La Rioja
img
Cansos
img
Mayte Ciriza | 05-07-2017 | 19:57| 0

Se plantó en el despacho sin que hubiéramos quedado, en qué hora le dije que sí, que tenía 5 minutos, y le pregunté: ¿qué tal todo? Ahí empezó la retahíla de todos sus males: empezó a hablarme de su exmujer, de sus hijos y hasta de los problemas con los vecinos. Hablaba sin parar, no veía el momento en que parase para respirar, levantarme inmediatamente y decirle que tenía una reunión urgentísima a la que no podía llegar tarde.

Uno de los personajes más divertidos de José Mota es “el cansino histórico”, que aparece en todas las épocas y que cuando coincide con un personaje famoso del momento, comienza a elogiarle, a pedirle autógrafos y a invitarle a algo. El personaje famoso, que tiene prisa, se niega y el otro empieza a insultarle.

Hay muchas palabras para denominar a los pesados: plomo, plasta, ladrillo, pelmazo, coñazo, aburrido, cargante, pelma, petardo, palizas…  Pero la que más me gusta para definirlos es nuestro riojanismo “canso”. Los cansos o cansinos no solo están ahí desde el principio de los tiempos, en todas las épocas, como el personaje de Mota, sino que no tienen edad, ni sexo, ni clase social, ni ideología -los hay de derechas y de izquierdas-. Están en todos los lados y en todas las estaciones del año, aunque en verano les cunde más. Estás tan tranquila en la piscina o en la playa y se acercan de forma inmisericorde a darte la chapa, mientras intentas leer o echarte una cabezada. Si hay algo transversal en nuestra sociedad son los cansos.

Cada día hay que lidiar con ellos: en el trabajo, en la familia, en la calle… No se ponen en el lugar del otro y no se dan cuenta de que están molestando, incomodando o incluso resultando desagradables. Al pelmazo, en general, se le ve venir, y hay que estar prevenido para que no te dé la paliza. Lo malo es que todos en algún momento acabamos siendo cargantes para otros.

Además de en la vida real, están también en la vida virtual. Las redes son el paraíso de los cansos. Están los que meten unas chapas infinitas en Facebook, los que se pasan el día retuiteando de todo, los que no paran de enviar vídeos, fotos o larguísimos mensajes de texto a todos los grupos de guasap y encima preguntan qué te ha parecido.

Hay muchos tipos de plastas: los que están todo el día quejándose, siempre les duele algo; los monotemáticos, que solo saben hablar de una cosa; los que solo hablan de sí mismos; los de los chistes malos o inoportunos; los profundos, siempre con el sentimiento trágico de la vida; los sosos por naturaleza; los pedantes, que solo se escuchan a sí mismos…

Invaden nuestra intimidad, se comportan de una manera egoísta, no respetan tu trabajo ni tu descanso, te hacen perder el tiempo y la paciencia, te pueden llegar a amargar y son insufribles. En fin, uno de los secretos de la felicidad es evitar a los cansos.

el-cansino-historico-e-isaac-peral
Ver Post >
Tanto monta, monta tanto
img
Mayte Ciriza | 05-07-2017 | 19:50| 0

Sus apellidos eran Nito del Bosque. Hasta ahí todo bien, pero los padres decidieron ponerle de nombre Elena, y claro, todo seguido queda Elena Nito del Bosque, ¿en qué pensaban esos padres? Me pregunto si iba a clase con Francisco Lorín Colorado, que manda narices.

En otro caso, los padres le pusieron de nombre Perfecto a un niño cuyo primer apellido era Melón, Perfecto Melón. ¿Qué se les pasaba por la cabeza a los que pusieron a su hija Azucena si los apellidos eran Flor del Valle? Aún recuerdo la mañana en que Carlos Herrera entrevistaba a la zaragozana Luz Cuesta Mogollón.

