La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

celtics

¿Dónde está el ‘glamour’?

Pau Gasol se lamenta en el banquillo de los Lakers.

Pau Gasol se lamenta en el banquillo de los Lakers.

Después de seis meses y un empacho importante de partidos, de demasiadas chucherías y golosinas que llegan a indigestar, la NBA se digna a servir su plato principal, su chuletón de buey. Llegan los ‘playoffs’.
Adam Silver vivirá sus primeras eliminatorias por el título como mandamás de la mejor liga planetaria de baloncesto, pero en el menú del nuevo comisionado faltarán algunos de sus platos estrella, aquellos que todos piden aunque hayan ido perdiendo calidad por el camino. Esos que consumen en grandes cantidades los aficionados de todo el mundo y los que permiten mantener vivo y brillante el cartel de la entrada del negocio.
Este año no aparece en la lista de 16 los más grandes entre los grandes si de anillos hablamos, los Boston Celtics; ni los creadores del ‘showtime’ y poseedores del aura púrpura y oro que ilumina todo allá por donde pasan, los cinematográficos Lakers de Pau Gasol. La carta tampoco contará con la manzana podrida de dinero tirado a la basura de la gran Nueva York, los Knickerbockers.

Ver Post >
Otra muesca para el pistolero elegante

Es el tirador más letal de la historia de la NBA. Es un hecho objetivo e irrefutable con el libro de la historia de la liga en la mano. Se podrá decir que ha habido lanzadores más completos, con más recursos en otros lances del juego, pero nadie está en condiciones de decir que Ray Allen es el mejor pistolero desde que se pintó la línea sobre una pista del baloncesto, por mucho que alguno como Dale Ellis se califique a sí mismo como tal.
El ahora sexto hombre de los Heat, a sus 37 años, es el mejor triplista de la fase regular de la NBA desde que el 10 de febrero de 2011 superara ante Los Angeles Lakers los 2.560 triples logrados por Reggie Miller. El mítico jugador de los Pacers ha ido viendo cómo el californiano le ha ido arrebatando una a una sus marcas acumuladas como artillero en su larga carrera en las filas de Indiana.
La última se la arrebató en el tercer partido de la eliminatoria ante los Bucks, cuando dejó atrás los 320 aciertos de Miller en ‘playoffs’ y que figuraban como tope en la historia de la liga estadounidense. El récord tuvo su anécdota, ya que Allen lo consiguió precisamente en Milwaukee, la ciudad en donde comenzó su andadura en la NBA en 1996. El escolta recordaba tras el partido que la noche había sido “muy especial” y volvió atrás en el tiempo para recordar las dudas que tenía aquel joven debutante sobre sus posibilidades en la mejor competición de baloncesto del mundo.

Ver Post >
Este blog es un cajón en el que poder hablar sobre BA-LON-CES-TO y un espacio abierto a todos para compartir informaciones, críticas, pasiones y opiniones con otros internautas y basketadictos. Aquí os espero con los brazos abiertos.