La Rioja

img
Nuevo fin del mundo
img
Mayte | 28-12-2012 | 18:40

Los hemos visto en grupos multitudinarios practicando bailes rituales o haciendo meditación en torno al calendario maya, por todo el mundo. Este fin del mundo vaticinado por los mayas para el pasado viernes ha sido uno de los acontecimientos más comentados en los medios y en las redes sociales. Unos por convicción y muchos más por hacer el friki, han seguido y celebrado el último fin del mundo y quedan a la espera del siguiente. Este, como todos los apocalipsis amarillistas ha sido un fiasco, un aburrimiento, no ha pasado nada. Y eso es lo malo, porque parece que el fin del mundo no es lo peor que podría pasarnos.

He perdido la cuenta de todos los fines del mundo a los que he asistido ya. Me llama la atención esta fascinación humana por asustarse con algo, este afán por sentir temor. ¿Nos acordamos todavía del efecto 2000? Pues ni los ascensores se cayeron, ni los programas informáticos dejaron de funcionar. En fin, como escribió Chesterton, “lo malo de que la gente haya dejado de creer en Dios, no es que ya no crea en nada, es que cree en cualquier cosa”.

Ni el fin del mundo va a venir de fuera, ni tampoco desde fuera hay una solución mágica para todos nuestros problemas. Todo depende de nosotros mismos, aún con nuestros miedos y nuestros temores. La misma situación para unos puede ser el fin del mundo y para otros, en cambio, es una prueba de superación, de coraje y de demostrar que se puede salir adelante.

En nuestro país andamos sobrados de agoreros apocalípticos, muchos por interés político, y estamos instalados en una especie de fin del mundo permanente, vamos, lo de los mayas pero a la española. Son los que anuncian el fin de la sanidad o de la educación públicas, o los que profetizan que se acaba con el sistema de pensiones. Pero este fin del mundo hispano también lo superaremos, como hemos superado otros, y saldremos adelante, con trabajo, con sacrificio, con esfuerzo, con solidaridad y con humor.

El mismo día del supuesto fin del mundo maya recibía un  guasap (whatsapp) que decía que la verdadera profecía de los mayas era más o menos esto: que no “maya” tocado la lotería, que no “maya” ido de vacaciones, que no “maya” dicho mi santo “yo me encargo de preparar todo para Nochebuena”, que mi jefe no “maya” subido el sueldo” y que hoy “maya” visto con más arrugas en el espejo.

El fin del mundo y el comienzo del paraíso podemos encontrarlos cada día. Depende de nuestras decisiones habitar el cielo o el infierno, aunque nos olvidemos de ello. Va a resultar que no nos viene mal que de vez en cuando vengan unos, en este caso los mayas, y nos lo recuerden con el anuncio de un nuevo fin del mundo.


  • Pretextato

    Con su permiso me quede solo con este punto. (Corto-pego)

    “En nuestro país andamos sobrados de agoreros apocalípticos, muchos por interés político, y estamos instalados en una especie de fin del mundo permanente, vamos, lo de los mayas pero a la española. Son los que anuncian el fin de la sanidad o de la educación públicas, o los que profetizan que se acaba con el sistema de pensiones. Pero este fin del mundo hispano también lo superaremos, como hemos superado otros, y saldremos adelante, con trabajo, con sacrificio, con esfuerzo, con solidaridad y con humor”.

    Quizá no sea el fin del mundo, faltaría mas, pero si el fin de un estado de bienestar para todos dejándolo para unos pocos. Los pobres seran mas pobres y los ricos, mas ricos.
    No veo yo a esos agoreros que preconizan el fin de la Sanidad Pública, ni siquiera visionarios, sino personas deductivas, que ven como este Gobierno con motivos absolutamente económicos, está destruyendo un sistema sanitario, que curiosamente creo Franco. Y cuyo fin es entregarselo a unos grupos inversores que aboliran la Sanidad gratuita y se acercaran al sistema Americano.(Curiosamente Obama se interesó por el Sistema Sanitario Español y haciendo su versión, pretendía instaurarlo en EEUU, algo que no le han permitido los grandes trust de las Aseguradoras)
    La educación volverá a ser elitista, y estará en función de la capacidad económica.
    ¿Las pensiones? Yo les tengo dicho a mis hijas, que se vayan haciendo un plan de pensiones privado, porque cuando lleguen a esa edad de los 70, (trabajando) si no la tienen, tendran que que vivir de la caridad.
    “…y saldremos adelante, con trabajo, con sacrificio, con esfuerzo, con solidaridad y con humor” de los de siempre, de la gran masa trabajadora, porque la dirigente, seguirá con sus privilegios y sus sueldos millonarios (mi mente todavía piensa en pesetas).
    Le dejo un enlace por si lo quiere ver. Esto es, sacrificio, esfuerzo y solidaridad.
    http://youtu.be/pLq1VyZS6CY

  • Pretextato

    Por cierto, yo llevo vistos muchos “fines del mundo”.
    En este último, convencido de su realidad, me dije, ¿para que poner el lavavajillas y la lavadora si mañana es el fin del mundo? Coño, al día siguiente se acumuló el trabajo.
    Que fraude esto de los mayas. Mire que cuando estuve en Méjico, los supervivientes de aquellos de las plumas de colores, me cayeron “fatal”.
    A ver cual es proximo visionario que nos da alguna pista del siguiente “findel”

Sobre el autor Mayte