Por diversión, por hacer una broma (maldita la gracia para la criatura)  o sin darse cuenta. De este último caso, he conocido personalmente a unos padres que le pusieron a su hija de nombre Noa, sin caer en que el apellido del padre es Larreina. Noa Larreina se llama su hija. Todo el mundo cuando conoce a Juan piensa que es profundamente republicano, y de eso nada

¿Tampoco se dieron cuenta los padres de Miren de que su primer apellido era Amiano? Miren Amiano se llama la chica.¿Eran unos cachondos o unos despistados el matrimonio Llando Siempre para ponerle a su hijo Rodolfo? Rodolfo Llando Siempre. Por no hablar del Sr. Melo que puso a su hija Débora: Débora Melo. Un médico contaba con un día cómo sus profesores en la facultad le convencieron para que se especializara en urología aunque él quería ser pediatra. Se apellida Pollato. Es el Dr. Pollato, urólogo.

Pues todo esto se puede acabar a partir del 30 de junio. Desde esa fecha los padres no sólo tendrán que decidir el nombre de su recién nacido sino también el orden de los apellidos. En caso de que no hay acuerdo el funcionario responsable del Registro Civil “acordará el orden de los apellidos atendiendo al interés superior del menor”. ¡Quién iba a decirles a los responsables del Registro Civil que su trabajo iba a ser tan creativo!

Así algunos no tendrán que pasarse la vida dando explicaciones sobre lo cachondos mentales que eran sus padres. Imagino que muchos elegirán tener como primer apellido otro distinto a García, López o  Martínez. Tres millones de españoles tienen como primer o segundo apellido García. Por cierto, que en Cataluña y en el País Vasco los apellidos más comunes son precisamente esos. Hace años arrasó en España la película “Ocho apellidos vascos”. Es inolvidable la escena en que Dani Rovira improvisa su pedigrí vasco antes su futuro vasco: Gabilondo, Urdangarín, Zubizarreta, Arguiñano, Igartiuru, Erentxun, Otegui y… Clemente.

Más allá de anécdotas, más allá de los apellidos que juntos resultan curiosos o divertidos, es una cosa muy seria y un avance en la igualdad entre mujeres y hombres que haya que elegir el orden de los apellidos de los hijos. Aunque la tradición va a pesar, parece que al menos en cuestión de apellidos va a ser verdad que tanto monta, monta tanto.0

Ver Post >
Sin alternativa
img
Mayte Ciriza | 05-07-2017 | 19:46| 0

Francesco, de siete años, murió hace diez días al noreste de Italia, cerca de Pésaro, por las complicaciones de una otitis que los padres decidieron tratar con preparados homeopáticos en lugar de con antibióticos. Después de la muerte del pequeño se ha sabido que sus padres (que tienen también otros dos hijos menores de edad) no le daban antibióticos nunca, y cuando estaba enfermo lo llevaban a lo que los medios denominan un “médico homeopático” (esto es una contradicción, porque o es médico o es homeopático). La justicia italiana investiga por homicidio involuntario a los padres y al médico, llamado Massimiliano Mecozzi, por cierto, desaparecido.

Hace unas semanas cientos de farmacéuticos se movilizaron contra el “engaño” de la homeopatía y solicitaron a las autoridades que no la consideren medicamento. La homeopatía no tiene ninguna base científica, nunca ha curado a nadie y únicamente tiene un efecto placebo, pero se vende en las farmacias como si fuera un medicamento, dejando, claro, pingües beneficios. El problema es cuando se abandona la medicina para echarse en manos de falsas ciencias como la homeopatía.

¡Y Si solo fuera este el único tratamiento sin base! Dietas milagrosas para perder peso en diez días y sin esfuerzo hasta cápsulas mágicas, de hecho desde que tecleé en internet “dietas milagrosas” me aparece el anuncio de “una cápsula que elimina el 3% de tu grasa abdominal y para siempre”. Pero nada comparable a las pastillas y pócimas “naturales” para aumentar el vigor sexual y que no tienen realmente ningún efecto una vez analizadas.

Los calvos son un objetivo muy preciado para estos nuevos charlatanes de feria, hay todo tipo de productos pseudocientíficos para evitar la caída del cabello en los hombres. ¡Pero si han llegado a estar de moda las pulseras que cargan de energía positiva a quien las lleva! y no hace tanto de esto. Hay también gotas para acabar con las ojeras. Y todo ello “de venta en farmacias”.

