La Rioja

img
¿Cómo controlar pensamientos y emociones?
img
Mercedes Garcia-Laso | 23-11-2016 | 21:13

Sois muchos los que nos hacéis a los profesionales esta pregunta. Y aunque en otros minimapas trato el tema, hoy voy a intentar esbozar la “casilla de salida”.

Intenta no pensar en un elefante rosa ¡inténtalo, por favor! Venga, de nuevo, trata, esfuérzate, no pienses en un elefante rosa… ¿Lo consigues?

¿Qué le ocurre a nuestro cerebro? Por qué es tan puñetero que cuanto más me empeño en NO pensar en algo y cuánto más importante es para mí no hacerlo, más me taladra la cabeza?

Y otro tanto ocurre con las emociones: o me arrastran con consecuencias indeseables (como abandonar el despacho de mi jefe con un portazo); o las bloqueo provocando entre otras cosas somatizaciones (contracturas, problemas digestivos etc.); o me empeño en evitarlas dejando a un lado lo importante (me recluyo en casa para aliviar la ansiedad pero a la larga mi vida se reduce a ese “intentar no sentirme tan mal”, abandonando intereses personales, profesionales y relaciones).

Vayamos con el punto partida: Por qué nos identificamos con nuestra mente (pensamientos y emociones) y no tanto con nuestro cuerpo? Mi manera de pensar y sentir no es la misma que cuando era niña, va variando en el tiempo… por lo tanto no puedo decir que ésta sea yo ¿no?… y además unos días lo veo todo negro y otros todo rosa, y yo sigo siendo yo y los objetos los mismos…

Pues bueno, resulta que el cerebro es una continua fábrica de pensamientos y sentimientos, y un paso fundamental para vivir, y no sobrevivir, es considerarlos así, como productos de nuestra mente. No pasa nada por pensar “soy un inútil”, es sólo un pensamiento: se puede razonar con hechos para comprobar que no es así, pero lo esencial es no darle importancia (considerarlo como un dolor de cabeza o un molesto grano) y continuar conduciendo (ver metáfora El Bus en este mismo blog). Y lo mismo para esos desgarradores pensamientos de agresión (como los de algunas mamás ante su bebe tan querido) ¡son sólo pensamientos!

“Eres una casa llena de muebles. Los muebles no son y nunca serán la casa. Los muebles son lo que está dentro de ella. La casa sólo contiene a los muebles y les da el contexto para que puedan funcionar como muebles. Ahora, si consideráramos a los muebles como buenos o como malos, esto no diría nada respecto al valor casa, porque una cosa son los muebles y otra la casa. De la misma manera, lo que piensas o lo que sientes no eres tú: tus pensamientos y emociones son los muebles, y tú eres la casa (el espacio donde ellos aparecen y desaparecen)”. (Metáfora de La Casa tomada de la Terapia de Aceptación y Compromiso)

Si comenzamos a incorporar esta perspectiva habremos dado un paso de gigante: No se trata ya de controlar los pensamientos, sino de observarlos, dejarlos, y dirigir la atención que podamos, hacia donde decidamos en ese momento. No se trata tampoco de evitar las emociones que no nos gustan, sino de sentirlas en el cuerpo y poner algo de distancia entre el “objeto que ellas son” y “yo” (además de que estos afectos que tanto detestamos nos pueden ayudar muchísimo pero esto lo comentaré otro día).

Lo que os acabo de comentar es simplemente una primera aproximación a cómo se entiende actualmente desde la ciencia el funcionamiento de la mente. Y es fundamental porque implica un cambio en las formas de manejo emocional y personal: sin lugar a dudas es un paso importante para mejorar nuestra vida; y, por otra parte y según mi perspectiva, un paso esencial para quien se decida por el camino del auto-conocimiento.

~ Mercedes García Laso, tu psicólogo en Logroño para atravesar tormentas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Sobre el autor Mercedes Garcia-Laso
Psicóloga clínica, experta en pequeñas y grandes dificultades: en terapia su escucha hace ver. Nº1 en el PIR; discapacidad ≥65%; libro #Minimapas para Tormentas. Garcialaso.com.