La Rioja

img
Mini-mapa para mamás
img
Mercedes Garcia-Laso | 23-11-2016 | 22:23

Hay tantas maneras de ser madre como madres (vídeo interesante a este respecto)… Y únicamente hay unas pocas premisas fundamentales, que suelo resumir a las mamás que me preguntan de la siguiente manera, y que hoy se me ha ocurrido dejaros como mini-mapa:

Patricia Metola.

1ª. Ten claro que, hagas lo que hagas, te esfuerces lo que te esfuerces, lo vas a hacer mal ;) así que ¡relájate! La cuestión es “no hacerlo demasiado mal”… pues las heridas de la infancia son inevitables, además de ser lo que nos hace propiamente humanos (la raíz de nuestra capacidad de adaptación y avance –aunque también de destrucción, por desgracia–).

2ª. Lo esencial es ofrecer a tu hijo cuatro cosas: un entorno fiable; la seguridad de que se le quiere tal y como es; límites claros (a partir de cierto momento, naturalmente); y aliento para recorrer el pedregoso sendero de su deseo propio, es decir, “amor oblativo” para renunciar a la presencia del hijo y a las expectativas creadas sobre él, para que cree vida a su particular modo (como indicaba en otro post para papás).

3ª. Para esto (es decir, el punto 2º), y sobre todo en la época que nos ha tocado vivir de tanta incertidumbre y diversidad, es importantísimo juntarse con otras madres en un entorno donde se pueda hablar desde el corazón con seguridad… tanto como bálsamo para sentimientos de soledad, en un espacio de no-juicio; como para ver otras perspectivas y nuestros puntos ciegos.

4ª. Lo de los puntos ciegos es importante… porque por muchos blogs y libros sobre maternidad que leamos, de repente un día surge: ¡pero si estoy haciendo lo mismo que mi madre! Y es que la crianza es un proceso fundamentalmente inconsciente.

5ª. Si no estás bien, especialmente en los primeros meses de vida de tu nene, pide ayuda. Recuerda, pedir ayuda es de valientes!

6ª. La maternidad es tal vez la mayor de las aventuras, superada tan sólo por la aventura de vivir. Y como tal aventura, es un proceso de aprendizaje continuo (especialmente de una misma), lleno de incertidumbres, esfuerzos, renuncias, y sentimientos contrapuestos. Pero ¿no sería peor renunciar al deseo de ser madre si lo hay (y si hay posibilidades de llevarlo a cabo en suficientes condiciones)? Todo deseo auténtico es un camino (no un destino), un camino que crea vida (tanto dentro de una, como fuera).

7ª. La función materna es generosidad (criar para permitir la diferencia) y para que sea posible la mamá ha de tener otros deseos.

En fin, es muy triste que esta sociedad sólo os felicite el primer domingo de mayo… hay muchos vídeos rulando por ahí para daros las gracias… pero luego en el día a día ¡qué poco se valora vuestra labor! Seguimos adorando la imagen de “éxito” sin percatarnos de que lo esencial son las humildes acciones de amor y responsabilidad que hacen que la vida fluya.

~ Mercedes García Laso, tu psicólogo en Logroño para atravesar tormentas.

 

Sobre el autor Mercedes Garcia-Laso
Psicóloga clínica especializada en psicoterapia para pequeñas y grandes dificultades (garcialaso.com).