Otro capítulo son los colchones que te aseguran un descanso reparador y la cura de los dolores de espalda. Una buena almohada siempre es conveniente para dormir mejor, pero de ahí a que te quiten el dolor de cabeza o acaben con las migrañas hay una diferencia, la de la verdad y la mentira.

Y por si todo esto fuera poco, también se venden, y cada vez más, sí, tratamientos naturales para curar el cáncer: “con la fruta y las hojas de la guanábana de forma natural, 10.000 veces mejor que la quimioterapia y para curar más de 12 tipos de cáncer”. Pero esto no es una broma, juegan con la desesperación de mucha gente, les estafan y ponen sus vidas en juego. Cada vez que escucho hablar de alternativas a la medicina me echo a temblar, ¿de qué timo estarán hablando? Y es que para curar una enfermedad, la medicina es la única alternativa.

sindrome-rett-homeopatia-1024x682
Ver Post >
Amarga venganza
img
Mayte Ciriza | 05-07-2017 | 19:41| 0

Entró al correo electrónico de su exnovia y envió a todos sus contactos una fotografía en la que ella aparecía practicando sexo con él, como represalia por haber puesto fin a la relación que mantenían. Añadió también el teléfono y un texto en el que invitaba a todos los receptores a que la llamaran para tener sexo oral. El juicio contra el subinspector de la Guardia Urbana de Barcelona por esta pornovenganza contra su expareja y también policía ha comenzado hace unas semanas y tanto la fiscalía como la acusación particular piden tres años de cárcel por un delito contra la intimidad y dos por un delito contra la integridad moral.

Por desgracia, estos casos están a la orden del día, ahora facilitados por las nuevas tecnologías, pero el sentimiento que los anima existe desde que el mundo es mundo. El vengador justiciero es un tópico del cine y de la literatura, y además fascina a espectadores y lectores: nos encanta que el malo sufra y reciba su castigo. ¿Quién no ha disfrutado con “El conde de Montecristo” de Dumas, por no hablar de tantas otras películas o novelas?

La venganza habita en el alma humana, pero aunque sea un detonante emocional muy poderoso, se vuelve en contra de quien la practica. Sin llegar a extremos como el caso de los policías de Barcelona, el día a día está lleno de pequeñas venganzas, de ajustes de cuentas. Todo el mundo, y de una forma muy particular la política, tiene cuentas pendientes, lo que pasa es que hay quien se las cobra y quien no.

Acumular odio, almacenar inquina, es una manera de envenenarse uno mismo. Aunque en un primer momento la venganza pueda calmar el resentimiento, ese deseo de revancha acaba intoxicando al vengador. El rencor acumulado hace que se recree en el agravio, que se quede rumiando la afrenta que cree haber recibido, y eso le impide pasar página y le quita la alegría de vivir. Además, lo peor de todo es que la venganza crea adicción.

La mejor manera de evitar el afán de venganza es olvidar, cosa que no es fácil y hay que esforzarse mucho en conseguirlo. Como decía Borges, tan citado por mi santo: “yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón”.

Si tu novia te ha dejado, si te han hecho una faena en el trabajo, si te han traicionado, el primer sentimiento puede ser desquitarse por ello. Pero la vendetta no te hace mejor. Las malas personas dejan que se cocine en su interior el afán de resentimiento y, aunque crean sentir el sabor dulce de la revancha, en realidad si hay algo que deja un poso amargo es la venganza.

venganza_thumb-600x402
Ver Post >
No me aburro
img
Mayte Ciriza | 11-05-2017 | 17:01| 0

