La Rioja

img
Insomnio
img
Mercedes Garcia-Laso | 24-11-2016 | 06:26

Sugerencias para aquellos momentos en los que el no dormir bien te empieza a preocupar.

1º. Cada persona tiene su particular manera de dormir, que, además, va variando con el ciclo vital y según la situación concreta que esté viviendo. Por tanto el punto de partida ha de ser el conocer, aceptar y normalizar (en el sentido de que la diversidad es lo normal) el propio patrón de sueño.

2º.  Si buscáis en webs fiables podéis encontrar variadas pautas de higiene de sueño, algunas incluso algo contradictorias. Así que, por desgracia, cada uno ha de encontrar su receta, sin olvidar, claro, que el insomnio es siempre una señal de que algo pasa.

3º. ¿Qué cosas me pueden ayudar a dormir mejor?

Evitar: Acostarse con hambre y las cenas pesadas. Bebidas estimulantes (por el contrario las infusiones de valeriana, melisa y manzanilla pueden ayudar). Alcohol antes de acostarse (aunque inicialmente puede facilitar el sueño, con el tiempo produce insomnio). Fumar  previo a dormir (el tabaco estimula).

Intenta: Hacer ejercicio a diario, nunca las horas anteriores a acostarse. Realizar actividades relajantes antes de dormir (darse un baño de agua caliente, ejercicios de relajación o respiración…). Acostarte y levantarte todos los días a la misma hora aunque hayas dormido mal (así se irá regulando el ciclo de sueño-vigilia). Prueba a evitar las siestas. Cuida el dormitorio (temperatura, oscuridad, tranquilo, cama confortable etc).

4º. Otras ideas

- Asociar la cama al hecho de dormir (utilizándola sólo cuando vayas a dormir, o para el sexo; evitando en ella comer, fumar, ver la televisión, leer…). Y en la misma línea, pasar mucho tiempo en la cama sin estar dormido puede alterar el hábito de sueño. Así que a mucha gente le va bien levantarse si no se duerme en media hora y realizar una actividad aburrida hasta que aparezca el sueño (planchar puede ser una buena opción).

- Escuchar algún programa de radio hablado y aburrido muy bajito (o de igual manera un audio-libro, siendo esta opción la que personalmente mejor me funciona).

Sollse (Flickr)

- Pensar que lo importante es descansar, no dormir. Es más, esfuérzate en NO dormirte y simplemente descansa (por ejemplo con algún audio que te bajes de internet).

- El yoga también puede ayudar a regularizar el sueño… o un buen masaje… y por supuesto, abordar el asunto del cual el insomnio es sólo la señal.

Por último, acude a un profesional si sientes (tú o tu entorno) que pasa de castaño oscuro. El insomnio, es por desgracia, un problema muy habitual en nuestra sociedad y que genera mucho sufrimiento. Otra tormenta complicada de lidiar, mis valientes navegantes…

~ Mercedes García Laso, tu psicólogo en Logroño para atravesar tormentas.

Sobre el autor Mercedes Garcia-Laso
Psicóloga clínica especializada en psicoterapia para pequeñas y grandes dificultades (garcialaso.com).