fue transformando en un rival incómodo, y acabó convertido en un gigante dominante que impuso su dictadura en todas las categorías del baloncesto femenino durante mucho tiempo -salvo alguna excepción convertida en pequeña aldea gala ante el imperio romano, ¿verdad Nacho?-, con Luis como cabeza visible y receptor de muchos amores, y numerosos desafectos y malquerencias.

Ver Post >
Un salto para la historia
img
Luismi Cámara | 24-02-2015 | 12:22| 0
Ver Post >

Últimos Comentarios

Pacoperez 11-08-2017 | 17:33 en:
Alma, corazón y vida
Jadelrio 21-04-2015 | 15:41 en:
Echo de menos la pasarela
Lauragm 26-02-2015 | 12:46 en:
Los pilares de Birigay