Me tocó al lado el más soso y aburrido de toda la mesa. Dos horas de cena de trabajo que se me hicieron interminables. No veía el momento de quitármelo de encima. Solo sabía hablar de temas laborales, como si no hubiéramos tenido bastante ya con la reunión de varias horas. Además, lo que decía no tenía ningún interés y, para colmo, era de esos que lo repite todo dos veces con el mismo tono y sin ninguna gracia. Una cena soporífera. Por eso son mucho mejor las cenas de pie, porque así puedes escabullirte de los aburridos. Como decía Groucho Marx, “en las fiestas no te sientes jamás, puede sentarse a tu lado alguien aburrido”.
Hay personas con un auténtico talento para aburrir a los demás. En el día a día los tenemos a cada paso y hay que hacer lo posible para identificarlos y evitarlos. Como muchas veces no te queda más remedio que aguantarlos, hay que aprovechar los ratos de ocio que cada uno tiene para estar con quien te lo pasas bien, te diviertes y estás a gusto.
El aburrimiento se produce cuando crees que no haces lo que quieres y haces lo que no quieres. No está mal aburrirse alguna vez, el problema es cuando el aburrimiento es algo habitual, porque aburrirse es malo. En una época en la que hay tantos estímulos externos y tantas posibilidades de hacer montones de cosas, no hay excusas para aburrirse.
Una persona aburrida, además, pierde concentración, pierde motivación y su actividad cerebral disminuye. Leía este domingo en la prensa que, según una encuesta del Instituto Gallup, entre los años 2006 a 2016 nada menos que un 43% de los españoles aseguran no haber hecho nada interesante el día anterior (un 47% en todo el mundo). Lo que da la razón al escritor Isaac Asimov, que en 1964 escribió que el “aburrimiento se convertirá en la principal enfermedad de nuestra época hasta tener consecuencias mentales, emocionales y sociológicas”.
Se ha demostrado que el aburrimiento reduce la esperanza de vida. En un estudio de unos profesores de la University College de Londres, hecho con funcionarios de mediana edad, se llegó a la conclusión de que una vida con demasiado aburrimiento puede acabar con cualquiera, que cuanto más aburridos son tu vida y tu trabajo, más probabilidades tienes de morir antes de tiempo. Según la investigación, los funcionarios que declararon sentirse más aburridos en su trabajo tenían un 37% más de probabilidades de fallecer en la década siguiente. Vamos, que se cumple literalmente, según la investigación, el sentido de la frase “morir de aburrimiento”. Hay que disfrutar con el trabajo, con los amigos, con el ocio. Hay que matar al aburrimiento antes de que el aburrimiento nos mate a nosotros. Tenemos que hacer todo lo posible para no aburrirnos, para poder decir cada día, “no me aburro”.

Ver Post >
¡Qué decepción!
img
Mayte Ciriza | 27-04-2017 | 19:00| 0

No se lo esperaba; después de tanto tiempo de trato diario y fluido, de trabajar codo con codo, de contarse sus vidas, sus alegrías y sus penas, lo que menos se esperaba Patricia era que su amiga y compañera de trabajo iba a dejarla en la estacada por un miserable aumento de sueldo. Mientras me lo contaba, entre lágrimas, no dejaba de repetir: “no me lo puede creer, de quien menos me lo esperaba, ¡qué decepción!”.
En esta época en la que un día sí y otro también salen a la luz casos de corrupción, escuchamos más de una vez a propósito de los corruptos, por parte de sus compañeros de partido, “no me lo puedo creer, qué decepción”. Todos los ciudadanos nos sentimos más que decepcionados, hartos y asqueados por la corrupción de aquellos en quienes se depositó la confianza en forma de voto para gestionar lo que es de todos.
Pero más allá de esta época de decepción política, ¿quién no ha experimentado alguna vez ese nudo en el estómago, esa misma tristeza al darnos cuenta de que la persona en la que confiábamos nos ha traicionado? Cuando esperamos demasiado de los demás, cuando no somos realistas, es cuando surgen la frustración y el dolor. Nos decepcionamos porque nos creamos expectativas y porque no nos relacionamos con las personas que nos rodean tal y como son, sino como nos gustaría que fuesen. Claro, que es muy fácil eso de decir que no se tengan expectativas, pero, ¿qué es la vida sino la gestión de las esperanzas?
En la vida es inevitable que nos decepcionen y decepcionar. Pero es fundamental que eso no nos lleve a la desconfianza, nunca hay que generalizar. Si lo hacemos, podemos pasar a una relación paranoica con los que nos rodean. El que se haya sufrido un desengaño no quiere decir que vaya a pasar siempre. Todo el mundo se va a sentir traicionado, engañado o decepcionado alguna vez en su vida.
La mayoría de las decepciones se producen por las distintas escalas de valores que tenemos. Lo más importante para no sufrir tantas es evitar que tus expectativas dependan de otros, se trata de que, en la medida de lo posible, dependan de ti mismo. Hay que aceptar que los que consideramos nuestros amigos no tienen por qué hacer lo que nos gustaría que hiciesen.
Cuando en la vida te sientes desilusionado, lo importante es sobreponerse, aceptar las cosas como son, y a la vez tener el coraje de seguir adelante. Hay veces en que la frustración es fruto de darse cuenta del autoengaño en el que uno ha vivido respecto a una relación. Resulta que esa persona no es como pensábamos que era. Y es entonces cuando aparece ese sentimiento inevitable, como la vida misma, y pensamos ¡qué decepción!

