A la pata coja

El pasado jueves giró visita oficial a La Rioja. Su aparición (apoyándose en una muleta) fue una acertada puesta en escena de lo que lo que le espera a esta comunidad en materia de comunicaciones de titularidad estatal. Por mucha voluntad que manifieste el Gobierno central para propulsar sus grandes proyectos en La Rioja, mínimo impulso puede tomar a la pata coja, secuestrado por unos presupuestos generales, a la fuerza cicateros.

El Estado, representado en la figura de la titular de Fomento, Ana Pastor, reconoce la situación deficitaria en la que se encuentra esta comunidad en materia de infraestructuras. Y todo su empeño, palabra de ministra, es corregir ese «descubierto» «en el menor tiempo posible». Eso sí, «en función de los recursos económicos disponibles». Que es tanto como decir: qué jodidos os dejaron los anteriores y qué jodidos vais a seguir. No money paisanos.

Con todo y con eso, la ministra se mostró absolutamente compresiva con las necesidades de esta región, pero huyó astutamente del ejercicio suicida (al que se presta la mayoría de los políticos) de fijar plazos sospechosos de ser incumplidos. Así, la escuchamos establecer horizontes temporales como «en unas semanas», «a la vuelta del verano» o «en unos cuantos años». Lustros, podemos dar por hecho, en el caso del eje de alta velocidad ferroviaria.

Esa es la impresión que me transmitió Pastor. Una percepción que, acaso, sea inexacta. Lo barrunto a la vista de la satisfacción que observé en los rostros, entre otros, del jefe del Ejecutivo regional, del delegado del Gobierno en La Rioja, del consejero de Obras Públicas y de la alcaldesa de Logroño.

 


Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.