Blogs

Fernando Sáez Aldana

El bisturí

El problemón español

La prueba de que las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) son inútiles es que el principal problema de España no es ninguno de los elegidos por encuestados que mes tras mes demuestran lo mal informados que están, y no es su culpa. Porque nuestros mayores problemas no son ni la corrupción, ni los políticos, ni la situación económica, ni el paro, ni el secesionismo catalán, ni la inmigración. Esta es la errónea credulidad a la que inducen los titulares de los informativos, las opiniones publicadas y las tertulias. Pero el mayor problemón de nuestro país, ya crónico pero agudizado año tras año, es que nacen menos españoles de los que mueren, aunque las desastrosas consecuencias de esta catástrofe demográfica no se sufrirán la semana o el mes que viene sino dentro de unos cuantos años e incluso generaciones.

Las causas de la baja natalidad son obvias: métodos anticonceptivos, abortos voluntarios (100.000 cada año), incremento de parejas infértiles o del mismo sexo y la fórmula letal = paro o precariedad laboral + vivienda inasequible + guarderías pocas o caras (benditos abuelos) + ponerse a ello a los treinta y muchos + escasos incentivos a la natalidad. Hemos creado un sistema orientado a vivir demasiado (mayor esperanza de vida del mundo, aunque sea de mala calidad) y a nacer poco (índice de natalidad más bajo del mundo) que no puede garantizar ni el relevo generacional ni el sostenimiento del Estado del Bienestar, salvo para quienes valoran lo bien que se está sin hijos. Es cierto que la inmigración alivia algo los números rojos demográficos, pero la baja cualificación técnica de los que llegan contrasta con los incalculables licenciados abocados al llamado exilio del talento, de modo que nuestro empobrecimiento poblacional no sólo es cuantitativo sino cualitativo.

La consecuencia más grave es la inviabilidad del actual sistema de pensiones y de la universalidad y gratuidad de una sanidad pública tan generosa como la española. Dos lujazos que una sociedad donde cada vez hay menos activos y más pasivos no podrá permitirse ni asfixiando a la gente a impuestos. Este es nuestro gran problema nacional aunque parezca no importarles ni a los gobernantes y los aspirantes a serlo, incapaces siquiera de abordarlo tan ocupados como están con sus majaderías, ni a los ciudadanos que los seguimos soportando. Pero si una civilización extraterrestre lograra captar nuestros informativos y nuestras conversaciones de barra o terraza, creería que los asuntos más graves de esta esquina del planeta son las primarias del PP, el tonto útil de Torra, los huesos de Franco y, por encima de todos, haber caído en octavos.

Temas

Por Fernando SÁEZ ALDANA

Sobre el autor

julio 2018
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031