La Rioja
img
Qué es para mí el crecimiento (4º esencial)
img
Mercedes Garcia-Laso | 15-03-2016 | 18:31

Como ya el año pasado escribí sobre el Día del Padre y también sobre la necesidad de descansar en Semana Santa, hoy voy a continuar desarrollando “Mis esenciales”. Y en esta ocasión os voy a hablar (de forma muy breve y con intención de que sea útil, como siempre) de qué es para mí el crecimiento.

Para mí el crecimiento es un camino de apertura y aceptación, teniendo siempre presente que sin apertura no hay auténtica aceptación (“camino” porque recordad que para mí sólo hay proceso).

Esta última frase (antes del paréntesis), como intuís por mi forma de recalcarla, es imprescindible, como expliqué en el #minimapa “Aceptación”. Si no, nos quedamos en los peligrosos planteamientos “happy-flower new-age” o los pseudo-científicos de la tan mediática “psicología positiva”, que ya he comentado otras veces en este blog (ejemplo aquí).

Cuanto más me abra a lo que hay, más profunda y verdadera será la aceptación. Y a pesar de lo duro que resulta este proceso, transitarlo conduce a increíbles posibilidades dentro y fuera, y a hacer de la existencia un lugar más habitable para mí y el otro. No sólo lo he leído-estudiado, lo he visto en otros y lo he experimentado en mí.

Hay dos formas, ambas necesarias e inseparables, de avanzar por este camino: A) Ir aprendiendo a sostener y transitar la angustia y demás estados displacenteros; B) Ir des-cubriendo de uno mismo y escuchándose (y escuchando) mejor.

Huir de lo displacentero es propio de los animales y está bien, es adaptativo. El problema es que en el ser humano toma un cariz diferente, que las Terapias Cognitivo Conductuales de 3ª Generación conceptualizan bajo la expresión “Evitación experiencial” (ver minimapa), aunque, es verdad, que va más allá de ésta. Y tanto intento de evitar y contrarrestar la angustia, el miedo, la vergüenza, la tristeza, la culpa, y demás estados emocionales displacenteros (cada uno tiene unos determinados que le son especialmente difíciles) hace que permanezcamos en la gris rueda del hámster. Quiero aclarar, no obstante, que sostener no significa regodearse, sino ir aprendiendo a navegar por ellos y aprendiendo de ese transitar por las noches oscuras.

Por otra parte, nos bombardean por todas partes con la frasecita “acéptate a ti mismo”… y, vale, dejando a un lado la urticaria que me suelen producir este tipo de sentencias, es verdad, el camino es aceptarse ¡pero para ello hay que conocerse! ¡si no, cómo puñeta vas a aceptar algo que ni siquiera sabes cómo es ni has visto! Y, aunque no guste a los del marketing de la felicidad, conocerse requiere explorar los infiernos y cartografiarlos (ver imagen, jeje).

Además, tenemos varias cosas más que ya he comentado en anteriores post. Señalo algunas:

Minimapa Inconsciente: conocer cómo son mis filtros me va permitiendo ver-percibir-escuchar mejor al mundo, al otro y a mí mismo; e integrar las partes oscuras ignoradas (conflictos incluidos) lleva, aunque parezca increíble, a curar ciertos malestares y abrir potencialidades

Minimapa Quién soy yo: ir des-cubriendo en mi interior permite ir al encuentro con la propia verdad, con la libertad,  con el silencio… y según el caso, con aquello que me sostiene incondicionalmente. Y para llegar a la propia verdad, como dice mi amiga y compañera María Vázquez, hay que recorrer un largo camino de desprendimiento y de vivir el dolor, tanto del presente como del pasado… para lo cual, a su vez, hace falta un proceso de toma de conciencia de uno mismo, del dolor que uno lleva dentro, de las ataduras (nota: por esto la necesidad concomitante del punto “A” y del “B”).

Otro día os señalo el cómo de todo esto. Hoy termino con una puntualización más: el proceso de Apertura no está reñido con la fantasía. Ésta es cierto que nos puede servir para escapar de la realidad; pero a la vez también nos puede permitir un acercamiento más profundo a ella. Hasta la próxima semana, navegantes!

~Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño para atravesar tormentas.

Sobre el autor Mercedes Garcia-Laso
Psicóloga clínica, experta en pequeñas y grandes dificultades: en terapia su escucha hace ver. Nº1 en el PIR; discapacidad ≥65%; libro #Minimapas para Tormentas. Garcialaso.com.