Ver Post >
Medidas de la felicidad
img
Mayte Ciriza | 12-04-2017 | 11:07| 0

Salgo de trabajar una soleada tarde de viernes de abril y veo las terrazas de la calle Bretón llenas. Un magnífico ambiente, la gente ríe y habla (hablar es una fuente de felicidad). Tomarse un vino en Laurel o quedar con los amigos a cenar en una bodega son cosas que no se miden en el Índice Mundial de la Felicidad, que siempre me llama mucho la atención, y que acaba de hacer público su informe del último año, 2016.
Según el famoso Índice, Noruega es el país más feliz del mundo, con una nota de 7,5 puntos, seguido por Dinamarca, Islandia, Suiza, Finlandia y Holanda. Suecia está en el décimo lugar. Vamos, los nórdicos en cabeza. España está, con 6,4 puntos, en el puesto número 34, por delante de Portugal, Grecia o Italia, y cerca de Francia. Estados Unidos está en el 14 (con 6,9), Alemania en el 16 y Reino Unido en el 19.
Estas clasificaciones dan mucho que pensar, porque la felicidad no radica únicamente en el PIB per cápita, las políticas públicas y el estado del bienestar, sino que hay otros muchos factores. Miramos a los países del Norte de Europa con admiración cuando queremos mejorar el sistema educativo, es verdad que tienen un modelo envidiable de conciliación de la vida familiar y laboral, y están a la cabeza en derechos sociales.
No tengo nada contra los países nórdicos, me gustaría tener ese nivel de vida, pero una cosa es el nivel de vida y otra el estilo de vida. Esos mismos países que encabezan la clasificación de la felicidad tienen la tasa más elevada del mundo de personas que viven solas: uno de cada de dos nórdicos vive solo y uno de cada cuatro muere en soledad. Muchos cadáveres ni siquiera son reclamados.
Junto a ello, nos encontramos con la llamada “paradoja nórdica”: en Finlandia, Noruega y Suecia se dan los más altos índices de violencia de género de toda Europa, a pesar de ser los más avanzados en políticas de igualdad.
Por no hablar de ese drama personal que son los suicidios. Una de las tasas más altas de suicidios de Europa se da en los países nórdicos. Si la gente se sintiera tan feliz, no se suicidaría. Esto no parece medirse en el dichoso Índice de Felicidad. Ojalá tuviéramos sus cotas de desarrollo, pero una de las claves de la felicidad está en saber disfrutar de la vida, no encerrado en tu casa con las velitas encendidas, pero tú solo, sino en compañía, tomando unos vinos, aprovechando las horas de luz y de sol que ellos no tienen, disfrutando de la amistad y de la familia, que es lo que voy a hacer estos días de Semana Santa. Estas cosas no se tienen en cuenta en ese Índice Mundial, pero son unas de las auténticas medidas de la felicidad.

