‘Buried’ educativo

 

Otro disgusto más para Gonzalo Capellán. Si el consejero de Educación no tenía suficiente con tener que trasladar a la región las medidas impuestas-propuestas por el ministro Wert para ahorrar 3.000 millones en la educación española, ahora tiene ‘okupas’ en la Consejería.
El diálogo se antoja imposible entre sindicatos y Consejería. Las versiones de lo que pasó ayer en la mesa sectorial son antagónicas aunque, paradójicamente, comparten el mismo argumento: “No quieren negociar”. ¿Quién tiene razón? Probablemente nadie; seguramente los dos.

Siendo un tema tan delicado como es el de la educación, y habiendo precedentes de ‘malos rollos’ entre sindicatos y Gobierno, lo suyo hubiera sido que unos y otros hubieran cedido dando cierto ‘asilo’ a las pretensiones ‘contrarias’. Pero no. Lo que hubo, dicen los sindicatos, fue “diálogo de besugos”; “boicot de CCOO”, dice Educación.

El ambiente previo al encuentro fue tenso. Demasiado tenso como para esperar un final feliz. Educación se equivoca al no conceder cierto cuartelillo a los sindicatos. Quizá aceptar un calendario de negociación para hablar sobre cómo se aplicará el aumento en dos horas del horario de los docentes no implique rendirse. Los sindicatos, por su parte, también se equivocan por acudir a un encuentro con una única idea: encerrarse si no se aceptan todas sus pretensiones. Quizá sería mejor una visión de conjunto de las medidas.

¿Habrá acuerdo? Debería haberlo. Deberían ser capaces de sentarse en una mesa, dejar en la puerta sus diferencias-odios-recelos-manías y hablar por el bien, no suyo, sino de los alumnos.

Que los encierren… pero a todos y no les dejen salir hasta que no lleguen a una solución.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.