La Rioja
img
Etiqueta: constitución
Principio de incertidumbre
img
María Antonia San Felipe | 13-10-2017 | 19:36 |0

puigdemont-junqueras-forcadell¿Cómo se gestiona la frustración? Después de liderar, como Moisés, el camino hacia la tierra prometida, tras haber hecho creer a sus seguidores que el sueño estaba a punto de hacerse realidad, ¿cómo se cuenta la verdad? Puigdemont bajó el martes del monte Sinaí. Tras haber evaluado las fugas de empresas señeras y la ausencia de apoyos internacionales decidió, ante los ojos asombrados de quienes le seguían desde la calle, romper las tablas de la ley, de su propia ley, en el centro del hemiciclo del Parlament de Calaluña. Tras la larga caminata los suyos quedaron atónitos. Según las imágenes se quedaron boquiabiertos e incluso se pronunció la palabra traidor. Tras la rocambolesca sesión parlamentaria, pensé: ¿cómo van ahora Puigdemont y Junqueras a gestionar la decepción que su irresponsable actitud ha generado entre quienes les han acompañado, de buena fe, en este camino que termina en una gran mentira con apariencia de verdad?

Tras el discurso de Puigdemont nadie sabía si se había proclamado la independencia para suspenderla a los ocho segundos o si se había suspendido la mentira hasta que un mago saque su varita mágica y la transforme en verdad.

Ver Post
El voto y el pacto
img
María Antonia San Felipe | 06-12-2014 | 09:12 |0

Algunos creen que pueden salir de la cloaca sin mancharse y sinceramente eso es imposible. Puede ser que una vez instalados en la ciénaga uno se acostumbre al estiércol y al ambiente maloliente, pero no todo el mundo tiene tan amplias tragaderas. El actual gobierno ha cumplido tres años aunque da la sensación de que llevara tres lustros, está achicharrado y envuelto en basura. Mariano Rajoy habla y habla sobre sus combates ficticios contra la corrupción pero cuando se marcha de la tribuna parlamentaria, la corrupción sigue ahí. Ha despedido a Ana Mato y en una nueva operación de maquillaje ha nombrado a Alfonso Alonso como nuevo ministro de Sanidad pero, tras el número de despropósitos que la población española lleva soportando, no es fácil perdonar. Mato se ha ido pero el huevo de la serpiente, la alimaña de la corrupción persiste. Hay hipersensibilidad en los españoles y ello hace que el nivel de exigencia se eleve sobre lo que antes era aceptado de forma complaciente.

           Soy de las que opina que el gobierno al completo debió caer cuando su presidente envió a Bárcenas el famoso mensaje de “Luis, aguanta. Sé fuerte”. Como de costumbre no

Ver Post
Cuando quieren, pueden
img
María Antonia San Felipe | 07-06-2014 | 07:46 |0

No es posible no darse cuenta de que ya nada será como fue, ni nada se hará como se imaginó, eso escribí el martes con motivo de la abdicación del Rey y hoy lo repito. Si nos trasladamos sólo cinco años atrás coincidirán conmigo en que la sucesión al frente de jefatura del Estado no hubiera sido igual. Seguramente, habrían preparado un relevo mucho más tranquilo y alegre, además de disponerse más fiestas de despedida y galas de bienvenida. Es cierto que la Corona ha contado tradicionalmente en España con un alto nivel de aceptación, pero también es evidente que, en los últimos dos años, su popularidad ha ido deteriorándose al mismo ritmo que la confianza en el actual sistema político. No es práctico arrepentirse de lo que debió hacerse y no se hizo, pero la rapidez en tramitar constitucionalmente el relevo demuestra un cierto nerviosismo. El todavía Rey ha percibido con claridad que en la sociedad española algo se está moviendo y por ello ha decidido acelerar el proceso porque es consciente, como dije el martes, que las mareas cuando suben son imparables y las mayorías parlamentarias, tal y como se han conocido en las últimas décadas, pueden variar

Ver Post
La ofensa
img
María Antonia San Felipe | 07-12-2013 | 09:30 |0

          ¿De verdad los españoles somos iguales ante la ley? Treinta y cinco años después de aprobada la Constitución releo su artículo 14 y sinceramente me da la risa. En este bosque de felonías en que se ha convertido España, resulta difícil encontrar un puntal del Estado que no esté corrompido o en avanzada fase de putrefacción. No sé si es necesario reformar la Constitución pero yo me conformaría con recuperar los principios que la inspiraron. Lo cierto es que en el cielo del poder están tan ocupados en dinamitar los logros sociales obtenidos desde su aprobación que se han olvidado de ella por mucho que la invoquen en sus discursos. En la arquitectura institucional española todos los estamentos tienen goteras, cimientos poco sólidos o amenazan de ruina inminente. Ya lo he dicho otras veces, del Rey abajo ninguno se salva y cotidianamente no pasa día sin una noticia que nos ilustre de que burlar la Constitución es hoy un deporte al alza practicado con pasión por las élites sociales de nuestra querida España.

          Los últimos ejemplos son clamorosos. Con gran diligencia, el ministerio que dirige el inefable Montoro ha dado

Ver Post
Funcionaria. Aficionada a la escritura que en otra vida fue política.