Ver Post >
Centímetros
img
Mayte Ciriza | 30-03-2017 | 20:53| 0

Sigue generando titulares muchos años después de su muerte. Diana de Gales, más conocida como Lady Di, ha vuelto a ser noticia estos días a propósito de la manipulación fotográfica que se hizo de la diferencia de su estatura con la de su marido, el Príncipe Carlos.
Resulta que Lady Di era tan solo un par de centímetros más baja que Carlos de Inglaterra; de hecho en su momento se envió un comunicado desde el propio Palacio de Buckingham señalando que el Príncipe Carlos medía 5 pies con 11 pulgadas y Lady Di 5 pies con 10 pulgadas. Pero en las fotos oficiales y en el famoso sello conmemorativo de la boda, en 1981, ella siempre aparece bastante más baja que él. Cuando los paparazzis les hacían fotos, salían casi iguales, la diferencia de estatura era inapreciable, y si ella llevaba tacones aparecía más alta que su marido, pero en las fotos oficiales el Príncipe Carlos le sacaba casi una cabeza, de manera que ella le llegaba a la altura de su barbilla. Nos engañaban con las fotos.
Esto se ha convertido recientemente en uno de los temas más comentados en las redes después de que Philip Cohen, profesor de sociología en la Universidad de Maryland en Estados Unidos lo pusiera en su cuenta de twitter, señalando que utiliza este caso en sus clases para explicar el machismo en nuestra sociedad. El marido, más alto, evoca la imagen del macho protector, el macho alfa, y la esposa, más baja, sugiere la idea del sexo débil, de alguien necesitado de protección. La superioridad física como una muestra de poder, de dominación del hombre sobre la mujer. El chico tiene que ser alto y fuerte para proteger a la chica baja y débil. Este machismo no solo se mide por la estatura, sino también por la edad: si es él quien le lleva muchos años a ella no pasa nada, pero si es ella, siempre es objeto de crítica.
En su momento la diferencia inventada de estatura entre Lady Di y el Príncipe Carlos no suscitó debate alguno, en un ejemplo de hasta qué punto se asumían estos estereotipos de género como algo tan normal en la sociedad. Es una muestra más de lo que se denomina el machismo cotidiano. Algo hemos evolucionado, porque ahora sería impensable que se hiciera esto. Desde luego no han tenido ese problema Sarkozy con Carla Bruni, ni Tom Cruise con Nicole Kidman, ni Sean Penn con Charlize Theron.
Siempre se ha bromeado con los centímetros para exaltar la virilidad, pero resulta que los importantes eran los de la estatura. Siempre cuestión de centímetros.

Ver Post >
Traidores
img
Mayte Ciriza | 21-03-2017 | 13:34| 0

¿Quién no ha estado alguna vez en un McDonald’s? Aunque no me gusten y representen todo lo contrario de la cultura gastronómica y de la conversación en torno a la mesa, hay que reconocer que son uno de los símbolos del siglo XX. Se estrena estos días la película “El fundador” a propósito de la historia del mayor imperio de comida rápida del mundo. El título es irónico, porque en realidad el fundador no fue Ray Kroc, que ha pasado a la historia como tal, sino los hermanos McDonald. Dick y Mac tuvieron la idea y pusieron en marcha el primer McDonald’s, pero Ray Kroc les compró, con engaños, el negocio y la marca. Una de las ideas más rentables se convirtió en uno de los peores negocios de la historia. La historia de una traición, llevada ahora al cine.
Y es que la historia está llena de traiciones. Una de las más conocidas es la de Judas Iscariote, que vendió a Jesús de Nazaret por 30 monedas de plata y lo delató dándole un beso. El beso, que representa el afecto y el cariño, como símbolo de la traición. De hecho se utiliza la expresión “es un Judas” como sinónimo de traidor.
Las guerras y la política son muy dadas a historias de traiciones, porque es en las situaciones límite donde se ve la verdadera calidad de las personas, y donde se pone a prueba la lealtad o la fidelidad que se guarda hacia alguien o algo. Además, tanto en las guerras como en la política, la traición cambia el curso de los acontecimientos en un momento.
Pero no solo las grandes páginas de la historia están llenas de traiciones, sino el día a día de cada uno. La infidelidad en una pareja es quizás la forma más común de traición, pero se da también en el trabajo, en las relaciones personales, dentro de la familia (la familia es lo que queda después de repartir una herencia)…
¿Por qué la traición deja tan tocado a quien la sufre? Porque rompe la confianza que se ha depositado en alguien con quien hay un vínculo especial. Por eso produce tanto dolor e incredulidad y hace que incluso uno mismo se reproche, ¿cómo no lo vi venir? La traición es un golpe a las expectativas que se tienen de otra persona de quien se espera lealtad. Como para ser feliz conviene tener mala memoria, es mejor no recrearse en la traición sufrida y seguir adelante.
No todas las historias de traidores, como la de Ray Kroc, acaban bien. Judas terminó ahorcándose y los traidores, en general, acaban amargados y aislados. Cuando me encuentro con alguien que ha traicionado la confianza de un amigo, de un compañero, no me fío de él, y recuerdo la historia de aquel cónsul romano que contaba mi santo en su espacio de radio “Verba Volant”, que se negó a recompensar a los tres compañeros de Viriato, al que asesinaron de noche, traicionándolo: “Roma no paga traidores”.

