Blogs

Fernando Sáez Aldana

El bisturí

Último tajo

Hace trece años, por estas fechas, la dirección de DIARIO LA RIOJA me invitó a participar en su proyecto de potenciar la sección de opinión del periódico incorporando columnistas locales. Acepté sin pensarlo y nunca estaré suficientemente agradecido a esta casa porque durante 674 jueves consecutivos me haya concedido el privilegio impagable (y de hecho impagado) de expresar mi visión de la vida y el mundo en el medio de comunicación más leído de mi terruño. Para un escritor, además, la columna semanal es un ejercicio de gimnasia intelectual y literaria que proporciona una forma patente en la mejora del estilo y el dominio del idioma.

Quizá parezca que teclear treinta líneas por semana es una tarea fácil y poco exigente para quien está acostumbrado a escribir textos más complejos. Sin embargo, en mi experiencia, una columna de opinión puede resultar un trabajo agotador. Primero hay que concebir una idea generadora del texto. Fruto unas veces de observar el mundo exterior, otras de un ejercicio de introspección, la elección del tema sobre el que vas a escribir se parece a la del cazador o el pescador que aguardan durante horas que salte o pique la pieza. La siguiente fase consiste en sentarse al teclado tratando de expresar la idea seleccionando las palabras exactas, madrugando más que los gallos y robándoles el tiempo a otras cosas. La interminable labor de corrección y pulido sólo cesa cuando el plazo de envío del texto se agota. Así que puede decirse que escribir una columna te ocupa la semana entera. Y así una tras otra desde hace trece años, hasta que llega un momento en el que crees haberlo dicho todo y repetirte como el pepino. De modo que ha llegado el momento de poner el punto y final a mi colaboración con este periódico donde solo tengo buenos amigos. Este es el último tajo de mi bisturí literario.

Sé que algunos celebrarán librarse de esta molesta mosca cojonera y espero que otros lamenten dejar de compartir cada jueves una opinión políticamente incorrecta. A estos quiero agradecerles el honor que me han dispensado leyéndome. En cuanto a aquellos, les deseo que ocupe mi puesto quien me haga bueno. Celebro que algunas columnas les hayan resultado interesantes o divertidas —sin duda a los lectores más inteligentes— y pido excusas a los picajosos que hayan podido sentirse ofendidos por alguna de mis opiniones, nunca vertidas con el ánimo de disgustar —ni de agradar— a nadie. Y a todos quienes hayan leído El bisturí alguna vez, gracias por haber recompensado de ese modo el ímprobo esfuerzo de escribirlo. Hasta siempre amigos, y feliz Día de los Inocentes.

Temas

Por Fernando SÁEZ ALDANA

Sobre el autor

diciembre 2017
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031