Ver Post >
Ni en carnaval
img
Mayte Ciriza | 21-03-2017 | 13:28| 0

Con escote, minifalta, taconazos, brazo en jarra marcando la cadera y una pose sensual. Así aparece la imagen de la niña, ¡una niña!, en la caja del disfraz de “policía sexy” destinado a niñas de 4 a 6 años. Junto a este se venden también el de enfermera sexy, bombera sexy, vikinga o vampiresa sexy. Nos sorprendemos con el repunte del machismo en la adolescencia, pero permitimos esta sexualización de las niñas, que las muestra como un objeto sexual.
Las fotos de estos disfraces, denigrantes para las niñas, han sido muy criticadas en las redes sociales, y la asociación de consumidores Facua ha denunciado estos disfraces ante la Fiscalía de Menores, recordando que la ley recoge que los menores de edad deben estar protegidos de este tipo de imágenes que fomentan su sexualización.
Los disfraces de los chicos suelen ser de Superman, de héroes, de bombero, de policía, de médico…, mientras que los de las niñas son la mayoría con minifalta, enseñando la mayor parte posible del cuerpo, con una clara connotación sexual. Aunque el disfraz sea de vikinga, enseñan todo lo posible, como si los vikingos proviniesen del centro de África. ¡Y todos los disfraces, sean de bomberas, de enfermeras o de vikingas, con tacones de aguja!
Lo malo no es solo que se puedan vender estos disfraces para niñas de 4 a 9 años, sino que haya padres que los compren, esto es lo tremendo. Cuando uno tiene hijos, hay que inculcarles que podrán ser lo que quieran en la vida si estudian y se esfuerzan, pero con este tipo de disfraces se traslada el mensaje de que la belleza y el erotismo son los únicos valores ligados a la mujer, de que lo que más importa es su imagen y que esté guapa, con los problemas que esto, por cierto, conlleva después en la adolescencia. Porque si solo importa lo guapa que se esté, pueden producirse una baja valoración personal o desórdenes psicológicos y alimentarios (que en España van en aumento).
La educación sexual es imprescindible, pero eso no tiene nada que ver con la venta de este tipo de disfraces sexys para niñas de 4 a 9 años. ¿Por qué se permite esto? ¿Por qué no hay sanciones para los fabricantes y para los vendedores de estos disfraces? ¿Para qué queremos tantas leyes si luego no se cumplen? Se trata de que a las niñas se les permita ser niñas, y que desarrollen su imaginación y se diviertan disfrazándose con creatividad. ¿Por qué ellos tienen que estar divertidos y ellas tienen que estar sexys?
¡Y si solo fueran los disfraces! También muchos videojuegos y programas de televisión trasladan mayoritariamente un estereotipo, un modelo de mujer erotizado, la chica como objeto sexual.
El carnaval es transgresión y saltarse los roles establecidos, pero veo que no rompemos las normas sociales que imponen estos estereotipos machistas ni siquiera en carnaval.

Ver Post >